Buscar en
Gaceta Mexicana de Oncología
Toda la web
Inicio Gaceta Mexicana de Oncología La trascendencia de publicar y la Gaceta Mexicana de Oncología (GAMO) buscando ...
Información de la revista
Vol. 13. Núm. 2.
Páginas 89-90 (Marzo 2014)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 13. Núm. 2.
Páginas 89-90 (Marzo 2014)
Acceso a texto completo
La trascendencia de publicar y la Gaceta Mexicana de Oncología (GAMO) buscando el consolidarse como opción fundamental
The importance of publishing and the Oncology Mexican Gazette (GAMO) searching for consolidation as a fundamental option
Visitas
...
Francisco Javier Ochoa-Carrilloa
a Cirujano Oncólogo. Instituto Nacional de Cancerología de México México D.F., México
Información del artículo
Texto completo

El hombre ha sido capaz de crear lenguaje y escritura para así comunicar sus ideas, emociones y necesidades. Con el tiempo, publicar los descubrimientos, las investigaciones, los avances científicos, es concerniente a la ciencia. Todo experimento, estudio clínico, revisión retrospectiva, debe quedar escrito para que otros médicos e investigadores puedan contrastarlo, reproducirlo y utilizarlo a su vez para poder avanzar más. Si se dejaran sólo a la transmisión oral, los resultados serían imprecisos y efímeros, pronto se deformarían y se perderían. Lo que no se documenta acaba no existiendo.

Se puede decir que la ciencia que no se publica no existe, o que lo que no se publica y se difunde no es ciencia. Aunque en algún caso pueda ocurrir, no tiene mucho sentido investigar sólo para satisfacer una curiosidad personal y luego guardarse los conocimientos adquiridos, sin comunicarlos a nadie. A efectos de la sociedad eso sería sólo un pasatiempo, y obviamente el resultado obtenido no pasaría a engrosar el estado del arte, el fondo de conocimientos de la humanidad, sería ignorado como si no se hubiera hecho.

Además de plasmar la investigación en un documento permanente, es imprescindible difundirla. Sería absurdo redactar un informe, con el trabajo que ello conlleva, y luego guardarlo en un cajón o en el disco duro de computadora. Ya que se escribe, hay que tratar de que sea útil a cuantas más personas mejor, tanto para ayudar a que la sociedad prospere como para beneficiarse uno mismo del prestigio que se adquiere al divulgar un trabajo. El compartir a la sociedad la experiencia y el conocimiento personal, es una acción intrínsecamente buena y generosa, y muchos lo agradecerán. Con ello un autor además de contribuir al conocimiento, aumenta su capital social, su aceptación y su valor ante los demás.

La publicación de los resultados alcanzados en las investigaciones es el último paso en el ciclo de la investigación científica. Es deber ético de los investigadores comunicar sus investigaciones, y hacerlo de la forma más eficaz para que su mensaje llegue al mayor número de individuos en su ámbito científico posible. Junto a este inexcusable deber moral, se asienta la otra gran justificación de la publicación en medios de alta circulación: el reconocimiento por parte de los pares, y la promoción académica en las instituciones de investigación.

Por otra parte, los médicos y en especial los oncólogos, necesitamos continuamente información actualizada para mantener nuestra formación profesional o para resolver las dudas que nos plantea el cuidado diario de los pacientes. Para ello, tenemos que ser capaces de acceder, valorar críticamente e incorporar a nuestra práctica clínica la información que continuamente se publica en la literatura científica. Las revistas médicas son la principal fuente de conocimiento, en ellas se publican los resultados de los trabajos de investigación, pero también los comentarios que dichos trabajos suscitan. Son la vía de comunicación entre profesionales, donde se plantea, contrasta y refutan hipótesis nuevas o antiguas, donde se comparten experiencias clínicas y donde se presentan las recomendaciones diagnósticas y terapéuticas que los expertos emiten.

Los artículos publicados en revistas médicas, recogen la información científica más actual, precisa y objetiva, información que tardará tiempo en llegar a los libros médicos, donde habitualmente se presentará de forma parcial y subjetiva, además de no ser vigente ya cuando estos se publican algunas de las veces.

El contenido de las revistas médicas influye en la vida profesional. No sólo afecta a la forma cómo se maneja a los enfermos o a las decisiones que toman las autoridades del Sector Salud, también influye en la opinión que tanto los profesionales como la sociedad tienen sobre la salud, el nacimiento, la muerte, el dolor o la enfermedad de los individuos. Nadie puede discutir su papel fundamental en el avance del conocimiento y en la mejora de las condiciones de salud de los pueblos.

Es claro, que no se puede ejercer una medicina responsable, ignorando lo que en el humano ha sido capaz de crear y en un entorno profesional se publica.

Conocer la historia de la Gaceta Mexicana de Oncología (GAMO) sin duda nos hace sentir orgullosos de pertenecer a ella, ya que nos damos cuenta de la gran posibilidad de investigación y difusión de conocimientos en esta rama: la Oncología. Ahora en el 2014, se cumplen 12 años ininterrumpidos de publicación.

Con gran beneplácito podemos decir que durante este tiempo, se han publicado en los números regulares, 13 en total, más de 500 artículos de gran interés y una cantidad similar de artículos y resúmenes de trabajos libres, como resultado de los Congresos que la Sociedad Mexicana de Oncología (SMeO) realiza anualmente, así como la publicación de los suplementos con diferentes tópicos que analizan temas específicos de vanguardia, vigentes y pertinentes.

Con el paso de los años, gracias a la colaboración de diferentes Comités Editoriales que han contribuido a su crecimiento, se han realizado modificaciones a la publicación, que es el órgano oficial de divulgación científica de la SMeO, donde se han hecho una serie de mejoras como un nuevo diseño interior que seguramente han notado, el número de artículos que se publican por número se ha incrementado y los contenidos editoriales han mejorado sustancialmente, además de que actualmente se está publicando a todo color con fotografías tanto clínicas, de estudios, tablas etc., con una gran calidad.

Mantiene su formato original publicando editoriales, artículos originales, artículos de revisión y casos clínicos. Se publica en forma impresa y electrónica, siendo una revista de acceso libre por internet.

Año tras año notamos mayor participación de los oncólogos mexicanos, latinoamericanos e inclusive de otras latitudes; agradecemos su interés en la divulgación de la investigación y estudio de la Oncología.

La GAMO mantendrá sus requisitos apegados a los lineamientos del International Committee of Medical Journal Editors (ICMJE, por sus siglas en inglés, www.icmje.org). Reforzaremos el Comité Editorial con prestigiados oncólogos internacionales y nacionales, y estamos trabajando para publicarla en formato electrónico ad-íntegrum en el idioma inglés.

Se cuenta con el reconocimiento de Artemisa, LILACS, Imbiomed y Periódica-UNAM.

En este año 2014, la Editorial Elsevier pondrá en marcha un portal directo para mejorar el envío de trabajos en línea. El sistema Elsevier Editorial System (EES, por sus siglas en inglés) es usado en revistas de muy alto prestigio e impacto como The Lancet, Cell, The American Journal of Cardiology, o revistas del campo de Oncología como: European Journal of Surgical Oncology, Clinical Lung Cancer, Gynecologic Oncology, Cancer Genomics, Journal of Geriatric Oncology, Practical Radiation Oncology, Clinical Breast Cancer, International Journal of Radiation Oncology*Biology*Physics, Reports of Practical Oncology, European Journal of Oncology Nursing, Critical Reviews in Oncology/Hematology, Journal of Cancer Policy, por citar las más relevantes del área.

En los próximos meses, el sistema EES migrará hacia la nueva plataforma Next-EES o EVISE, lo cual permitirá mayor versatilidad y flujo en la recepción, revisión y visualización de los manuscritos.

Gracias a esta migración, nos complace ampliamente informar que la GAMO estará ligada a Scopus, SciVerse y ScienceDirect.

También estaremos trabajando la revista con producción global de Elsevier desde Europa, lo que fortalecerá la revista y todo el proceso de edición de la misma. Los artículos tendrán un Digital Object Identifier (DOI, por sus siglas en inglés) para circular en la web y podrán ser citados, habrá artículos en avance en línea, y será diseñada en lenguaje informático XML para repositorios científicos, entre otras cosas.

Asimismo, la revista entrará en proceso de evaluación en PubMed MEDLINE y próximamente esperamos darles una agradable noticia al respecto.

Todo este arduo trabajo no hubiera sido posible sin la entusiasta y comprometida participación de los integrantes de los diferentes Comités Editoriales y revisores, que a lo largo de estos 12 años han contribuido a mantener esta publicación vigente.

Finalmente, felicitamos y agradecemos también a cada uno de los autores de la GAMO desde sus inicios y les reiteramos nuestra invitación a seguir contribuyendo con sus valiosos manuscritos.


* Autor para correspondencia:

Av. San Fernando N° 22,

Colonia Sección XVI, Delegación Tlalpan,

C.P. 14080, México D.F., México.

Teléfono: (5255) 5568 5013.

Correo electrónico
: ochoacarrillo@prodigy.net.mx

Opciones de artículo
Herramientas