Buscar en
Endocrinología y Nutrición
Toda la web
Inicio Endocrinología y Nutrición Valores de referencia y cribado universal de la función tiroidea en el primer t...
Información de la revista
Vol. 62. Núm. 7.
Páginas 358-360 (Agosto - Septiembre 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 62. Núm. 7.
Páginas 358-360 (Agosto - Septiembre 2015)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.endonu.2015.04.001
Acceso a texto completo
Valores de referencia y cribado universal de la función tiroidea en el primer trimestre de la población de mujeres gestantes del área de Toledo
Reference values and universal screening of thyroid function in the first trimester of the population of pregnant women in Toledo (Spain)
Visitas
...
Julia Sastre-Marcosa,
Autor para correspondencia
jsastrem@sescam.jccm.es

Autor para correspondencia.
, Florentino Val-Zaballosa, Miguel Ángel Ruiz-Ginésb, José Saura-Montalbánb, Mariano Veganzones-Pérezc
a Servicio de Endocrinología y Nutrición, Complejo Hospitalario de Toledo, Toledo, España
b Servicio de Análisis Clínicos, Complejo Hospitalario de Toledo, Toledo, España
c Servicio de Ginecología y Obstetricia, Complejo Hospitalario de Toledo, Toledo, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (1)
Tabla 1. Intervalos de referencia de los test de función tiroidea (P 2,5-P 97,5) en la población sana gestante y resultados de función tiroidea en las mujeres con autoinmunidad tiroidea positiva en los 2 periodos del estudio
Texto completo

Como consecuencia de los cambios fisiológicos originados durante la gestación, los valores de referencia de las hormonas tiroideas en mujeres embarazadas son diferentes a los de la población general1. Tanto la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN)2, como las Sociedades Científicas americanas y europeas3,4, recomiendan que las hormonas tiroideas durante la gestación se evalúen frente a valores de referencia para cada trimestre y población, con las técnicas de laboratorio propias. El objetivo de este trabajo fue establecer los valores de referencia durante el primer trimestre del embarazo para las hormonas TSH, T4 libre y T3 libre, la prevalencia de enfermedad tiroidea autoinmune y el grado de implantación del cribado universal de disfunción tiroidea, en el momento actual, de nuestra área de salud. Además, constituye el único estudio de los publicados hasta la fecha que establece 2 rangos de referencia dentro del primer trimestre gestacional (<11 semanas y de 11-13 semanas).

Se realizó un estudio prospectivo, incluyendo todas las gestantes que acudieron al servicio de análisis clínicos de nuestro Complejo Hospitalario para realizar cribado prenatal de aneuploidías (semanas 11 a 13), durante el periodo junio-julio de 2014. Junto a la muestra para la detección de cromosomopatías fetales se obtuvo otra muestra de sangre para determinación de TSH, T4 libre, T3 libre, anticuerpos anti-peroxidasa tiroidea y anticuerpos anti-tiroglobulina. Todos los parámetros analíticos se determinaron con un inmunoanálisis quimioluminiscente de micropartículas de 2 pasos, con protocolos Chemiflex®, en un analizador Architect® i2000sr de Abbott-Diagnostics (EE. UU.). Se calculó para cada variable el intervalo de confianza de los percentiles 2,5 y 97,5, que corresponden a los límites inferior y superior de los valores de referencia, siguiendo las recomendaciones de la International Federation of Clinical Chemistry5.

El tamaño muestral comprendió 454 gestantes, que suponen un 12% de los 3.516 partos ocurridos en nuestra área sanitaria en 2014. Para el cálculo de los valores de referencia se excluyeron 119 mujeres (26,2%): 74 (16,3%) presentaban autoinmunidad tiroidea positiva, 33 tenían antecedentes personales de enfermedad tiroidea (7,3%), 4 una diabetes previa (0,9%) y 5 una gestación gemelar (1,1%). Por último, fueron excluidas 3 gestantes por falta de algún dato analítico.

El grupo final sobre el que se calcularon los valores de referencia y que consideraremos como población gestante sana fue de 335 mujeres. De este grupo 261 (77,9%) presentaron estudio analítico previo, que contenía, al menos, la determinación de TSH en la primera parte del primer trimestre (antes de la semana 11). En la tabla 1 se presentan los valores de referencia obtenidos para hormonas tiroideas y TSH antes de la semana 11 (mediana semana 9), y entre las semanas 11-13 (mediana semana 12). Los resultados obtenidos a lo largo del primer trimestre fueron estadísticamente diferentes a los valores de referencia de la población no gestante, observando concentraciones significativamente superiores de TSH en pacientes con autoinmunidad tiroidea positiva.

Tabla 1.

Intervalos de referencia de los test de función tiroidea (P 2,5-P 97,5) en la población sana gestante y resultados de función tiroidea en las mujeres con autoinmunidad tiroidea positiva en los 2 periodos del estudio

TSH (mcU/ml)
Población sana gestante de referencia
Semana de gestación  Mediana (RIC)  Percentil 2,5 (IC 90)  Percentil 97,5 (IC 90) 
9 (n=261)  1,60 (0,91-1,96)*  0,21 (0,14-0,28)  3,80 (3,73-3,87) 
12 (n=335)  1,41 (0,92-1,94)  0,27 (0,18-0,35)  3,62 (3,53-3,70) 
Población gestante con autoinmunidad tiroidea positiva
Semana de gestación  Mediana (RIC)     
9 (n=61)  2,21 (1,20-3,50)**     
12 (n=74)  1,87 (1,25-2,38)**     
Población sana gestante de referencia
T4 libre (ng/dl)
Semana de gestación  Media (DE)  Percentil 2,5 (IC 90)  Percentil 97,5 (IC 90) 
12 (n=335)  1,07 (0,11)  0,87 (0,869-0,871)  1,30 (1,299-1,301) 
T3 libre (pg/ml)
Semana de gestación  Media (DE)  Percentil 2,5 (IC 90)  Percentil 97,5 (IC 90) 
12 (n=335)  2,88 (0,34)  2,21 (2,20-2,22)  3,55 (3,54-3,56) 

DE: desviación estándar; IC 90: intervalo de confianza del 90%; RIC: rango intercuartílico.

*

Existieron diferencias estadísticamente significativas (p<0,01) para los valores de TSH en la población sana gestante entre los 2 periodos del primer trimestre: primera parte antes de la semana 11 (mediana 9 semanas) y segunda parte entre la semana 11 y 13 (mediana 12 semanas).

**Existieron diferencias estadísticamente significativas (p<0,001) para los valores de TSH entre las mujeres embarazadas con autoinmunidad tiroidea y la población sana gestante de referencia, en los 2 periodos del trimestre.

Estos resultados no difieren sustancialmente de los obtenidos en los últimos 6 años por otros grupos de trabajo españoles en distintas áreas geográficas nacionales, con diferente metodología analítica y semana gestacional6–8. Cabe destacar que los intervalos de referencia para TSH y hormonas tiroideas obtenidos en este trabajo y en los estudios nacionales previos son claramente superiores respecto a los valores de referencia recomendados por las guías internacionales (<2,5mcU/ml)3,4, en el caso de no disponer de rangos de normalidad propios del primer trimestre. Considerar como valor máximo de normalidad 2,5mcU/ml para TSH en el primer trimestre tendría consecuencias inmediatas en el manejo de la disfunción tiroidea en el embarazo, suponiendo una importante sobrecarga asistencial y económica, además de sobrediagnosticar hipotiroidismo en un porcentaje no desdeñable de gestaciones.

Los intervalos de referencia para TSH en 2 periodos diferentes del primer trimestre (en la semana 9 y en la semana 12) nos permitirán filiar de forma más precisa la existencia de disfunción tiroidea en la población gestante de nuestra área geográfica. De forma ideal creemos que el cribado debe realizarse antes de la semana 10, para poder detectar precozmente la disfunción tiroidea, dado que el hipotiroidismo subclínico se asocia con un aumento del riesgo de complicaciones durante el embarazo y de déficits neurocognitivos del feto en desarrollo. En aquellas mujeres en las que no se ha realizado el estudio en la primera parte del trimestre podría utilizarse la extracción del cribado neonatal para obtener datos de función tiroidea y poder interpretarlos con valores de referencia específicos entre la semana 11 y 13. Los valores de TSH algo inferiores en este tramo del embarazo pueden estar en relación con la producción máxima de gonadotropina coriónica, que ocurre en la parte final del primer trimestre (a partir de la semana 9 de gestación). Estos resultados son similares a los obtenidos por Bocos-Terraz et al.6, que constataron valores de TSH entre las semanas 11 a 20 algo inferiores a los obtenidos antes de la semana 11.

Establecer valores de referencia propios permite conocer la verdadera prevalencia de disfunción tiroidea en nuestra población gestante, actualmente desconocida, y además, nos permitirá implementar programas de cribado universal en nuestra área sanitaria. En el momento actual el cribado se realiza, únicamente, al 77,9% de los embarazos, siendo la TSH la prueba mayoritariamente solicitada. En este sentido, la SEEN publicó un documento de consenso en el que recomienda realizar cribado universal frente a una búsqueda selectiva de disfunción tiroidea en el embarazo2. Destacar que las guías internacionales3,4 aún no reflejan esta recomendación, predominando la sugerencia de cribado dirigido.

La prevalencia de autoinmunidad tiroidea en este trabajo es una de las más altas descritas en los diferentes estudios nacionales6–8. En análisis previos realizados por nuestro grupo9 ya se objetivó un elevado porcentaje de autoinmunidad tiroidea en mujeres gestantes de nuestra zona: 11,6% y 9,9% presentaban anticuerpos anti-peroxidasa tiroidea y anti-tiroglobulina positivos, respectivamente. Esta elevada prevalencia de autoinmunidad tiroidea respaldaría los resultados de Jaén et al.10, que demostraban en gestantes del área urbana de Toledo una prevalencia de tiroiditis posparto muy superior a la descrita en otras áreas españolas (15,9%). Las mujeres con autoinmunidad tiroidea positiva presentan niveles de TSH más elevados que la población sin tiroiditis de base, por lo que deben ser excluidas del cálculo de los valores de referencia y constituyen, además, una población de riesgo para desarrollar disfunción tiroidea durante el embarazo y tras el parto. Faltan estudios de intervención y, por lo tanto, evidencia científica suficiente que demuestre el beneficio que el tratamiento con tiroxina pueda tener en este grupo de pacientes, tanto sobre los resultados obstétricos como desde el punto de vista del desarrollo neurológico fetal e infantil.

En conclusión, los intervalos de referencia para TSH y hormonas tiroideas obtenidos en este trabajo permitirán interpretar de forma adecuada los test de función tiroidea en las gestantes de nuestra área de salud, evitando un diagnóstico incorrecto de hipotiroidismo subclínico en un número importante de pacientes o permitiendo instaurar el tratamiento de forma precoz.

El conocimiento de los valores de referencia referidos a nuestra población y técnica de laboratorio nos ayudará a potenciar e implementar programas de cribado universal de disfunción tiroidea asociada a gestación, teniendo presente que, en aquellas mujeres en las cuales no se haya solicitado el estudio en la primera parte del primer trimestre, podría emplearse la extracción destinada al cribado prenatal de cromosomopatías, obteniendo los datos de la función tiroidea y su interpretación respecto a los valores de referencia específicos para las semanas 11 a 13. En un área geográfica con un porcentaje tan significativo de autoinmunidad tiroidea y tiroiditis posparto, una estrategia de futuro podría ser incluir en los test de cribado del primer trimestre, además de la TSH, la titulación de los anticuerpos anti-tiroideos.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener conflicto de intereses en relación con los datos publicados.

Agradecimientos

Este trabajo no hubiera sido posible sin la colaboración de Abbott-Diagnostics, por facilitarnos todo el material necesario para la realización de las determinaciones de TSH, T4L, T3L y anticuerpos anti-tiroideos; agradecemos muy especialmente a Elena Romero (especialista en inmunoquímica de Abbott Científica), sin cuya ayuda no hubiera sido posible realizar este estudio.

Bibliografía
[1]
R. Negro, J.H. Mestman.
Thyroid disease in pregnancy.
Best Pract Res Clin Endocrinol Metab, 25 (2011), pp. 927-943
[2]
L. Vila, I. Velasco, S. Gonzalez, F. Morales, E. Sanchez, J.M. Lailla, et al.
Detección de la disfunción tiroidea en la población gestante: está justificado el cribado universal.
Endocrinol Nutr, 59 (2012), pp. 547-560
[3]
A. Stagnaro-Green, M. Abalovitch, E. Alexander, F. Azizi, J. Mestman, R. Negro, et al.
Guidelines of the American Thyroid Association for the diagnosis and management of thyroid disease during pregnancy and postpartum.
Thyroid, 21 (2011), pp. 1081-1125
[4]
J. Lazarus, R.S. Brown, Ch. Daumerie, A. Hubalewska-Dydejczyk, R. Negro, B. Valdya.
European thyroid association guidelines for the management of subclinical hypothyroidism in pregnancy and in children.
Eur Thyroid J, 4 (2014), pp. 76-94
[5]
H.E. Solberg.
The IFCC recommendation on estimation of reference intervals. The RefVal program.
Clin Chem Lab Med, 42 (2004), pp. 710-714
[6]
J.P. Bocos-Terraz, S. Izquierdo-Álvarez, J.L. Bancalero-Flores, R. Alvarez-Lahuerta, A. Aznar-Sauca, E. Real-López, et al.
Thyroid hormones according to gestational age in pregnant Spanish women.
BMC Res Notes, 2 (2009), pp. 237
[7]
M. Lombardo Grifol, M.L. Gutiérrez Menéndez, L. García Menéndez, M.V. Valdazo Revenga.
Valores de referencia y estudio de la varialibilidad de hormonas tiroideas en gestantes de El Bierzo.
Endocrinol Nutr, 60 (2013), pp. 549-554
[8]
G. Díaz-Soto, E. Largo, C. Alvarez-Colomo, I. Martínez-Pino, D. de Luis.
Valores de referencia y cribado universal de la disfunción tiroidea en la mujer gestante.
Endocrinol Nutr, 61 (2014), pp. 336-338
[9]
A. Marco, A. Vicente, E. Castro, C.E. Perez, O. Rodríguez, M.A. Merchan, et al.
Patterns of iodine intake and urinary iodine concentrations during pregnancy and blood thyroid-stimulating hormone concentrations in the newborn progeny.
Thyroid, 20 (2010), pp. 1295-1299
[10]
J.I. Jaén Díaz, F. López de Castro, B. Cordero García, F. Santillana Balduz, J. Sastre Marcos, C. Martín dal Gesso.
Tiroiditis postparto: incidencia y estudio de los posibles factores asociados en las embarazadas de una zona de salud.
Med Clin (Barc), 132 (2009), pp. 569-573
Copyright © 2015. SEEN
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.