Regístrese
¿Aún no está registrado?
Información relevante

Consulte los artículos y contenidos publicados en este medio, además de los e-sumarios de las revistas científicas en el mismo momento de publicación

Máxima actualización

Esté informado en todo momento gracias a las alertas y novedades

Promociones exclusivas

Acceda a promociones exclusivas en suscripciones, lanzamientos y cursos acreditados

Crear Mi cuenta
Buscar en
Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Toda la web
Inicio Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica Resistencia a gentamicina en infecciones urinarias por E. coli en niños
Información de la revista
Vol. 35. Núm. 7.
Páginas 399-474 (Agosto - Septiembre 2017)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 35. Núm. 7.
Páginas 399-474 (Agosto - Septiembre 2017)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.eimc.2016.11.001
Acceso a texto completo
Resistencia a gentamicina en infecciones urinarias por E. coli en niños
Gentamicin resistant E. coli as a cause of urinary tract infections in children
Visitas
2153
Diana Salas-Meraa,
Autor para correspondencia
diasalmer@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Talía Sainza, María Rosa Gómez-Gil Mirab, Ana Méndez-Echevarríaa
a Servicio de Pediatría Hospitalaria, Enfermedades Infecciosas y Tropicales, Hospital Universitario La Paz, Madrid, España
b Servicio de Microbiología, Hospital Universitario La Paz, Madrid, España
Este artículo ha recibido
2153
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo

Las infecciones del tracto urinario (ITU) son frecuentes en la infancia, constituyendo un 5-7% de los casos de fiebre sin foco en los menores de 2 años1,2. Instaurar precozmente un tratamiento adecuado resulta crucial para evitar lesiones renales3. E. coli es el principal uropatógeno en la infancia (70-90% de los casos)1,2,4, por lo que es importante conocer sus patrones locales de resistencia para seleccionar el tratamiento antibiótico empírico5.

Numerosos protocolos pediátricos consideran la gentamicina un tratamiento de primera línea para las ITU que precisan antibioterapia parenteral1,2,6,7. Recientemente, hemos realizado una revisión retrospectiva de casos de ITU diagnosticados en urgencias pediátricas de un hospital terciario entre enero y diciembre de 2014. Incluimos crecimientos significativos en orina recogida por punción suprapúbica (cualquier recuento), sondaje (>104 unidades formadoras de colonias [UFC]), micción espontánea (>105UFC) o bolsa adhesiva (>105UFC del mismo germen en al menos 2 bolsas) en menores de 14 años, excluyendo bacteriurias asintomáticas no tratadas. En los casos por E. coli resistentes a gentamicina, registramos la existencia de factores que pudieran favorecer dicha resistencia6–8, como antecedentes de prematuridad, malformaciones nefrourológicas u otras enfermedades crónicas, ingresos hospitalarios recientes, estancias en cuidados intensivos, ITU previas o recibir profilaxis antibiótica. El 78% de los aislamientos fueron por E. coli (201/258), el 15% de los cuales eran resistentes a gentamicina (30/201). Veinticinco fueron considerados ITU con crecimientos significativos, 15 por micción espontánea (60%), 9 por sondaje (36%) y uno en 2 bolsas recolectoras de orina (4%). Los 25 episodios ocurrieron en 21 niños, con una mediana de edad de 12,4 meses (rango intercuartílico: 3,6-23,4), requiriendo hospitalización en 13 ocasiones (52%). Se observaron factores de riesgo de resistencias en 13 pacientes (61%): 8 (38%) con enfermedad nefrourológica, 7 (33%) con ITU previas, 5 (23%) recibían profilaxis antibiótica, 5 (23%) habían sido hospitalizados en los 6 meses previos, 3 (14%) en cuidados intensivos y 5 (23%) asociaban otras enfermedades (encefalopatía, síndrome de Down, infección congénita por CMV y cardiopatía). Un 57% (12) y un 28% (6) presentaron más de 2 y 3 factores de riesgo, respectivamente. El 44% de los aislamientos asociaron resistencias a amoxicilina-clavulánico y a cefuroxima (11), 36% a cefotaxima (9) y 32% a ciprofloxacino (8). Un 28% (7) eran productoras de betalactamasas de espectro extendido (BLEE) y un 8% (2, en un mismo paciente) de carbapenemasas tipo VIM. Un 90% de las cepas resistentes en las que se analizó sensibilidad fueron sensibles a amikacina (9/10).

De confirmarse esta tendencia en niños con factores de riesgo, la gentamicina podría dejar de ser un tratamiento empírico de elección para la ITU en estos pacientes, dado que para seleccionar una pauta empírica debemos considerar que los agentes etiológicos posibles no presenten resistencias superiores al 10-20%5.

Observamos que estas cepas asociaron resistencias a fármacos como cefalosporinas o ciprofloxacino, hallazgos referidos previamente en otros estudios6–9. El aumento de resistencias a cefalosporinas es especialmente relevante, dado que constituyen el tratamiento habitual ambulatorio o en niños con insuficiencia renal2.

Recientemente se han publicado tasas crecientes de cepas productoras de BLEE en ITU comunitarias9–11. Como en nuestra serie, estas resistencias se observan en pacientes con factores de riesgo6–8,12. Igualmente, otros autores han observado tasas elevadas de resistencia a gentamicina en ITU por E. coli adquiridas en la comunidad6.

Sin embargo, hospitales de nuestra área geográfica han publicado tasas elevadas de sensibilidad a gentamicina en cepas de E. coli productoras de ITU comunitarias en niños (95,6%)2. Siendo nuestro hospital centro de referencia para determinadas enfermedades pediátricas, los pacientes atendidos en nuestra urgencia presentan frecuentemente comorbilidades, antecedentes de hospitalizaciones prolongadas y exposición a antibióticos de amplio espectro. A la vista de nuestros resultados y los presentados por otros grupos, cada vez resulta más importante adecuar la estrategia antibiótica en función de dichos factores de riesgo.

En nuestro estudio hemos observado que la amikacina podría ser una excelente opción terapéutica empírica para la ITU, en estos pacientes en nuestro entorno. Otros autores ya han propuesto su uso en esta población, dada su cobertura adecuada para otros uropatógenos frecuentes y su excelente difusión a parénquima renal7,9.

En conclusión, consideramos fundamental continuar la vigilancia epidemiológica de las cepas productoras de ITU en poblaciones de riesgo. Dichos factores deberán ser valorados al instaurar un tratamiento empírico, para evitar complicaciones y fracasos terapéuticos.

Bibliografía
[1]
K.B. Roberts, Subcommittee on Urinary Tract Infection, Steering Committee on Quality Improvement and Management.
Urinary tract infection: Clinical practice guideline for the diagnosis and management of the initial UTI in febrile infants and children 2 to 24 months.
Pediatrics, 128 (2011), pp. 595-610
[2]
C. De Lucas Collantes, J. Cela Alvargonzalez, A.M. Angulo Chacón, M. García Ascaso, R. Piñeiro Pérez, M.J. Cilleruelo Ortega, et al.
Infecciones del tracto urinario: sensibilidad antimicrobiana y seguimiento clínico.
An Pediatr (Barc), 76 (2012), pp. 224-228
[3]
N. Shaikh, T.J. Mattoo, R. Keren, A. Ivanova, G. Cui, M. Moxey-Mims, et al.
Early antibiotic treatment for pediatric febrile urinary tract infection and renal scarring.
JAMA Pediatr, 170 (2016), pp. 848-854
[4]
N. Shaikh, N.E. Morone, J. Lopez, J. Chianese, S. Sangvai, F. D’Amico, et al.
Does this child have a urinary tract infection.
JAMA, 298 (2007), pp. 2895-2904
[5]
Guía de terapéutica antimicrobiana, 24.ª ed.,
[6]
W. Sakran, V. Smolkin, A. Odetalla, R. Halevy, A. Koren.
Community-acquired urinary tract infection in hospitalized children: Etiology and antimicrobial resistance. A comparison between first episode and recurrent infection.
Clin Pediatr (Phila), 54 (2015), pp. 479-483
[7]
N. Dayan, H. Dabbah, I. Weissman, I. Aga, L. Even, D. Glikman.
Urinary tract infections caused by community-acquired extended-spectrum ß-lactamase-producing and nonproducing bacteria: A comparative study.
J Pediatr, 163 (2013), pp. 1417-1421
[8]
O. Kizilca, R. Siraneci, A. Yilmaz, N. Hatipoglu, E. Ozturk, A. Kiyaki, et al.
Risk factors for community-acquired urinary tract infection caused by ESBL-producing bacteria in children.
Pediatr Int, 54 (2012), pp. 858-862
[9]
M.A. Rezaee, B. Abdinia.
Etiology and antimicrobial susceptibility pattern of pathogenic bacteria in children subjected to UTI: A referral hospital-based study in northwest of Iran.
Medicine (Baltimore), 94 (2015), pp. e1606
[10]
M.P. Mishra, R. Sarangi, R.N. Padhy.
Prevalence of multidrug resistant uropathogenic bacteria in pediatric patients of a tertiary care hospital in eastern India.
J Infect Public Health, 9 (2016), pp. 308-314
[11]
R. Hernández Marco, E. Guillén Olmos, J.R. Bretón-Martínez, L. Giner Pérez, B. Casado Sánchez, J. Fujkova, et al.
Community-acquired febrile urinary tract infection caused by extended-spectrum beta-lactamase-producing bacteria in hospitalised infants [Article in Spanish].
Enferm Infecc Microbiol Clin, (2016),
pii: S0213-005X(16)00072-0
[12]
N. Shaikh, A. Hoberman, R. Keren, A. Ivanova, N. Gotman, R.W. Chesney, et al.
Predictors of antimicrobial resistance among pathogens causing urinary tract infection in children.
J Pediatr, 171 (2016), pp. 116-121
Copyright © 2016. Elsevier España, S.L.U. and Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.