Buscar en
Gastroenterología y Hepatología
Toda la web
Inicio Gastroenterología y Hepatología Enteritis eosinofílica, una causa poco frecuente de intervención quirúrgica u...
Información de la revista
Vol. 37. Núm. 6.
Páginas 354-356 (Junio - Julio 2014)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 37. Núm. 6.
Páginas 354-356 (Junio - Julio 2014)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.gastrohep.2013.10.006
Acceso a texto completo
Enteritis eosinofílica, una causa poco frecuente de intervención quirúrgica urgente
Eosinophilic enteritis, an infrequent cause of emergency surgery
Visitas
...
Ana Belén Aláez-Chillaróna,??
Autor para correspondencia
Anabelenalaez@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, Enrique Pérez-Merinoa, Leslie Kilmurrayb, Francisco José Martín-Vieirab, Fadel Mojtara, Iñaki Moreno-Mansoa
a FEA Cirugía General y Aparato Digestivo, Hospital Virgen de Altagracia, Manzanares, Ciudad Real, España
b FEA Anatomía Patológica, Hospital Virgen de Altagracia, Manzanares, Ciudad Real, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (1)
Tabla 1. Diagnóstico diferencial de la gastroentereitis eosinofílica
Texto completo

La gastroenteritis eosinofílica primaria es una enfermedad poco frecuente de etiología desconocida. Puede afectar tanto a niños como a adultos y su clínica incluye una gran variedad de síntomas gastrointestinales según el grado y la capa del epitelio intestinal, esofágica o gástrica afecta.

Se exponen 2 casos de enteritis eosinofílica que tienen una clínica de presentación completamente diferente.

Mujer de 67 años de edad con antecedentes de neuralgia del trigémino, hipertensión arterial e hipercolesterolemia que acude al servicio de urgencias por un cuadro de dolor abdominal y vómitos. En tratamiento con oxcarbacepina y gabapentina. Como antecedentes quirúrgicos solo refiere 2 cesáreas.

Acude a urgencias con un cuadro de dolor abdominal y vómitos de aspecto bilioso de un día de evolución, refiriendo ausencia de deposición en los últimos 3 días. A la exploración presenta el abdomen timpanizado, distendido y doloroso de forma difusa sin signos de irritación peritoneal. No se palpan eventraciones ni hernias. En la analítica de urgencias destacan 11.300 leucocitos con neutrofilia (88%), resto normal. En la radiografía de abdomen se observa dilatación muy marcada de asas de intestino delgado con niveles hidroaéreos. Se inicia tratamiento conservador durante 48 horas sin observar mejoría clínica ninguna, por lo que se indica laparotomía exploradora de urgencia por cuadro de obstrucción intestinal.

En la intervención quirúrgica se observa líquido seroso intraabdominal y dilatación de asas de intestino delgado hasta íleon terminal, que presenta un aspecto inflamatorio y obstructivo. Se realizan una hemicolectomía derecha y anastomosis.

La anatomía patológica de la pieza quirúrgica es informada como: intenso infiltrado eosinofílico en el epitelio ileal que afecta sobre todo a la capa muscular y subserosa y, en menor medida, a la mucosa y serosa, todo ello compatible con gastroenteritis eosinofílica de tipo mural (fig. 1).

Figura 1.

Izquierda: grupo de eosinófilos (flecha 1) infiltrando las capas del intestino delgado (>40 eosinófilos/campo). Derecha: eosinófilos que infiltran capa muscular (flecha 2) y llegan hasta la capa subserosa (flecha 3) del intestino delgado.

(0,34MB).

El segundo caso se trata de un varón de 39 años con único antecedente personal de esteatosis hepática que acude a urgencias por un cuadro de dolor abdominal en hipogastrio y en FID de 24 horas de evolución. A la exploración presenta el abdomen blando, depresible, doloroso en FID con signo de Blumberg positivo. En la analítica destaca leucocitosis de 18.400 con 5% de eosinófilos.

