Buscar en
Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Toda la web
Inicio Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica Erupción eritematodescamativa en una niña de 8 años
Información de la revista
Vol. 18. Núm. 7.
Páginas 357-358 (Agosto 2000)
Compartir
Compartir
Más opciones de artículo
Vol. 18. Núm. 7.
Páginas 357-358 (Agosto 2000)
Acceso a texto completo
Erupción eritematodescamativa en una niña de 8 años
Erythematous scaling rash in an 8-year old girl
Visitas
...
Margarita Garaua, Gracia Sánchez-Alora, José Luis López-Estebaranzb, Leopoldo Borregob, Cristina Galvánb, Fernando Pinedoc, Amalia del Palacioa
a Servicio de Microbiolog??a. Hospital Universitario 12 de Octubre. Madrid.
b Dermatolog??a. Fundaci??n Hospital Alcorc??n. Madrid.
c Anatom??a Patol??gica. Fundaci??n Hospital Alcorc??n. Madrid.
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Estadísticas
Texto completo

Caso clínico

Niña de 8 años de edad, sin antecedentes personales de interés, que refería múltiples lesiones en muslo derecho de 15 días de evolución. Había sido tratada previamente con antimicóticos tópicos (bifonazol), antibióticos tópicos (eritromicina) y antihistamínicos orales, a pesar de lo cual dichas lesiones fueron aumentando de tamaño y extendiéndose por continuidad a la piel del muslo y a la cara interna del muslo contralateral. Los miembros de su familia no presentaban alteraciones cutáneas. Diez meses antes del inicio del cuadro la paciente recordaba haber tocado un caballo durante una visita a una granja-escuela, y por las inmediaciones de su domicilio, donde jugaba habitualmente, pasaban ovejas de vez en cuando. Además, la enferma convivía con un perro que en apariencia no mostraba sintomatología.

En la exploración física se apreciaron lesiones anulares confluentes y policíclicas, de bordes eritematoedematosos, vesiculosas en la periferia y cubiertas en el centro de costras melicéricas. Las lesiones se localizaban en la cara anterior del muslo derecho y de forma dispersa en el muslo contralateral (fig. 1). No presentaba adenopatías regionales ni otras alteraciones en la exploración general.

Evolución

Se realizó cultivo de las pústulas y raspado cutáneo en medios para bacterias aerobias, anaerobias, micobacterias y hongos, y se practicó biopsia para examen histológico.

El estudio histológico mostró vesículas subcórneas con presencia de material serohemático, leucocitos polimorfonucleares y queratinocitos degenerados. En la dermis se observó un infiltrado denso de localización preferentemente perivascular, constituido por linfocitos y ocasionales eosinófilos y leucocitos polimorfonucleares. En algunos puntos existía discreta espongiosis y cambio vacuolar basal, con exocitosis aislada de algún linfocito y polimorfonu clear. Mediante la tinción de hematoxilina-eosina se observaron elementos fúngicos no tipificables histológicamente en la pústula subcórnea y en la superficie córnea (fig. 2).

A los 10 días de incubación (a 37 °C) en medio de agar BHI, Sabouraud y Mycosel, se obtuvo un cultivo puro con colonias blanquecinas y rugosas. En los medios incubados a 25 °C, el desarrollo fue mucho más lento. La tinción de azul-algodón de lactofenol reveló la presencia de micelios tabicados y numerosas clamidiosporas (fig. 3), característicos de Trichophyton verrucosum. Se instauró tratamiento con terbinafina oral (125 mg/día), evidenciándose una mejoría progresiva de las lesiones hasta la completa resolución de las mismas.

Diagnóstico

Tinea corporis por T. verrucosum.

Comentario

T. verrucosum es un hongo dermatófito de crecimiento habitualmente muy lento (3-4 semanas), con colonias pequeñas (no más de 1-3 cm de diámetro), acuminadas, blanquecinas y con pliegues profundos o cerebriformes. A diferencia de los demás dermatófitos crece mejor a 37 °C que a 22-30 °C, siendo el desarrollo de las colonias característicamente más rápido. Es muy exigente en cuanto a las condiciones del medio nutriente. Todas las cepas de T. verrucosum necesitan histamina para su crecimiento, y la mayoría un requerimiento parcial de inositol. En medio de agar sangre enriquecido con histamina e inositol las colonias son de mayor tamaño y ligeramente algodonosas. Microscópicamente se caracterizan por la presencia de hifas tabicadas con numerosas clamidiosporas intercalares y terminales. No suelen formar macroconidias ni microconidias en medios no enriquecidos1.

T. verrucosum es un hongo dermatófito zoofílico de repartición cosmopolita, del que no se ha descrito un estado perfecto1. El ganado es el hospedador natural. Es sobre todo patógeno para el ganado vacuno, ovejas, cabras y ocasionalmente para el hombre. Es poco frecuente la infección en caballos, perros, gatos y cerdos. Las infecciones en el hombre normalmente se contraen por contacto directo con el ganado, o de manera indirecta a través de fomites infectados (pelos, ropas, graneros, establos, etc.), hecho de gran importancia epidemiológica1. Causa tinea corporis, capitis (cuando infecta el pelo, la infección es de tipo ectotrix con grandes esporas), barbae e infección de cualquier superficie cutánea expuesta1. La forma clínica más frecuente de infección con T. verrucosum es tinea corporis (58,3% de los casos)2. La formación de querion es común, desarrollándose cuadros clínicos muy inflamatorios y supurativos característicos de las especies zoofílicas2. T. verrucosum origina la denominada foliculitis agminada3,4.

T. verrucosum tiene un origen casi de manera exclusiva rural, aislándose principalmente en áreas con pequeñas granjas, por ser el agente infectante sobre todo el ganado. Benito et al describieron a T. verrucosum como la especie dermatofítica más prevalente en Salamanca, con un porcentaje de aislamiento del 28,2%, lógicamente por la abundancia de ganado en dicha zona2. Estos datos contrastan con los obtenidos en Madrid por Amalia del Palacio et al, que comunicaron tasas de aislamiento significativamente menores, del 1,1%, por cubrir el Hospital Universitario 12 de Octubre una población predominantemente urbana y suburbana5.

El diagnóstico diferencial de las lesiones en piel glabra producidas por T. verrucosum exige descartar impétigo, eccema numular y dermatosis IgA lineal de la infancia, debiéndose excluir también la sífilis terciaria y otras lesiones cutáneas micóticas6.

Bibliografía
[1]
Ectothrix parasitic Trichophyton species: Trichophyton verrucosum. En: Rebell G, Taplin D, editores. Dermatophytes: their recognition and identification. Florida: University of Miami Press, 1978; 47-48.
[2]
Velasco Benito JA, Martín-Pascual A, García Pérez A..
Epidemiologic study of dermatophytoses in Salamanca (Spain)..
Sabouraudia, 17 (1979), pp. 113-123
[3]
Álvarez C, del Palacio A, Rodríguez Peralto JL, Arribi M, Valverde JF..
Mujer con lesiones papulosas eritematosas en miembro inferior..
Enferm Infecc Microbiol Clin, 15 (1997), pp. 381-383
[4]
Revenga Arranz F, Nebreda Mayoral T, del Palacio Hernanz A, Paricio Rubio JF..
Ganadera con pústulas foliculares agrupadas..
Rev Clin Esp, 198 (1998), pp. 835-836
[5]
Del Palacio Hernanz A, González Lastra F, Moreno Palancar P..
Estudio de las dermatofitosis en Madrid durante una década (1978-1987)..
Rev Iber Micol, 6 (1989), pp. 86-101
[6]
Mycology: dermatophytosis. En: Champion RH, Burton JL, Burns DA, Breathnach SM, editores. Textbook of Dermatology (6.a ed.). Oxford: Blackwell Science Ltd., 1998; 1294-1330
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos