Regístrese
Buscar en
Cirugía y Cirujanos
Toda la web
Inicio Cirugía y Cirujanos Quistes broncogénicos. Importancia de la infección en adultos. Estudio de 12 c...
Información de la revista
Vol. 83. Núm. 2.
Páginas 112-116 (Marzo - Abril 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
2769
Vol. 83. Núm. 2.
Páginas 112-116 (Marzo - Abril 2015)
Artículo original
DOI: 10.1016/j.circir.2015.04.005
Open Access
Quistes broncogénicos. Importancia de la infección en adultos. Estudio de 12 casos
Bronchogenic cysts. Importance of infection in adults. Study of 12 cases
Visitas
2769
Alejandro Hernández-Solísa, Humberto Cruz-Ortizb, María Esther Gutiérrez-Díaz Ceballosc, Raúl Cicero-Sabidob,
Autor para correspondencia
rc1neumo@servidor.unam.mx

Autor para correspondencia. Servicio de Neumología y Cirugía de Tórax. Hospital General de México «Eduardo Liceaga». SSA, Dr. Balmis 14. Col.: Doctores. CP. 06726. México DF. México, Tel.: +50043856 27862000 Ext 1383.
a Servicio de Neumología y Cirugía de Tórax, Hospital General de México, O.D, México, D.F., México
b Facultad de Medicina. Universidad Nacional Autónoma de México, México, D.F., México
c Servicio de Patología. Hospital General de México, O.D, México, D.F., México
Este artículo ha recibido
2769
Visitas

Under a Creative Commons license
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (4)
Mostrar másMostrar menos
Tablas (1)
Tabla 1. Quistes broncogénicos. Hallazgos principales
Resumen
Antecedentes

El quiste broncogénico es una malformación congénita benigna poco frecuente, se localiza principalmente en el mediastino y en el parénquima pulmonar.

Objetivo

Determinar las características clínicas de los pacientes con diagnóstico de quiste broncogénico, su localización y las bacterias responsables en caso de presentar un proceso infeccioso, diagnosticados del 1 de enero de 2005 al 1 de enero de 2013, en un hospital de concentración de tercer nivel.

Material y métodos

Se estudiaron los casos de quistes broncogénicos resecados por toracotomía que fueron confirmados por estudio histopatológico; se evaluaron: sexo, edad, diagnóstico de ingreso, localización, tamaño, cuadro clínico, estudios de imagen y cultivos bacteriológicos.

Resultados

Se encontraron 12 casos de pacientes con diagnóstico de quiste broncogénico resecados quirúrgicamente por toracotomía, 6 pacientes del género masculino y 6 del femenino; el 50% con localización pulmonar y el 50% en mediastino, de estos últimos uno fue paraesofágico. El estudio bacteriológico del contenido quístico demostró que el 58% de los casos tenía una infección agregada.

Conclusiones

Los quistes broncogénicos son lesiones congénitas raras de naturaleza benigna, deben ser resecados porque su contenido puede infectarse. El estudio histopatológico es determinante para confirmar el diagnóstico conjuntamente con el examen bacteriológico. La toracotomía es un procedimiento seguro para resecar quistes broncogénicos.

Palabras clave:
Quiste broncogénico
Infección
Resección quirúrgica
Abstract
Background

Bronchogenic cyst is a rare congenital malformation and commonly located in the mediastinum and lung parenchyma.

Objective

To determine the clinical characteristics of the patients with diagnosis of bronchogenic cysts, their location and the infectious bacteria when the cysts are infected. The cases were collected from 1 January 2005 to 1 January 2013, in a third level hospital.

Material and methods

The cases with bronchogenic cysts resected by thoracotomy were confirmed by histological study. Age, sex, admission diagnosis, location, size, imagenologic studies, and bacteriological cultures were evaluated.

Results

Of the12 cases with diagnosis of bronchogenic cysts surgically resected by thoracotomy, six were male and six female, with 50% located in lung parenchyma and 50% in mediastinum, one of the latter was para-oesophageal. Bacteriological study of the cystic content demonstrated bacterial infection in seven (58%) cases.

Conclusions

Bronchogenic cysts are rare congenital benign lesions. They must be resected because their content might be infected. The histopathology study is necessary to confirm the diagnosis, together with bacteriological examination. Thoracotomy is a safe procedure to resect bronchogenic cysts.

Keywords:
Bronchogenic cyst
Infection
Surgical resection
Texto completo
Antecedentes

El quiste broncogénico es una malformación congénita poco frecuente, derivada de una gemación anómala del árbol traqueobronquial al separarse del intestino primitivo, alrededor de la séptima semana de gestación, originando lesiones quísticas de tamaño variable generalmente de 1-15cm de diámetro, localizadas principalmente en el mediastino y en el parénquima pulmonar. El contenido de los quistes broncogénicos puede ser aire o bien se produce en su interior un líquido de aspecto lechoso de carácter mucinoso; la histología de la pared quística revela epitelio respiratorio con glándulas mucosas, cilios y en ocasiones puede encontrarse cartílago, y este patrón histológico característico de la pared puede perderse cuando se agrega un proceso infeccioso1,2. Generalmente los pacientes cursan con una evolución asintomática y se diagnostican como un hallazgo incidental al realizar estudios radiológicos de rutina3. Los quistes broncogénicos pueden aparecer como una formación cavitaria de paredes delgadas, eventualmente acompañada de derrame pleural o como una masa mediastínica bien definida, que puede confundirse con un tumor.

En algunos casos se vuelven sintomáticos cuando el contenido del quiste broncogénico se infecta, produciendo expectoración purulenta, que obliga al paciente a buscar atención médica.

El objetivo de esta investigación fue determinar las características clínicas de los pacientes con diagnóstico de quiste broncogénico, su localización, los resultados del tratamiento quirúrgico, y en los casos con proceso infeccioso, determinar cuáles fueron los microorganismos responsables. El estudio se realizó en el servicio de Neumología del Hospital General de México O.D, hospital de concentración de tercer nivel de atención.

Material y métodos

Se revisaron los archivos de las unidades de Patología y Neumología del Hospital General de México O.D del 1 de enero de 2005 al 1 de enero de 2013 y se seleccionaron los casos resecados de quiste broncogénico confirmados por estudio histopatológico. En todos los casos se evaluaron: sexo, edad, diagnóstico de ingreso, localización, tamaño, cuadro clínico, estudios de imagen, y los resultados de los cultivos bacteriológicos del contenido de la lesión. Se consideró el valor de la oximetría de pulso como un dato del estado funcional preoperatorio, transoperatorio y postoperatorio.

Resultados

Se encontraron 12 casos de pacientes con diagnóstico de quiste broncogénico resecados quirúrgicamente por toracotomía, la totalidad de ellos fueron documentados con exámenes de imagen (radiografía de tórax, tomografía axial computada de tórax), que demostraron la existencia de una cavidad quística de paredes delgadas y en ocasiones niveles hidroaéreos; el tamaño promedio de las lesiones fue de 5.3cm. En todos los casos se realizó estudio histopatológico de la pared del quiste bronquial que demostró un epitelio cúbico ciliado seudoestratificado, con discreto edema de la submucosa (tinción de PAS 120X) (fig. 1).

Figura 1.

Pared del quiste broncogénico revestida por un epitelio cúbico ciliado seudoestratificado con discreto edema de la submucosa. Tinción de PAS 120X.

(0,18MB).

Se encontraron 6 pacientes del género masculino y 6 pacientes del femenino con una edad promedio de 49 años, límites de 22 a 77 años. Seis casos con localización pulmonar (tabla 1) y 6 en mediastino (figs. 1 y 2), de los quistes mediastínicos uno fue paraesofágico. En el 91% de los casos al momento del ingreso no se consideró el diagnóstico de quiste broncogénico. En esta serie el 33% (4 casos) evolucionaron asintomáticos, el 66% (8 casos) de los pacientes presentaron tos (80%), disnea (80%), expectoración purulenta (60%), fiebre (40%), astenia y adinamia (30%), sensación de opresión retroesternal (20%), un paciente presentó hemoptisis cuantificada en 200ml en 24h que cedió espontáneamente (figs. 2 y 3a y b).

Tabla 1.

Quistes broncogénicos. Hallazgos principales

Caso  Sexo  Edad años  Diagnóstico de ingreso  Localización del quiste en radiografía y TAC de tórax  Tamaño  Cultivo bacteriológico del quiste 
26  Tuberculosis pulmonar  Lóbulo superior derecho segmento apical  1.5cm  Staphylococus aureus 
51  Absceso pulmonar  Paraesofágicoa  5cm  Sin desarrollo 
77  Hemoptisis  Lóbulo superior izquierdo  7cm  Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae 
76  Cáncer pulmonar  Mediastínico  4cm  Sin desarrollo 
43  Cáncer pulmonar  Lóbulo superior izquierdo  3cm  Sin desarrollo 
64  Neumonía  Lóbulo inferior izquierdo  2cm  Staphylococus aureus, Pseudomonas aeruginosa 
53  Cáncer pulmonar  Mediastínico  12cm  Sin desarrollo 
39  Absceso pulmonar  Mediastínico  5cm  Pseudomonas aeruginosa 
45  Neumonía  Mediastínico  6cm  Staphylococus aureus 
10  22  Hepatocarcinoma  Lóbulo inferior derecho  6cm  Sin desarrollo 
11  52  Cáncer pulmonar  Lóbulo medio  7cm  Mycobacterium tuberculosis 
12  45  Quiste broncogénico  Mediastínico  6cm  Pseudomonas aeruginosa 

TAC: tomografía axial computada.

a

Hallazgo radiológico.

Figura 2.

Caso 10. La tomografía axial computada muestra una cavidad posterior que colapsa parcialmente los vasos pulmonares y nivel hidroaéreo (flecha).

(0,09MB).
Figura 3.

Caso 7. a) Tomografía computada sagital; por delante del cayado y la aorta descendente hay una masa de opacidad uniforme bien delimitada (flecha). b) Tomografía axial computada. La masa mediastínica se proyecta hacia la izquierda por delante de la columna vertebral entre la aorta ascendente y la descendente (flecha).

(0,14MB).

El 58% de los casos tenía una infección agregada desarrollando en los cultivos (Pseudomonas aeruginosa, Staphylococus aureus, Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae) y en un paciente, con diabetes mellitus tipo 2, el cultivo de Löwestein-Jensen fue positivo para Mycobacterium tuberculosis (fig. 4a y b), todos los pacientes recibieron tratamiento antimicrobiano específico con una respuesta favorable (tabla 1).

Figura 4.

Caso 11. a) La radiografía de tórax muestra una cavidad de paredes finas con un nivel hidroaéreo (flecha). b) La tomografía axial computada demuestra una imagen quística irregular con nivel hidroaéreo en lóbulo medio retraído hacia adelante (flecha); se aisló Mycobacterium tuberculosis.

(0,13MB).

A los 16 meses de seguimiento en promedio ningún caso presentó recurrencia después de la intervención quirúrgica y permanecieron asintomáticos.

Discusión

La infección de los quistes broncogénicos es relativamente frecuente por bacterias grampositivas y gramnegativas, provocando en la mayoría de los casos expectoración purulenta. En la bibliografía médica consultada se encontraron casos aislados afectados por micobacterias, en esta serie se descubrió un quiste infectado por Mycobacterium tuberculosis en un paciente con diabetes mellitus tipo 2 mal controlado de larga evolución4–6; estos casos pueden ser diagnosticados por la presencia de granulomas con la imagen histológica característica de las micobacterias tuberculosas7, que también puede verse en las no tuberculosas (atípicas)8. Cuando los cultivos se encuentran sin desarrollo, y se tiene la sospecha diagnóstica de tuberculosis, el empleo de técnicas de biología molecular como la reacción en cadena de la polimerasa en tiempo real está indicado9. Asimismo, es importante descartar la presencia de abscesos pulmonares recurrentes que pueden confundirse con quistes broncogénicos infectados10,11, particularmente cuando existen dudas en los estudios de imagen12. La tomografía axial computada es generalmente un estudio con alta sensibilidad; sin embargo, para el diagnóstico es indispensable la confirmación por histopatología. Los quistes broncogénicos tienen la pared con epitelio bronquial, glándulas mucosas y cartílago; este patrón puede perderse ocasionalmente si se presenta una infección crónica13–15.

Los quistes pueden coincidir con problemas cardiacos como defectos pericárdicos y fibrilación auricular16,17; otros tienen importantes adherencias al esófago, pericardio y pleura, lo que impide resecarlos completamente, la marsupialización al esófago puede resolverlos, como ocurrió en uno de los pacientes presentados. La identificación de los microorganismos infectantes es importante para establecer el tratamiento antimicrobiano apropiado conjuntamente con el drenaje del quiste, lo que facilita su resección18; eventualmente el drenaje selectivo de los quistes infectados puede determinar la curación mediante aspiraciones guiadas por ultrasonido19. La resección de los quistes por toracotomía abierta sigue siendo un procedimiento seguro; la toracoscopia20 y la cirugía videoasistida también son procedimientos de utilidad en estos casos21.

Conclusiones

Los quistes broncogénicos son lesiones congénitas raras de naturaleza benigna, y generalmente no se piensa en su diagnóstico, probablemente por la baja frecuencia de la lesión. Los quistes deben ser resecados ya que su contenido puede infectarse. El estudio histopatológico es determinante para confirmar el diagnóstico definitivo conjuntamente con el examen bacteriológico. En esta serie, en 7 casos se encontraron 5 bacterias diferentes y uno con M. tuberculosis.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses

Agradecimientos

Al técnico académico Marco E. Gudiño-Zayas de la UNAM por su ayuda en la reproducción de las figuras.

Bibliografía
[1]
S.J. Gould, P.S. Hasleton.
Congenital abnormalities.
Spencer's pathology of the lung, 5.a ed., pp. 81-82
[2]
J.E. Scandalakis, S.W. Gray, P. Symbas.
The trachea and the lung.
Embryology for surgeons., 3.a ed, pp. 414-450
[3]
P.M. Cosío, L.L. Cosío, U.C.A. Lezama, R.J.L. Ríos.
Quiste bronquiogénico. Reporte de un caso y revisión de la literatura.
Neumol Cir Tórax (México), 73 (2014), pp. 124-134
[4]
N.C. Andrews, P.C. Pratt, A.J. Christoforidis.
Bronchogenic cysts in patients presumed to have pulmonary tuberculosis.
Chest, 36 (1959), pp. 353-360
[5]
L. El Fekin, L. Boussofara, H. Hassene, Fenniche, D. Belhabib, K. Ben Miled, et al.
Kyste broncogénique et tuberculosis pulmonaire.
Tunisie Medical, 87 (2009), pp. 408-409
[6]
S.A. Frye, J.M. DeCou.
Paediatric bronchogenic cyst complicated by atypical mycobacterium infection.
BJMP, 2 (2009), pp. 54-56
[7]
W.C. Houser, G.J. Dorff, D.Y. Rosenzweig, J.W. Aussem.
Mycobacterial infection of a congenital bronchogenic cyst.
Thorax, 35 (1980), pp. 312-313
[8]
S.A. Frye, J.M. DeCou.
Pediatric bronchogenic cyst complicated by atypycal mycobacterium infection: a case report.
[9]
C. Fukasawa, K. Ohkusu, Y. Sanayama, K. Yasufuku, N. Ishiwada, T. Ezaki, et al.
A mixed bacterial infection of a bronchogenic lung cyst diagnosed by PCR.
J Med Microbiol, 55 (2006), pp. 791-794
[10]
A.R. Ramzisham, K.F. Johann, A.R. Talal, O.S. Joanna, D.M. Zamrin.
Infected intraparenchymal bronchogenic cyst mimicking recurrent lung abscess in a young adult.
Med J Malaysia, 62 (2007), pp. 416-417
[11]
M. Salcedo-Chávez, L.F. Alva-López, R. Sotelo-Robledo, E.S. Peña-Mirabal, M.S. Lule-Morales, V. Falcón-Solís.
Quiste broncogénico: reporte de dos casos y revisión de la literatura.
Rev Inst Nal Enf Resp Méx, 17 (2004), pp. 35-41
[12]
S. Gursoy, A. Ucvet, A.A. Ozturk, A.E. Erbaycu, O. Basok, N. Yucel.
Seven years experience of bronchogenic cysts.
Saudi Med J, 30 (2009), pp. 238-242
[13]
D.P. Naidich, N. Müller, G.A. Krinsky, R.W. Webb, I. Vlahos, M.B. Srichai.
Computed tomography and magnetic resonance of the thorax.
4.aed., Lippincott Willimas & Wilkins, (2007), pp. 392-397
[14]
W.D. Travis, T.V. Colby, M.N. Koss, M. Rosado-de Christenson, N.L. Müller, T.E. King.
Non-neoplastic disorders of the lower respiratory tract.
Atlas of nontumor pathology., pp. 478-481
[15]
R. Lucena-Olavarrieta.
Quistes broncogénicos en los adultos.
Rev Colombiana Neumol, 18 (2006), pp. 20-27
[16]
A. Imperatori, N. Rotolo, E. Nardecchia, G. Mariscalco, M. Spagnoletti, L. Dominioni.
Bronchogenic cyst associated with pericardial defect: Case report and review of the literature.
J Cardiothoracic Surg, 6 (2011), pp. 85
[17]
S. Fujino, E.H. Hwang, N. Sekido, Y. Kaisaki, Y. Arai, T. Aoyama.
Paroxismal atrial fibrillation due to bronchogenic cyst.
Inter Med, 49 (2010), pp. 2107-2111
[18]
G. Marshall, C. Cheah, N.P. Lenzo.
Bronchogenic cyst with multiple complications.
Biomed Imaging Interv J, 3 (2007), pp. e42
[19]
R.F. Casal, C.A. Jimenez, R.J. Mehran, G.A. Eapen, D. Ost, M. Sarkiss, et al.
Infected mediastinal bronchogenic cyst successfully treated by endobronchial ultrasound-guided fine-needle aspiration.
Ann Thorac Surg, 90 (2010), pp. e52-e53
[20]
B. Mondello, S. Lentini, D. Familiari, P. Barresi, F. Monaco, M. Sibilio, et al.
Thoracoscopic resection of a paraortic bronchogenic cyst.
J Cardiothor Surg, 5 (2010), pp. 82
[21]
K. Panchanatheeswaran, R. Dutta, K.I. Shing, A. Kumar.
Eleven-year experience in thoracoscopic excision of bronchogenic cyst.
Asian Cardiovasc Thorac Ann, 36 (2012), pp. 570-575
Copyright © 2015. Academia Mexicana de Cirugía A.C.
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.