Buscar en
Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Toda la web
Inicio Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica Infección por Bertiella studeri en una niña de Guinea Ecuatorial
Información de la revista
Vol. 28. Núm. 9.
Páginas 652-653 (Noviembre 2010)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 28. Núm. 9.
Páginas 652-653 (Noviembre 2010)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.eimc.2009.11.011
Acceso a texto completo
Infección por Bertiella studeri en una niña de Guinea Ecuatorial
Bertiella studeri infection in a girl from Equatorial Guinea
Visitas
...
M.. María del Carmen Lozano, Pedro García-Martos
Autor para correspondencia
pedromartos@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, Ana García-Tapia, Clotilde Fernández
Servicio de Microbiología, Hospital Universitario Puerta del Mar, Cádiz, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo
Sr. Director:

La infección por Bertiella es una zoonosis debida a cestodos adultos de la familia Anoplocephalidae. Existen 29 especies de Bertiella y la mayoría parasitan a primates no humanos; Bertiella studeri y Bertiella mucronata son las especies que se han descrito en el ser humano, principalmente en niños. La primera es prevalente en África y Asia, y B. mucronata es prevalente en América del Sur. En la literatura médica hemos encontrado sólo 56 casos de bertiellosis humana. En Europa se han publicado 2 casos importados: uno en el Reino Unido y otro en España1,2. Describimos el segundo caso de bertiellosis humana en nuestro país.

Niña de 4 años, natural de Guinea Ecuatorial, que tras ser adoptada residía en Cádiz desde hacía 20 días. Después de habérsela diagnosticado de infección por Ascaris lumbricoides y tratado con mebendazol (100mg/12h durante 3 días), acudió al hospital porque la madre adoptiva observó que expulsaba por el ano, a intervalos de 2–3 días, 2–5 segmentos de color blanco amarillento, móviles. Algunos de estos segmentos se enviaron al laboratorio de Microbiología para su identificación. El examen reveló segmentos más anchos que largos (12–14mm×7–9mm) que contenían cadenas de proglótides gravídicas de 10–14mm de ancho y menos de 1mm de largo, agrupadas en aproximadamente 12 y 24 elementos; tras su rotura, se observaron al microscopio gran cantidad de huevos esféricos de 49–60μm de largo por 40–46μm de ancho, con cubierta albuminosa y aparato piriforme terminado en profusión bicórnea con filamentos (fig. 1). El parásito se identificó como B. studeri. Se trató a la paciente con niclosamida (50mg/kg en dosis única); tras esto, las proglótides se eliminaron prácticamente desintegradas, y cesó posteriormente su emisión.

Figura 1.

Segmentos de Bertiella studeri con proglótides grávidas agrupadas en cadenas y huevos liberados de estas.

(0,14MB).

El género Bertiella parasita a marsupiales, dermópteros, roedores y primates en África, Asia, Sudamérica y Australia. El primer caso en humanos se describió en 1919 en una niña de Isla Mauricio3. Bertiella requiere como huésped intermediario a ácaros oribátidos, abundantes en el suelo y presentes en casi todo el mundo que, al alimentarse de materia orgánica, ingieren los huevos y albergan la larva cisticercoide4. El huésped definitivo se infecta por vía digestiva al ingerir los ácaros parasitados, bien sea al comer alimentos no lavados que los pueden portar en su superficie o a través de las manos. La larva se desarrolla en el intestino y madura; se completa el ciclo al eliminarse proglótides grávidas por el ano y huevos en las heces. La infección en humanos es accidental y se produce normalmente en regiones donde habitan monos, que son los huéspedes definitivos5. La infección suele ser asintomática, aunque a veces se describe dolor abdominal, diarrea intermitente, gastroenteritis, estreñimiento, pérdida de apetito y, raramente, hipertensión, taquicardia, prurito anal y nerviosismo6,7. Los síntomas desaparecen con el tratamiento adecuado: niclosamida (1–2g en adultos y 50mg/kg de peso en niños) o praziquantel (10–20mg/kg de peso), ambos en dosis única y por vía oral2,6,8. El diagnóstico se realiza por el estudio de la morfología de las proglótides grávidas y de los huevos. Las proglótides se expulsan intermitentemente, agrupadas en cadenas de 1–2 docenas a la vez; son más anchas que largas. Las proglótides maduras presentan diversos órganos que son útiles para diferenciar las especies. Los huevos miden de 40–46μm por 36–40μm en B. mucronata, y de 49–60μm por 40–46μm en B. studeri, y poseen un aparato piriforme6,9.

El control de la bertiellosis es difícil por la amplia distribución de los huéspedes intermediarios6. La observación de esta zoonosis en países no tropicales está relacionada con la introducción de monos procedentes de zonas endémicas, que podrían infectar a veterinarios y personal de parques zoológicos y centros de investigación. En los últimos 30 años se han incrementado notablemente los casos de bertiellosis en monos, lo que podría originar un aumento de infecciones humanas10. Aunque hasta la fecha son excepcionales los casos descritos en países no endémicos, debemos estar preparados para realizar el diagnóstico microbiológico de esta parasitosis emergente y diferenciarla de la ocasionada por otros cestodos, debido al cada vez mayor contacto con países en los que esta zoonosis es endémica.

Bibliografía
[1]
C.D. Thompson, C.H. Jellard, J.J. Brockley.
Human infection with a tapeworm, Bertiella sp, probably of African origin.
Br Med J, 3 (1967), pp. 659-660
[2]
M.T. Galán-Puchades, M.V. Fuentes, S. Mas-Coma.
Human Bertiella studeri in Spain, probably of African origin.
Am J Trop Med Hyg, 56 (1997), pp. 610-612
[3]
R. Blanchard.
Bertiella satyri de l′orang-outang est aussi parasite de l′homme.
Bull Acad Med (Paris), 89 (1913), pp. 186-296
[4]
X. Sun, Q. Fang, X.Z. Chen, S.F. Hu, H. Xia, X.M. Wang.
Bertiella studeri infection, China.
Emerg Infect Dis, 12 (2006), pp. 176-177
[5]
S. Bhagwant.
Human Bertiella studeri (family Anoplocephalidae) infection of probable Southeast Asian origin in Mauritian children and an adult.
Am J Trop Med Hyg, 70 (2004), pp. 225-228
[6]
G.M. Denegri, J. Pérez-Serrano.
Bertiellosis in man: A review of cases.
Rev Inst Med Trop Sao Paulo, 39 (1997), pp. 123-127
[7]
R. Feldman, G. Denegri, J. Avolio, N. Cantu.
Nuevo caso humano de teniasis por Bertiella mucronata Meyner, 1985 (Cestoda-Anoplocephalidae) en la Argentina. I. Diagnóstico y tratamiento.
Acta Bioquím Clín Latinoam, 17 (1983), pp. 571-578
[8]
T. Xuan Le, M.T. Anantaphruti, P.A. Tuan, X. Tu Le, T.V. Hien.
The first human infection with Bertiella studeri in Vietnam.
Southeast Asian J Trop Med Public Health, 34 (2003), pp. 298-300
[9]
M.T. Galán-Puchades, M.V. Fuentes, S. Mas-Coma.
Morphology of Bertiella studeri (Blanchard, 1891) sensu Stunkard (1940) (Cestoda: Anoplocephalidae) of human origin and a proposal of criteria for the specific diagnosis of bertiellosis.
Folia Parasitol, 47 (2000), pp. 23-28
[10]
A. Santa Cruz, L. Gómez, M. Rott.
El parasitismo de Alouatta carayá y Saimiri boliviensis ingresados al “Centro Argentino de Primates”.
Rev Med Vet (Buenos Aires), 76 (1995), pp. 150-152
Copyright © 2009. Elsevier España, S.L.. Todos los derechos reservados
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos