Buscar en
Gastroenterología y Hepatología
Toda la web
Inicio Gastroenterología y Hepatología Espiroquetosis intestinal: una causa infrecuente de diarrea crónica
Información de la revista
Vol. 38. Núm. 8.
Páginas 512-513 (Octubre 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 38. Núm. 8.
Páginas 512-513 (Octubre 2015)
Carta al director
Acceso a texto completo
Espiroquetosis intestinal: una causa infrecuente de diarrea crónica
Intestinal spirochetosis: A rare cause of chronic diarrhea
Visitas
14761
Gema Vinagre-Rodrígueza,
Autor para correspondencia
gemgvr@hotmail.com
gemgvr@gmail.com

Autora para correspondencia.
, Nuria Fernandez-Gonzalezb, Moisés Hernandez-Alonsoa, Eva Martinez Quintanab, Javier Molina-Infantea
a Servicio de Aparato Digestivo, Hospital San Pedro de Alcántara, Cáceres, España
b Servicio de Anatomía Patológica, Hospital San Pedro de Alcántara, Cáceres, España
Este artículo ha recibido
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo
Sr. Director:

La espiroquetosis intestinal (EI) humana fue descrita por primera vez en 1967 por Harland y Lee, definiéndose como la colonización de la membrana apical de la mucosa del colon por espiroquetas. Las especies Brachyspira aalborgi y Brachyspira pilosiloci se han identificado como los agentes patogénicos más frecuentes de este proceso en humanos. Sin embargo, la significación clínica de estos hallazgos se encuentra en entredicho y no está claro si se trata de microorganismos patógenos o comensales. La prevalencia de la EI es muy elevada en países en vías de desarrollo (11,4-64,3%) y notablemente inferior en países desarrollados (1,1-5%). La vía de transmisión más probablemente implicada es la oro-fecal1, aunque también se ha sugerido la transmisión sexual por su mayor prevalencia en varones homosexuales2.

Se presenta el caso de un hombre de 29 años, homosexual, sin antecedentes de interés, que refiere aumento en el número de deposiciones (6-8 deposiciones al día), líquidas, sin productos patológicos, con dolor abdominal en hipogastrio, de un año de evolución. La exploración física y los parámetros analíticos, incluidas hormonas tiroideas, celiaquía, VIH, coprocultivos y estudio de parásitos en heces, fueron negativos. Se realiza una ileocolonoscopia, sin alteraciones relevantes, tomándose biopsias aleatorias para despistaje de colitis microscópica. En el estudio histológico, se demuestra con la tinción hematoxilina-eosina una banda basófila en el epitelio de superficie formada por múltiples estructuras filamentosas (fig. 1A), que tras inmunohistoquímica con anticuerpos antitreponema revela la existencia de bacterias filamentosas en el polo luminal de las células del epitelio superficial compatibles con espiroquetas (fig. 1B). Dada la persistencia de los síntomas, se instauró tratamiento antibiótico con metronidazol (500mg/8h) durante 10 días, con posterior resolución del cuadro clínico.

Figura 1.

Biopsia de colon. A) Se objetiva una banda filamentosa en la superficie del epitelio colónico, sugestiva de espiroquetosis (H-E). B) La tinción positiva con anticuerpos antitreponema permite una mejor visualización de los microorganismos en el polo luminal de las células del epitelio superficial.

(0,22MB).

Revisando la bibliografía médica en España, la primera serie descrita de 3 pacientes con EI fue publicada en el año 20043. Actualmente, se han descrito 13 casos más, todos individuos varones, 5 homosexuales, 4 de ellos infectados por VIH4–7. En la serie más amplia publicada hasta la fecha en nuestro medio (n=8), se estimó una prevalencia de EI del 0,7% (8/1.174) en pacientes con diarrea crónica acuosa7. La EI puede afectar a la totalidad del colon, al apéndice e incluso íleon terminal. Sin embargo, se cuestiona la importancia clínica del hallazgo de EI, dado que los síntomas no parecen correlacionarse con la extensión de la afectación colónica, ni con la desaparición o persistencia de los microorganismos. Por tanto, la presentación clínica puede variar desde la ausencia de síntomas a la presencia de dolor abdominal (46%), diarrea (51%), alternancia de diarrea/estreñimiento (13%) y rectorragia8. Se ha descrito igualmente su asociación con casos aislados de intususcepción colónica9. El estándar oro para el diagnóstico de la EI es la detección de los microorganismos mediante examen histológico. Respecto al tratamiento, se recomienda una actitud expectante, reservando el tratamiento antibiótico para aquellos pacientes con síntomas persistentes sin otra patología demostrable10.

Consideramos que el caso clínico presentado ilustra una causa controvertida y extraordinariamente rara de diarrea crónica, pero que debe ser considerada entre el diagnóstico diferencial de esta entidad, especialmente en pacientes con factores de riesgo predisponentes, como viajes a países subdesarrollados, la infección por VIH o la homosexualidad.

Bibliografía
[1]
A. Calderaro, C. Gorrini, S. Peruzzi, G. Piccolo, G. Dettori, C. Chezzi.
Occurrence of human intestinal spirochetosis in comparison with infections by other enteropathogenic agents in an area of the Northern Italy.
Diagn Microbiol Infect Dis, 59 (2007), pp. 157-163
[2]
C.L. Law, J.M. Grierson, S.M. Stevens.
Rectal spirochaetosis in homosexual men: The association with sexual practices, HIV infection and enteric flora.
Genitourin Med, 70 (1994), pp. 26-29
[3]
I. Amat Villegas, E. Borobio Aguilar, R. Beloqui Perez, P. Llano Varela, S. Oquiñena Legaz, J.M. Martínez-Peñuela Virseda.
Espiroquetosis colónica: una causa poco frecuente de diarrea en el adulto.
Gastroenterol Hepatol, 27 (2004), pp. 21-23
[4]
J. Ena, A. Simon-Aylon, F. Pasquau.
Intestinal spiroquetosis as a cause of chronic diarrhoea in patients with HIV infection: Case report and review of the literature.
Int J STD AIDS, 20 (2009), pp. 803-805
[5]
J.M. Suarez-Peñaranda, F. Macías-García, J. Llovo, J. Forteza.
Histopathological diagnosis of intestinal spirochetosis in a nonimmunocompromised patient.
Int J Surg Pathol, 18 (2010), pp. 73-74
[6]
M. Esteve, A. Salas, F. Fernandez-Bañares, J. Lloreta, M. Mariné, C.I. Gonzalez, et al.
Intestinal spirochetosis and chronic watery diarrhea: Clinical and histological response to treatment and long-term follow up.
J Gastroenterol Hepatol, 21 (2006), pp. 1326-1333
[7]
L. Zubiaurre, E. Zapata, A. Castiella, J. Rodríguez, L. Zaldumbide.
Espiroquetosis intestinal.
Gastroenterol Hepatolol, 34 (2011), pp. 58-59
[8]
B. Weisheit, B. Bethke, M. Stolte.
Human intestinal spirochaetosis: Analysis of symptoms of 209 patients.
Scand J Gastroenterol, 42 (2008), pp. 1422-1427
[9]
K. Lalit, M. Hasan, K. Charanjit.
Intestinal spirochetosis as a causative factor for colocolic intussusception.
Int J Colorectal Dis, 26 (2011), pp. 1351-1352
[10]
N.E. Anthony, J. Blackwell, W. Ahrens, R. Novell, M.W. Scobey.
Intestinal spirochetosis: An enigmatic disease.
Dig Dis Sci, 58 (2013), pp. 202-208
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos