covid
Buscar en
Endocrinología y Nutrición
Toda la web
Inicio Endocrinología y Nutrición Fibromialgia y trastornos de la conducta alimentaria en la obesidad mórbida
Información de la revista
Vol. 61. Núm. 10.
Páginas 555-556 (diciembre 2014)
Vol. 61. Núm. 10.
Páginas 555-556 (diciembre 2014)
Carta al Editor
Acceso a texto completo
Fibromialgia y trastornos de la conducta alimentaria en la obesidad mórbida
Fibromyalgia and eating disorders in morbid obesity
Visitas
8159
Anna Carnesa,
Autor para correspondencia
acarnes@gss.scs.es

Autor para correspondencia.
, Antonio Alcántaraa, Marta Buenob, Ester Castana, Albert Lecubeb
a Servicio de Psiquiatría, Hospital Universitari Arnau de Vilanova, Lleida, España
b Unidad de Obesidad, Servicio de Endocrinología y Nutrición, Hospital Universitari Arnau de Vilanova, Lleida, España
Este artículo ha recibido
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo
Sr. Editor:

La prevalencia en España de la obesidad es del 22,9% en adultos, y del 0,6% en el caso de la obesidad mórbida (OM)1. Por otro lado, el sobrepeso y la obesidad son muy comunes en personas con fibromialgia, con una prevalencia que oscila del 32 al 50%2. Algunos datos recientes sugieren que el exceso de peso empeora la sintomatología propia de la fibromialgia, llegando a demostrar que el exceso de peso está negativamente relacionado con la calidad de vida y positivamente relacionado con el dolor3,4. Además, se ha observado que un índice de masa corporal (IMC) elevado se correlaciona con niveles superiores de dolor y fatiga en las personas con fibromialgia, lo que puede suponer una condición comórbida agravante al afectar negativamente a la calidad de vida y la consecuente disfuncionalidad física4. Para explicar esta relación entre obesidad y fibromialgia se han propuesto una serie de mecanismos, entre los que destacan la actividad física reducida, las alteraciones del sueño o problemas de depresión, así como la disfunción de la glándula tiroidea o del eje somatotropo5.

Entre las opciones terapéuticas para los sujetos con OM está la cirugía bariátrica (CB), cuyos beneficios médicos y psicológicos se han demostrado previamente en numerosos trabajos6. Dado el aumento de la incidencia de personas con OM candidatos a CB con fibromialgia nos propusimos evaluar si la presencia de fibromialgia se acompañaba de diferencias en el perfil sociodemográfico, en las características de la conducta alimentaria y en el grado de ansiedad en estos pacientes.

Entre enero de 2012 y diciembre de 2013 reclutamos de forma consecutiva a 40 mujeres candidatas a cirugía bariátrica, 10 de las cuales tenían el diagnóstico de fibromialgia (25%). No identificamos varones obesos con fibromialgia, por lo que estos no fueron incluidos en el estudio. Recogimos variables sociodemográficas (edad, estado civil, número de hijos, grado de discapacidad, consumo de tóxicos, antecedentes en salud mental y tratamiento psicofarmacológico), y variables relacionadas con la OM (época de inicio de la obesidad, antecedentes familiares de OM, resultado de la evaluación psicológica e intervención quirúrgica realizada). Se administraron los siguientes cuestionarios para evaluar la conducta alimentaria y el nivel de ansiedad: Inventario de Trastornos de la Conducta Alimentaria (EDI-2) y Cuestionario de Ansiedad Estado/Rasgo (STAI-II). El EDI-2 es un instrumento psicométrico adecuado, tanto para evaluar las características psicológicas de la anorexia y bulimia como para hacer un cribado para la identificación de personas con alto riesgo de trastornos de la ingesta. Además, su uso está aprobado en numerosos protocolos de evaluación para estos pacientes candidatos a CB7.

El grupo de mujeres con OM y sin fibromialgia (n=30) tenía un IMC de 44,8±7,0 (media y desviación estándar), y en el caso del grupo de mujeres con OM y fibromialgia (n=10), su IMC era de 43,4±4,2 (p=0,559). En el análisis de resultados no observamos diferencias estadísticamente significativas en ninguna de las variables recogidas, ni en las sociodemográficas ni en las relacionadas con la obesidad, como tampoco en el nivel de ansiedad ni en el patrón de alteraciones de la conducta alimentaria.

Los resultados nos hacen pensar que la fibromialgia, a pesar de tratarse de una enfermedad crónica que genera una elevada disfuncionalidad física, social y cognitiva en las personas no obesas, no implica per se cambios en el perfil sociodemográfico ni psicológico de los pacientes con OM candidatos a CB, ni tampoco un mayor riesgo de desarrollar trastornos de la conducta alimentaria en estos pacientes. Es posible que la discapacidad física y la baja autoestima asociadas frecuentemente con la obesidad neutralicen aspectos de la salud directamente relacionados con la fibromialgia, como el dolor y la fatiga. Dicho de otra manera, la obesidad en general, y especialmente la obesidad mórbida, podría resultar en un factor agravante de la fibromialgia.

Una de las limitaciones de este trabajo es que únicamente se han recogido datos basales, previos a la cirugía bariátrica. En este caso, otro aspecto a considerar es qué ocurre con estos pacientes tras la pérdida ponderal alcanzada con la CB. Si bien se ha comunicado una clara mejoría de la sintomatología asociada a la fibromialgia con la pérdida ponderal obtenida mediante CB7,8, nos surge la siguiente pregunta: ¿va a suponer la persistencia de la fibromialgia un peor pronóstico a medio o largo plazo en aspectos tan importantes como el exceso de peso perdido, el incremento de la calidad de vida conseguida con la pérdida ponderal, o el mantenimiento a largo plazo del peso perdido? Y, por consiguiente, quizás podamos aprender si el abordaje terapéutico de la fibromialgia en las mujeres intervenidas debe diferir del que habitualmente se realiza en esta enfermedad.

Bibliografía
[1]
J.L. Gutiérrez-Fisac, P. Guallar-Castillón, L.M. León-Muñoz, A. Graciani, J.R. Banegas, F. Rodríguez-Artalejo.
Prevalence of general and abdominal obesity in the adult population of Spain, 2008-2010: The ENRICA study.
[2]
M.K. Senna, Sallam RA-ER, H.S. Ashour, M. Elarman.
Effect of weight reduction on the quality of life in obese patients with fibromyalgia syndrome: A randomized controlled trial.
Clin Rheumatol, 31 (2012), pp. 1591-1597
[3]
P.J. Mork, O. Vasseljen, T.I.L. Nilsen.
Association between physical exercise, body mass index, and risk of fibromyalgia: Longitudinal data from the Norweigian Nord-Trondelag health study.
Arthritis Care Res, 62 (2010), pp. 611-617
[4]
G.M. Timmerman, N.A. Calfa, A.K. Stuifbergen.
Correlates of body mass index in women with fibromyalgia.
Orthop Nurs, 32 (2013), pp. 113-119
[5]
F. Ursini, S. Naty, R.D. Grembiale.
Fibromyalgia and obesity: The hidden link.
Rheumatol Int, 31 (2011), pp. 1403-1408
[6]
L. Sjöstrom, M. Peltonen, P. Jacobson, S. Ahlin, J. Anderson-Assarsson, A. Anveden, et al.
Association of bariatric surgery with long-term remission of type 2 diabetes and with microvascular and macrovascular complications.
JAMA, 311 (2014), pp. 2297-2304
[7]
F. Bonfà, L. Marchetta, M. Avanzi, E. Baldini, R. Raselli, E. Uber, et al.
Exploratory evaluation of an obese population seeking bariatric surgery in an Italian public service.
Eat Weight Disord, 15 (2010), pp. e199-e226
[8]
A.A. Saber, M.J. Boros, T. Mancl, M.H. Elgamal, S. Song, T. Wisadrattanapong.
The effect of laparoscopic Roux-en-Y gastric bypass on fibromialgia.
Obes Surg, 18 (2008), pp. 652-655
Copyright © 2014. SEEN
Opciones de artículo
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos