Buscar en
Cardiocore
Toda la web
Inicio Cardiocore ¿Se debe realizar revascularización completa en el contexto de un IAM?
Información de la revista
Vol. 53. Núm. 1.
Páginas 3-7 (Enero - Marzo 2018)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
94
Vol. 53. Núm. 1.
Páginas 3-7 (Enero - Marzo 2018)
Preguntas y respuestas
DOI: 10.1016/j.carcor.2017.11.001
Acceso a texto completo
¿Se debe realizar revascularización completa en el contexto de un IAM?
Complete revascularization in STEMI and multivessel disease. One size fits all?
Visitas
...
Manuel Almendro-Delia
Autor para correspondencia
almendrode@secardiologia.es

Autor para correspondencia.
, Tania Seoane-García
Unidad Coronaria, UGC Cardiología y Cirugía Cardiovascular, Hospital Universitario Virgen Macarena, Sevilla, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (1)
Tabla 1. Estudios publicados sobre revascularización en SCACEST y enfermedad multivaso
Texto completo
Introducción

El tratamiento de elección para los pacientes que presentan un síndrome coronario agudo con elevación del segmento ST (SCACEST) es la angioplastia primaria urgente1,2. Hasta en un 40-50% de los casos, la enfermedad aterosclerótica no se limita a un solo vaso1. Los pacientes con SCACEST y enfermedad multivaso tienen un peor pronóstico que aquellos que presentan lesiones en un solo vaso, aunque se desconoce si este peor pronóstico es reflejo de una enfermedad más avanzada o de la isquemia residual de las lesiones no tratadas1,2.

La revascularización de todas las lesiones en el momento agudo puede ofrecer ventajas como la disminución del tamaño del infarto y la mejoría de la fracción de eyección al alta, o la prevención de nuevos eventos cardiovasculares. Sin embargo, también puede suponer un mayor volumen de contraste empleado y consecuentemente una mayor incidencia de nefropatía por contraste, un mayor tiempo de exposición a la radiación o un mayor riesgo de trombosis de los stents recientemente implantados debido al estado protrombótico asociado al síndrome coronario agudo.

Las guías clínicas de SCACEST de la Sociedad Europea de Cardiología de 2012 solo recomendaban abordar las lesiones no culpables en shock cardiogénico, lesiones altamente inestables o ante isquemia persistente1. Si las lesiones no culpables han de ser abordadas de forma sistemática junto a la lesión culpable en el momento de la angioplastia, o en un segundo tiempo antes del alta, en pacientes con estabilidad hemodinámica y sin signos de isquemia activa, continúa siendo motivo de discusión.

¿Cómo identificar lesiones no culpables en SCACEST?

El comportamiento de las lesiones no culpables en pacientes que presentan un SCACEST es desconocido. Por un lado se postula que podrían tratarse como enfermedad coronaria estable y por lo tanto manejarlas en función de los resultados de las pruebas de detección de isquemia3. Sin embargo, en el contexto del síndrome coronario agudo, puede que nos encontremos ante un escenario diferente.

El desarrollo de las técnicas de imagen intravascular como la ecografía intravascular (intravascular ultrasound [IVUS]) o la tomografía de coherencia óptica (optical coherence tomography [OCT]) nos ha permitido caracterizar morfológicamente las placas de ateroma de «mayor riesgo». Las placas ateroscleróticas de los pacientes con un síndrome coronario agudo son más finas y largas y presentan un área más extensa de macrófagos en comparación con los pacientes con angina estable; y por ello son consideradas como «vulnerables». Además, en estudios realizados con la tomografía por emisión de positrones (positron emission tomography [PET]) se ha observado un aumento de la temperatura local a nivel de las placas de estos pacientes con respecto a aquellos con enfermedad coronaria estable, lo que es altamente sugestivo del desarrollo de un proceso inflamatorio a nivel local. El proceso inflamatorio intrínseco al infarto agudo de miocardio podría jugar un papel fundamental en la desestabilización de estas placas vulnerables; por ello la presencia de lesiones en otros vasos diferentes al responsable del evento agudo podría representar la causa del aumento de eventos cardiovasculares adversos en los pacientes con SCACEST y enfermedad multivaso4.

¿Revascularización completa en el momento agudo?

El estudio PRAMI se trata de un ensayo clínico multicéntrico aleatorizado, con base en Inglaterra, que incluyó a 465 pacientes intervenidos mediante angioplastia primaria urgente y con enfermedad multivaso2,3. Un total de 231 pacientes fueron aleatorizados a tratamiento solo de la lesión culpable y los restantes 234 a tratamiento de la lesión culpable junto con las que angiográficamente mostrasen una estenosis superior al 50% en el momento de la angioplastia primaria. Tras 23 meses de seguimiento medio, los pacientes del grupo de la revascularización completa mostraron menor tasa del evento combinado de muerte cardiovascular, infarto de miocardio no letal o angina refractaria. Sin embargo, no se observaron diferencias estadísticamente significativas en el análisis de la mortalidad total entre ambos subgrupos.

En el estudio CvLPRIT se aleatorizaron 296 pacientes con SCACEST y enfermedad multivaso, en los que las lesiones no culpables fueron consideradas significativas si presentaban una estenosis mayor del 70%2,3. Más de un tercio de los pacientes del grupo de revascularización completa se revascularizaron en el mismo momento de la aleatorización. El grupo en el que solo se revascularizó la lesión culpable presentó una mayor tasa del evento combinado de muerte por cualquier causa, infarto de miocardio, insuficiencia cardiaca o nueva revascularización en el seguimiento al año.

El estudio COMPARE-ACUTE muestra los resultados de uno de los últimos ensayos clínicos aleatorizados3. En él se aleatorizaron 885 pacientes en dos grupos: en el primero, las lesiones consideradas no culpables se analizaban con reserva de flujo coronario fraccional (FFR), decidiéndose la revascularización en función de dicha prueba; en el segundo, se cuantificaban igualmente mediante FFR las lesiones no culpables, pero el resultado no se comunicaba a los pacientes ni a sus médicos responsables. Dentro de los pacientes del primer grupo, se decidió revascularización de las lesiones no culpables en un 54,1% de los casos, siendo realizada en su mayoría (83,6%) durante la angioplastia primaria urgente. Tras un año de seguimiento, el evento combinado de muerte, infarto de miocardio, nueva revascularización y eventos cerebrovasculares fue menor en el grupo de revascularización completa comparado con el grupo de revascularización única de la lesión culpable (7,8% vs. 20,5%; p<0,001), diferencia debida en su mayor parte a una menor tasa de nueva revascularización en el grupo de revascularización completa.

¿Revascularización secuencial?

El estudio PRAGUE 13 muestra resultados contradictorios con el resto de ensayos clínicos aleatorizados3. Se aleatorizaron 214 pacientes con SCACEST y enfermedad multivaso, considerando lesiones significativas aquellas con estenosis angiográfica superior al 70%. Tras un seguimiento de 38 meses no se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre ambos grupos en el evento combinado de muerte por cualquier causa, infarto de miocardio e ictus; es interesante destacar que en el estudio no se evidenció ninguna tendencia a favor de cualquiera de las dos estrategias.

El ensayo clínico DANAMI 3-PRIMULTI aleatorizó a 627 pacientes con SCACEST y enfermedad multivaso (al menos una lesión angiográfica >50% en un vaso no culpable) a un abordaje de revascularización completa guiada mediante FFR y a otro en el que solo se revascularizó la lesión culpable del evento agudo2,3. En el primer grupo, tras la realización de FFR, en un 69% de los pacientes se realizó una revascularización de las lesiones no culpables en un plazo de 2 días tras el evento agudo. Tras una mediana de seguimiento de 27 meses, los pacientes con revascularización completa presentaron una menor tasa del evento combinado de muerte, infarto de miocardio o nueva revascularización de la arterial no culpable del evento agudo. Nuevamente esta diferencia vino dada por una menor tasa de nuevas revascularizaciones en el grupo de revascularización completa.

En nuestro medio, el estudio observacional realizado por Galvão Braga et al. describe los resultados obtenidos tras analizar 611 pacientes consecutivos con SCACEST y enfermedad multivaso (al menos una lesión angiográficamente >50% en una arteria no responsable del evento agudo)5. Tras la exclusión de los pacientes con shock cardiogénico y aquellos intervenidos mediante cirugía de revascularización aortocoronaria, en un 55% de la muestra se realizó una revascularización completa, en su mayoría en un segundo tiempo durante el ingreso. Tras emparejar las poblaciones por puntuación de propensión, y tras una mediana de seguimiento de 28,32 meses, el grupo de pacientes en los que solo se revascularizó la lesión culpable presentó una mayor tasa de mortalidad, eventos cardiovasculares mayores y revascularización no programada. También se observó una tendencia a menor tasa de reinfarto en el grupo de revascularización completa. Aunque se trata de un estudio no aleatorizado, y por tanto sujeto a sesgos de selección, representa la práctica clínica diaria en nuestro medio y aporta información muy valiosa sobre el abordaje de estos pacientes en situación real5.

Discusión

Los diferentes ensayos clínicos aleatorizados expuestos anteriormente son heterogéneos, reflejando las diferentes cuestiones que aún quedan por aclarar en la práctica clínica (tabla 1)3,4.

Tabla 1.

Estudios publicados sobre revascularización en SCACEST y enfermedad multivaso

Estudio  PRAMI  CvLPRIT  COMPARE-ACUTE  PRAGUE 13  DANAMI 3-PRIMULTI  Galvão Braga et al. 
País  Gran Bretaña  Gran Bretaña  Europa y Asia  República Checa  Holanda  España 
Aleatorización  1:1  1:1  1:2  1:1  1:1  Observacional 
Pacientes (RLC/RC)  231/234  146/150  295/590  108/106  313/314  241/294 
Momento de RC  Durante ICPp  Durante ICPp  Durante ICPp/Etapas  En etapas  En etapas  En etapas (85,4%) 
Valoración de la LNC/Uso FFR  Angio ≥50%
No FFR 
Angio >70% una proyección o >50% en dos proyecciones
No FFR 
Angio ≥50%
FFR LNC ≤0,8 
Angio ≥70%
No FFR 
Angio >50%
FFR LNC ≤0,8 
Angio ≥50%
FFR NR 
DES  60,5%  93,3%  96,3%  NR  94%  25,3% 
Seguimiento (media)  23 meses  364 díasa  12 meses  38 mesesa  27 mesesa  2,36 añosa 
End point primario  MACE: muerte cardiovascular, IAM no fatal, angina refractaria  MACE: muerte, IAM, insuficiencia cardiaca, nueva revascularización  MACE: muerte, IAM, nueva revascularización, evento cerebrovascular  MACE: muerte, IAM no fatal, ictus  MACE: muerte, IAM, revascularización de la LNC  MACE: muerte, IAM, insuficiencia cardiaca, nueva revascularización 
RLC vs. RC  21,2% vs. 10%  22% vs. 9%  20,5% vs. 7,8%  13,9% vs. 16%  22% vs. 13%  34,4% vs. 29,9% 
  p=0,009  p<0,001  p<0,001  p=0,41  p=0,004  p=0,016 

DES: stent farmacoactivo; FFR: reserva de flujo coronario fraccional; IAM: infarto agudo de miocárdio; ICPp: angioplastia primaria; LNC: lesión no culplable; MACE: eventos cardiovasculares mayores; NR: no reportado; RC: revascularización completa; RLC: revascularización solo de la lesión culpable; SCACEST: síndrome coronario agudo con elevación del segmento ST.

a

Mediana.

No existe un acuerdo universal en la definición de lesión coronaria significativa. En todos los estudios se realiza una estimación visual inicial con variabilidad en el punto de corte establecido entre >50% y >70%, pudiendo, por el llamado «reflejo oculoestenótico», haber conducido al tratamiento de todas las lesiones coronarias a pesar de ser meras espectadoras inocentes del evento isquémico agudo. Para ello dos de los estudios, el COMPARE-ACUTE y el DANAMI 3-PRIMULTI, reevaluaron las lesiones angiográficamente significativas mediante FFR3,4. Aunque el FFR se trata de un método fisiológico de evaluación de la severidad de las lesiones coronarias y presenta por ello ventajas con respecto a la estimación visual, su fiabilidad podría verse mermada por la disfunción microvascular asociada al síndrome coronario agudo4.

Por otro lado, no siempre es sencillo identificar la lesión culpable del evento agudo cuando nos encontramos ante un paciente con enfermedad multivaso3,4. Para ello nos guiamos por herramientas como el electrocardiograma o la ecocardiografía; sin embargo, dichos datos no han sido recogidos en los estudios descritos previamente.

Uno de los aspectos a tener en cuenta al analizar los resultados de estos ensayos clínicos aleatorizados es que todos han fallado a la hora de demostrar diferencias significativas en los endpoint «duros» de mortalidad y reinfarto4. La mayor parte de ellos muestran un beneficio a favor de la revascularización completa, en gran parte debido a una disminución en la tasa de nuevas revascularizaciones, en las que no se especifica si fueron guiadas por síntomas o por pruebas de detección de isquemia2,3. Por otro lado, tal vez sea necesario un mayor tiempo de seguimiento para objetivar diferencias significativas en el resto de eventos. Estudios en marcha como el COMPLETE TRIAL (NCT01740479) y el MULTISTARS AMI TRIAL (NCT03135275), diseñados para encontrar diferencias en la tasa de mortalidad o de reinfarto, aportarán valiosa información sobre estas cuestiones.

Conclusiones

En la práctica clínica diaria existen varias opciones a la hora de tratar a los pacientes con SCACEST y enfermedad multivaso que se encuentran hemodinámicamente estables (fig. 1). Una opción es únicamente tratar la lesión culpable del infarto, mientras que la otra es tratar todas las lesiones significativas, bien en el mismo momento de la realización de la angioplastia primaria urgente, o bien en un segundo tiempo.

Figura 1.

Algoritmo de revascularización en SCACEST y enfermedad multivaso.

FFR: reserva de flujo coronario fraccional; ICP: angioplastia; SCACEST: síndrome coronario agudo con elevación del segmento ST.

(0,21MB).

A la luz de los resultados de los ensayos clínicos aleatorizados publicados recientemente: CvLPRIT, PRAMI, DANAMI-3 PRIMULTI y COMPARE-ACUTE Trial, las guías de práctica clínica han cambiado las indicaciones de revascularización en los pacientes con SCACEST y enfermedad multivaso. Mientras en las guías de la Sociedad Europea de Cardiología de 2012 se desaconsejaba el tratamiento sistemático de las lesiones no culpables1, en las nuevas guías de 2017 sobre SCACEST se recomienda considerar el tratamiento de las lesiones no culpables en pacientes estables antes del alta hospitalaria (indicación IIa, nivel de evidencia A)2.

A pesar de este cambio en las guías, en todo momento habrá que balancear el riesgo/beneficio de una revascularización completa considerando las características clínicas individuales de cada paciente, la complejidad de las lesiones, el riesgo de la nefropatía por contraste o el personal disponible para la realización de la intervención.

¿Revascularización completa en el SCACEST? Sí, siempre que técnicamente sea posible.

¿Cuándo? Depende y aún por determinar.

¿Beneficio clínico? Pendiente de demostrar.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
P.G. Steg, S.K. James, D. Atar, et al.
ESC Guidelines for the management of acute myocardial infarction in patients presenting with ST-segment elevation.
Eur Heart J., 33 (2012), pp. 2569-2619
[2]
B. Ibanez, S. James, S. Agewall, et al.
2017 ESC Guidelines for the management of acute myocardial infarction in patients presenting with ST-segment elevation. The Task Force for the management of acute myocardial infarction in patients presenting with ST-segment elevation of the European Society of Cardiology (ESC).
[3]
B. Vogel, S.R. Mehta, R. Mehran.
Reperfusion strategies in acute myocardial infarction and multivessel disease.
Nat Rev Cardiol., 14 (2017), pp. 665-678
[4]
R.K. Binder, W. Maier, T.F. Lüscher.
Multi-vessel revascularization in ST-segment elevation myocardial infarction: Where do we stand?.
Eur Heart J., 37 (2016), pp. 217-220
[5]
C. Galvão Braga, A. Belén Cid-Álvarez, A. Redondo Diéguez, et al.
Revascularización multivaso o solo de la lesión culpable en pacientes con infarto de miocardio con elevación del segmento ST: análisis de un registro a 8 años.
Rev Esp Cardiol., 70 (2017), pp. 425-432
Copyright © 2017. SAC
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.