Buscar en
Archivos de Cardiología de México
Toda la web
Inicio Archivos de Cardiología de México Prevalencia de factores de riesgo de erosión en pacientes con cierre percutáne...
Información de la revista
Vol. 87. Núm. 3.
Páginas 251-253 (Julio - Septiembre 2017)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
2408
Vol. 87. Núm. 3.
Páginas 251-253 (Julio - Septiembre 2017)
Carta científica
Open Access
Prevalencia de factores de riesgo de erosión en pacientes con cierre percutáneo de comunicación interauricular
Prevalence of risk factors of erosion in patients with percutaneous closure of atrial septal defects
Visitas
...
Alejandro E. Contrerasa,
Autor para correspondencia
aletreras@hotmail.com

Autor para correspondencia. Naciones Unidas 346, CP X5016KEH, Barrio Parque Vélez Sársfield, Córdoba, Argentina; Teléfono: +543514688220; Fax: +433514688818.
, Adolfo Ferrero Guadagnolib, Alejandro Peironeb
a Servicio de Cardiología, Hospital Privado Universitario de Córdoba, Instituto Universitario de Ciencias Biomédicas de Córdoba, Córdoba, Argentina
b Servicio de Hemodinamia, Hospital Privado Universitario de Córdoba, Instituto Universitario de Ciencias Biomédicas de Córdoba, Córdoba, Argentina
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (1)
Tabla 1. Características generales
Texto completo

El cierre percutáneo de comunicación interauricular (CIA) tipo ostium secundum ha demostrado tener una tasa de éxito similar al tratamiento quirúrgico, menor tiempo de internación y una tasa de mortalidad idéntica1. Sin embargo, no está exento de complicaciones, y una de las más temidas es la erosión de estructuras cardiacas adyacentes al dispositivo2. La incidencia de erosiones no es completamente conocida y solo existen estimaciones. Según reportes de la base de datos MAUDE, en diferentes momentos de seguimiento, la incidencia varía entre 0.1-0.3% de la población tratada con tasas de mortalidad entre el 20-30%3–5. Múltiples factores de riesgo han sido identificados, siendo la ausencia o deficiencia del borde aórtico el mencionado con mayor frecuencia6. El objetivo del presente trabajo fue reportar la prevalencia de factores de riesgo de erosión en una serie de pacientes consecutivos tratados con cierre percutáneo de CIA.

Métodos

Realizamos un análisis retrospectivo que incluyó a todos los pacientes referidos para cierre percutáneo de CIA entre noviembre de 2013 a mayo de 2015. Los pacientes fueron intervenidos bajo anestesia general y monitorizados durante el procedimiento con ecocardiografía transesofágica bidimensional (GE Vivid® S5, Sonda 6T-RC). Se revisaron las historias clínicas incluyendo los datos hemodinámicos del procedimiento y las imágenes del ETE intraprocedimiento. Los bordes del defecto fueron evaluados en vistas esofágicas medias-bajas en 3 diferentes planos (0, 45 y 90°). El borde anterosuperior o retroaórtico fue medido en planos intermedios (30-50°) y fue definido como deficiente cuando su tamaño fue menor a 5mm, o ausente cuando no se observaba. La deficiencia o ausencia del resto de los bordes fueron definidas con el mismo criterio.

Se definieron factores de riesgo de erosión según la bibliografía a3: 1) al menos un borde deficiente o ausente; 2) CIA grande (mayor a 30mm o relación defecto/peso mayor a 1.5); 3) septum interauricular mal alineado; 4) movilidad exagerada del borde posterior; 5) cabalgamiento del dispositivo sobre la raíz aórtica, y 6) sobredimensionamiento, tamaño del dispositivo/diámetro del defecto mayor a 1.5. Las variables categóricas se expresan en porcentaje, y las variables continuas en promedio y rango. Para el análisis estadístico se utilizó el paquete InfoStat versión profesional (Universidad Nacional de Córdoba, 2014).

Resultados

Se incluyeron 47 pacientes con CIA tipo ostium secundum, 37 de ellos mujeres (79%). Durante el procedimiento se realizó la técnica de «stop-flow» con balón elastomérico en 38 pacientes (81%). El cierre percutáneo fue exitoso en el 100% de los casos (tabla 1). El dispositivo usado con mayor frecuencia fue Nit-Occlud® PFM (fig. 1A). Con respecto a los factores de riesgo de erosión, en el 40.4% (19 pacientes) se objetivó un borde retroaórtico deficiente, no hubo deficiencias de otros bordes y ningún paciente tuvo ausencias de alguno de los bordes. El 23.4% (11 pacientes) mostró falta de consistencia del borde posterior, el 8.5% (4 pacientes) tuvo mala alineación del septum interauricular con respecto a la raíz aórtica, en el 2.1% (un paciente) se observó un defecto de tamaño grande (35mm), en el 17% (8 pacientes) el dispositivo fue colocado cabalgando la raíz aórtica, y hubo sobredimensionamiento en 2 pacientes (4.2%) (fig. 1B). De los 47 pacientes incluidos, 20 pacientes (43%) no presentaron ningún factor de riesgo, los restantes evidenciaron 1, 2 o 3 factores de riesgo (30, 19 y 8%, respectivamente) (fig. 1C). Todos los pacientes tuvieron un ecocardiograma transtorácico de control a las 24h del procedimiento, y no se observó presencia de derrame pericárdico en ningún caso.

Tabla 1.

Características generales

Edad  17.8 años (4-60 años) 
Tamaño CIA  16mm (7-35mm) 
Tamaño CIA con balón (stop flow)  19.9mm (12-35mm) 
Relación tamaño CIA/peso  0.51 (0.10-1.03) 
Tamaño de dispositivo  20.4mm (10-40mm) 
Relación tamaño dispositivo/tamaño CIA  1.28 (1.11-2.00) 
Presión sistólica de arteria pulmonar  33mmHg (18-57mmHg) 
Tiempo de radioscopia  8.7min (2.5-20min) 

CIA: comunicación interauricular.

Figura 1.

A) Dispositivos implantados. B) Prevalencia de factores de riesgo de erosión. C) Número de factores de riesgo por paciente.

(0,14MB).
Discusión

Las 2 características más frecuentemente encontradas en los casos publicados de erosión incluyen: la deficiencia del borde anterosuperior o retroaórtico, que se ha reportado en el 90% de los casos de erosión y el sobredimensionamiento del dispositivo con respecto al tamaño del defecto3. La fisiopatología de la erosión no ha sido claramente dilucidada, y por lo tanto, los factores de riesgo identificados no explican la totalidad de los casos de erosión reportados7. Las características de riesgo propuestas, aumentan la chance de contacto entre el dispositivo y el techo auricular. Se sugiere que la erosión está relacionada a un mecanismo abrasivo entre el dispositivo y el tejido vecino, posiblemente magnificado por el mayor contacto (sobredimensionamiento, defecto de gran tamaño, cabalgamiento aórtico) y el movimiento «en sierra» del dispositivo (borde posterior móvil, protrusión del dispositivo sobre la aorta)6. El potencial abrasivo podría estar relacionado además, a la composición de los dispositivos y la susceptibilidad del paciente, ya que la infrecuente incidencia de erosión no se correlaciona con la frecuencia de ausencia o deficiencia del borde aórtico.

En nuestra experiencia, observamos que, la prevalencia de factores de riesgo de erosión es muy frecuente, siendo la deficiencia de borde aórtico el más comúnmente encontrado. Esto coincide con reportes previos en donde el déficit del borde aórtico se encuentra entre el 40-50% de los casos8,9. En conclusión, es frecuente el cierre de la CIA en presencia de características anatómicas de riesgo de erosión, por lo que estos pacientes deberían tener seguimiento estricto más prolongado, ya que existen casos publicados de erosiones hasta 8 años después de implantado el dispositivo10.

Financiación

No se recibió patrocinio de ningún tipo para llevar a cabo este artículo.

Bibliografía
[1]
G. Butera, G. Biondi-Zoccai, G. Sangiorgi, et al.
Percutaneous versus surgical closure of secundum atrial septal defects: A systematic review and meta-analysis of currently available clinical evidence.
EuroIntervention, 3 (2011), pp. 377-385
[2]
J. Moore, S. Hegde, H. El-Said, et al.
Transcatheter device closure of atrial septal defects. A safety review.
J Am Coll Cardiol Cardiovasc Interv, 6 (2013), pp. 433-442
[3]
Z. Amin, Z.M. Hijazi, J.L. Bass, et al.
Erosion of Amplatzer septal occluder device after closure of secundum atrial septal defects: Review of registry of complications and recommendatios to minimize future risk.
Catheter Cardiovasc Interv, 63 (2004), pp. 496-502
[4]
D.J. DiBardino, D.F. McElhinney, A.K. Kaza, et al.
Analysis of the US Food and Drug Administration manufacturer and user facility device experience database for adverse events involving Amplatzer Septal Occluder devices and comparison with the Society of Thoracic Surgery Congenital Cardiac Surgery database.
J Thorac Cardiovasc Surg, 137 (2009), pp. 1334-1341
[5]
G.B. Crawford, R.G. Brindis, M.W. Krucoff, et al.
Percutaneous atrial septal occluder devices and cardiac erosion: A review of the literature.
Catheter Cardiovasc Interv, 80 (2012), pp. 157-167
[6]
Z. Amin.
Echocardiographic predictors of cardiac erosion after Amplatzer septal occluder placement.
Catheter Cardiovasc Interv, 83 (2014), pp. 84-92
[7]
K. Diab, D. Kenny, Z.M. Hijazi.
Erosions, erosions, and erosions! Device closure of atrial septal defects: how safe is safe?.
Catheter Cardiovasc Interv, 80 (2012), pp. 168-174
[8]
T. Podnar, P. Martanovic, P. Gavora, et al.
Morphological variations of secundum-type atrial septal defects: Feasibility for percutaneous closure using Amplatzer septal occluders.
Catheter Cardiovasc Interv, 53 (2001), pp. 386-391
[9]
M.L. O??Byrne, A.C. Glatz, S. Sunderji, et al.
Prevalence of deficient retro-aortic rim and its effects on outcomes in device closure of atrial septal defects.
Pediatr Cardiol, 35 (2014), pp. 1181-1190
[10]
W.T. Roberts, J. Parmar, T. Rajathurai.
Very late erosion of Amplatzer septal occluder device presenting as pericardial pain and effusion 8 years after placement.
Catheter Cardiovasc Interv, 82 (2013), pp. E592-E594

Este trabajo formó parte del Trabajo Final del Máster de Ecocardiografía Transesofágica, Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Sociedad Española de Cardiología. Asociación de Ecocardiografía e Imágenes Cardiovasculares de la Sociedad Interamericana de Cardiología.

Copyright © 2016. Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos