Buscar en
Revista Mexicana de Ortodoncia
Toda la web
Inicio Revista Mexicana de Ortodoncia Manejo ortodóncico-quirúrgico de un paciente con maloclusión clase II divisi...
Información de la revista
Vol. 3. Núm. 3.
Páginas 191-198 (Julio - Septiembre 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
4231
Vol. 3. Núm. 3.
Páginas 191-198 (Julio - Septiembre 2015)
CASO CLÍNICO
Open Access
Manejo ortodóncico-quirúrgico de un paciente con maloclusión clase II división 2 y mentón prominente
Orthodontic-surgical management of a patient with class II division 2 malocclusion and prominent chin
Visitas
...
Sayra Nayelli Velázquez Serrano1,
Autor para correspondencia
cdsayra08@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, Antonio Gómez Arenas2
Contenido relaccionado
Revista Mexicana de Ortodoncia. 2015;3:e190-710.1016/j.rmo.2016.03.052
Sayra Nayelli Velázquez Serrano, Antonio Gómez Arenas
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (12)
Mostrar másMostrar menos
Tablas (1)
Cuadro I. Análisis de la UNAM
RESUMEN

Paciente masculino de 13 años de edad, Clase II esquelética, con crecimiento horizontal y mentón prominente, cuyo principal motivo de consulta era el mentón prominente. Presenta perfil cóncavo, braquifacial, retroquelia inferior, mentón prominente, crecimiento horizontal, surco mentolabial muy marcado, dentalmente es clase II división 2, sobremordida horizontal 4mm y sobremordida vertical 6mm, mordida profunda. Los objetivos fueron mejorar la estética facial y dental, relacionar arcadas, establecer una oclusión funcional. El tratamiento realizado fue interdisciplinario (ortodóncico-quirúrgico), se inició con la fase prequirúrgica colocando aparatología fija MBT slot .022. En el tiempo quirúrgico se realizó una cirugía triple y posteriormente la fase postquirúrgica. Los resultados del tratamiento fueron satisfactorios, debido a que se consiguieron los objetivos planteados, mejorando estética y facialmente al paciente. Es importante la comunicación interdisciplinaria y las expectativas del paciente para llevar a cabo un buen diagnóstico y tomar la mejor alternativa de tratamiento, favoreciendo la función estética y proporcionando seguridad personal al paciente.

Palabras clave:
Clase II división 2
estética facial
prominencia del mentón
mordida profunda
interdisciplina
ABSTRACT

Male patient of 13 years of age, skeletal class II with horizontal growth and prominent chin, whose main reason for consultation was his prominent chin who presented a concave profile, brachifacial biotype, lower retrocheilia, prominent chin, horizontal growth, deep mentolabial fold. He had a class II division 2 malocclusion, a 4mm overjet and a 6mm overbite. The treatment objectives were to improve the facial and dental aesthetics, coordinate dental arches and establish a functional occlusion. Interdisciplinary treatment was performed (orthodontic-orthognathic surgery), beginning with a presurgical phase by placing .022 slot MBT fixed appliances. In the surgical phase, a triple surgery was performed and subsequently, a postsurgical stage. Treatment results were satisfactory since the set out objectives were achieved thus improving the patient's facial aesthetics. Interdisciplinary communication is important as well as to recognize the patient's expectations in order to perform a good diagnosis and select the treatment alternative that best favors function, aesthetics and improves the patient's self-confidence.

Keywords:
Class II division 2
facial aesthetics
prominent chin
deep bite
interdiscipline
Texto completo
INTRODUCCIÓN

La estética es la principal razón motivacional para pacientes que buscan el tratamiento ortodóncico, debido a que la percepción del perfil facial y la estética dental esencialmente están basadas en cómo las personas se evalúan a sí mismas; sin embargo, estas personas varían sus emociones, pensamiento y comportamiento y esas diferencias pueden crear individualismo.1 Algunos estudios han demostrado que factores psicológicos pueden tener efecto sobre la percepción facial y estética dental entre los adultos jóvenes.1,2

Las maloclusiones clase II pueden ser un reto para el diagnóstico y el plan de tratamiento, debido a que las características clínicas pueden dificultar la causa de la maloclusión, lo que explica porque el maxilar es más angosto que en adultos en oclusión normal.3,4 En la literatura se menciona que en los sujetos con varias desarmonías dentoesqueletales (clase II) su crecimiento es diferente, en comparación con los de relación dentoesqueletal normal, tanto en la cantidad como en la dirección de crecimiento de las estructuras craneofaciales.5

En 1899, la maloclusión clase II división 2, fue definida por Angle y es relativamente baja en comparación con otras maloclusiones. Esta maloclusión se caracteriza generalmente porque los incisivos centrales superiores se encuentran retroinclinados, hay mordida profunda, los molares y caninos están en distoclusión.6–10

La etiología es multifactorial ya que pueden ser factores genéticos, ambientales o debido a la línea labial alta, hiperactividad labial y fuerzas masticatorias aumentadas.10–13

Generalmente tienen un biotipo mesofacial o braquifacial; muchos muestran una convexidad facial normal y perfiles rectos o convexos; aunque puede presentar proporciones faciales antiestéticas y desarmonías oclusales, sus ramas mandibulares son normales o largas y tienen buen potencial de crecimiento mandibular, siendo a veces muy semejante al paciente con maloclusiones clase I.9,11–13

Sin embargo, el maxilar y la mandíbula son las principales bases óseas de la composición facial; por lo tanto, la relación entre ellas, la oclusión y los tejidos blandos define la estética facial.14

Así mismo, la evaluación del balance y armonía facial incluye estudios sobre el perfil facial; por lo tanto, la relación entre la nariz, los labios y el mentón puede ser alterada por el crecimiento y es importante para una apariencia facial equilibrada.14,15

El presente artículo describe el caso clínico de un paciente masculino de 13 años de edad, el cual presentaba maloclusión clase II división 2 y un mentón muy prominente, siendo este último su principal motivo de consulta.

CASO CLÍNICO

Paciente masculino de 13 años de edad, se presentó al departamento de Ortodoncia de la División de Estudios de Posgrado e Investigación (DEPeI) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cuyo principal motivo de consulta es «tengo el mentón muy grande».

Cefalométricamente se diagnosticó una clase II esquelética, braquicefálico, presenta retroquelia inferior, perfil cóncavo, mentón prominente, base craneal anterior corta, con crecimiento horizontal, proinclinación y protrusión de incisivos superiores, retrusión y retroinclinación de incisivos inferiores (Figura 1). En la ortopantomografía (Figura 2) se observó una relación corona-raíz 1:2; la altura de las crestas óseas se observó sin alteración, presencia de cuatro terceros molares y raíces cortas en dientes anteriores superiores, lo cual fue corroborado con radiografías periapicales (Figura 3).

Figura 1.

Cefalografía lateral inicial.

(0,17MB).
Figura 2.

Ortopantomografía inicial.

(0,19MB).
Figura 3.

Radiografías periapicales. Se observan raíces cortas.

(0,08MB).

Facialmente presenta perfil cóncavo, mentón prominente, nariz recta, surco mentolabial marcado, proquelia superior, corredores bucales amplios, sonrisa con exposición dental superior (Figura 4).

Figura 4.

Fotografías extraorales iniciales.

(0,51MB).

En la exploración clínica intraoral y el análisis ortodóncico, presenta Clase II división 2 proinclinación y protrusión de incisivos superiores, retrusión y retroinclinación de incisivos inferiores, clase II molar y canina bilateral, sobremordida vertical y horizontal excedidas, arcadas cuadradas, rotación de molares, curva de Spee profunda, apiñamiento severo anterior superior y ligero inferior, discrepancias negativas entre longitud basal y longitud dental, clase II molar y canina bilateral, sobremordida vertical y horizontal, arcadas cuadradas apiñamiento anterior superior e inferior, discrepancias entre longitud basal y longitud dental (Figura 5).

Figura 5.

Fotografías intraorales iniciales.

(0,35MB).
Objetivos de tratamiento

Clase I esquelética, mejorar en lo posible el perfil, eliminar apiñamiento dental, coordinar y relacionar arcadas, conseguir clase I molar y canina, así como adecuada sobremordida horizontal y vertical, corrección de la línea media dental.

Plan de tratamiento

Tratamiento ortodóncico-quirúrgico. Aparatología fija MBT slot 0.022”, bandas en primeros y segundos molares superiores e inferiores.

Fase prequirúrgica: nivelación y alineación inicial, coordinación de arcadas, corregir y paralelizar raíces, cierre de espacios.

Fase quirúrgica, predicción quirúrgica en conjunto con el departamento de Cirugía.

Fase postquirúrgica, renivelación, reposición, consolidación, estabilización, detallar sonrisa y retención.

Curso del tratamiento

Se inició con la colocación de aparatología fija MBT 0.022”comenzando con la nivelación y alineación (Figura 6A), se fue incorporando poco a poco el órgano dental 22 conformando las arcadas, se realizó una expansión superior con un alambre 0.032”en tubos accesorios (Figura 6B). Se remitió al Departamento de Cirugía de la DEPeI de la UNAM en donde fue valorado, se realizó predicción quirúrgica y la cirugía de modelos interdisciplinariamente.

Figura 6.

A) Nivelación y alineación. B) Expansión con arco .032”acero. C) Asentamiento oclusal.

(0,63MB).

En el maxilar se realizó osteotomía Le Fort I de descenso y fue segmentado en tres piezas (3mm); en la mandíbula se realizó avance de 3mm y el mentón se retrocedió 6mm (Figura 7).

Figura 7.

Procedimiento quirúrgico.

Cortesía. CMF Anabella Hernández.

(0,66MB).

Se le dio seguimiento a los 7 días, 15 días y al mes posterior del procedimiento quirúrgico (Figura 8), se utilizaron elásticos interarcadas de 3.5 onzas, 5/16”para fijar durante 3 meses, y posteriormente se utilizaron elásticos clase II ¼” 3.5 onzas. Posteriormente fueron reposicionados los brackets de los órganos dentarios 11, 22 y 12. Tres meses después fue retirada la aparatología fija (Figura 9).

Figura 8.

Evolución a los 7, 15 y 30 días.

(0,79MB).
Figura 9.

Retiro de aparatología fija.

(0,31MB).

Para la retención fueron colocados retenedores circunferenciales, tanto en superior como en inferior.

RESULTADOS

Los objetivos planteados fueron cumplidos, se consiguió clase I esquelética cefalométricamente; facialmente mejoró el perfil. Oclusalmente, se eliminó el apiñamiento dental, se consiguió clase I molar y canina, adecuada sobremordida horizontal y vertical, se consiguió guía canina y una adecuada intercuspidación (Figuras 10 a 12yCuadro I).

Figura 10.

Radiografías finales.

(0,32MB).
Figura 11.

Comparación inicio y fin del tratamiento.

(0,63MB).
Figura 12.

Modelos finales.

(0,35MB).
Cuadro I.

Análisis de la UNAM

Ángulo  Norma  Paciente
Clase esquelética    inicio/final
SNA (Steiner)  82°±3.5°  78  81 
SNB (Steiner)  79°±4°  79  78 
ANB (Steiner)  ±2° 
Ángulo facial (Downs)  88°±4°  91  87.5 
Convexidad (Downs)  ±5°  -14  -5 
Dirección de Crecimiento
Ángulo Go-Gn-FH (Downs)  24°±5°  17.5  29.5 
Suma Ángulo S-a-Go (Bjork)  394°±7°  382  396 
Ángulo Goniaco (Bjork)  119°±7°  114  127 
Dirección crecimiento  66%-6%  74  64.8 
(Jarabak)
Posición de Incisivos
Ángulo 1 S-N (Jarabak)  105°±7°  116  106 
Ángulo 1 Go-Gn (Tweed)  97°±7°  88  102 
Ángulo Interincisal (Tweed)  125°±10°  113  117 
Estética labial
Labio Superior (Ricketts)  -3±2mm  -3  -5 
Labio Inferior (Ricketts)  1±3mm  -10  -7 
DISCUSIÓN

Es importante tomar en cuenta la estética y la armonía facial y dental, ya que actualmente la estética facial está muy valorada por la sociedad en general y debemos tener en cuenta las opciones terapéuticas para tratar maloclusiones de clase II, así mismo su efecto en el perfil del paciente.1,2

Los cambios en el perfil son subjetivos, ya que el punto de vista varía de persona a persona y dependiendo del ambiente en el que se rodea, por lo tanto es recomendable estudiar las proporciones dentales y faciales para equilibrar dicha estética.14

Realizar un adecuado diagnóstico interdisciplinario, tomando en cuenta las expectativas del paciente y contemplar el plan de tratamiento que se llevará a cabo son importantes para cumplir el objetivo planeado y poder mejorar el entorno social del paciente.1,2,14

CONCLUSIÓN

La comunicación interdisciplinaria es importante para llevar a cabo un buen diagnóstico y así tomar la mejor alternativa de tratamiento en beneficio del paciente, favoreciendo la función estética y proporcionándole mayor seguridad en su entorno social.

REFERENCIAS
[1]
L. Yin, M. Jiang, W. Chen, R.J. Smales, Q. Wang, L. Tang.
Differences in facial profile and dental esthetic perceptions between young adults and orthodontists.
Am J Orthod Dentofacial Orthop, 145 (2014), pp. 750-756
[2]
S.M. Rivera, J.P. Hatch, J.D. Rugh.
Psychological factor associated with orthodontic surgical treatment.
Semin Orthod, 6 (2000), pp. 259-269
[3]
C.M. Minich, E.A. Araújo, R.G. Behrents, P.H. Buschang, O.M. Tanaka, K.B. Kim.
Evaluation of skeletal and dental asymmetries in Angle Class II subdivision malocclusions with cone-beam computed tomography.
Am J Orthod Dentofacial Orthop, 144 (2013), pp. 57-66
[4]
R.M. Lima Filho, R.A.C. de Oliveira.
Long-term maxillary changes in patients with skeletal Class II malocclusion treated with slow and rapid palatal expansion.
Am J Orthod Dentofacial Orthop, 134 (2008), pp. 383-388
[5]
T. Baccetti, F. Stahl, J.A. McNamara Jr..
Dentofacial growth changes in subjects with untreated Class II malocclusion from late puberty through young adulthood.
Am J Orthod Dentofacial Orthop, 135 (2009), pp. 148-154
[6]
M. Nishimura, M. Sannohe, H. Nagasaka, K. Igarashi, J. Sugawara.
Nonextraction treatment with temporary skeletal anchorage devices to correct a class II division 2 malocclusion with excessive gingival display.
Am J Orthod Dentofacial Orthop, 145 (2014), pp. 85-94
[7]
F. Vellini.
Ortodoncia: diagnóstico y planificación clínica. Sao Paulo: Editorial Las Artes Médicas; 2002.
Ortodoncia en dentición mixta.,
[8]
G. Maj, F.P. Lucchese.
The mandible in class II, division 2.
[9]
W. Proffit.
Ortodoncia contemporánea: teoría y práctica.
3ra ed., Ed. Elsevier España SA, (2001),
[10]
Y. Ishihara, S. Kuroda, Y. Sugawara, H. Kurosaka, T. Takano-Yamamoto, T. Yamashiro.
Long-term stability of implant-anchored orthodontics in an adult patient with a Class II Division 2 malocclusion and a unilateral molar scissors-bite.
Am J Orthod Dentofacial Orthop, 145 (2014), pp. S100-S113
[11]
U.L.M. Moreno, S.C. Howe, C. Kummet, K.C. Vela, D.V. Dawson, T.E. Southard.
Phenotypic diversity in white adults with moderate to severe Class II malocclusion.
Am J Orthod Dentofacial Orthop, 145 (2014), pp. 305-316
[12]
S. Ruf, H. Pancherz.
Class II division 2 malocclusion: genetics or environment? A case report of monozygotic twins.
[13]
S. Peck, L. Peck, M. Kataja.
Class II division 2 malocclusion: a heritable pattern of small teeth in well-developed jaws.
[14]
R.M.G. González, M.P. Lara.
Corrección no quirúrgica del perfil de una maloclusión clase II.
Revista Mexicana de Ortodoncia, 2 (2014),
[15]
D.G. Alavi, E.A. BeGole, B.J. Schneider.
Facial and dental arch asymmetries in Class II subdivision malocclusion.
Am J Orthod Dentofacial Orthop, 93 (1988), pp. 38-46

Egresada de la especialidad de Ortodoncia de la DEPeI, FO UNAM.

Este artículo puede ser consultado en versión completa en http://www.medigraphic.com/ortodoncia.

Profesor de Ortodoncia de la DEPeI, FO UNAM.

Copyright © 2015. Universidad Nacional Autónoma de México, Facultad de Odontología
Opciones de artículo
Herramientas