Buscar en
Angiología
Toda la web
Inicio Angiología Infección de endoprótesis tras angioplastia ilíaca: ¿es necesaria una profil...
Información de la revista
Vol. 70. Núm. 3.
Páginas 135-137 (Mayo - Junio 2018)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 70. Núm. 3.
Páginas 135-137 (Mayo - Junio 2018)
Carta científica
DOI: 10.1016/j.angio.2017.11.003
Acceso a texto completo
Infección de endoprótesis tras angioplastia ilíaca: ¿es necesaria una profilaxis antibiótica?
Endoprosthesis infection after iliac angioplasty: Is antibiotic prophylaxis necessary?
Visitas
...
J.M. Villaescusaa,
Autor para correspondencia
jmvillaescusa92@gmail.com

Autor para correspondencia.
, A. Pontóna, M. Fernández-Sampedrob
a Servicio de Cirugía Cardiovascular, Hospital Marqués de Valdecilla, Santander, España
b Unidad de Enfermedades Infecciosas, Hospital Marqués de Valdecilla, Santander, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo

La infección de una prótesis vascular es una grave complicación a la cual nos tenemos que enfrentar los cirujanos vasculares. Su presentación clínica es variable, por lo que el diagnóstico no es sencillo y su tratamiento resulta especialmente complejo. Pese a tener una baja incidencia (alrededor del 0,2-0,5%)1,2, el aumento progresivo del número de terapias endovasculares está haciendo que aumente el número de casos de infección de endoprótesis aórticas, con la morbimortalidad que conlleva.

Presentamos el caso de un varón de 63 años seguido en nuestras consultas por aneurisma de aorta infrarrenal con diámetros máximos de 50×55mm en el plano anteroposterior y transversal, respectivamente. Como antecedentes personales presentaba hipertensión arterial e infarto agudo de miocardio antiguo no complicado. De forma programada se procedió a la implantación de endoprótesis aortobiilíaca Endurant® (Medtronic, Santa Rosa, CA, EE.UU.) por vía femoral. El postoperatorio inmediato discurrió sin complicaciones, destacando únicamente una endofuga tipo II, siendo el paciente dado de alta. A las 2 semanas del implante comenzó con claudicación intermitente de su pierna derecha (estadio IIb en la clasificación de Fontaine) y ausencia de pulso femoral, por lo que tras la sospecha de obstrucción de rama derecha de la endoprótesis se realizó intento de rescate mediante angioplastia ilíaca en dicha rama, sin éxito debido a la malrotación y acodamiento de la misma. Dicho procedimiento se realizó en sala de radiología intervencionista en condiciones de esterilidad, sin uso de profilaxis antibiótica. A los 3 días de la terapia el paciente comenzó con fiebre y se llevó a cabo un rastreo de la posible causa mediante análisis sanguíneos y estudio microbiológico incluyendo la toma de hemocultivos, resultando estos anodinos. Se descartó foco infeccioso aparente realizándose a su vez una gammagrafía nuclear sin focos de captación que sugirieran infección del injerto. Se diagnosticó de fiebre postinflamatoria en relación con el procedimiento. Tras el cese de la fiebre el paciente fue programado para cirugía de derivación extraanatómica mediante bypass femoro-femoral con injerto de 8mm anillado Vascutek® (Inchinnan, Escocia).

El paciente fue dado de alta con buen estado general, pero al mes comenzó de nuevo con fiebre recurrente de hasta 38,5°C acompañados de tiritona y sensación distérmica. Así mismo desarrolló un síndrome general. Se decidió nuevo ingreso para el estudio de la fiebre de origen desconocido, recibiendo el paciente numerosas pruebas diagnósticas cuyos resultados fueron: hemocultivos seriados, serologías y estudio inmunológico negativos, ecocardiograma transtorácico sin signos de endocarditis infecciosa. En la angioTAC se visualizó la presencia de gas en el interior de la endoprótesis y periprotésico, así como múltiples adenopatías de aspecto reactivo circundantes, todo ello sugestivo de sobreinfección protésica (fig. 1). Se practicó una nueva gammagrafía nuclear compatible con aneurisma micótico en aorta abdominal con extensión hacia la rama ilíaca derecha.

Figura 1.

AngioTAC: marcado engrosamiento parietal con realce y reticulación de la grasa circundante del aneurisma, con presencia de gas en el interior de la endoprótesis y a nivel periprotésico, todo ello sugestivo de infección.

(0,08MB).

