Regístrese
Buscar en
Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Toda la web
Inicio Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica Infección crónica en la mano
Información de la revista
Vol. 35. Núm. 2.
Páginas 125-126 (Febrero 2017)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
2591
Vol. 35. Núm. 2.
Páginas 125-126 (Febrero 2017)
Diagnóstico a primera vista
DOI: 10.1016/j.eimc.2015.06.009
Acceso a texto completo
Infección crónica en la mano
Chronic hand infection
Visitas
2591
Isabel Bernada,
Autor para correspondencia
ibernadalonso@gmail.com

Autor para correspondencia.
, Felicia Berroab, Maria Pilar Gila
a Departamento de Dermatología, Clínica Universidad de Navarra, Pamplona, Navarra, España
b Departamento de Alergología, Clínica Universidad de Navarra, Pamplona, Navarra, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo
Descripción clínica del caso

Varón de 55 años con antecedente de amputación traumática de los 3 primeros dedos de la mano izquierda hace 25 años. Hace 2 años aparecieron en dorso de dicha mano 2 lesiones verrucosas que fueron tratadas mediante crioterapia. Las lesiones no se resolvieron por completo y fueron creciendo lentamente desarrollándose una úlcera con drenaje de material purulento. Se realizaron biopsias y cultivos que no fueron concluyentes. Durante este período el paciente tuvo una neumonía que fue tratada con levofloxacino, observándose mejoría parcial de la lesión de la mano. En el examen físico se observa una placa eritematocostrosa que drena material purulento localizada en el dorso de la mano izquierda (fig. 1). En la anamnesis dirigida, el paciente refiere tener un acuario en casa. Con este nuevo dato se realiza una biopsia para cultivo y examen anatomopatológico. El estudio histológico muestra una dermatitis granulomatosa crónica y supurativa, compatible con etiología infecciosa. La tinción de los cortes histológicos con Ziehl-Neelsen, ácido peryódico de Schiff (PAS) y Grocott no detecta la presencia de hongos, bacterias o colonias de bacilos ácido-alcohol resistentes (fig. 2).

Figura 1.

Placa eritematosa indurada con costras amarillentas localizada en el dorso de la mano izquierda.

(0,09MB).
Figura 2.

Histológicamente se observa una reacción inflamatoria granulomatosa crónica.

(0,25MB).
Evolución

Por el antecedente de que el paciente había estado en contacto con un acuario se sospecha de infección por Mycobacterium marinum (M. marinum) y se solicita un cultivo micobacteriológico en el que se desarrollan colonias de M. marinum, confirmándose el diagnóstico.

En el antibiograma se objetiva que el microorganismo es sensible a trimetoprim-sulfametoxazol. Dado que es una infección limitada a la piel y no diseminada, se decide iniciar tratamiento en monoterapia con trimetoprim-sulfametoxazol 800mg cada 12h. A los 2 meses de tratamiento se observa mejoría de las lesiones por lo que se decide continuar con este tratamiento resolviéndose las lesiones a los 4 meses. Se continúa esta pauta de tratamiento 2 meses más, hasta completar 6 meses, como está recomendado.

Comentario final

La micobacteria M. marinum es de crecimiento lento1 que comúnmente infecta a peces y anfibios2. En los seres humanos, causa infecciones de piel y tejidos blandos. El principal factor que predispone a esta infección es la exposición a ambientes acuáticos o marinos, por lo que también se conoce como la «enfermedad del limpiador de piscinas». Además, predisponen a esta infección, tener heridas en la piel, el tratamiento con esteroides locales o sistémicos, el tratamiento con otros agentes inmunosupresores y las enfermedades pulmonares3.

Las lesiones generalmente se desarrollan después de una o 4 semanas tras un traumatismo por manipulación de objetos usados en los medios acuáticos o marinos, o tras la mordedura de un pez. En un 95% de los casos la lesión se localiza en la extremidad superior. Clínicamente se manifiesta como lesiones nodulares, en 2 tercios de los casos; y con un patrón esporotricoide en un tercio de los casos, mostrando múltiples nódulos a lo largo de los vasos linfáticos4. La infección puede ser cutánea, subcutánea o profunda (tenosinovitis, artritis y osteomielitis)5,6, pudiendo llegar a ser diseminada en pacientes inmunodeprimidos.

Dos tercios de los casos se diagnostican mediante cultivo de la micobacteria a una temperatura de entre 30-33°C7,8 en los medios de cultivo habituales para micobacterias, siendo el tiempo de crecimiento de 2-6 semanas. El estudio histológico es inespecífico, observándose una reacción inflamatoria crónica granulomatosa.

No existe un tratamiento estándar establecido, pero se han descrito respuestas al tratamiento con azitromicina, amikacina, trimetoprim-sulfametoxazol, linezolid, doxiciclina, minociclina, levofloxacino y claritromicina9 asociada a rifampicina o etambutol. Esta asociación es la más recomendada para el tratamiento, pero si la enfermedad es mínima se podría tratar en monoterapia. Se recomienda completar el tratamiento 2 meses más después de la resolución de las lesiones. Presentamos el caso de un paciente con infección por M. marinum con buena respuesta al tratamiento con trimetoprim-sulfametoxazol en monoterapia.

Podemos concluir que ante un paciente con una lesión cutánea crónica, si hay antecedentes de traumatismo o inmunosupresión y exposición a ambientes acuáticos, es importante sospechar de esta infección e indicar cultivo específico para M. marinum; ya que, el retraso en el diagnóstico y en el inicio del tratamiento se asocia con un peor pronóstico10. Como medidas preventivas se aconseja el uso de guantes impermeables al manipular tanques de peces si se tienen heridas abiertas o crónicas en la piel.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
W. Ting-Shu, C. Cheng-Hsun, Y. Chih-Hsun, Hsieh-Shong leu, H. Ching-Tai, C. Yi-Chieh, et al.
Fish tank granuloma caused by Mycobacterium marinum.
[2]
F.M. Lewis, B.J. Marsh, C.F. von Reyn.
Fish tank exposure and cutaneous infections due to Mycobacterium marinum: Tuberculin skin testing, treatment, and prevention.
Clin Infect Dis, 37 (2003), pp. 390-397
[3]
P.K. Kum, C. Hogenauer, H.H. Wenzl, W. Petritsch.
A case of opportunistic skin infection with Mycobacterium marinum during adalimumab treatment in a patient with Crhon's disease.
J Crohns Colitis, 7 (2013), pp. 15-18
[4]
D. Salik, V. del Mármol.
Refractory hand ulceration: A case of chronic ulceration and sporotrichoid spread in a fish tank hobby is following Myocbaterium marinum infection.
Case Rep Dermatol, 3 (2011), pp. 137-141
[5]
L.C. Hurst, P.C. Amadio, M.A. Badalamente, J.L. Ellstein, R.J. Dattwyler.
Mycobacterium marinum infections of the hand.
J Hand Surg Am, 12 (1987), pp. 428-435
[6]
R. Dodiuk-Gad, P. Dyachenko, M. Ziv, A. Shani-Adir, Y. Oren, S. Mendelovici, et al.
Nontuberculous mycobacterial infections of the skin: A retrospective study of 25 cases.
J Am Acad Dermatol, 57 (2007), pp. 413-420
[7]
J.L. Bonafe, N. Grigorieff-Larrue, R. Bauriaud.
Atypical cutaneous mycobacterium diseases. Results of a national survey.
Ann Dermatol Venereol, 119 (1992), pp. 463-470
[8]
Y. Juárez Casado, J. Hernández Santana, M.J. Rodríguez Salido, J. Rodríguez López, E. Soler Cruz, D. Islas Norris.
Infección cutánea por Mycobacterium marinum. Descripción de tres casos y revisión de la literatura.
Actas Dermosifiliogr, 92 (2001), pp. 277-282
[9]
C.S. Sette, P.A. Wachholz, P.Y. Masuda, R.B. da Costa Figueira, F.R. de Oliveira Mattar, D.G. Ura.
Mycobacterium marinum infection: A case report.
J Venom Anim Toxins Incl Trop Dis, 21 (2015), pp. 7
[10]
J. Pui Yin Cheung, B. Fung, W. Yuk Ip, S.P. Chow.
Mycobacterium marinum infection of the hand and wrist.
J Orthop Surg (Hong Kong), 2 (2012), pp. 214-218
Copyright © 2015. Elsevier España, S.L.U. and Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.