Ante la sospecha de un cuadro de apendicitis aguda se decide realizar una intervención quirúrgica urgente donde se observa un engrosamiento e inflamación llamativa de unos 10cm con un apéndice normal. Se realiza apendicectomía profiláctica y una resección intestinal del segmento ileal más afecto.

La anatomía patológica del íleon resecado es informada como: íleon terminal con alteraciones histológicas compatibles con ileítis eosinofílica (>40 eosinófilos/campo), con infiltrado predominantemente en mucosa y submucosa y, en menor cantidad, en capa muscular.

La gastroenteritis eosinofílica se engloba en un grupo de desórdenes gastrointestinales eosinofílicos de causa desconocida1 y que consisten en la infiltración excesiva de eosinófilos de cualquiera de las capas del epitelio intestinal, gástrico o colónico, lo que produce una sintomatología distinta según la capa que esté más afecta.

En 1970, Klein clasificó la enfermedad en predominantemente mucosa, predominantemente muscular y predominantemente subserosa2.

La proliferación y la maduración de los eosinófilos están controladas por 3 citoquinas principalmente (IL-3, IL-5 y el factor estimulador de colonias de macrófagos y granulocitos). De ellas, la más específica para la maduración de los eosinófilos es la interleuquina 5, que también favorece su paso a la circulación periférica3. Son segregados desde la médula ósea al torrente circulatorio y de aquí pasan principalmente al tracto gastrointestinal, siendo este el órgano no hematopoyético donde más eosinófilos se encuentran en condiciones normales. Los eosinófilos producen gránulos que contienen proteínas catiónicas (proteína mayor básica, neurotoxinas, proteína catiónica eosinofílica) y los liberan ante la presencia de parásitos, alérgenos y enfermedades inflamatorias. Si estos son liberados en exceso pueden producir daño tisular con inflamación crónica y posterior fibrosis. En las enfermedades gastrointestinales eosinofílicas se produce inflamación y fibrosis en ausencia de desencadenante conocido, lo que se conoce como gastroenteritis eosinofílica primaria. La presencia de eosinófilos en las capas del epitelio gastrointestinal no siempre está asociada a un aumento de eosinófilos en sangre periférica.

La forma de presentación y la clínica de este grupo de enfermedades varían en función de la capa del epitelio que predominantemente esté afecta. Los órganos más frecuentemente afectados son el estómago y el intestino delgado, aunque se han visto también ictericias obstructivas o manifestaciones extraintestinales como cistitis o esplenitis eosinofílicas4–5.

En la forma predominantemente mucosa la infiltración de la mucosa por eosinófilos produce síntomas inespecíficos como dolor abdominal, vómitos y diarreas. En muy pocos pacientes y en casos graves se pueden desarrollar malabsorción intestinal y pérdida de peso6. En ciertos casos pueden simular la clínica de una apendicitis aguda.

En la forma predominantemente muscular los eosinófilos infiltran la capa muscular. Dicha capa tiende a engrosarse con la formación de inflamación y fibrosis, lo que puede causar un cuadro de obstrucción intestinal7.

En la forma predominantemente subserosa los pacientes suelen tener ascitis aislada o en combinación con los síntomas antes mencionados; aquí es marcada la presencia de eosinofilia (por encima del 88%) en el líquido ascítico y también en sangre periférica. Estos pacientes tienen con más frecuencia una historia de alergia o intolerancia a ciertos alimentos.

El diagnóstico de esta enfermedad es ante todo de sospecha clínica. La confirmación definitiva nos la dará el anatomopatólogo. Muchos de estos pacientes tienen una historia de asma, atopia, intolerancia a ciertos alimentos8. En cuanto a los parámetros de laboratorio, la eosinofilia se presenta en un variado porcentaje de casos (50%) y es más frecuente en la forma subserosa. También puede encontrarse hipoalbuminemia, que es más frecuente en la forma mucosa9 por la malabsorción que puede producir.

