Regístrese
Buscar en
Archivos de Cardiología de México
Toda la web
Inicio Archivos de Cardiología de México Resultados quirúrgicos y seguimiento postoperatorio de mixomas auriculares
Información de la revista
Vol. 86. Núm. 1.
Páginas 35-40 (Enero - Marzo 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
4646
Vol. 86. Núm. 1.
Páginas 35-40 (Enero - Marzo 2016)
Artículo de revisión
DOI: 10.1016/j.acmx.2015.09.002
Acceso a texto completo
Resultados quirúrgicos y seguimiento postoperatorio de mixomas auriculares
Surgical results and monitoring of postoperative atrial myxomas
Visitas
4646
Juan M. Tarelo-Saucedoa,
Autor para correspondencia
neytarelo@hotmail.com

Autor para correspondencia. Av. Periférico Sur núm. 4091. Colonia Fuentes del Pedregal. Delegación Tlalpan, México D.F., C.P. 41410. Teléfono: +5645 1684; ext. 51240.
, Mario Peñaloza-Guadarramaa, Jorge Villela-Caletia, Adriana García-Cruzb, Dulce K. Arizmendi-Monroyb, Jose L. Reynada-Torresb, Leonel Martinez-Ramirezc
a Servicio de Cirugía Cardiovascular, Hospital Central Sur de Alta Especialidad de Petróleos Mexicanos, México D.F., México
b Servicio de Anestesia, Hospital Central Sur de Alta Especialidad de Petróleos Mexicanos, México D.F., México
c Servicio de Cardiología, Hospital Central Sur de Alta Especialidad de Petróleos Mexicanos, México D.F., México
Este artículo ha recibido
4646
Visitas
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (4)
Mostrar másMostrar menos
Tablas (3)
Tabla 1. Se muestran las etapas de la vida en las que encontramos pacientes de nuestra casuística. Llama la atención los extremos en pediátricos y en nonagenarios
Tabla 2. Perfil clínico de los pacientes operados de mixoma en el presente estudio
Tabla 3. Resto de variables en nuestra serie de pacientes
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Objetivo

Analizar la casuística del mixoma auricular izquierdo, haciendo énfasis en los resultados y seguimiento.

Método

Se revisaron los expedientes clínicos de los pacientes operados de mixomas cardiacos en el Hospital Central Sur de Alta Especialidad (HCSAE) de PEMEX en los últimos 7 años, haciendo hincapié en los resultados y seguimiento.

Resultados

El análisis mostró 10 pacientes, de los cuales el 60% fueron mujeres y el 40% varones; las edades fueron de los 12 a los 76 años, con una edad media de 50 años. En las características clínicas de los pacientes predominó la disnea en un 90%, seguido de la fatiga (80%) y dolor torácico (60%). La incidencia fue del 90% para la aurícula izquierda y del 10% en aurícula derecha, hubo tumores de menos de 3cm hasta mayores de 10cm (media de 6-7cm). El informe de patología fue de mixoma en el 100% de los casos, La morbimortalidad temprana fue del 0%, con una estancia hospitalaria promedio de 6 días; una paciente de 12 años tuvo una recidiva y se sometió otra vez a cirugía 5 meses más tarde. La supervivencia a 5 años es del 100%.

Conclusiones

Se sabe que la presentación de Mixomas es muy poco frecuente, la experiencia en este Centro de Concentración Nacional, es de un paciente por cada 350 cirugías, en promedio un caso por año con una nula mortalidad y una excelente supervivencia.

Palabras clave:
Mixomas
Tumores cardiacos
Mixoma recidivante
Cirugía cardiaca
Hospital PEMEX
México
Abstract
Objective

To analyze the casuistics of left atrial myxoma with emphasis on results and follow-up.

Method

We reviewed the clinical records of patients operated in the Hospital Cardiac Myxomas South Central High Specialty (HCSAE) of PEMEX in the last 7 years, with an emphasis on results and follow-up.

Results

The analysis showed 10 patients, of whom 60% were female and 40% male, with ages from 12 to 76 years, with a mean age of 50 years. In the clinical characteristics of patients predominated dyspnea in 90%, followed by fatigue (80%) and chest pain (60%). The incidence was 90% for the left atrium and 10% for the right atrium, had tumors less than 3cm to up to over 10cm (average of 6 to 7cm). The pathology report was myxoma in the 100% of cases, the morbidity and early mortality was 0%, with a mean hospital stay of 6 days, and a patient of 12 years of age recurred and underwent surgery five months later. The 5-year survival was 100%.

Conclusions

The incidence of myxomas is well known for rare presentation, the experience in this national medical center is one patient for every 350 operations, one case per year with no mortality and excellent survival.

Keywords:
Myxomas
Cardiac tumors
Recurrent myxoma
Cardiac surgery
PEMEX hospital
Mexico
Texto completo
Introducción

El mixoma es el tumor intracardiaco izquierdo benigno más frecuente, supone el 65% en la frecuencia de los tumores cardiacos1; su localización es más frecuente en la aurícula izquierda (75%), le sigue la aurícula derecha (23%) y un 2-3% en cavidades ventriculares, y en más raras ocasiones el tumor se presenta en más de una cavidad2. Incluso se ha demostrado un comportamiento familiar al encontrar asociación entre miembros de la misma familia y es transmitido de forma autosómica dominante3. La presentación clínica de estos varía dependiendo del tamaño y la localización del tumor, aunque predominan los síntomas de cavidades izquierdas por la misma frecuencia de presentación de las lesiones4,5. Un porcentaje mayor al 50% de los mixomas presentan embolismo sistémico o tienen el antecedente de accidente vascular cerebral agudo en algún momento de la evolución del padecimiento5, con hallazgo ecocardiográfico de una tumoración en la aurícula izquierda6. Sin embargo, la presentación clínica de embolismo paradójico sistémico con lesión tumoral en aurícula derecha y paso a circulación general por de la coexistencia de una comunicación interauricular es extremadamente rara. El informe de casos de enfermedad metastásica mixomatosa es también muy poco frecuente7,8. Ahora bien, podríamos englobar en una triada la gama de síntomas que pueden presentar estos pacientes: 1). Síntomas y signos ocasionados por la obstrucción de las cavidades cardiacas; 2). Síntomas y signos originados por la migración o embolización del tumor (no metástasis o implantación ectópica) y 3). Síntomas sistémicos asociados9. Predominan, evidentemente, la disnea y la ortopnea, el presíncope o síncope e insuficiencia valvular por efecto de obstrucción tumoral, además de angina, hemoptisis, accidente vascular cerebral, en ocasiones fiebre, malestar general, pérdida de peso y fatiga9. El estándar de oro en el diagnóstico es el ecocardiograma transesofágico que incluso ha hecho pensar a algunos autores que se pueden asociar algunas características morfológicas ecocardiográficas (como el polipoide por ejemplo), con sospecha o probabilidad de embolización10. Histológicamente este tumor deriva de las células mesenquimales multipotenciales del subendocardio11.

Métodos

Revisamos los expedientes clínicos de los pacientes operados con diagnóstico de tumoración intracardiaca en el Servicio de Cirugía Cardiovascular del Hospital Central Sur de Alta Especialidad de Petróleos Mexicanos durante los últimos 7 años, en el periodo comprendido del 1 de agosto de 2006 al 31 de julio de 2013. Todos cumplieron con el protocolo de ingreso al servicio, estudio y presentación en sesión médico-quirúrgica, aceptándolos para cirugía de resección tumoral.

Las cirugías fueron realizadas de acuerdo con el protocolo de circulación extracorpórea, con anestesia general balanceada y monitorización invasiva. Los pacientes fueron tratados con midazolam, fentanil, etomidato, rocuronio, sevofluorano, tiopental y extubación temprana, sin uso prolongado de inotrópicos, vasopresores o vasodilatadores. En la conexión cardiopulmonar se utilizó canulación aortica y bicaval, circulación extracorpórea, bajo pinzamiento aórtico y asistolia con solución cardioplégica anterógrada tipo HTK de Breschneider (Custodiol®), abordaje a través de aurícula izquierda, llegando a la tumoración, resección completa de la misma incluyendo el pedículo, revisión del sitio de implantación del tumor, cierre de aurícula y despinzamiento, sin dificultad para el destete cardiopulmonar, así como su traslado a la unidad de cuidados intensivos coronarios.

Resultados

En 7 años se realizaron 10 cirugías a 9 pacientes (uno de ellos requirió reoperación a los 7 meses de la primera debido a recidiva tumoral).

El sexo más frecuentemente encontrado en nuestra revisión fue el femenino: un 60% de los casos y un 40% varones. Esto concuerda con lo reportado en la literatura nacional e internacional; sabemos que son más frecuentes en mujeres en una relación de 2.5:1.5, y que se originan de las células mesenquimatosas subendocárdicas11.

Por otro lado, hay un predominio de edad entre los 40 y 60 años9. Sin embargo, la verdad es que no existe una edad exclusiva de presentación de estas lesiones tumorales; se sabe que estas proceden de las células mesenquimatosas endocárdicas como ya se ha comentado11. Por ello, tal vez se pensaría en una presentación más temprana incluso inicial de la vida; sin embargo, nuestros hallazgos nos llevaron a edades avanzadas, encontrando una distribución desde los 12 años de edad (un caso que corresponde al 10%), que se operó con resección total. Sin embargo, recidivó 7 meses después, realizando nueva resección cuando tenía 13 años de edad. No hallamos ningún caso del período desde los 13 años hasta la década de los 40 a 50 en que nuevamente encontramos 2 casos (20%), otros 2 casos de los 51 a los 60 años que proporcionan otro 20%, la mayor incidencia fue de los 61 a los 70 años con 3 casos (un 30%), y finalmente a los 76 años de edad un último caso que ocupa el 10% restante. Nos llama la atención la presentación pediátrica, aunque esta es infrecuente como sabemos, dado que su incidencia es del 0.2% en los diagnósticos de enfermedad cardiaca quirúrgica y del 14.2% en menores de 16 años para los tumores cardiacos12; respecto a ello, obtuvimos el 10%, de acuerdo con lo reportado. Todo lo anterior se presenta en la tabla 1.

Tabla 1.

Se muestran las etapas de la vida en las que encontramos pacientes de nuestra casuística. Llama la atención los extremos en pediátricos y en nonagenarios

Edades de distribución  Casos operados  Porcentaje (%) 
12 años  10 
13 años  10 
40 a 50 años  20 
51 a 60 años  20 
61 a 70 años  30 
76 años  10 

Un punto interesante de lo encontrado se refiere al cuadro que presentan los portadores de mixomas. En la tabla 2 mostramos el comportamiento clínico y clase funcional de nuestros pacientes estudiados. Es importante mencionar que encontramos al 100% de los pacientes clínicamente positivos, de ellos el 70% con disnea de diverso grado, el 80% con fatiga mayor a la habitual en el momento del ejercicio. El 60% de los pacientes referían dolor torácico inespecífico tipo «malestar», un 20% de ellos presentó un evento cerebral transitorio que no dejó secuelas. Respecto a la clase funcional según la New York Heart Association13, la gran mayoría (un 80%) estaban en la ii, un 10% en la i y el restante 10% en la iii; no hubo ningún paciente en la iv. Respecto a las palpitaciones, se presentaron en un 40% y solo un paciente sufrió síncope. En un 90% operamos tumores en aurícula izquierda y en un 10% en aurícula derecha. No obtuvimos casos de tumores fuera de estas 2 cavidades mencionadas. Esto es compatible también con lo reportado en la literatura. Si bien se sabe que un 75% de los tumores se encuentran en aurícula izquierda, y un 25% se distribuyen entre el resto de las cavidades e incluso llegan a ser multicavitarios1, en el presente caso no fue así (véase tabla 3).

Tabla 2.

Perfil clínico de los pacientes operados de mixoma en el presente estudio

Dato clínico  Casos obtenidos (n=10)
  N.o pacientes  Porcentaje (%) 
Clase funcional i  10 
Clase funcional ii  80 
Clase funcional iii  10 
Clase funcional iv 
  Cuadro general
Disnea  70 
Fatiga  80 
Dolor torácico inespecífico  40 
Datos neurológicos  20 
Palpitaciones  40 
Síncope  10 

Fuente: Sistema de Expediente Electrónico del Hospital.

Tabla 3.

Resto de variables en nuestra serie de pacientes

Variables  n=10  n=100% 
  Casos  Porcentaje (%) 
Cavidad ocupada
Aurícula izquierda  90 
Aurícula derecha  10 
Ventrículo izquierdo  –  – 
Ventrículo derecho  –  – 
Más de una cavidad  –  – 
Sexo
Masculino  40 
Femenino  60 
Recidiva de la lesión
Sí  10 
No  90 
Extubación
Ultra-fast track  70 
Fast track  30 
Más de 6–  – 
Morbilidad     
Sí  20 
No  80 
Mortalidad temprana     
Sí  –  – 
No  10  100 
Supervivencia
A 7 años de seguimiento inicial  10  100 
  Dimensión  Porcentaje (%)  Casos 
Por tamaño de la lesión tumoral
De tamaño menor  Menor de 3cm  20 
De tamaño medio  De 4-5cm  10 
  De 6-7cm  40 
De gran tamaño  De 8-9cm  20 
  Mayor de 10cm  10 
Total    100  10 

Fuente: Sistema de Expediente Electrónico del Hospital.

Encontramos tumores a los que llamamos pequeños, que son menores de 3cm, en un 20% de los casos con solo 2 pacientes operados; tumores que denominamos medianos, donde se describen las lesiones con dimensiones entre los 4 y los 7cm de diámetro mayor, ocupando el 50%, con un caso de 4cm, uno de 5cm, 2 de 6cm y 2 de 7cm todos en su diámetro mayor; y finalmente tumores de gran tamaño donde se englobaron el 30% de los mixomas restantes, de los cuales fue una tumoración de 8cm, una de 9cm y una de 10cm; a este último lo llamamos mixoma gigante. Esta separación por dimensiones la realizamos en forma particular en nuestro hospital para facilitarnos su agrupación, y se detalla más en la tabla 3. Se lograron extubar en sala el 70% de los pacientes (7) y el 30% (3) dentro de las primeras 6h después de la cirugía, sin necesidad de nuevo apoyo invasivo ventilatorio en ninguno de ellos, secuelas pulmonares o ambos (tabla 3).

El 100% de los especímenes se describió como mixoma auricular. Dentro del seguimiento de los pacientes a partir del postoperatorio inmediato, nos percatamos de 2 complicaciones menores a las cuales se les denominó morbilidad, y estas consistieron en dehiscencia mínima de la herida que ameritó curación y resutura en su cama con polipropileno del 3-0 y 2 puntos tipo Sarnoff. Asimismo, llamamos mortalidad temprana la que ocurrió a aquellos pacientes que pudieron haber fallecido en el acto quirúrgico y hasta los primeros 30 días posteriores a este. Sin embargo, el 100% de los pacientes fueron excluidos de este rubro, pues en el seguimiento a 7 años de iniciado el conteo del estudio y hasta el día 31 de julio de 2013, el 100% de los pacientes sobrevive (tabla 3). En el grupo de pacientes estudiados, tuvimos una femenina de 12 años, con tumor auricular izquierdo, la cual se trató según el protocolo de presentación, preparación, técnica anestésica y quirúrgica ya comentada. Sin embargo, a los 7 meses de operada (ya a los 13 años de edad), fue reingresada y sometida nuevamente a cirugía por recidiva, bajo circulación extracorpórea y paro cardiaco; sin embargo, el abordaje en esta ocasión fue biauricular, con resección completa del tumor, septectomía subtotal y colocación de neoseptum de teflón. A la fecha del cierre del periodo de estudio, está sin recidiva (2 años) y asintomática cardiovascular (tabla 3).

Discusión

La etiología y el pronóstico de los tumores auriculares varían dependiendo de su estirpe, edad del paciente y comportamiento clinico14,15. Afortunadamente, como conocemos, la gran mayoría de estos casos los conforman las etiologías benignas y de ellos los mixomas1,10. Otros tumores benignos primarios incluyen lipomas, fibromas, hemangiomas, teratomas y rabdomiomas, mientras que los tumores malignos primarios del corazón son predominantemente sarcomas10.

Su sospecha se inicia cuando por comportamiento clínico en adultos hay datos no específicos de cardiopatía isquémica, evolución conocida de alguna valvulopatía, o si se incluye a los menores de 16 años, por datos cardiológicos de reciente aparición tales como disnea, fatiga, palpitaciones, malestar torácico, entre otros16.

El paciente debe someterse de inmediato a protocolo completo de estudio cardiológico, en el que se incluyen estudios de laboratorio preoperatorios: como se muestra en la figura 1, un ecocardiograma transtorácico, frecuentemente ecocardiograma transesofágico, cateterismo diagnóstico derecho e izquierdo si es necesario, e incluso si hay datos como los que describió el Dr. J. Aidan Carney en 1985 y que sugieran lo que actualmente se conoce como complejo de Carney17–19 (mixomas recurrentes o en varios miembros de la familia con tumores o alteraciones en la pigmentación de la piel e hiperactividad neurotumoral endocrina). Es válida la realización de perfil genético en búsqueda del gen PRKAR1A del cromosoma 17, frecuentemente asociado a este síndrome18,19. Es importante un minucioso escrutinio clínico para definir el procedimiento y abordaje adecuado para cada paciente; incluso por edad podemos encontrar estos casos en recién nacidos, que no se comportan evidentemente como el adulto. El procedimiento de resección es distinto y con probabilidades de requerir incluso plastia valvular. El pronóstico dadas las comorbilidades y estado individualizado varían pero conllevan más de un 95% de éxito20–22. La localización del tumor y sus dimensiones también nos dan otro panorama, el involucrar función valvular con o sin lesión estructural; la localización atípica, intra- o extracardiaca es rara pero debemos tenerla presente23. Estos tumores derivan de células primitivas endoteliales, de células subendocárdicas o de células multipotenciales mesenquimatosas. La estructura del mixoma consiste en capas de células poligonales uniformes en un estroma mixomatoso rico en mucopolisacáridos15. Su etiología no es del todo conocida, pero se origina de células no diferenciadas y totipotenciales. Los mixomas pueden recidivar por un mecanismo aún no conocido, desde de los pocos meses y hasta varios años después de la cirugía15.

Figura 1.

Nos muestra la ocupación parcial de la aurícula por un mixoma.

(0,19MB).

Casi siempre las cirugías transcurren sin complicaciones, la curación completa se puede considerar en casi el 100% de los casos, al someter al paciente a paro cardiaco, apertura auricular cómoda, visualización y extracción completa del espécimen incluyendo su sitio de implantación (figs. 2-4), o bien incluyendo fotocoagulación con láser en un área de 1cm alrededor del pedúnculo; estos procedimientos tienen como objetivo eliminar grupos celulares tumorales residuales capaces de generar una nueva proliferación, pese a todo solo un bajo porcentaje de estas cirugías presentan recidivas en algún momento del seguimiento (menos del 6% de los casos). Se mencionan como posibles causas de recidiva la edad del paciente (por su anabolismo etario), insuficiente resección tumoral en la primera cirugía (permanencia del pedículo activo), siembras metastásicas preoperatorias o intraoperatorias y génesis multifocal24–26.

Figura 2.

Visualización del mismo mediante auriculotomía izquierda.

(0,1MB).
Figura 3.

Extracción completa del tumor apreciando incluso el sitio de implantación.

(0,14MB).
Figura 4.

Dimensionado como espécimen.

(0,13MB).

En pacientes pediátricos, y en base particularmente a la experiencia de los autores, sugerimos la cirugía con abordaje desde el inicio biauricular (el izquierdo para resección tumoral completa y exploración libre de la cavidad), a continuación abrir la aurícula derecha sin cerrar la izquierda, realizar septectomía subtotal con resección central del sitio de implantación del pedículo (esto se constata bajo visión directa transatriotomía izquierda), y entonces implantar un parche de teflón a modo de neoseptum, cierre de ambas aurículas, deaereación, despinzamiento y corroborar reparación mediante una ecocardiografía transesofágica transoperatoria, dado que si bien la recidiva no es tan frecuente, en nuestra serie por la muestra pasa a ser un porcentaje que llama la atención.

Conclusión

Para el paciente, ser portador de una cardiopatía de resolución quirúrgica o de un tumor a pesar de sospecha de etiología benigna siempre serán condiciones que por separado generan inquietud e incertidumbre importantes; saberlas combinadas, para él significan mayor aprehensión y tal vez menores expectativas de vida. La experiencia que se logra recabar con el paso de los años en centros de referencia nacional llega a ser de tal grado que permite ofrecer a los pacientes actualmente una cirugía segura, de extubación temprana, mínima morbilidad, mortalidad del 0% (en la serie reportada) y supervivencia libre de síntomas.

Financiación

No se recibió patrocinio de ningún tipo para llevar a cabo este artículo.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
J.M. Tarelo, M.S. Garcia, H. Revilla, et al.
Mixoma auricular derecho debutante con embolia paradójica sistémica a través de una comunicación interatrial coexistente. Reporte de un caso y revisión de la literatura.
Rev Esp Med Quir, 18 (2013), pp. 277-279
[2]
M. Attar, D. Sharman, Y. Al-Najjar, et al.
A rare case of multiple right heart myxomas.
Int J Cardiol, 118 (2007), pp. e66-e67
[3]
W.C. Roberts.
Primary and secondary neoplasms of the heart.
Am J Cardiol, 80 (1997), pp. 671-682
[4]
I. Keeling, P. Oberwalder, M. Anelli-Monti, et al.
Cardiac Myxomas: 24 years of experience in 49 patients.
Eur J Car Thor Surg, 22 (2002), pp. 971-977
[5]
F. O’Rourke, N. Dean, M. Mouradian, et al.
Atrial myxoma as a cause of stroke: Case report and discussion.
CMAJ, 169 (2003), pp. 1049-1051
[6]
J. Butany, V. Nair, A. Naseemuddin, et al.
Cardiac tumours: Diagnosis and management.
Lancet Oncol, 6 (2005), pp. 219-228
[7]
K. Kaynak, K. Besirli, C. Arslan, et al.
Metastatic cardiac myxoma.
Ann Thorac Surg, 72 (2001), pp. 623-625
[8]
Y. Terada, Y. Wanibuchi, M. Noguchi, et al.
Metastatic atrial myxoma to the skin at 15 years after surgical resection.
Ann Thorac Surg, 69 (2000), pp. 283-284
[9]
M. Matebele, P. Peters, J. Mundy, et al.
Cardiac tumors in adults: Surgical management and follow-up of 19 patients in an Australian tertiary hospital.
Interact CardioVasc and Thorac Surg, (2010), pp. 892-895
[10]
A. ElBardissi, J. Dearani, R. Daly, et al.
Survival after resection of primary cardiac tumors: A 48-year experience.
Circulation., 118 (2008), pp. S7-S15
[11]
S. Solorzano, J. de Rubens, A. Macedo, et al.
Tromboembolia sistémica originada por un mixoma auricular izquierdo en un adolescente.
Acta Pediatr Mex, 32 (2011), pp. 183-189
[12]
M. Padalino, C. Basso, O. Milanesi, et al.
Surgically treated primary cardiac tumors in early infancy and childhood.
J Thorac Cardiovasc Surg, 129 (2005), pp. 1358-1363
[13]
The Criteria Committee of the New York Heart Association.
Nomenclature and criteria for diagnosis of the heart and great vessels.
9th ed, Little Brown et al., (1994), pp. 253-256
[14]
A. ElBardissi, J. Dearani, R. Daly, et al.
Analysis of benign ventricular tumors: Long-term outcome after resection.
J Thorac Cardiovasc Surg, 135 (2008), pp. 1061-1068
[15]
G. Samanidisa, K. Perreasa, P. Kalogrisa, et al.
Surgical treatment of primary intracardiac myxoma: 19 years of experience.
Interact Cardiovasc Thorac Surg, 13 (2011), pp. 597-600
[16]
E. Acebo, F. Val-Bernal, J.J. Gómez, et al.
Clinicopathologic study and DNA analysis of 37 cardiac myxomas. A 28-year experience.
Chest, 123 (2003), pp. 1379-1385
[17]
J.A. Carney, H. Gordon, P.C. Carpenter, et al.
The complex of myxomas, spotty pigmentation, and endocrine overactivity.
Medicine, 64 (1985), pp. 270-283
[18]
J. Vargas, G. Vargas, F.J. Roldán, et al.
Mixomas cardiacos y complejo de Carney.
Rev Esp Cardiol., 61 (2008), pp. 1205-1209
[19]
A. Rothenbuhler, C. Stratakis.
Clinical and molecular genetics of Carney complex.
Best Pract Res Clin Endocrinol Metab, 24 (2010), pp. 389-399
[20]
K.M. George.
Resection of an obstructive neonatal cardiac myxoma of the infundibulum.
Pediatr Cardiol, 27 (2006), pp. 369-371
[21]
P. Kumar.
Left ventricular myxoma in a child: A case report.
Eur J Echocardiogr, 12 (2011), pp. E23
[22]
K. Nomura.
Pediatric left atrial myxoma: Surgical excision and mitral valve plasty.
Ann Thorac Cardiovasc Surg, 13 (2007), pp. 65-67
[23]
H. Matsuoka, Y. Takata, S. Maeda.
Primary pulmonary myxoma.
Ann Thorac Surg, 79 (2005), pp. 329-330
[24]
A. Shinfeld, T. Katsumata, S. Westaby.
Recurrent cardiac myxoma: Seeding or multifocal disease.
Ann Thorac Surg, 66 (1998), pp. 285-288
[25]
H. Vohra, H. Vohra, R. Patel.
Cardiac myxoma with three recurrences.
J R Soc Med, 95 (2002), pp. 252-253
[26]
F.L. Moreno, A. Lagomasino, R. Mirabal, et al.
Mixoma auricular izquierdo recidivante.
Arch Cardiol Mex., 73 (2003), pp. 280-283
Copyright © 2015. Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.