Regístrese
Buscar en
Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Toda la web
Inicio Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica Brote de botulismo en Castellón
Información de la revista
Vol. 33. Núm. 9.
Páginas 636-637 (Noviembre 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 33. Núm. 9.
Páginas 636-637 (Noviembre 2015)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.eimc.2015.03.002
Acceso a texto completo
Brote de botulismo en Castellón
Botulism outbreak in Castellón (Spain)
Visitas
4953
Helena Buj-Jordáa, Alberto Arnedo-Penab, Jordi Usó-Blascoc, Francisco Pardo-Serranoa,
Autor para correspondencia
pardo_fra@gva.es

Autor para correspondencia.
a Servicio de Microbiología, Hospital General Universitario de Castellón, Castellón de la Plana, España
b Sección de Epidemiología, Centro de Salud Pública de Castellón, Castellón de la Plana, España
c Unidad de Enfermedades Infecciosas, Hospital General Universitario de Castellón, Castellón de la Plana, España
Este artículo ha recibido
4953
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr Editor:

En el periodo 1997-2013 se produjeron 151 casos de botulismo en España, 6 de ellos en la Comunidad Valenciana1. El botulismo alimentario se adquiere por la ingestión de un alimento contaminado con neurotoxinas (BoNT) que producen Clostridium botulinum, C.baratii y C.butyricum2.

Describimos un brote con 3 casos ocurrido en julio de 2014 en Castellón.

Los pacientes, un hombre de 59 años y su hija de 37, presentaban un cuadro de sincope, ella con vómitos y dolor abdominal. Minutos después ingresó un hombre de 54 años, encontrado caído en la calle con disminución de conciencia, que resultó ser esposo de la anterior. Los 3 eran rumanos, sin antecedentes de interés; referían una única comida conjunta y negaban el consumo de alcohol o drogas. Estaban conscientes, mucosas secas, debilidad general, parálisis flácida, visión borrosa, tendencia a cerrar los párpados, sin fiebre ni diarrea. Tras lavado gástrico con carbón activado sin mejoría clínica se decidió su ingreso con diagnóstico de probable botulismo, el último en UCI y los primeros en Medicina Interna. Se solicitó al Servicio de Farmacia antitoxina botulínica, administrándose en las primeras 18h la forma trivalente equina (Behring®, dosis única de 250ml en 2 pacientes y 500ml en el ingresado en UCI)3,4. A los 3días del ingreso fueron dados de alta, estando asintomáticos. No se encontraron hallazgos significativos ni en la TAC craneal ni en el EMG. Del primer suero extraído se realizó el bioensayo en ratones, siendo la detección de toxina botulínica, transcurridas 72h de la inoculación, negativa5. La rápida mejoría clínica y el alta hospitalaria no permitieron el análisis de las heces de los pacientes.

Se informó a Epidemiología del Centro de Salud Pública, y el estudio epidemiológico de campo, realizado pocas horas después del ingreso, demostró que los pacientes vivían en condiciones insalubres (chabola sin agua corriente ni luz eléctrica) y que, recién llegados de Rumanía, no traían alimentos de su país ni habían consumido conservas de preparación casera. La única comida realizada fue un guiso casero de tomate, cebolla, condimento y alubias cocidas procedentes de un supermercado cercano y que prepararon en una sartén-paellera encontrada en un basurero. Se presentaron como factores de riesgo la inadecuada conservación de los ingredientes, la escasa cocción del guiso, la manipulación incorrecta y la limpieza limitada de los utensilios utilizados. Se encontraron restos del alimento en la sartén-paellera, que se mandaron al Centro Nacional de Alimentación (CNA, Majadahonda), que informó positiva la detección de toxina botulínica («Presencia/50 gramos», tipo no especificado).

Entre el 30-40% del botulismo alimentario declarado en España está confirmado por detectarse la toxina, pero en algo más de la mitad de estos se desconoce su tipo; la BoNT pocas veces se encuentra en los alimentos estudiados. Los alimentos asociados más frecuentemente son conservas vegetales, carnes y conservas de pescado, siendo la mayoría de elaboración casera6. El número de casos que se suelen dar en los brotes es usualmente pequeño, si bien los brotes en los que se puedan implicar productos comerciales podrían producir un elevado número de casos, por lo que se considera una emergencia en salud pública7,8.

En resumen, encontramos un brote de botulismo alimentario en 3 pacientes cuyo origen fue un guiso preparado en condiciones insalubres debido a las carencias de los afectados. Con una incubación de unas 9h, inferior a la media habitual9, presentó una tasa ataque del 100% y una evolución buena.

El diagnóstico inicial fue clínico, apoyado por un alto grado de sospecha dado el parentesco familiar y el consumo conjunto de alimentos y confirmado por el hallazgo de toxina botulínica en el guiso casero, hecho infrecuente, ya que en general resulta poco fructífera su detección en el alimento sospechoso.

En nuestra provincia no se ha producido ningún caso de botulismo alimentario en los últimos 30años; en 2011 en Barcelona, y después de 25años sin casos, se describieron 2brotes10.

Dado que la prevención de esta enfermedad se basa en la adecuada preparación, higiene y conservación de los alimentos, es admisible que la actual condición de crisis económica haga probable que la exclusión social nos pueda llevar a la aparición de patologías que has estado ausentes durante muchos años.

Bibliografía
[1]
Situación de las enfermedades de declaración obligatoria en España. Series temporales anuales. Informes 1997-2013 de Enfermedades de Declaración Obligatoria (EDO).Centro Nacional de Epidemiología. Instituto de Salud Carlos III [consultado 21 Ene 2015]. Disponible en: http://www.isciii.es/ISCIII/es/contenidos/fd-servicios-cientifico-tecnicos/fd-vigilancias-alertas/fd-enfermedades/enfermedades-declaracion-obligatoria-series-temporales.shtml
[2]
M.R. Popoff.
Botulinum neurotoxins: More and more diverse and fascinating toxic proteins.
J Infect Dis., 209 (2014), pp. 168-169
[3]
M.A. Keller, E.R. Stiehm.
Passive immunity in prevention and treatment of infectious diseases.
Clin Microbiol Rev., 13 (2000), pp. 602-614
[4]
M. Tejada-García, C. Guindel-Jiménez.
Tratamiento con antitoxina botulínica en dos casos de botulismo alimentario.
Farm Hosp., 34 (2010), pp. 47-48
[5]
M. Lindström, H. Korkeala.
Laboratory diagnostics of botulism.
Clin Microbiol Rev., 19 (2006), pp. 298-314
[6]
Unitat Insular d’Epidemiologia d’Eivissa. Fulls setmanals de Vigilància Epidemiològica 25/2013. Situación epidemiológica del botulismo en España. 1997-2012. Servei d’Epidemiologia. Direcció General de Salut Pública i Consum. Conselleria de Salut. Illes Balears [consultado 21 Ene 2015]. Disponible en: http://www.caib.es/sacmicrofront/archivopub.do?ctrl=MCRST337ZI148546&id=148546
[7]
Cowden, J. Food-borne Clostridium botulinum intoxication from mass produced food stuffs in Europe. Euro Surveill. 16:2011 [consultado 21 Ene 2015]. Disponible en: http://www.eurosurveillance.org/ViewArticle.aspx?ArticleId=20033
[8]
C. Castor, C. Mazuet, M. Saint-Leger, S. Vygen, J. Coutureau, M. Duranrd, et al.
Cluster of two cases of botulism due to Clostridium baratii type F in France, November 2014.
Euro Surveill., 20 (2015), pp. 2-4
[9]
Centres for Disease Control and Prevention: Emergency preparedness and response: Botulism: Clinical description [consultado 16 Feb 2015]. Disponible en: http://emergency.cdc.gov/agent/Botulism/clinicians/clindesc.asp
[10]
S. Lafuente, J. Nolla, S. Valdezate, C. Tortajada, H. Vargas-Leguas, I. Parron, et al.
Two simultaneous botulism outbreaks in Barcelona: Clostridium baratii and Clostridium botulinum.
Epidemiol Infect., 141 (2013), pp. 1993-1995
Copyright © 2015. Elsevier España, S.L.U. y Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.