La radiología es de poca ayuda en el diagnóstico de este grupo de enfermedades dadas sus inespecíficas imágenes. Podrán confirmar el cuadro de obstrucción intestinal en el caso de que este se sospeche, pero no ayudará a conocer la causa del mismo. El diagnóstico diferencial debe realizarse con otros cuadros que produzcan síntomas intestinales y que presenten eosinofilia en sangre periférica (tabla 1).

Tabla 1.

Diagnóstico diferencial de la gastroentereitis eosinofílica

• Parásitos intestinales 
• Neoplasias malignas (linfomas, cáncer gástrico, cáncer de colon) 
• Enfermedad de Crohn 
• Poliarteritis nodosa 
• Síndrome de hipereosinofilia 
• Granuloma eosinofílico 
• Enfermedad celíaca 

El tratamiento de esta enfermedad es empírico debido a los escasos estudios descritos en la literatura, los cuales son retrospectivos. En algunos estudios se recomienda realizar pruebas de Ig E total y test de alergias a los principales alimentos alergénicos y evitarlos en caso de que el resultado sea positivo, junto con la necesidad de administrar dietas con aminoácidos esenciales10. En el caso de que los síntomas continúen o que estos sean de gravedad se recomienda la administración de corticoides. Los corticoides inhiben a factores de crecimiento eosinofílico, a la IL-3 e IL-5. La cirugía es el tratamiento utilizado en casos de complicación.

En resumen, la gastroenteritis eosinofílica es un cuadro que, ante todo, hay que sospecharlo con la clínica que presenta el paciente, y posteriormente tanto los datos analíticos o radiológicos pueden respaldar dicha sospecha clínica, pero el diagnóstico definitivo es anatomopatológico.

Bibliografía
[1]
M.E. Rothenberg.
Eosinophilic gastrointestinal disorders (EGID).
J Allergy Clin Immunol, 113 (2004), pp. 11
[2]
N.C. Klein, R.L. Hargrove, M.H. Sleisenger, G.H. Jeffries.
Eosinophilic gastroenteritis.
Medicine (Baltimore), 40 (1970), pp. 299-319
[3]
Hwa Eun Oh, Runjan, Chetty.
Eosinophilic gastroenteritis: A review.
J Gastroenterol, 43 (2008), pp. 741-750
[4]
A. Abdulrahman, A. Alfadda, A. Martin, E. Shaffer.
Eosinophilic colitis: An update on pathophysilogy and treatment.
Br Med Bull, 100 (2011), pp. 59-72
[5]
H.B. Zhou, J.M. Chen, Q. Du.
Eosinophilic gastroenteritis with ascitis and hepatic dysfunction.
World J Gastroenterol, 13 (2007), pp. 1303-1305
[6]
K.J. Kelly.
Eosinophilic gastroenteritis.
J Pediatr Gastroenterol Nutr, 30 (2000), pp. 28-35
[7]
M.Y. Yun, Cho Yu, I.S. Park, S.K. Choi, S.J. Kim, S.H. Shin, et al.
Eosinophilic gastroenteritis presenting as small bowel obstruction: A case report and review of the literature.
World J Gastroenterol, 13 (2007), pp. 1758-1760
[8]
N.J. Talley, R.G. Shorter, S.F. Philllips, A.R. Zinsmeister.
Eosinophilic gastroenteritis: A clinipathological study of patients with disease of the mucosa, muscle layer and subserossal tissues.
Gut, 31 (1990), pp. 54-58
[9]
A.J. Katz, H. Goldman, R.J. Grand.
Gastric mucosal biopsy in eosinophilic (allergic) gastroenteritis.
Gastroenterology, 73 (1977), pp. 705
[10]
C. Justinich, A. Katz, C. Gurbindo, G. Lepage, Z. Ghad, L. Bouthillier, et al.
Elemental diet improves steroid-dependent eosinophilic gastroenteritis and reverses growth failure.
J Pediatr Gastroenterol Nutr, 23 (1996), pp. 81-85
Copyright © 2013. Elsevier España, S.L. y AEEH y AEG
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.