Buscar en
Acta Otorrinolaringológica Española
Toda la web
Inicio Acta Otorrinolaringológica Española Primeros 2 años de experiencia en BAHA: resultados en 12 pacientes
Información de la revista
Vol. 58. Núm. 9.
Páginas 434-436 (Noviembre 2007)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
English PDF
Más opciones de artículo
Vol. 58. Núm. 9.
Páginas 434-436 (Noviembre 2007)
Acceso a texto completo
Primeros 2 años de experiencia en BAHA: resultados en 12 pacientes
First Two Years of Experience With BAHA: Results in 12 Patients
Visitas
...
Juan F Monroy Barrenechea, Rafael Jaramillo Saffona, Dunia Paredesa, José Alberto Prieto Riveraa, José Eduardo Guzmána, José Gabriel Lora Falqueza
a Departamento de Otorrinolaringología. Servicio Integrado. Hospital Universitario Clínica San Rafael-Hospital Militar Central. Bogotá. Colombia.
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (3)
Tabla. I. Línea de base
Tabla. II. Resultados audiológicos preoperatorios
Tabla. III. Resultados audiológicos en el oído implantado
Mostrar másMostrar menos
Objetivo: Describir la experiencia durante los primeros 2 años de implementación del programa de BAHA en nuestras instituciones, puntualizando los beneficios en cada paciente y las complicaciones con su uso. Material y método: Estudio retrospectivo desde el inicio del programa en el 2004 en 2 hospitales universitarios sobre 12 pacientes implantados con BAHA; se describe las complicaciones, su déficit auditivo y su ganancia audiológica con el audífono. Resultados: once pacientes con BAHA completaron el seguimiento, con un promedio de edad de 31,6 ± 18,9 años, con un déficit auditivo conductivo de 45,5 dB en promedio y una ganancia de 33,6 dB, una complicación menor (infección menor del colgajo) y una mayor (pérdida del implante de titanio). Conclusiones: Adelantamos un programa de BAHA con buenos resultados audiológicos, buena aceptación de los pacientes y baja tasa de complicaciones.
Palabras clave:
BAHA
Colgajo de piel
Implante de titanio
Objective: To describe our first 2 years¿ experience following implementation of the BAHA program at our hospitals with special emphasis on the benefits and complications of use in each patient. Material and method: Retrospective review since the beginning of the programme at two Teaching Hospitals in 2004. Twelve patients were implanted with BAHA, and their complications are described, along with hearing loss and their audiological gain with the hearing aid. Results: Eleven patients with BAHA completed the follow-up. The average age was 31.6 ± 18.9 years, and their average conductive hearing loss of was 45.5 dB with an audiological gain of 33.6 dB. We had one patient with a minor complication (mild infection of the skin flap) and another with a major one (loss of the titanium implant). Conclusions: The BAHA programme started in 2004 has generated good results in terms of positive audiological data, patient acceptance and low complication rates.
Keywords:
BAHA
Titanium implants
Skin flap
Texto completo
INTRODUCCIÓN

El uso de los implantes de titanio se inició con el descubrimiento de la integración de este material al hueso, cuando Branemark (Suecia), en los años sesenta, describió que los osteocitos crecían en aposición de la superficie del titanio y desarrollaban una fuerte unión, iniciando su uso en las cirugías oral y reconstructivas craneofaciales1. Con la introducción de Tjellstrom y Granstrom en 1977 de una ayuda auditiva adaptada a un implante de titanio en el hueso temporal, bone-anchored hearing aid (BAHA), se inicio el uso de un dispositivo para amplificación y restauración de la audición en ciertas condiciones donde la amplificación convencional no era la adecuada2. El BAHA está indicado en pacientes con pérdidas conductivas, mixtas o neurosensoriales unilaterales, que no puedan ser corregidas quirúrgicamente o no toleren la adaptación de audífonos tradicionales, en casos tales como: atresias aurales, otosclerosis, cavidades húmedas o grandes, otitis externas crónicas, canales estrechos y oídos únicos.

Los procesadores Compact y Divino están indicados en pérdidas auditivas con promedio tonal puro para la vía ósea µ 45 dB HL, para el modelo Cordelle II, las pérdidas pueden ser hasta de 70 dB HL con una discriminación bisilábica > 60 % en el mejor oído3.

MATERIAL Y MÉTODO

Seguimiento retrospectivo de 12 pacientes desde enero de 2004 a enero de 2006. Se les realizó implante de BAHA con diversas indicaciones (tabla I).

Las cirugías se realizaron con anestesia general por el mismo grupo quirúrgico en dos instituciones. Pasos quirúrgicos:

– Demarcación del área del implante. Rasurado e infiltración del área.

– Realización de colgajo de piel con dermatomo, pediculado inferior.





– Resección de tejido celular subcutáneo.





– Incisión de 5 mm en cruz del periostio mastoideo.





– Fresado e inserción del implante de titanio según la técnica estándar de Branemark. En los niños de menos de 14 años se implanta un segundo tornillo4.





– Colocación de puntos de material absorbible desde bordes subcutáneos hasta periostio.





– Puntos de material no absorbible del colgajo a la piel circundante.





– Exteriorización en adultos. En los niños se exterioriza en un segundo tiempo.





– El dispositivo de amplificación es activado a los 3 meses en los adultos y a los 4-6 meses en los niños.





Se recolectaron los datos audiométricos preoperatorios: umbrales de tonos puros (PTA) óseos y aéreos en las frecuencias de 500, 1.000, 2.000 y 4.000 Hz, de igual forma el umbral de recepción del habla (SRT) para palabras bisilábicas en cada oído. El PTA y el SRT en campo libre con el dispositivo BAHA fueron realizados en las mismas frecuencias.

Asimismo se registró tanto las complicaciones mayores y menores como su tratamiento y el tiempo de uso en horas al día.

El análisis de los resultados se realizó usando el software SPSS versión 11.5 (SPSS Inc., Chicago, Illinois, Estados Unidos). El umbral de significación estadística fue p < 0,05.

RESULTADOS

El seguimiento de los pacientes fue una media de 10,9 ± 4,5 meses. Dos pacientes implantados con BAHA no tuvieron el seguimiento audiológico adecuado, por lo que se los excluyó de los resultados. La media de edad fue 31,6 ± 18,9 años. En las 8 mujeres y los 2 varones, el oído implantado y la etiología tuvieron una frecuencia similar (tabla I).

El PTA aéreo y óseo del oído implantado y el contralateral se muestran en la tabla II. Todos los pacientes presentaron algún tipo de déficit auditivo, y se observó que los PTA estaban en rangos similares y el gap osciló entre 45,5 y 40,3 dB en el oído implantado y en el contralateral, respectivamente (p = 0,392).

Con respecto al seguimiento audiológico del oído implantado, encontramos una mejoría significativa con el uso del audífono BAHA; la mejoría en el PTA fue de 34,5 dB, el SRT mejoró en promedio 37,7 dB y el gap cerró a 11,9 dB (tabla III).

Tabla I. Línea de base

Tabla II. Resultados audiológicos preoperatorios

Tabla III. Resultados audiológicos en el oído implantado

En los adultos se realizo la cirugía en un solo tiempo quirúrgico y se activó el implante a los 3,8 meses. En niños se activó el implante a los 8 meses. La paciente n.º 3 presentó extrusión del implante activo a los 2 meses, por lo que se tuvo que utilizar el implante de rescate y se esperó a activarlo a los 12 meses. Los pacientes refieren utilizar el audífono 12,1 h/día.

Se presentaron tres complicaciones. La referida en el caso 3 se debió a una pérdida espontánea del implante sin causa desencadenante, con una adecuada respuesta posterior a la activación del tornillo de rescate. El caso 6 presentó infección tardía en el colgajo de piel alrededor del pedestal, que se trató con antibiótico oral y tópico, con una resolución completa de su cuadro infeccioso, retornando al uso de su ayuda auditiva. En el caso 9 se presentó un colgajo libre de piel durante la realización con el dermatomo, se manejó con reposición, asegurando la aposición de éste con el periostio con vendaje compresivo, con buena integración en el seguimiento a los 3 meses.

DISCUSIÓN

Los pacientes con hipoacusia conductiva o mixta que no son candidatos quirúrgicos o no toleran la adaptación de ayudas auditivas convencionales para su rehabilitación auditiva pueden beneficiarse de los implantes tipo BAHA4. Convencionalmente se ha utilizado los amplificadores por vibración percutánea, pero se han reportado resultados divergentes e insatisfacción de los usuarios, dados la variabilidad de posición, el pobre ajuste, la incomodidad y la pérdida de energía sonora a través de la piel, lo que conlleva pérdidas de la fidelidad sonora hasta de 10-20 dB4-7. La adaptación del procesador de sonido directamente al implante óseo corrige muchas de las desventajas descritas5 y se ha demostrado otras ventajas como la estimulación bilateral de las cócleas y que no hay retroalimentación8.

Otra alternativa es la cirugía reconstructiva en el caso de malformaciones congénitas o funcionales. Con pobres resultados audiológicos en las malformaciones severas con puntajes < 7 en la escala de Jahrsdoerfer9.

Las razones más comunes para la implementación del sistema BAHA en nuestro estudio fueron la cavidades mastoideas drenantes y las malformaciones congénitas no quirúrgicas. Todos nuestro pacientes tuvieron alguna clase de mejoría auditiva, encontrando cierre del gap aéreo-óseo < 10 dB en el 27 %, < 15 dB en el 72 % y < 20 dB en 10/11 (90,9 %) pacientes.

El promedio de cierre del gap en nuestro grupo fue de 12 dB, con un promedio de mejoría en la audición de 34,5 dB. Estudios similares, como el estudio de Lustig et al, reportan un cierre de gap de 18 dB y mejoría auditiva de 28 dB. Por otra parte, la discriminación medida en el SRT mejoró en 37,7 dB; Liepert y DiToppa, en su experiencia de 15 pacientes, reportan una ganancia de 30 dB.

Los reportes de estudios con BAHA demuestran una baja tasa de complicaciones y las más frecuentes son pérdida parcial o completa del colgajo, crecimiento de piel sobre el pedestal, irritación o infección del colgajo y extrusión del implante10. Otras causas menos frecuentes y reportes aislados refieren pérdidas del implante por traumatismo, enfermedad mental o absceso intracerebral11,12. Entre las complicaciones, se presentó un injerto libre en un paciente intraoperatoriamente, que se integró satisfactoriamente al periostio subyacente, a pesar de reportes de pérdidas de hasta el 46,7 % del injerto alrededor del implante13.

Cabe mencionar que seguimos las recomendaciones mundiales de dejar un tornillo de rescate en niños, por la alta tasa de extrusión. Como sucedió en la paciente 3, de 6 años14.

Los audífonos de implantación ósea ofrecen a la otorrinolaringología una buena alternativa para la rehabilitación de los pacientes con déficit auditivo que no son candidatos al uso de ayudas auditivas tradicionales.

Correspondencia: Dr. J.F. Monroy Barreneche. Calle 68 # 1-54 este. Apartamento 502. Ed. Nueva Granada. Bogotá. Colombia. Correo electrónico: monroyjuanf@gmail.com

Recibido el 27-11-2006. Aceptado para su publicación el 5-9-2007.

Bibliografía
[1]
Perumkulam S, Arunachalam PS, et al..
Bone-anchored hearing aid quality of life assessed by Glasgow Benefit Inventory..
Laryngoscope, 111 (2001), pp. 1260-3
[2]
Catalano PJ, Choi E, Cohen N..
Office versus operating room insertion of the bone-anchored hearing aid: a comparative analysis..
Otol Neurotol, 26 (2005), pp. 1182-5
[3]
Majdalawieh O, Van Wijhe RG, Bance M..
Is there loss of vibration amplitude across the snap coupling of the bone-anchored hearing aid? Otol Neurotol, 27 (2006), pp. 342-5
[4]
Lustig LR, Arts HA, Brackmann DE, Francis HF, Molony T, Megerian CA, et al..
Hearing rehabilitation using the BAHA bone-anchored hearing aid: Results in 40 patients..
Otol Neurotol, 22 (2001), pp. 328-34
[5]
A comparison of the audiometric performance of bone anchored hearing aids and air conduction hearing aids. Otol Neurotol.2001;22: 328-34.
[6]
Priwin C, Stenfelt S, Granström G, Tjellström A, Håkansson B, et al..
Bilateral bone-anchored hearing aids (BAHAs): An audiometric evaluation..
Laryngoscope, 114 (2004), pp. 77-84
[7]
Lin LM, Bowditch S, Anderson MS, May B, Cox KM, Niparko J, et al..
Amplification in the rehabilitation of unilateral deafness: speech in noise and directional hearing effects with bone-anchored hearing and contralateral routing of signal amplification..
[8]
Snik AF.M, Mylanus EA.M, Cremers CWRJ..
The bone-anchored hearing aid in patients with aunilateral air-bone gap..
Otol Neurotol, 23 (2002), pp. 61-6
[9]
Priwin C, Granström G..
The bone-anchored hearing aid in children: A surgical andquestionnaire follow-up study..
Otolaryngol Head Neck Surg, 132 (2005), pp. 559-65
[10]
Shirazi MA, Marzo SJ, Leonetti JP..
Perioperative complications with the bone-anchored hearing aid..
Otolaryngol Head Neck Surg, 134 (2006), pp. 236-9
[11]
Scholz M, et al..
Intracerebral abscess after abutment change of a bone anchored hearing aid (BAHA)..
Otol Neurotol, 24 (2003), pp. 896-9
[12]
Reyes RA, Tjellström A, Granström G..
Evaluation of implant losses and skin reactions around extraoral bone-anchored implants: A 0- to 8-year follow-up..
Otolaryngol Head Neck Surg, 122 (2000), pp. 272-6
[13]
Snyder MC, Moore GF, Johnson PJ..
The use of full-thickness skin grafts for the skin-abutment interface around bone-anchored hearing aids..
Otol Neurotol, 24 (2003), pp. 255-8
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos