Buscar en
Farmacia Profesional
Toda la web
Inicio Farmacia Profesional Endoparasitosis en animales de compañía. Prevención
Información de la revista
Vol. 15. Núm. 9.
Páginas 108-111 (Octubre 2001)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 15. Núm. 9.
Páginas 108-111 (Octubre 2001)
Acceso a texto completo
Endoparasitosis en animales de compañía. Prevención
Visitas
...
Mª TERESA LLÒRIA i LLÀCERa
a Veterinaria.
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (2)
Mostrar másMostrar menos
La autora revisa los principales parásitos intestinales que afectan a nuestros animales de compañía, analizando el ciclo de desarrollo de cada especie, la sintomatología de la infestación, y su tratamiento. Asimismo, ofrece pautas de prevención que el farmacéutico puede transmitir a aquellos clientes que posean alguno de estos animales.
Texto completo

 

Los parásitos intestinales son la causa más frecuente de disfunciones digestivas tales como vómitos y diarreas en perros y gatos. La mayoría no resultan patógenos para el hombre pero conviene tener presentes algunas excepciones y recordar que la desparasitación periódica de nuestros animales de compañía (perros, gatos, aves, conejos y hámsters) es la mejor manera de protección.

Cada vez es más frecuente la presencia de otros animales de compañía, como pueden ser conejos enanos, hámsters, conejos de indias, hurones, canarios, periquitos, loros, etc, y es por ello que en este artículo se dedicarán unas líneas a los parásitos intestinales que pueden afectar a estos animales y en algunos casos a sus propietarios.

ENDOPARÁSITOS

Los endoparásitos o parásitos intestinales son aquéllos que viven en el aparato digestivo del huésped, en este caso, nuestros animales de compañía. Los parásitos pueden clasificarse en tres grandes grupos según el aspecto que presentan sus formas adultas cuando se encuentran en el intestino de los animales: nematodos, cestodos y protozoos (tabla I). En la tabla II se relacionan los principales endoparásitos del perro y el gato, los roedores, lagomorfos y aves.

 

 

La prevención y el control de las parasitosis intestinales son esenciales para la salud de nuestros animales de compañía. Especial atención merecen aquellos perros o gatos que acuden con frecuencia a concursos y exhibiciones, así como hembras gestantes y cachorros. Es importante conocer qué tipo de infestaciones provocan, cuándo son susceptibles de presentarlas, qué síntomas manifiestan, cómo tratarlos y cómo prevenir las reinfestaciones.

Las infestaciones parasitarias varían según la edad de los animales. Los áscaris o gusanos redondos son más frecuentes en cachorros y perros adultos. Los cachorros recién nacidos serán susceptibles de presentar una infestación si durante la gestación sus madres han estado previamente expuestas a ascaris y ancylostomas.

Cuando procedemos a la desparasitación interna de los animales de compañía es importante la administración de productos antihelmínticos que tengan un espectro de acción sobre nemátodos y cestodos, así como seguir correctamente las pautas de dosificación (frecuencia, edad y peso de los animales).

TOXOCARA CANIS

Toxocara canis es un gusano redondo, de entre 8 y 15 cm de longitud, terminado en punta a ambos extremos, que infecta sobre todo a hembras lactantes y cachorros recién nacidos. Los parásitos adultos son expulsados por los cachorros, con o sin heces. A menudo se expulsa un montón de gusanos al mismo tiempo (como fideos).

 

Ciclo

Las hormonas activadas por el embarazo estimulan las larvas que se encuentran no activas en los tejidos de las hembras. Algunas de ellas migrarán hacia el útero, glándulas mamarias o hacia los fetos en desarrollo y otras finalizaran su ciclo de vida en el intestino. Las larvas que se hallan en los cachorros evolucionan y maduran cuando éstos alcanzan las dos semanas de vida. El cachorro sigue ingiriendo larvas de Toxocara a través de la leche materna, a medida que su madre lo lame, y del pelaje de ésta que puede contener restos de excrementos. Por otro lado, la madre ingiere larvas, huevos y formas adultas cuando lame los excrementos de sus cachorros. En el interior del cachorro, los huevos de Toxocara maduran y alcanzan la fase larvaria, atravesarán la pared intestinal y migrarán a través del hígado hasta los pulmones, donde seguirán desarrollándose. A su paso por los pulmones es cuando pueden causar problemas respiratorios. Algunas larvas son distribuidas por la sangre hacia otros tejidos. Otras larvas en fase de maduración, tras un acceso de tos, ascienden y posteriormente son deglutidas pasando al sistema digestivo, donde acaban de madurar. Son estas fases adultas las que ponen miles de huevos dentro del intestino del animal. Estos huevos, con o sin vermes adultos, son expulsados con las heces y se depositan sobre hierba, plantas o tierra, donde pueden permanecer durante meses, hasta que son ingeridos por otro perro, comenzando el ciclo de nuevo.

 

Síntomas

Se puede decir que la mayoría de cachorros recién nacidos y sus madres tienen Toxocara, se vean vermes expulsados o no. Una infestación grave en cachorros causará problemas respiratorios, tos y quizás neumonía, mientras las larvas pasan por los pulmones. Se observa dolor abdominal, diarrea, escaso crecimiento, abdomen hinchado y pelaje apagado.

 

Tratamiento

En cachorros, una infestación grave de Toxocara puede debilitarlos mucho, e incluso poner en peligro su vida, además del riesgo añadido que supone el que estos cachorros sean acariciados por los niños. Deben ser desparasitados entre las dos y las tres semanas de vida y cada quince días hasta alcanzar los tres meses de edad. Después, a los 6 meses de vida y dos veces al año, a lo largo de su vida de adulto. Si se ha adquirido un cachorro recientemente es importante preguntar si ha sido desparasitado y con qué producto.

 

Precauciones

Conviene adoptar las siguientes precauciones:

 

­ Es importante insistir en que cualquier cachorro adquirido haya sido desparasitado al menos dos veces con un vermífugo eficaz antes de las 8 semanas de edad.

­ Debe continuarse el programa de desparasitación pautado por el veterinario.

­ No dejar que los niños muy pequeños toquen mucho a la perra con los cachorros y no permitir que los perros laman platos y cazuelas usados por las personas.

­ Insistir en que los niños se laven las manos y la cara después de tocar a un cachorro.

 

Las heces frescas del perro no son un peligro de contagio, ya que los huevos de Toxocara canis requieren cierto tiempo fuera del huésped para volverse infecciosos. Toxocara canis no puede causar lombrices en los niños. Éstos serán debidos a otros parásitos intestinales.

DYPYLIDIUM CANINUM

Dypylidium caninum es un tipo de gusano (tenia) plano segmentado que se halla en el intestino delgado del perro. Puede llegar a medir 50 cm de largo. Posee una pequeña cabeza que se fija a pared intestinal y un largo cuerpo segmentado, que contiene huevos madurando en cada segmento. Es muy raro verlo entero en las heces, pero se podrán observar segmentos individuales, cargados de huevos maduros, como semillas de pepino. Una vez secados, estos segmentos parecen granitos de arroz, y se podrán encontrarse alrededor del ano del perro y en su pelaje o cama.

 

Ciclo

Las pulgas son un intermediario necesario en el ciclo de vida de la tenia. Las larvas de pulgas se comen los huevos sacudidos por el perro y maduran al desarrollarse la pulga, de modo que la pulga adulta vuelve a infectar al perro. Cuando el perro se acicala el pelaje, ingiere alguna pulga y las larvas son soltadas en el intestino donde maduran hasta alcanzar la forma adulta.

 

Síntomas

Una infestación grave por tenias causa diarrea y falta de crecimiento en cachorros.

 

Tratamiento

El veterinario aconsejará qué vermífugo es el más adecuado en el caso de las infestaciones por tenias.

 

Precauciones

Hay que mantener un control sobre las plagas de pulgas que pueden tener los perros de la casa, así como proceder a las desinfestación del hogar.

TOXASCARIS LEONINA

Toxascaris leonina es un tipo de gusano blanco y redondo, de aspecto similar a Toxocara canis.

 

Ciclo

El ciclo de vida es mucho más simple. La infección tiene lugar por la ingestión de huevos infecciosos. Los huevos se adhieren al estómago del perro y las larvas se desarrollan en la pared del estómago y del intestino. No migran como en el caso de Toxocara canis. No hay infestación de cachorros en el útero ni a través de la leche materna.

 

Actuación

Los vermífugos indicados para eliminar Toxocara canis son también eficaces para estos parásitos. Deben tomarse las mismas precauciones en cuanto a la recogida de heces.

TOXOPLASMA GONDII

Toxoplasma gondii es un parásito pequeño de los gatos, que usa a muchos mamíferos como huésped intermediario, incluyendo a perros y personas.

 

Ciclo

Durante un período de tiempo relativamente corto de infección, los parásitos maduros en el intestino del gato eliminan un gran número de huevos. Si estos huevos son ingeridos por un huésped intermediario, como un perro, los huevos maduran y el parásito invade los tejidos formando quistes, sobre todo en los músculos, y algunas veces en el cerebro. En esta fase, el huésped queda inmunizado y los quistes quedan latentes. Sin embargo, pueden volverse activos si el perro sufre algún tipo de estrés por alguna enfermedad. Si esto ocurre en una hembra gestante, los cachorros pueden ser infestados. El perro también puede contagiarse cuando come músculos de animales de presa que contengan quistes. El gato se contagia comiendo animales como ratones que tengan quistes en sus músculos, y así el ciclo comienza de nuevo.

 

Síntomas

La mayoría de las infecciones por Toxoplasma en perros no producen sintomatología y pasan inadvertidas. Infecciones más graves pueden provocar diarreas, debilidad muscular y dificultad respiratoria.

 

Acción

Es el veterinario quien debe diagnosticar la enfermedad.

 

Prevención

Es difícil evitar la infección, ya que el perro puede contagiarse de maneras diferentes e incontrolables. Esta infección puede ocurrir en el hombre. Si una mujer embarazada se contagia existe la posibilidad de que la infección pueda alcanzar el feto, provocando abortos o lesión prenatal. Por ello es muy importante que las mujeres embarazadas eviten el contacto con los excrementos del gato y no deberían ser ellas quienes limpien la caja de arena de los gatos. Especial atención merece el consumo de verduras poco limpias o carne poco hecha por parte de la mujer embarazada.

ANQUILOSTOMA (UNCINARIA STENOCEPHALA)

Es un gusano grueso y redondo, de sólo 2 cm de largo, que vive en el intestino delgado. Puede invadir la piel causando dermatitis entre los dedos.

 

Síntomas

Normalmente no hay síntomas, aunque puede causar diarrea y posiblemente anemia, ya que el parásito adulto vive de la sangre.

TRICHURIS VULPIS

Es un gusano de 7 cm de largo, con una cabeza fina y extremo grueso. Se halla en el intestino grueso, concretamente en el ciego. La infección tiene lugar por ingestión de larvas que se desarrollan dentro del huevo mismo.

 

Síntomas

Normalmente cursa sin sintomatología, aunque pueden aparecer diarreas intermitentes con heces oscuras.

Es frecuente en galgos de carreras. El tratamiento es complejo. Los huevos depositados en el suelo pueden permanecer durante varios años haciendo difícil su control.

ECHINOCOCCUS GRANULOSUS

Es un verme plano, de sólo 9 mm de longitud, que vive en el intestino delgado del perro. Los huevos dejados por el perro son ingeridos por un gran número de huéspedes intermediarios incluyendo el hombre, pero sobre todo ovejas, dentro de quienes el parásito se desarrolla hasta la forma de quiste hidatídico. El perro se contagia al comer carcasas de cordero o ciervo que contengan quistes en sus tejidos, sobre todo en el pulmón y el hígado.

El perro puede albergar más de un millar de vermes en sus intestinos. Es importante una desparasitación regular del perro como medida de prevención frente a la presencia del quiste hidatídico o hidatidosis que manifiestan las personas.

 

Síntomas

El perro presenta pocos síntomas, como pérdida de la condición física y diarrea ocasional.

PREVENCIÓN DE LAS ENDOPARASITOSIS

Donde se requiere de mayor precaución es en hogares con niños pequeños y es por eso que se aconseja la toma de una muestra de heces de los animales de la casa y llevarlas al veterinario para que realice un análisis coprológico por si existe presencia de parásitos intestinales. Estos análisis no son muy caros y deberían realizarse periódicamente, ya que muchos perros pueden tolerar una baja infestación sin mostrar sintomatología.

 

Desparasitación

Deben seguirse las instrucciones de cada producto vermífugo, pesando en cada ocasión al perro o gato u otro animal de compañía para asegurarse de que la dosis administrada es la correcta y no excesiva.

A veces los cachorros vomitan tras la administración del producto, pero generalmente si ha permanecido más de 20 minutos en el estómago ya habrá hecho efecto y no deberá repertirse la dosis hasta pasados 7 días. *

Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos