Buscar en
Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Toda la web
Inicio Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica Artritis séptica facetaria con absceso epidural y paraespinal: a propósito de ...
Información de la revista
Vol. 34. Núm. 1.
Páginas 76-77 (Enero 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 34. Núm. 1.
Páginas 76-77 (Enero 2016)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.eimc.2014.11.004
Acceso a texto completo
Artritis séptica facetaria con absceso epidural y paraespinal: a propósito de un caso
Septic arthritis of a lumbar facet joint with epidural and paraspinal abscess: Report of a case
Visitas
...
Judith Álvarez Oteroa,
Autor para correspondencia
judithao@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, Francisco Fernández Fernándeza, María González Vázquezb, Javier de la Fuente Aguadoa
a Servicio de Medicina Interna, Hospital Povisa, Vigo, Pontevedra, España
b Servicio de Radiología, Hospital Povisa, Vigo, Pontevedra, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo
Sr. Editor:

La bacteria Staphylococcus aureus (S. aureus) es uno de los principales microorganismos implicados en las infecciones osteoarticulares, siendo la columna vertebral una localización habitual. La artritis séptica de la articulación facetaria representa una minoría de la enfermedad vertebral infecciosa y es una causa infrecuente de dolor vertebral, normalmente de localización lumbar, motivo por el que hemos considerado de interés comunicar este caso.

Presentamos el caso de una mujer de 48 años sin antecedentes reseñables, que acudió a nuestro centro por un cuadro de 5 días de evolución de dolor lumbar izquierdo, acompañado de fiebre y escalofríos. La paciente negaba manipulaciones dentarias, traumatismos, heridas cutáneas, sobreesfuerzos físicos o realización de pruebas invasivas en las semanas previas. En la exploración física la presión arterial era de 80/65mmHg y la temperatura de 39°C. Destacaba dolor selectivo a la palpación en musculatura paravertebral lumbar izquierda que aparecía empastada, sin dolor a la percusión de las apófisis espinosas. En análisis, los leucocitos eran de 8.310ml, la VSG de 113mm/h y la proteína C reactiva de 17,30mg/dl. En hemocultivos se aisló S. aureus sensible a meticilina. En la TC (fig. 1) y en la RM (fig. 2) se observó una artritis facetaria a nivel de L3-L4 que se extendía en forma de absceso epidural y paravertebral ipsilaterales. Se realizó punción y drenaje percutáneo, aislándose S. aureus sensible a meticilina. En ecocardiografía transtorácica y transesofágica no se apreciaron lesiones sugestivas de endocarditis. El tratamiento antibiótico empírico inicial fue ceftriaxona y vancomicina, que fue sustituido tras el resultado del antibiograma a cefazolina y gentamicina durante 7 días y, posteriormente, cefalexina de forma ambulatoria hasta completar 4 semanas. Se confirmó en la evolución, la resolución de las alteraciones clínicas y radiológicas.

Figura 1.

Corte axial de la TC con contraste intravenoso en el que se demuestra la presencia de una colección con una pared hipercaptante en la musculatura paravertebral izquierda compatible con absceso, y que está en íntimo contacto con la articulación facetaria. Se objetiva además un engrosamiento del ligamento amarillo ipsilateral.

(0,09MB).
Figura 2.

Imagen axial de la RM T2 donde se observa una ocupación del receso epidural posterolateral izquierdo que impronta mínimamente el saco dural en relación con flemón y una colección en la musculatura paravertebral izquierda. Ambas están en contigüidad con la articulación facetaria izquierda de L3-L4.

(0,09MB).

La infección de la articulación interfacetaria fue descrita por primera vez en 19111 y, desde entonces, se han publicado menos de 50 casos2. La localización más frecuente es lumbar, sobre todo a nivel de L4-L53, y habitualmente unilateral. No obstante, hay descritos casos de localización dorsal3 y cervical4. La mayoría de los pacientes tienen comorbilidad asociada como diabetes mellitus, inmunosupresión, alcoholismo o neoplasias4.

Los mecanismos implicados en la etiopatogenia son esencialmente dos: diseminación hematógena (72%) por infecciones de focos distantes, como endocarditis e infecciones del tracto urinario2 y las inoculaciones directas secundarias a procedimientos diagnósticos o terapéuticos invasivos: infiltraciones con corticoides5, inyecciones en la articulación facetaria6 o acupuntura7. En el caso de nuestra paciente no observamos ningún factor causal asociado y aunque el foco inicial no se pudo filiar, la concomitancia de hemocultivos positivos sugiere la diseminación hematógena.

El principal patógeno aislado es S. aureus hasta en un 80% de los casos, seguido por Streptococcus spp. y gérmenes gramnegativos8.

La presentación clínica habitual incluye dolor a nivel de las vértebras afectadas, habitualmente lumbares, fiebre y deterioro del estado general. Los síntomas neurológicos son raros y el más frecuente es la radiculopatía por compresión directa del nervio por el proceso infeccioso6. Las complicaciones a nivel local son el absceso epidural y paraespinal, como en nuestro caso, aunque su frecuencia es baja9.

El diagnóstico de sospecha debe ser confirmado con pruebas de imagen, siendo la RM la prueba de elección debido a su mayor sensibilidad y especificidad para detectar los cambios articulares y delimitar la extensión hacia estructuras contiguas como el espacio epidural, los agujeros de conjunción intervertebrales o la musculatura paraespinal10.

La duración del tratamiento no está completamente definida y, en general, se acepta iniciar antibioterapia por vía intravenosa durante 2 semanas y, posteriormente, por vía oral hasta completar 6 semanas. El drenaje percutáneo puede ser necesario en el caso de abscesos en la musculatura paraespinal, como en nuestra paciente. En estudios realizados se ha observado una tasa de éxito con antibioterapia aislada del 71% y con drenaje percutáneo asociado del 85%, sin diferencias estadísticamente significativas entre ambas modalidades. El desbridamiento quirúrgico está indicado si existe daño compresivo neurológico8.

Es fundamental tener en cuenta esta entidad e incluirla en el diagnóstico diferencial del dolor vertebral para no retrasar el inicio de tratamiento, ya que puede conllevar importantes implicaciones pronósticas como déficits neurológicos o sepsis grave.

Bibliografía
[1]
D. Klekot, A. Zimny, B. Czapiga, M. Sąsiadek.
Isolated septic facet joint arthritis as a rare cause of acute and chronic low back pain. A case report and literature review.
Pol J Radiol, 77 (2012), pp. 72-76
[2]
J.I. Herrero Herrero, J. García Aparicio.
Escherichia coli septic arthritis of a lumbar facet joint following urinary tract infection.
Int J Infect Dis, 15 (2011), pp. e63-e65
[3]
K. Ben Abdelghani, D. Gérard-Dran, B. Combe.
Septic arthritis of thoracic facet joint.
Rev Med Interne, 30 (2009), pp. 724-726
[4]
J.L. Jones, A.A. Ernst.
Unusual cause of neck pain: Septic arthritis of a cervical facet.
Am J Emerg Med, 30 (2012),
[5]
T.N. Weingarten, W.M. Hooten, M.A. Huntoon.
Septic facet joint arthritis after a corticosteroid facet injection.
[6]
E. Alcock, A. Regaard, J. Browne.
Facet joint injection: A rare form cause of epidural abscess formation.
Pain, 103 (2003), pp. 209-210
[7]
S. Daivajna, A. Jones, M. O’Malley, H. Mehdian.
Unilateral septic arthritis of a lumbar facet joint secondary to acupuncture treatment. A case report.
Acupunct Med, 22 (2004), pp. 152-155
[8]
A.J. Muffoletto, L.M. Ketonen, J.T. Mader, W.N. Crow, A.G. Hadjipavlou.
Hematogenous pyogenic facet joint infection.
Spine (Phila Pa 1976), 26 (2001), pp. 1570-1576
[9]
Harries LW, Watura R. Septic arthritis of unilateral lumbar facet joint with contiguous abscess, without prior intervention. BMJ Case Rep (revista electrónica) 2012 [consultado 10 Jun 2014). Disponible en: http://casereports.bmj.com/content/2012/bcr.09.2011.4849
[10]
M. Doita, Y. Nabeshima, K. Nishida, H. Fujioka, M. Kurosaka.
Septic arthritis of lumbar facet joint without predisposing infection.
J Spinal Disord Tech, 20 (2007), pp. 290-295
Copyright © 2014. Elsevier España, S.L.U. y Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.