El paciente fue programado para intervención quirúrgica mediante laparotomía media y aortotomía en la que se observó abundante contenido purulento en el interior del saco aneurismático rodeando la endoprótesis (fig. 2). Se procedió a su explante dificultoso debido a la fijación activa de la endoprótesis a nivel suprarrenal (es necesario un pinzamiento supracelíaco en un primer tiempo), siendo preciso cortar los ganchos con tijeras cortaalambres, retirada del bypass femoro-fermoral previo y reconstrucción del segmento arterial mediante bypass aortobifemoral con homoinjerto criopreservado con cierre sin omentoplastia. Los cultivos microbiológicos de la endoprótesis retirada resultaron positivos para Staphylococcus hominis, además, un hemocultivo de 2 extracciones seriadas extraídas a las 24h postintervención resultó positivo para Candida parapsilosis. El paciente fue tratado con antibiótico intravenoso completando hasta 6 semanas tras la retirada de la prótesis vascular, siendo seguido en consultas y encontrándose libre de clínica y sin tratamiento antibiótico 36 meses después.

Figura 2.

A) Aneurisma de aorta infrarrenal (flecha negra) tras laparotomía media e identificación de arteria mesentérica inferior (flecha amarilla). B) Aortotomía y exudado purulento. C) Exposición de endoprótesis infectada.

(0,51MB).

La utilización de reparación endovascular de aneurisma (EVAR) para el tratamiento de aneurismas aórticos es una terapia cada vez más establecida en la práctica diaria de un cirujano cardiovascular desde su primer implante reportado en 1991 por Parodi et al.3.

La infección del material protésico es una complicación con baja incidencia pero con gran morbimortalidad. La infección puede ser debida a contaminación del injerto durante el implante del dispositivo o secundaria a un foco de infección a distancia. Siendo una complicación de tal magnitud, es necesario un diagnóstico certero para así realizar el mejor tratamiento dirigido. En la actualidad disponemos de varias técnicas para llegar a su diagnóstico, entre las que destaca la gammagrafía con leucocitos marcados con tecnecio 99 metaestable (sensibilidad del 85-100% y especificidad del 50-100%), aunque la aparición de falsos positivos no es rara, sobre todo si se ha tomado antes tratamiento antibiótico4,5. Así mismo se ha incrementado el uso combinado de la angioTAC con la tomografía por emisión de positrones (PET) debido a sus excelentes resultados en algunas series (sensibilidad del 93% y especificidad del 91%)6.

En el caso aquí descrito, el procedimiento de la angioplastia ilíaca realizada sin profilaxis antibiótica, semanas después del implante de la endoprótesis, probablemente fuese la causa de la bacteriemia transitoria que desencadenaría una infección subclínica del injerto por microorganismos de baja virulencia como es el S. hominis.

Existen corrientes que no apoyan el uso de profilaxis antibiótica ante un procedimiento endovascular en pacientes con EVAR basándose en la baja incidencia de infección asociada a endoprótesis, la posibilidad de desarrollo de resistencias antibióticas o de reacciones alérgicas y shock anafiláctico. Otros autores apoyan su uso en aquellos pacientes con injertos protésicos aórticos que reciban cualquier procedimiento que pueda causar bacteriemia7.

Desde nuestra experiencia, podemos concluir que cualquier terapia invasiva debe realizarse en quirófano o en salas con condiciones de asepsia y plantearse el uso de una profilaxis antibiótica. Así mismo, el explante de una endoprótesis infectada y la reconstrucción con homoinjerto criopreservado puede ser una alternativa válida para el tratamiento de dicha infección.

Bibliografía
[1]
M.R. Jackson, G.P. Clagett.
Aortic graft infection.
Decision making in vascular surgery, pp. 186-191
[2]
M.A. Sharif, B. Lee, L.L. Lau, P.K. Ellis, A.J. Collins, P.H. Blair, et al.
Prosthetic stent graft infection after endovascular abdominal aortic aneurysm repair.
J Vasc Surg., 46 (2007), pp. 442-448
[3]
J.C. Parodi, J.C. Palmaz, H.D. Barone.
Transfemoral intraluminal graft implantation for abdominal aortic aneurysms.
Ann Vasc Surg., 5 (1991), pp. 491-499
[4]
P.M. Zimmerman, G.S. Cherr, G.C. Angelo, J. Gona, H.H. Dosluoglu.
Is F 18 Fluorodeoxyglucose positron emission tomography too sensitive for the diagnosis of vascular endograft infection?.
Vascular., 16 (2008), pp. 346-349
[5]
H.H. Dusluoglu, G.R. Curl, R.J. Doerr, F. Painton, S. Shenoy.
Stent related iliac artery and iliac vein infections: Two unreported presentations and review of the literature.
J Endovasc Ther., 8 (2001), pp. 202-209
[6]
Z. Keidar, A. Engel, A. Hoffman, O. Israel, S. Nitecki.
Prosthetic vascular graft infection: The role of 18F FDG PET/CT.
J Nucl Med., 48 (2007), pp. 1230-1236
[7]
L.W. Brouw, C.T. van Weerelt, C. van Guldener, G.P. Geenen, L. van der Laan.
Non invasive treatment of peri-aortic inflammation after endovascular graft.
Eur J Vasc Endovasc Surg., 34 (2007), pp. 179-181
Copyright © 2017. SEACV
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.