Regístrese
Buscar en
Revista de Senología y Patología Mamaria
Toda la web
Inicio Revista de Senología y Patología Mamaria Mastectomía bilateral con reconstrucción inmediata como tratamiento y profilax...
Información de la revista
Vol. 32. Núm. 2.
Páginas 41-47 (Abril - Junio 2019)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
137
Vol. 32. Núm. 2.
Páginas 41-47 (Abril - Junio 2019)
ORIGINAL
DOI: 10.1016/j.senol.2019.05.002
Acceso a texto completo
Mastectomía bilateral con reconstrucción inmediata como tratamiento y profilaxis del cáncer de mama: indicaciones, técnicas y complicaciones durante 15 años
Bilateral mastectomy with immediate reconstruction in the treatment and prophylaxis of breast cancer: Changes in indications, techniques and complications over a 15-year period
Visitas
137
Marta Allué Cabañuz
Autor para correspondencia
martitaallue@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, María Dolores Arribas del Amo, Antonio Tomás Güemes Sanchez
Unidad de Mama, Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza, España
Contenido relaccionado
Rev Senol Patol Mamar.2019;32:39-4010.1016/j.senol.2019.05.004
Benigno Acea Nebril
Este artículo ha recibido
137
Visitas
Recibido 13 febrero 2019. Aceptado 12 mayo 2019
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (4)
Tabla 1. Datos demográficos y comorbilidades
Tabla 2. Indicaciones de la mastectomía bilateral con reconstrucción inmediata en los diferentes periodos del estudio
Tabla 3. Técnicas quirúrgicas
Tabla 4. Complicaciones y causas de reintervención por secuelas
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Objetivos

El propósito de este trabajo fue evaluar la evolución de la mastectomía bilateral con reconstrucción inmediata (MBRI) como tratamiento del cáncer unilateral o como profilaxis en pacientes de alto riesgo. También, analizar la variación en las técnicas quirúrgicas de reconstrucción y las complicaciones en diferentes periodos de tiempo.

Métodos

Análisis retrospectivo de pacientes con MBRI como tratamiento y profilaxis de cáncer de mama. Periodos de estudio: 2001-2006, 2007-2011 y 2012-2016.

Resultados

En total, se realizaron 332 MBRI: 110 (33,1%) en el primer periodo, 82 (24,7%) en el segundo y 140 (42,2%) en el tercero. En el primer periodo la indicación más frecuente en pacientes con cáncer unilateral fue la elección de la paciente (12 casos [10,9%]), y en el segundo y tercero, la multifocalidad o la multicentricidad, con 20 (24,4%) y 34 casos (24,3%), respectivamente. La mastectomía bilateral profiláctica se practicó por riesgo histológico en 10 (9,1%), 6 (7,3%) y 0 casos; por riesgo familiar sin mutación en 4 (3,6%), 3 (3,7%) y 5 casos (3,6%); y por mutación en los genes BRCA1/2 en 3 (2,7%), 2 (2,4%) y 14 casos (10%). Las técnicas más empleadas fueron Spira (39,1,39,6 y 41,4%) e incisión lateral externa (32,7, 25,6 y 38,9%). Las tasas de complicaciones son similares (25%) y la causa más frecuente de reintervención por secuelas es la contractura capsular en los 3 grupos: 17/110 (15,5%), 10/82 (12,2%) y 14/140 (10%).

Conclusiones

Las pacientes con cáncer unilateral siguen demandando la mastectomía contralateral profiláctica, mientras las indicaciones de mastectomía bilateral profiláctica o reductora de riesgo han variado notablemente.

Palabras clave:
Mastectomía bilateral
Reconstrucción inmediata
Indicaciones
Técnicas
Complicaciones
Evolución histórica
Abstract
Objectives

The aim of this study was to analyse changes in bilateral mastectomy with immediate reconstruction (BMIR) in the treatment of unilateral cancer or as prophylaxis in high-risk patients. We also analysed variation in surgical reconstruction techniques and complications in different time periods.

Methods

Retrospective analysis of patients with BMIR in the treatment and prophylaxis of breast cancer. The study periods were 2001-2006, 2007-2011 and 2012-2016.

Results

In total, 332 BMIR interventions were performed: 110 (33.1%) in the first period, 82 (24.7%) in the second and 140 (42.2%) in the third. The most frequent indication in unilateral cancer was patient choice in the first period (12 cases [10.9%]), and multifocality and/or multicentricity in the second and third periods; 20 cases (24.4%) and 34 cases (24.3%). BMIR was performed due to histological risk in 10 (9.1%), 6 (7.3%) and 0 patients; family risk without mutation in 4 (3.6%), 3 (3.7%) and 5 patients (3.6%); and mutation in BRCA1/2 genes in 3 (2.7%), 2 (2.4%) and 14 cases (10%) in the different periods, respectively. The most commonly used techniques were Spira (39.1, 39.6, 41.4%) and external lateral incision (32.7, 25.6, 38.9%). Complication rates were similar (25%) and the main cause of reoperation due to sequels was capsular contracture in the 3 groups (17/110 [15.5%], 10/82 [12.2%] and 14/140 [10%]).

Conclusions

Patients with unilateral cancer continue to request prophylactic contralateral mastectomy, while the indications for prophylactic bilateral mastectomy have varied markedly.

Keywords:
Bilateral mastectomy
Immediate reconstruction
Indications
Techniques
Historic evolution
Texto completo
Introducción

Las tasas de mastectomía bilateral, para el tratamiento de las neoplasias de mama, están aumentando como lo están haciendo las de reconstrucción inmediata.

Durante los últimos años la mastectomía contralateral profiláctica (MCP) en pacientes con cáncer de mama unilateral ha experimentado un aumento1, a pesar de no haber evidencia demostrada de un beneficio en la supervivencia2.

La incidencia de cáncer contralateral a los 10 años no supera el 5%, como demuestra un reciente metaanálisis3, y además está descendiendo en los últimos años, lo que se atribuye a los tratamientos hormonales y quimioterápicos4.

Sin embargo, sí se ha demostrado que la mastectomía bilateral profiláctica (MBP) o reductora de riesgo consigue una reducción del riesgo de padecer cáncer de mama del 90-95%5,6 en pacientes portadoras de mutaciones genéticas en los genes BRCA1 o BRCA2, quienes presentan un riesgo de cáncer de mama primario o cáncer metacrónico contralateral del 17% a 5 años, del 30% a 10 años y del 47% a 25 años, con un incremento acumulativo del riesgo de un 3% anual7.

A diferencia de la MCP en pacientes sin mutación, la MBP en estas pacientes de alto riesgo sí ha demostrado mejorar los datos de supervivencia a largo plazo8.

En contra de lo que podría esperarse, el incremento en la realización de MCP no se correlaciona con un aumento en la detección de mutaciones genéticas9, puesto que solo un 13% de las MCP se llevaron a cabo en pacientes con mutaciones genéticas10 y parece que factores como la alta densidad mamaria, que dificultan el seguimiento radiológico precisando un mayor número de biopsias, pueden empujar a las pacientes a demandar una MBP. Tanto es así, que la Sociedad de Cirugía Oncológica americana considera este hecho como una indicación potencial, por la ansiedad que genera en las pacientes11.

Por otra parte, la generalización de técnicas de reconstrucción y, concretamente, la reconstrucción mamaria inmediata han contribuido en gran manera al incremento de la MCP12,13.

El propósito de este trabajo es evaluar la evolución de la mastectomía bilateral con reconstrucción inmediata (MBRI), bien como tratamiento del cáncer unilateral, bien como profilaxis en pacientes de alto riesgo en nuestro centro durante los últimos 15 años, analizando cómo han variado las indicaciones para llevar a cabo esta técnica.

Además, se pretende analizar si han variado las técnicas quirúrgicas de reconstrucción empleadas y las tasas de complicaciones y secuelas en los diferentes periodos de tiempo del estudio.

Material y métodos

Se realizó un estudio retrospectivo de las pacientes sometidas a MBRI como tratamiento de un cáncer (incluyendo tanto a pacientes ya tratadas por un tumor anteriormente, que presentaban un segundo tumor o una recidiva, como a pacientes diagnosticadas de novo) y como profilaxis en pacientes con mutaciones genéticas o alto riesgo familiar.

Se incluyeron las pacientes intervenidas en nuestra Unidad de Mama por el mismo equipo quirúrgico entre enero de 2001 y diciembre de 2016, con un seguimiento medio de 45 meses, y se estudiaron en 3 periodos: primer periodo, de 2001 a 2006; segundo periodo, de 2007 a 2011; y tercer periodo, de 2012 a 2016.

Los criterios de inclusión en pacientes sin cáncer fueron:

  • -

    Alto riesgo por historia familiar (sin mutación conocida). Definido por 2 o más familiares (al menos uno de ellos de primer grado, afectados de cáncer de mama u ovario a edades tempranas, antes de los 50 años).

  • -

    Mutación conocida en los genes BRCA1/2 u otras mutaciones responsables del incremento del riesgo.

  • -

    Alto riesgo histológico, incluyendo la presencia de mastopatía fibroquística, hiperplasia atípica multifocal y otras lesiones consideradas en su momento como precursoras de cáncer.

En las pacientes con cáncer unilateral, además de los previos, los criterios para practicar MCP fueron:

  • -

    Carcinoma multicéntrico o multifocal no susceptible de cirugía conservadora. Multifocalidad se define como la presencia de 2 o más focos tumorales en un mismo cuadrante y a menos de 5cm del foco primario, y multicentricidad como la presencia de 2 o más focos tumorales en distintos cuadrantes de la misma mama o a más de 5cm del foco primario.

  • -

    Gran componente in situ del tumor infiltrante encontrado en la biopsia diagnóstica preoperatoria.

Y para las pacientes previamente tratadas por un cáncer de mama mediante cirugía conservadora que presentaron recidiva local o nuevo tumor primario, se añadieron además las siguientes indicaciones:

  • -

    Deseo de la paciente de completar la mastectomía tras una cirugía conservadora primaria.

  • -

    Imposibilidad de completar radioterapia tras cirugía conservadora y radioterapia previa.

  • -

    Necesidad de simetrización contralateral.

Se excluyeron las pacientes con una edad avanzada (más de 70 años) y carcinoma inflamatorio.

Recogida de datos

Se recopilaron datos sobre variables demográficas (edad, antecedentes familiares), comorbilidades (obesidad, hipertensión arterial, diabetes mellitus y tabaquismo activo de más de 10 cigarrillos al día), clinicopatológicas (indicación) y en relación con el tratamiento quirúrgico, incluyendo el tipo de intervención quirúrgica, las diferentes técnicas reconstructivas empleadas y la morbilidad postoperatoria. Se evaluaron las complicaciones postoperatorias (aquellas que aparecieron dentro de los 30 días tras la intervención) y las secuelas a largo plazo (pasados 30 días).

La variable principal del estudio fue determinar las indicaciones para cada subgrupo de pacientes en los 3 periodos del estudio y establecer cómo habían variado con el paso del tiempo.

Este estudio se adhiere a los principios éticos de la Declaración de Helsinki y fue aprobado por el comité ético del centro y por el Comité Ético de Investigación Clínica de Aragón, con número de registro CP-CI PI16/002.

Técnica quirúrgica

La técnica quirúrgica utilizada es similar en todas las pacientes (excepto en los casos en que se practicó una mastectomía simple y reconstrucción con colgajo miocutáneo) y consiste en la resección del tejido mamario, dejando finos colgajos de piel, variando la incisión cutánea y la preservación completa del CAP o utilizando un injerto libre de CAP.

Las incisiones varían según el tamaño y la configuración de la mama afecta y la contralateral, el tamaño y localización del tumor, las cicatrices previas y la preferencia del cirujano, y deben planearse con vistas a la reconstrucción mamaria inmediata.

  • Mastectomía ahorradora de piel por incisión lateral externa.

  • Técnica de Spira modificada: prótesis con doble cubierta mediante un colgajo desepitelizado unido al músculo pectoral mayor e injerto libre del CAP tras biopsia intraoperatoria negativa de la base del pezón.

  • Mastectomía ahorradora de piel según patrón de Wise corto: se trata de un patrón típico de mamoplastia de reducción donde, además de la incisión periareolar, hay una prolongación vertical hacia el surco submamario con una extensión lateral y medial a lo largo del surco. Es de elección en mamas hipertrofiadas y ptósicas.

  • Mastectomía ahorradora de piel y pezón por incisión radial externa.

  • Mastectomía simple y reconstrucción con colgajo miocutáneo con o sin implantes añadidos.

Análisis estadístico

Para hallar diferencias significativas en las variables categóricas se emplearon los test estadísticos de Chi cuadrado o de Fisher. Los test de Mann-Whitney y t de Student fueron utilizados para variables no paramétricas y paramétricas, respectivamente. Un valor de p=0,05 se consideró estadísticamente significativo. El análisis fue realizado con el programa estadístico SPSS® 22.0 para Windows (SPSS Ibérica, Madrid, España).

Resultados

Durante el periodo de estudio se realizaron 332 intervenciones de MBRI, 110 (33,1%) en el primer periodo, 82 (24,7%) en el segundo y 140 (42,2%) en el tercero, como se expone en la figura 1. La media de seguimiento fue de 45,3 (IC 95% 35,9-54,8) meses.

Figura 1.

Distribución de las pacientes intervenidas en los 3 periodos del estudio.

MBRI: mastectomía bilateral con reconstrucción inmediata.

(0,07MB).

La distribución de las variables demográficas y las comorbilidades que pudieran afectar al desarrollo de complicaciones fue homogénea en los 3 periodos de estudio, como se expone en la tabla 1.

Tabla 1.

Datos demográficos y comorbilidades

Datos demográficos y comorbilidades(N=332)  2001-2006(n=110)  2007-2011(n=82)  2012-2016(n=140) 
Edad media en años  48,4  48,55  48,26 
DM tipo 2, %  2,4  1,2 
Obesidad (IMC>30), %  1,7  2,4  1,2 
HTA, %  8,4  7,2  5,2 
Tabaquismo, %  9,1  12 

DM: diabetes mellitus; HTA: hipertensión arterial; IMC: índice de masa corporal.

Indicaciones y características de las pacientesPrimer periodo (2001-2006), n=110

En el primer periodo se intervinieron 41 pacientes (37,3%) por un cáncer de novo; 2 de ellas (1,8%) presentaban cáncer bilateral y el resto, cáncer unilateral (39; 35,4%). En este subgrupo la indicación más frecuente fue la elección de la paciente (12 casos; 10,9%), seguida de la MF y/o MC (11 casos; 10%).

Un total de 52 pacientes (47,3%) con cáncer previamente tratado mediante CC+RT se sometieron a MBRI, siendo las indicaciones más frecuentes la existencia de márgenes afectos o próximos (22 casos; 20%) y la elección de la paciente (22 casos; 20%).

Se intervinieron 17 mujeres sanas (15,5%) realizando una MB reductora de riesgo por riesgo histológico en 10 casos (9,1%), riesgo familiar sin mutacion conocida (entendido como 2 o más familiares y al menos uno de ellos de primer grado, afectados de cáncer de mama u ovario a edades tempranas, antes de los 50 años) en 4 casos (3,6%) y mutación en genes BRCA1/2 en 3 casos (2,7%).

Segundo periodo (2007-2011), n=82

Un total de 49 pacientes con cáncer de novo (59,8%), en 5 casos bilateral (6,1%) y en 44 (53,7%) unilateral. En este subgrupo las indicaciones más frecuentes fueron MF y/o MC (20 casos; (24,4%) seguida de carcinoma lobulillar infiltrante (10 casos; 12,2%).

De las 22 pacientes tratadas previamente por un cáncer (26,9%), la indicación más frecuente para practicar la MBRI fue la elección de la paciente (10 casos; 12,2%), seguida de márgenes afectos o próximos (9 casos; 11%).

En este periodo se intervienieron 11 pacientes sanas (13,4%): 6 (7,3%) por riesgo histológico, 3 (3,7%) por riesgo familiar sin mutación y 2 (2,4%) por mutación genética.

Tercer periodo (2012-2016), n=140

En este periodo, 79 pacientes (56,4%) se intervienieron por un cáncer de novo, en 7 casos (5%) bilateral y en 72 casos (51,4%) unilateral, siendo las indicaciones más frecuentes la MF y/o la MC (34 casos; 24,3%), seguida de la elección de la paciente (18 casos; 12,9%).

Del total de 42 pacientes previamente tratadas por un cáncer (30%), en 20 casos (14,3%) se practicó MBRI para obtener simetrización por deseo de la paciente y en 14 casos (10%) por márgenes afectos o próximos.

Se intervinieron 19 pacientes (13,6%) de manera profiláctica, 14 (10%) por mutación genética y 5 (3,6%) por riesgo familiar sin mutación, y ninguna por riesgo histológico.

El resto de las indicaciones en los 3 periodos del estudio se desglosan en la tabla 2.

Tabla 2.

Indicaciones de la mastectomía bilateral con reconstrucción inmediata en los diferentes periodos del estudio

Indicaciones MBRI(N=332)  2001-2006(n=110)  2007-2011(n=82)  2012-2016(n=140) 
Pacientes con cáncer de novo  41 (37,3)  49 (59,8)  79 (56,4) 
Cáncer bilateral  2 (1,8)  5 (6,1)  7 (5) 
Cáncer unilateral  39 (35,4)  44 (53,7)  72 (51,4) 
Elección de la paciente  12 (10,9)  7 (8,5)  18 (12,9) 
MF y/o MC  11 (10)  20 (24,4)  34 (24,3) 
CLI  8 (7,3)  10 (12,2)  6 (4,3) 
Riesgo histológico contralateral (MFQ)  4 (3,6)  5 (6,1) 
CDis  2 (1,8)  1 (1,2)  7 (5) 
Riesgo familiar sin mutación conocidaa  2 ()  1 (1,2)  2 (1,4) 
Mutación genes BRCA1/2  5 (3,6) 
Pacientes con cáncer previamente tratado mediante CC+RT  52 (47,3)  22 (26,9)  42 (30) 
Márgenes afectos o próximos  22 (20)  9 (11)  14 (10) 
Simetrización/elección de la paciente  22 (20)  10 (12,2)  20 (14,3) 
Recidiva ipsi o contralateral  6 (5,5)  3 (3,7)  7 (5) 
Detección mutación posteriormente  2 (1,8)  1 (0,7) 
MB reductora de riesgo  17 (15,5)  11 (13,4)  19 (13,6) 
Riesgo histológico  10 (9,1)  6 (7,3) 
MFQ  8 (7,3)  5 (6,1) 
HP MF atípica  1 (0,9)  1 (1,2) 
Galactoforitis/decisión de la paciente  1 (0,9) 
Riesgo familiar sin mutación conocidaa  4 (3,6)  3 (3,7)  5 (3,6) 
Mutación genes BRCA1/2  3 (2,7)  2 (2,4)  14 (10) 

CC: cirugía conservadora; CDis: carcinoma ductal in situ; CLI: carcinoma lobulillar infiltrante; HP MF: hiperplasia multifocal; MC: multicentricidad; MF: multifocalidad; MBRI: mastectomía bilateral con reconstrucción inmediata; MFQ: mastopatía fibroquística; RT: radioterapia.

Los datos se expresan como n (%).

a

Dos o más familiares y al menos uno de ellos de primer grado, afectados de cáncer de mama u ovario a edades tempranas, antes de los 50 años.

Técnica quirúrgica

La reconstrucción inmediata se realizó de 2 maneras:

  • -

    Implante directo de silicona de perfil anatómico en el 98% de las pacientes (325/332). En los otros 7 casos (2,1%) se utilizó colgajo miocutáneo sin prótesis.

  • -

    Reconstrucción mediante colgajo miocutáneo: utilizando en la mayoría de los casos el colgajo de lattisimus dorsi y en 2 casos el colgajo de músculo recto abdominal.

En cuanto a los diferentes patrones, el más utilizado fue la técnica de Spira, seguida de la mastectomía ahorradora de piel mediante incisión lateral externa, en los 3 periodos (39,1 y 32,7%, respectivamente, en el primero, 39,6 y 25,6% en el segundo y 41,4 y 38,9% en el tercero). El resto de las técnicas utilizadas y su frecuencia en los 3 periodos se detallan en la tabla 3.

Tabla 3.

Técnicas quirúrgicas

Técnicas quirúrgicas MBRI  2001-2006  2007-2011  2012-2016 
(N pacientes=332)  (n pacientes=110)  (n pacientes=82)  (n pacientes=140) 
(N mamas=664)  (n mamas=220)  (n mamas=164)  (n mamas=280) 
Colgajos miocutáneos  41/220 (18,6%)  39/164 (23,8%)  14/280 (5%) 
Bilateral 
Unilateral  41  39  14 
Incisión lateral externa  72/220 (32,7%)  42/164 (25,6%)  109/280 (38,9%) 
Bilateral  46  28  96 
Unilateral  26  14  13 
Spira  86/220 (39,1%)  65/164 (39,6%)  116/280 (41,4%) 
Bilateral  70  54  110 
Unilateral  16  11 
Patrón Wise corto  18/220 (8,2%)  16/164 (9,8%)  33/280 (11,8%) 
Bilateral  14  10  32 
Unilateral 
Incisión radial externa  3/220 (1,4%)  2/164 (1,2%)  6/280 (2,2%) 
Bilateral 
Unilateral 

MBRI: mastectomía bilateral con reconstrucción inmediata.

En algunas pacientes se utilizaron técnicas de reconstrucción diferentes para cada mama, mientras en otras se practicó una reconstrucción simétrica o bilateral, como aparece reflejado en la tabla 3.

Complicaciones y reintervención por secuelas

Las tasas generales de complicaciones fueron del 26,4, 25,6 y 35,7% en los 3 periodos, respectivamente, siendo la más frecuente el seroma mantenido en el primer y el segundo periodo (7/110 [6,4%] y 6/82 [7,3%]) y la necrosis cutánea (16 [11,4%]) en el tercero. El resto de las complicaciones y sus frecuencias se detallan en la tabla 4.

Tabla 4.

Complicaciones y causas de reintervención por secuelas

Complicaciones y secuelas de la MBRI(N=332)  2001-2006(n=110)  2007-2011(n=82)  2012-2016(n=140) 
Complicaciones (primer mes postoperatorio), n (%)  29 (26,4)  21 (25,6)  50 (35,7) 
Necrosis cutánea  6 (5,5)  6 (7,3)  16 (11,4) 
Seroma mantenido  7 (6,4)  6 (7,3)  6 (4,3) 
Infección  5 (4,5)  2 (2,4)  9 (6,4) 
Hematoma  6 (5,5)  4 (4,8)  10 (7,1) 
Reintervención  5 (4,5)  3 (3,7)  9 (6,4) 
Secuelas (causas de reintervención pasado el primer mes postoperatorio), n (%)  49 (44,5)  16 (19,5)  23 (16,4) 
Contractura capsular iii/iv  17 (15,5)  10 (12,2)  14 (10) 
Rotura implante  12 (11)  2 (2,4) 
Reconstrucción CAP  2 (1,8)  1 (1,2)  3 (2,1) 
Resección pliegues cutáneos  7 (6,4)  1 (1,2)  1 (0,7) 
Extrusión protésica  5 (4,5)  1 (0,7) 
Asimetría prótesis desplazada  3 (2,7)  1 (0,7) 
Infección mantenida  1 (0,9)  2 (1,4) 
Otras (dolor neuropático, recidiva local)  2 (1,8)  2 (2,4)  1 (0,7) 

CAP: complejo areola-pezón; MBRI: mastectomía bilateral con reconstrucción inmediata.

Las tasas de reintervención por secuelas a largo plazo fueron del 44,5, 19,5 y 16,4% en los 3 periodos, respectivamente. La causa más frecuente fue la contractura capsular grado iii/iv en los 3 grupos (17/110 [15,5%], 10/82 [12,2%] y 14/140 [10%]) seguida de rotura del implante (12/110; 11%) y corrección de pliegues cutáneos (7/110; 6,4%) en el primer periodo.

El resto de las causas de reintervención a largo plazo se desglosan en la tabla 4.

Discusión

Algunas guías clínicas, como la Clinical Practice Guidelines in Oncology, admiten el diagnóstico de cáncer de mama como indicación de técnicas reductoras de riesgo14,15.

Concretamente, esta guía establece un perfil de mujeres con mayor justificación para practicar una MCP ante un diagnóstico de cáncer unilateral y se trataría de mujeres jóvenes, con antecedentes familiares, cáncer en estadio precoz, mamas densas de difícil seguimiento, diagnósticos de lesiones premalignas o marcadores histológicos de riesgo.

En nuestra serie, en torno al 10% de las pacientes con cáncer unilateral solicitaron practicarse una MBRI, y esta tendencia no ha variado con el paso de los años; de hecho, se ha incrementado discretamente (10,9, 8,5 y 12,9% en cada uno de los 3 periodos, respectivamente).

Por otra parte, se conoce que el carcinoma ductal in situ se asocia con un riesgo elevado para desarrollar un carcinoma invasivo entre 6 y 10 años después. En los de alto riesgo según la clasificación pronóstica de Van Nuys, está indicada la realización de una mastectomía16.

Observamos un incremento en el número de pacientes intervenidas por este hecho en nuestra serie, multiplicándose casi por 5 en el último periodo, si bien se trata de pocas pacientes como para obtener conclusiones generalizables al respecto.

Otro punto importante del análisis es el aumento de MCP por detección de mutaciones en los genes BRCA1/2; observamos como en el primer y segundo periodo en ninguna paciente diagnosticada de cáncer unilateral se había detectado, mientras que en el último periodo (2012-2016) 5 pacientes con cáncer presentan mutaciones, siendo sometidas a MBRI. Este hecho guarda relación con la introducción del Protocolo de Consejo Genético en nuestro centro en el año 2013.

Algunas de las indicaciones para practicar MBP han variado con el paso de los años, al igual que se han modificado las clasificaciones anatomopatológicas de las lesiones preinvasivas.

Por ejemplo, la mastopatía fibroquística o la hiperplasia ductal atípica, clásicamente consideradas como lesiones precursoras de cáncer17–20, actualmente no se establecen como tales21,22, y así, observamos un descenso en el número de indicaciones por lesiones de alto riesgo histológico en nuestra serie desde un 9,1% en el primer periodo, pasando por un 7,3% en el segundo, hasta llegar a ninguna paciente intervenida por este motivo en el último periodo.

Al igual que en el caso de las pacientes con cáncer, se observa un incremento relevante en la detección de mutaciones en las pacientes sin enfermedad, pero con historia familiar desde la introducción del Consejo Genético; así, de 3 y 2 casos en el primer y segundo periodo, respectivamente, pasamos a 14 casos de pacientes sometidas a mastectomía bilateral reductora de riesgo en el último periodo.

Algunas técnicas, como la mastectomía ahorradora de piel por incisión lateral externa y la técnica de Spira, se mantienen estables durante el periodo de estudio (32,7, 25,6 y 38,9% y 39,1, 39,6 y 41,4%, respectivamente), mientras que se observa una disminución notable en la utilización de colgajos miocutáneos como técnica de reconstrucción (18,6 y 23,8% en el primer y segundo periodo, respectivamente, frente a un 5% en el último) y esto es probablemente debido a la generalización de las otras técnicas entre los cirujanos de la unidad y a los buenos resultados obtenidos.

En cuanto a las tasas de complicaciones y secuelas, nuestros datos se ajustan a los publicados en la literatura23,24, si bien cabe destacar que las pacientes intervenidas en el primer periodo (2001-2006), al presentar un mayor seguimiento a largo plazo, han mostrado unas mayores tasas de reintervención por secuelas, fundamentalmente para llevar a cabo el recambio protésico, por presentar contractura capsular o rotura del implante.

En conclusión, las pacientes con cáncer unilateral siguen demandando la realización de MCP, a pesar de conocerse la ausencia de beneficio absoluto en términos de supervivencia.

Las indicaciones de MBP en nuestro centro han variado notablemente. El aumento en la detección de mutaciones genéticas y el cambio en la consideración de las lesiones premalignas en los últimos años condicionan este hecho.

Casi la mitad de las pacientes intervenidas hace más de 10 años precisan reintervención por problemas relacionados con las prótesis durante el seguimiento.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
K.L. Kummerow, L. Du, D.F. Penson, Y. Shyr, M.A. Hooks.
Nationwide trends in mastectomy for early-stage breast cancer.
JAMA Surg., 150 (2015), pp. 9-16
[2]
L. Lostumbo, N.E. Carbine, J. Wallace.
Prophylactic mastectomy for the prevention of breast cancer.
Cochrane Database Syst Rev., 11 (2010), pp. CD002748
[3]
E. Molina-Montes, B. Pérez-Nevot, M. Pollán, E. Sánchez-Cantalejo, J. Espín, M.J. Sánchez.
Cumulative risk of second primary contralateral breast cancer in BRCA1/BRCA2 mutation carriers with a first breast cancer: A systematic review and meta-analysis.
[4]
H.B. Nichols, A. Berrington de González, J.V. Lacey Jr., P.S. Rosenberg, W.F. Anderson.
Declining incidence of contralateral breast cancer in the United States from 1975 to 2006.
J Clin Oncol., 29 (2011), pp. 1564-1569
[5]
T.C. Van Sprundel, M.K. Schmidt, M.A. Rookus, R. Brohet, C.J. van Asperen, E.J. Rutgers, et al.
Risk reduction of contralateral breast cancer and survival after contralateral prophylactic mastectomy in BRCA1 or BRCA2 mutation carriers.
Br J Cancer., 93 (2005), pp. 287-292
[6]
T.R. Rebbeck, T. Friebel, H.T. Lynch, S.L. Neuhausen, L. van’t Veer, J.E. Garber, et al.
Bilateral prophylactic mastectomy reduces breast cancer risk in BRCA1 and BRCA2 mutation carriers: The PROSE Study Group.
J Clin Oncol, 22 (2004), pp. 1055-1062
[7]
K. Metcalfe, H.T. Lynch, P. Ghadirian, N. Tung, I. Olivotto, E. Warner, et al.
Contralateral breast cancer in BRCA1 and BRCA2 mutation carriers.
J Clin Oncol., 22 (2004), pp. 2328-2335
[8]
K. Metcalfe, S. Gershman, P. Ghadirian, H.T. Lynch, C. Snyder, N. Tung, et al.
Contralateral mastectomy and survival after breast cancer in carriers of BRCA1 and BRCA2 mutations: Retrospective analysis.
BMJ., 348 (2014), pp. 226
[9]
F. Tuca.
Mastectomía bilateral en cáncer de mama unilateral.
Rev Senol Patol Mamar., 28 (2015), pp. 145-147
[10]
T.A. King, R. Sakr, S. Patil, I. Gurevich, M. Stempel, M. Sampson, et al.
Clinical management factors contribute to the decision for contralateral prophylactic mastectomy.
J Clin Oncol., 29 (2011), pp. 2158-2164
[11]
A.E. Giuliano, S. Boolbol, S. Degnim, A. Kuerer, H. Leitch, M. Morrow.
Society of Surgical Oncology: Position statement on prophylactic mastectomy. Approved by the Society of Surgical Oncology Executive Council, March 2007.
Ann Surg Oncol., 14 (2007), pp. 2425-2427
[12]
L. Ashfaq, L.J. McGhan, B.A. Pockaj, R.J. Gray, S.P. Bagaria, S.A. McLaughlin, et al.
Impact of breast reconstruction on the decision to undergo contralateral prophylactic mastectomy.
Ann Surg Oncol., 21 (2014), pp. 2934-2940
[13]
J. Navarro, B. Sánchez, C. Luque, J. Jiménez, J. Martínez, F. Morales, et al.
Estudio comparativo del uso de implante mamario únicamente o implante y malla biológica en reconstrucción inmediata tras mastectomía ahorradora de piel.
Rev Senol Patol Mamar., 28 (2015), pp. 153-158
[14]
National Comprehensive Cancer Network. NCCN Guidelines. Breast cancer screening and diagnosis. Version 1. 2015.
[15]
National Comprehensive Cancer Network. NCCN Guidelines. Breast cancer risk reduction. Version 2. 2015.
[16]
M.J. Silverstein, M.D. Lagios.
Use of predictors of recurrence to plan therapy for DCIS of the breast.
Oncology, 11 (1997), pp. 393-410
[17]
W.D. Dupont, D.L. Page.
Risk factors for breast cancer in women with proliferative breast disease.
N Engl J Med., 312 (1985), pp. 146-151
[18]
T.R. Rebbeck, T. Friebel, H.T. Lynch, S.L. Neuhausen, L. van’t Veer, J.E. Garber, et al.
Bilateral prophylactic mastectomy reduces breast cancer risk in BRCA1 and BRCA2 mutation carriers: The PORSE Study Group.
J Clin Oncol, 22 (2004), pp. 1055-1062
[19]
F. Liebens, A.S. Cardinael, A.P. Schillings, V. Mendez, C. Demoulin, P. Cusumano, et al.
Current management of lobular in situ neoplasia.
JBR-BTR, 91 (2008), pp. 166-170
[20]
S.K. Apple, M. Matin, E.P. Olsen, N.A. Moatamed.
Significance of lobular intraepithelial neoplasia at margins of breast conservation specimens: A report of 38 cases and literature review.
Diagn Pathol, 5 (2010), pp. 54
[21]
S. Aebi, et al.
Primary breast cancer: ESMO Clinical Practice Guidelines for diagnosis, treatment and follow-up.
Ann Oncol, 22 (2011), pp. 12-24
[22]
F.A. Tavassoli.
Ductal intraepithelial neoplasias: Why and how to switch terminology, (2015),
[23]
R.D. Foster, et al.
Skin-sparing mastectomy and immediate breast reconstruction: A prospective cohort study for the treatment of advanced stages of breast carcinoma.
Ann Surg Oncol., 9 (2002), pp. 462-466
[24]
M. Endara, et al.
Breast reconstruction following nipple-sparing mastectomy: A systematic review of the literature with pooled analysis.
Plast Reconstr Surg., 132 (2013), pp. 1043-1054
Copyright © 2019. SESPM
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.