Regístrese
Buscar en
Gastroenterología y Hepatología
Toda la web
Inicio Gastroenterología y Hepatología Hepatotoxicidad por ebastina
Información de la revista
Vol. 30. Núm. 8.
Páginas 506 (Octubre 2007)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 30. Núm. 8.
Páginas 506 (Octubre 2007)
DOI: 10.1157/13110497
Acceso a texto completo
Hepatotoxicidad por ebastina
Ebastine-induced hepatotoxicity
Visitas
4050
AURORA TALAVERA FABUELa, JOSÉ ARIAS IRIGOYENb, ALBERTO BENAVENTE FERNÁNDEZa
a Servicio de Digestivo. Hospital Infanta Elena. Huelva. Espa??a.
b Alerg??logo. Ejercicio Privado. Huelva. Espa??a.
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo




Sr. Director: Los antihistamínicos H1 de segunda generación se utilizan ampliamente en la práctica clínica diaria y, aunque pueden presentar efectos secundarios leves, como somnolencia, aumento de apetito y, menos frecuentemente, efectos anticolinérgicos, siempre se han considerado unos fármacos seguros debido a la escasa incidencia de reacciones adversas graves. Sin embargo, se han descrito casos aislados de alargamiento del segmento QT, hipocaliemia, torsade de pointes o arritmias ventriculares, sobre todo tras la ingesta de terfenadina1 y astemizol2 en dosis elevadas, o cuando se han asociado a fármacos que enlentecen su metabolización y eliminación, inhibiendo el citocromo P450, como ketoconazol y macrólidos. Además de estos efectos cardiotóxicos, también se han descrito casos anecdóticos de hepatotoxicidad, alguno de ellos también relacionado con el uso concomitante de fluconazol3.

Se describe el caso de una paciente que presentó una alteración de la bioquímica hepática tras 2 semanas de tratamiento oral con ebastina 20 mg/día. En la bibliografía revisada (Comprehensive Medline 1980-2007) no se hallaron casos descritos de hepatotoxicidad con este antihistamínico.

Mujer de 48 años de edad, sin hábitos tóxicos ni toma previa de medicación y antecedentes de colescistectomía hace años, que inicia tratamiento oral con ebastina 20 mg/día por presentar lesiones de dermatitis seborreica en la cara y el cuello. Tras 2 semanas de tratamiento la paciente refiere náuseas, malestar general y astenia, sin dolor abdominal, vómitos, ni alteración del ritmo intestinal. En la exploración física presenta una normocoloración de piel y las mucosas sin visceromegalias ni adenopatías. Se realiza una analítica donde se pone de manifiesto una alteración de la bioquímica hepática en los siguientes parámetros: AST 91 U/ml (valores normales, 0-37); ALT 183 U/ml (0-40); GGT 179 U/ml (11-40) y fosfatasa alcalina 384 U/ml (0-175); las cifras de bilirrubina permanecían dentro de la normalidad, así como las de glucemia, coles terol, triglicéridos, ácido úrico, urea, creatinina, sodio, potasio, cloro, calcio, hemograma, proteínas totales, proteinograma, gonadotropina menopáusica humana, tiempo de protrombina y tromboplastina. Las determinaciones de cobre sérico, ceruloplasmina, índice de saturación transferrina (IST) y ferritina, la serología para el virus de Epstein-Barr, citomegalovirus, herpes simple, hepatitis A, B y C, anticuerpos antinucleares, anticuerpos antimúsculo liso, anticuerpos antimitocondriales y anti-KLM fueron también negativos. La ecografía abdominal no mostró hallazgos significativos. Ante la sospecha de una hepatitis tóxica medicamentosa se decide suspender dicho tratamiento, objetivándose una mejoría clínica y analítica de la paciente. En el control analítico realizado 3 semanas después se evidencia una mejoría en la bioquímica hepática (AST 24 U/ml; ALT 32 U/ml y GGT 123 U/ml; fosfatasa alcalina 84 U/ml), que se normalizó completamente 3 meses más tarde.

La ebastina es un antihistamínico H1 de segunda generación y, como la mayoría, exceptuando la cetirizina y la levocabastina, se metaboliza por oxidación y/o glucuronidación dentro del sistema del citocromo P450 hepático, que da lugar a un metabolito (carebastina) con un potente efecto antihistamínico4. El margen de seguridad de la ebastina es elevado, y no se han detectado efectos sobre el sistema nervioso central ni cardiovascular incluso tras la administración de dosis altas por vía oral4.

En los últimos años se han descrito algunos casos de hepatotoxicidad con el uso de distintos antihistamínicos de segunda generación, como la mizolastina5 y la terfenadina6, o incluso reacciones más graves, como el fallo hepático subfulminante con loratadina7 o la hepatitis grave y recurrente con el uso de cetirizina8,9. El mecanismo desencadenante de esta reacción por los diferentes antihistamínicos es desconocido. En nuestro caso, siguiendo las directrices de la escala diagnóstica de hepatotoxicidad de María y Victorino10, la relación causa-efecto entre la ingesta de ebastina y la aparición de los síntomas, las alteraciones en los valores de la bioquímica hepática a expensas de las enzimas de citólisis, la posterior mejoría clínica y analítica tras la retirada de la medicación y la exclusión de otras causas de hepatitis sugieren, con una alta posibilidad, el diagnóstico de hepatotoxicidad inducida por ebastina. Aunque no se han descrito casos previos de hepatotoxicidad con este fármaco, sí se han observado estas reacciones adversas con otros antihistamínicos cuya farmacodinámica es similar. Por tanto, aunque su incidencia es ocasional, la hepatotoxicidad debe tenerse en cuenta como una posible reacción adversa de los antihistamínicos de segunda generación, incluida la ebastina.

Bibliografía
[1]
Davies AJ, Harindra V, McEwan A, Ghose RR..
Cardiotoxic effect with convulsions in terfenadine overdose..
BMJ, 298 (1989), pp. 325
[2]
Simons FE, Kesselman MS, Giddins NG, Pelech AN, Simons KJ..
Astemizole induced torsade de pointes..
Lancet, 2 (1988), pp. 624
[3]
Schottker B, Dosch A, Kraemer DM..
Severe hepatotoxicity after application of desloratadine and fluconazole..
Acta Haematol, 110 (2003), pp. 43-4
[4]
A preclinical overview of ebastine. Studies on the pharmacological properties of a novel histamine H1 receptor antagonist. Drugs. 1996;52 Suppl 1:8-14.
[5]
Jegou-Roux N, Chiffoleau A, Tiab M, Le Beller C, Guinnepain MT, Lillo-Le Louet A, et al..
Hepatotoxicity of mizolastine (Mizollen): report of 2 cases..
Gastroenterol Clin Biol, 25 (2002), pp. 1115-6
[6]
Sahai A, Villeneuve JP..
Terfenadine-induced cholestatic hepatitis..
[7]
Schiano TD, Bellary SV, Cassidy MJ, Thomas RM, Black M..
Subfulminant liver failure and severe hepatotoxicity caused by loratadine use..
Ann Intern Med, 125 (1996), pp. 738-40
[8]
Watanabe M, Kohge N, Kaji T..
Severe hepatitis in a patient taking cetirizine..
Ann Intern Med, 135 (2001), pp. 142-3
[9]
Pompili M, Basso M, Grieco A, Vecchio FM, Gasbarrini G, Rapaccini GL..
Recurrent acute hepatitis associated with use of cetirizine..
Ann Pharmacother, 38 (2004), pp. 1844-7
[10]
Vasco AJ, María M, Rui M, Victorino M..
Development of a clinical scale for the diagnosis of drug induced hepatitis..
Hepatology, 26 (1997), pp. 664-8
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.