Buscar en
Farmacia Profesional
Toda la web
Inicio Farmacia Profesional Botiquín homeopático
Información de la revista
Vol. 18. Núm. 7.
Páginas 67-69 (Julio 2004)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 18. Núm. 7.
Páginas 67-69 (Julio 2004)
Acceso a texto completo
Botiquín homeopático
Visitas
...
CONCEPCIÓN CALLEJA PEREDOa
a Licenciada en Medicina y Cirug??a. Presidenta de la Sociedad M??dico Homeop??tica de Cantabria. www.homeopatia.net
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo

La autora describe las utilidades y la composición de un botiquín doméstico convencional, para seguidamente, analizar las ventajas que ofrece el botiquín homeopático.

Un botiquín es una pequeña maleta o caja donde se guardan las medicinas para conservarlas en casa o transportarlas. El objetivo de este artículo es orientar sobre su utilización, precauciones para proveerlos y almacenarlos, así como sobre las dolencias, accidentes y afecciones que pueden abordarse con esta pequeña y gran herramienta. Asimismo, se analizará el sorprendente abanico de posibilidades que brindan, por sus características y eficacia, los medicamentos homeopáticos en estas situaciones.

UTILIDAD

Disponer de un botiquín en casa1 sirve para poder iniciar el tratamiento de algunas dolencias repentinas o lesiones por las que en principio no es necesario acudir a una consulta médica. También es muy útil cuando el usuario se encuentra lejos de una farmacia u otro centro sanitario. Por lo tanto, los medicamentos o productos sanitarios que contiene el botiquín serán siempre de uso corto y limitado. En el caso de lactantes o embarazadas, la visita médica será imprescindible.

El botiquín de primeros auxilios debería estar presente en todos los hogares, escuelas, centros de trabajo, deportivos, excursionistas, etc.

PRECAUCIONES PARA PROVEER Y ALMACENAR EL BOTIQUÍN

El botiquín deberá estar en un lugar resguardado de temperaturas extremas y se respetará la frase que aparece en todos los prospectos: «Los medicamentos deben mantenerse fuera del alcance de los niños». No hay que guardar en él muchos productos y los que se incorporen llevarán su envase y su prospecto1. Tampoco se conservarán los sobrantes de tratamientos recetados por el médico en ocasiones anteriores para evitar la automedicación, puesto que la prescripción médica se hace tras haber diagnosticado una situación patológica concreta. La caducidad siempre viene en el envase del medicamento pero el botiquín se revisará periódicamente, 2 veces al año, y se eliminarán aquellos productos que estén próximos a la fecha de caducidad.

CONTENIDO

El botiquín siempre deberá contener material de cura para heridas y otras emergencias como: pinzas, tijeras, algodón, gasas esterilizadas, esparadrapo antialérgico, apósitos adhesivos, vendas, alcohol de 96º, agua oxigenada, antiséptico (yodo o povidona yodada, derivados del mercurio), suero fisiológico y termómetro.

Además, deberá incluir medicamentos para tratar afecciones comunes como: fotoprotectores, antidiarreicos, laxantes por vía oral o rectal, antiácidos, gotas óticas, colirios oculares, analgésicos (paracetamol, ácido acetilsalicílico, ibuprofeno, etc.), antitérmicos (paracetamol), medicamentos contra el mareo cinético, antipruriginosos, antimicóticos dermatológicos, antihistamínicos, antigripales, antitusígenos (por si es necesario facilitar el descanso cuando se padece tos) y antiinfecciosos tópicos para tratar la piel que ha sufrido quemaduras o heridas.

¿POR QUÉ UN BOTIQUÍN HOMEOPÁTICO?

Los medicamentos homeopáticos2 en los primeros auxilios mejoran la eficacia terapéutica y la recuperación de los pacientes. Su rapidez de acción y su inocuidad aportan unas armas terapéuticas que pueden complementar con éxito los tratamientos convencionales aplicados en casos de accidentes, urgencias, afecciones o dolencias intempestivas.

Permiten buscar la curación desde una nueva perspectiva: la mejor manera de curar se consigue estimulando las propias capacidades de reacción del organismo. En el campo de los primeros auxilios la administración de los medicamentos homeopáticos adecuados mejora el pronóstico y acorta la convalecencia del accidentado, ahorrando sufrimiento y complicaciones.

Un botiquín homeopático, en manos expertas, puede llegar a salvar la vida del accidentado en situaciones graves (puede contener antídotos específicos de venenos animales, que resultarán muy útiles en viajes a destinos exóticos, por ejemplo), pero ése no es el objeto de este artículo.

COMPOSICIÓN DEL BOTIQUÍN HOMEOPÁTICO

A continuación se enumeran los medicamentos que deben figurar en un botiquín homeopático habitual3. Los distintos remedios (clasificados aquí en función de la afección que permiten tratar) podrán tomarse hasta que sea posible ponerse en contacto con el médico homeópata:

­ Afecciones de garganta. Inflamación, enrojecimiento, dolor: Belladona 15 CH, 3 gránulos cada 8 horas.

­ Agujetas. Arnica 30 CH. Cuanto antes, 10 gránulos y después, cada hora Arnica 30 CH, 3 gránulos y espaciar según mejoría.

­ Alteraciones digestivas. Pesadez de estómago, mala digestión (indigestión): Nux vomica 7 CH, 3 gránulos cada media hora y espaciar según mejoría.

­ Diarreas. Tras cada deposición diarreica, Podophyllum peltatum 9 CH, 3 gránulos.

­ Dentición de los niños. Dolor, agitación, insomnio, nerviosismo: Chamomilla 30 CH, 3 gránulos cuatro veces al día.

­ Enfriamientos, principios de gripe. Primero síntomas: Oscillococcinum, una dosis de glóbulos cada 12 horas. Tras un frío brusco, Aconitum 30 CH, 10 gránulos cuanto antes.

­ Golpes. Politraumatismos, caídas etc.: Arnica montana 30 CH, 3 gránulos cada hora y espaciar según mejoría.

­ Heridas. Lavado de heridas: Caléndula t.m. solución acuosa al 10%.

­ Mareos. En viajes, Coculus 30 CH, 10 gránulos antes de salir.

­ Picaduras. En general, Apis mellifica 30 CH, 3 gránulos cada 8 horas.

­ Quemaduras (de primer grado). Nada más producirse, Belladona 15 CH y Apis mellifica 15 CH, 3 gránulos cada hora y espaciar según mejoría.

 

Además, se complementará el botiquín con las siguientes pomadas homeopáticas:

 

­ Pomada de Arnica. En caso de traumatismo y golpes siempre que no exista una herida.

­ Pomada de Calendula. Es una gran ayuda en todos los procesos inflamatorios por sus propiedades analgésicas, antisépticas y cicatrizantes.

­ Pomada de Hammamelis. En casos de mala circulación periférica como varices y hemorroides.

 

Las pomadas deben extenderse homogéneamente sobre la zona afectada.

OBSERVACIONES

Para que la medicación funcione correctamente, conviene seguir los siguientes consejos:

­ Dejar que los gránulos se disuelvan bajo la lengua.

­ Tomar los medicamentos en ayunas o espaciándolos de las comidas al menos 10 minutos.

­ Procurar evitar el tabaco, el café y las infusiones.

­ Espaciar las tomas a medida que mejoran los síntomas.

­ En caso de continuar los síntomas, ponerse en contacto con el médico homeópata.

OTRAS CONSIDERACIONES

Se ha descrito aquí un botiquín muy básico que el farmacéutico puede recomendar a las personas sin experiencia sanitaria que acuden a su oficina de farmacia en busca de un conjunto de remedios para afecciones comunes y primeros auxilios (véase el caso clínico descrito en la figura 1). Una ventaja importante del botiquín homeopático descrito es su reducido volumen y su precio asequible, aunque sin duda el argumento2 más importante para la utilización de remedios homeopáticos es la cualidad que éstos tienen de estimular la propia capacidad de curación, frente a muchos tratamientos convencionales que sólo adormecen los síntomas. Arnica, por ejemplo, reabsorbe el hematoma, acelera el proceso cicatrizador y disminuye los síntomas, tratando la causa y ayudando al organismo a resolver el problema. Así, podría efectuarse la comparación entre muchos medicamentos alopáticos y homeopáticos, pero esta cuestión queda fuera del contexto del presente artículo.

Fig. 1. Caso clínico

Únicamente recordar una última ventaja de este tipo de botiquín, muy importante en primeros auxilios: la carencia de efectos secundarios del medicamento homeopático. *

 

BIBLIOGRAFÍA

1. Guías de salud. El botiquín en casa [revista electrónica] 2004 mayo [consultado 22/04/2004]. Disponible en: http://salud.discapnet.es/guias+de+salud/

2. Mateu M. Primeros auxilios con homeopatía. Barcelona: Kairós, 2002.

3. Calleja C. El botiquín homeopático [revista electrónica] 20004 marzo [consultado 27/04/2004]. Disponible en: http://www.homeopatia.net

Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos