Regístrese
Buscar en
Revista Mexicana de Opinión Pública
Toda la web
Inicio Revista Mexicana de Opinión Pública La opinión pública en los Estados Unidos de América sobre la guerra de Vietna...
Información de la revista
Vol. 22. Núm. C.
Páginas 111-127 (Enero - Junio 2017)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
2608
Vol. 22. Núm. C.
Páginas 111-127 (Enero - Junio 2017)
DOI: 10.1016/j.rmop.2016.12.007
Open Access
La opinión pública en los Estados Unidos de América sobre la guerra de Vietnam
Public Opinion in the United States of America about the Vietnam War
Visitas
2608
Sidney Verba1, Gordon Black2, Richard Brody3, Paul Ekman4, Norman Nie5, Edwin Parker6, Nelson Polsby7, Peter Rossi8, Paul Sheatsley9
Este artículo ha recibido
2608
Visitas

Under a Creative Commons license
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (18)
Cuadro 1. Actitud respecto de la forma en que el presidente Johnson trata el problema de Vietnam
Cuadro 2. Corriente en favor de la aminoración
Cuadro 3. Sentimiento en favor de aminorar la guerra por parte de quienes identifican correctamente al Vietcong
Cuadro 4. Sentimiento en favor de aminorar la guerra por parte de quienes aprueban o desaprueban la forma en que el gobierno de Johnson maneja la situación en Vietnam
Cuadro 5. Sentimiento en favor de intensificar la guerra por parte de quienes aprueban o desaprueban la forma en que el gobierno de Johnson maneja la situación de Vietnam
Cuadro 6. Actitud con respecto al aumento en el costo de la guerra
Cuadro 7. Actitud respecto del aumento en el costo de la guerra, de quienes aprueban la forma en que el gobierno de Johnson maneja la situación de Vietnam
Cuadro 8. Actitud respecto del aumento en el costo de la guerra, de quienes aprueban que se mande medio millón de hombres a Vietnam del Sur
Cuadro 9. Actitud respecto del aumento en el costo de la guerra, de quienes están a favor de que se continúe la lucha aunque haya que pelear con los chinos en territorio de Vietnam
Cuadro 10. Actitud respecto del aumento de tropas movilizadas para la guerra de Vietnam
Cuadro 11. El pueblo norteamericano está dividido con respecto a la intensificación de la guerra
Cuadro 12. Alternativas razonables
Cuadro 13. Los que están en favor de que se entablen negociaciones
Cuadro 14. Los que aprueban que se forme un nuevo gobierno en que participe el Vietcong
Cuadro 15. Los que aprueban que se celebren elecciones libres en Vietnam del Sur aunque el Vietcong pueda ganar
Cuadro 16. Los que aprueban que se mande medio millón de hombres a Vietnam del Sur
Cuadro 17. Grado de preocupación del pueblo respecto de diferentes problemas
Cuadro 18. Aprobaría usted que continuara la lucha aun cuando esto significara que cayeran varios cientos de soldados norteamericanos por semana
Mostrar másMostrar menos
Texto completo

Colaboración especial para la Revista Mexicana de Sociología.

Traducción de Ángela Müller Montiel.

1Importancia de las investigaciones de opinión pública de la política seguida en Vietnam

Informes publicados en Washington hacen hincapié sobre la preocupación de quienes dirigen la política relacionada con Vietnam por lograr el apoyo de la opinión pública en lo que atañe a la intervención estadounidense en ese país. Seguramente que ningún presidente ha leído los resultados de ciertas encuestas con mayor atención que Johnson, en cuanto a este tema particular. Por ello resulta pertinente e importante investigar el tipo de información que dichos cuestionarios proporcionan. Hasta ahora, las noticias indican que la opinión pública no ha sido explorada con suficiente detalle para dar a los dirigentes políticos una imagen completa del pensamiento norteamericano sobre lo que puede hacerse en Vietnam y sobre su posible costo.

1.1Entrevistas por muestreo para sondear el pensamiento estadounidense

Para conseguir esta información, durante el mes de febrero y principio de marzo pasados, un grupo de especialistas en ciencias sociales de la Universidad de Stanford, en cooperación con el Centro de Investigación de la Opinión Nacional, realizó una investigación en el nivel nacional, mediante la realización de entrevistas a un grupo representativo de 1 474 adultos.10 El cuestionario fue formulado y aplicado conjuntamente por el grupo de Stanford y por el grupo del Centro de Investigación. Este último realizó entrevistas por muestreo en toda la nación. El análisis e interpretación de los datos tuvo lugar en Stanford. Este estudio demuestra (lo mismo que otras encuestas políticas), que 61 por ciento de los entrevistados, en esta investigación, aprueba la forma en que el presidente conduce la política en Vietnam (ver Cuadro 1).11 Pero al contrario de otros estudios, nuestra investigación, que es más completa, muestra un amplio apoyo a la idea de que se vaya amortiguando el conflicto moderadamente (incluyendo negociaciones con el Vietcong e inclusión de éste en un gobierno de coalición), así como renuencia a pagar el crecido costo en dinero y en material humano que implicaría una mayor participación norteamericana en el conflicto. En general, los norteamericanos se oponen a las soluciones extremas que significarían o un aumento masivo de la participación estadounidense o un súbito decremento de la misma, pues el retiro conduciría a la ocupación comunista de Vietnam.

2Sentimiento en favor de aminorar la participación en la guerra de Vietnam

Contrariamente a lo aparecido en informes anteriores, numerosas declaraciones detalladas y específicas sugieren la existencia de una fuerte corriente favorable a la aminoración de la guerra en Vietnam. Entre dichas declaraciones, están las de una mayoría decisiva en favor de las alternativas sugeridas por algunos de los que criticaron la política del Presidente, en un reciente debate sobre este tema (sugerencias que no fueron aceptadas por el gobierno).

2.1Disposición del pueblo estadounidense para negociar con el Vietcong

En su gran mayoría, el pueblo estadunidense está en favor de que se negocie con el Vietcong. 88 por ciento de los entrevistados declaró que estaría dispuesto a negociar. 70 por ciento del pueblo apoyaría una tregua en Vietnam, negociada por las Naciones Unidas. Una mayoría (formada por 52 por ciento) estaría dispuesta a que el Vietcong tuviera participación en un gobierno de coalición en Vietnam, y una mayoría, de 54 por ciento, se declaró en favor de la celebración de elecciones libres en Vietnam del Sur, aun cuando hubiera el peligro de que ganara el Vietcong. La buena disposición para tratar con el Vietcong no se basa en una idea errónea de lo que es esta organización: aun quienes saben muy bien lo que es el Vietcong están dispuestos a tratar con él (ver Cuadro 3).

2.2Los partidarios del Presidente están a favor de la negociación

Entre quienes aprueban la forma en que el Presidente maneja la situación de Vietnam, 88 por ciento está en favor de que se entablen negociaciones con el Vietcong; 51 por ciento aceptaría un gobierno de coalición; 54 por ciento está en pro de elecciones libres y 71 por ciento apoyaría una tregua y un arreglo negociado por las Naciones Unidas (ver Cuadro 4).

2.3La oposición al Presidente proviene de las “palomas”, no de los “gavilanes”12

Recientes informes periodísticos sugieren que ha ido aumentado el desacuerdo con la política del presidente respecto de Vietnam, y que los opositores piensan que no ha presionado lo suficiente en esa guerra.13 En contraste con estos informes, el presente estudio indica que la oposición al presidente estadounidense proviene de otro lado.14 Entre quienes no están de acuerdo con la forma en que el presidente Johnson maneja la situación de Vietnam, una mayoría (de dos por uno) aprueba que el Vietcong forme parte de un gobierno de coalición y que haya elecciones libres, aun cuando gane el Vietcong. Están en favor de una tregua supervisada por la onu, en una proporción de tres por uno. Más de nueve de cada diez piensan que se debe negociar directamente con el Vietcong. Los entrevistados que se oponen a la política presidencial estadounidense también se oponen a que se intensifique la guerra. Una proporción de dos a uno se declaró en contra de que se aumente el contingente de tropas a medio millón de hombres, y en una proporción de tres a dos se manifestaron en contra de que se bombardeen las ciudades de Vietnam del Norte (ver Cuadro 5).

3Actitudes frente a los costos de la guerra3.1Actitud de los ciudadanos estadounidenses frente al costo económico de la guerra

La mayoría de los ciudadanos estadunidenses muestra reparos a la continuación de la guerra, cuando se enfrenta al problema de lo que puede costar. En el estudio se preguntó si el pueblo deseaba continuar la lucha en Vietnam, aun cuando esto significara la reducción de varios programas sociales, el aumento de los impuestos y el establecimiento de normas de control económico. En todos los puntos fueron mayoría las respuestas en contra.

Setenta y nueve por ciento se opuso a que se disminuyera la ayuda a la educación si esto era necesario para continuar la guerra. Dos terceras partes se opusieron a que se redujera la asistencia médica. Dos terceras partes también se opusieron a que se elevaran los impuestos. También fue la mayoría la que se opuso al establecimiento de medidas económicas de control o a que se redujera la guerra contra la miseria15 (ver Cuadro 6).

Aun quienes están de acuerdo con la política del Presidente, parece que no se muestran dispuestos a pagar un costo más elevado o a comprometerse más. Setenta y ocho por ciento de los partidarios del Presidente se opondría a una reducción en la ayuda a la educación y 59 por ciento se opondría a que se aumentaran los impuestos si estas medidas se hicieran necesarias para poder continuar la guerra (ver Cuadro 5).

La oposición a que se aumentaran los impuestos o a que se redujeran los beneficios materiales no es nada excepcional. Lo extraordinario es que, aun los “gavilanes” que están dispuestos a intensificar la guerra mandando medio millón de hombres a Vietnam, no están dispuestos a pagar el costo doméstico: 73 por ciento se opuso a una reducción en la ayuda a la educación y más de la mitad se opuso a que se elevaran los impuestos si esto fuera necesario para continuar la guerra (ver Cuadro 8).

Los que están de acuerdo en que se luche con los chinos en Vietnam tampoco quieren pagar los gastos. 56 por ciento de quienes forman este grupo se opone a un aumento en los impuestos, y 76 por ciento no aprueba que se reduzca la ayuda federal a la educación (ver Cuadro 9).

3.2Actitudes frente al costo en material humano

La mayoría del pueblo estadounidense estaría dispuesta a continuar la guerra si para ello se necesitara llamar a la Guardia Nacional, pero preferiría darla por terminada si se hiciera necesaria una movilización general para seguir la lucha. 60 por ciento se manifestó de acuerdo con que se llame a la Guardia Nacional para continuar la guerra, pero solamente 40 por ciento aceptó la movilización general para seguir en la lucha. Además, sólo 38 por ciento aprobó que siga la guerra aunque cueste varios cientos de vidas estadunidenses por semana (ver Cuadro 18).

4El pueblo norteamericano está dividido respecto del problema de intensificar la guerra

Tanto la prensa como los portavoces del gobierno hablan de la necesidad de un aumento, en las tropas estadounidenses, de medio millón de hombres. La opinión del pueblo estadounidense está dividida respecto de este punto. Cuando se preguntó si estaba de acuerdo con mandar medio millón de hombres a Vietnam, si esto era necesario para continuar la guerra, 45 por ciento respondió afirmativamente y 46 por ciento negativamente (ver Cuadro 11).

4.1Actitud negativa frente a la intensificación de la guerra

Se pidió a los entrevistados que opinaran sobre otras medidas posibles para intensificar la guerra. Respecto de casi todas las medidas de intensificación sugeridas, la mayoría respondió que preferiría que se terminara la guerra. Y, mientras mayor era la intensificación de la guerra, más grande era también la mayoría que se declaraba en favor de darle fin. Cuando se preguntó sobre el bombardeo de ciudades en Vietnam del Norte, 55 por ciento respondió que prefería que terminara la guerra. Al preguntar sobre una lucha en territorio chino, 60 por ciento dijo que era mejor terminar la guerra en Vietnam. A la pregunta sobre una guerra atómica con China, 63 por ciento contestó que era mejor acabar la guerra en Vietnam. Por otra parte, una mayoría dijo que se declaraba en favor de la continuación de la guerra, aun cuando esto significara luchar con los chinos dentro de las fronteras de Vietnam (ver Cuadro 11).

4.2Actitudes respecto de las alternativas razonables

Los estadunidenses prefieren las alternativas razonables a las extremas. La opinión pública está en favor de una aminoración de la guerra, pero se opone a una retirada inmediata; la opinión está dividida con respecto a una intensificación limitada, pero es claramente contraria a una intensificación en gran escala.

Así pues, las mayorías se oponen a los extremos, en cualquiera de los dos sentidos. La opinión pública es contraria al uso de armas nucleares en contra de los chinos. Por otra parte, aunque está dispuesta a negociar, no aprobaría una rápida retirada unilateral de las tropas norteamericanas, seguida de un ascenso al poder de los comunistas. 81 por ciento rechazó esta alternativa. La mayoría se opone también a otra acción cualquiera que implique que los Estados Unidos se niegan a compartir la responsabilidad por el futuro de Vietnam. 56 por ciento se opone a una retirada para dejar que los vietnamitas resuelvan sus propias dificultades y 77 por ciento se opone a abandonar los compromisos de Estados Unidos con otros países de Asia. Cuando se les pidió que eligieran entre tres alternativas desagradables: una guerra en grande, la continuación de la actual situación indefinidamente o la retirada unilateral, la mayoría eligió la situación intermedia. No obstante, cuando se les coloca frente a los extremos terribles, son más quienes eligen una guerra en gran escala que la retirada unilateral (ver Cuadro 12).

4.3Actitud híbrida de las “palomas” y de los “gavilanes de Vietnam4.3.1Las “palomas” de Vietnam rechazan a los comunistas

La mayoría que se declaró en favor de un arreglo del conflicto de Vietnam, a través de negociaciones con el Vietcong, o de que se incluya a este grupo en un gobierno de coalición, no puede ser acusada de mostrarse “suave ante el comunismo”. Por el contrario, esta gente sostiene una firme política anticomunista en otras partes del mundo. 94 por ciento de quienes desean negociar con el Vietcong aprueba nuestra política hacia Cuba y aun considera que debería ser más dura. 87 por ciento de quienes están dispuestos a negociar con el Vietcong piensa que nuestra política respecto de China es la correcta o que debería ser aun más dura; 93 por ciento desea una política firme hacia la Unión Soviética (ver Cuadro 13).

Quienes se declararon en favor de un gobierno de coalición en Vietnam del Sur, en el que se incluyera al Vietcong, o quienes abogan por que haya elecciones libres, aun cuando pueda ganar el Vietcong, opinan, en su gran mayoría, que debe haber una política firme en otras regiones comunistas. En este aspecto, los que están en favor de que se negocie con el Vietcong se muestran tan firmes en su actitud hacia el comunismo en otros puntos, como quienes se oponen a que se trate con el Vietcong (ver Cuadro 14 y Cuadro 15).

4.3.2La mayoría de los “gavilanes” está dispuesta a que disminuya la guerra

Si las “palomas” de Vietnam resultaron híbridas en su actitud, lo mismo sucede con los “gavilanes”. Numerosos entrevistados que están dispuestos a que se intensifique la participación norteamericana en Vietnam también favorecen una política de disminución en otros aspectos. Entre quienes apoyan que se aumente el contingente de soldados norteamericanos a medio millón de hombres, 48 por ciento está en favor de un gobierno de coalición, aun cuando se incluya al Vietcong, y solamente 42 por ciento se opone a esta idea. Similarmente, una gran mayoría de los que apoyan que se aumente el número de nuestras tropas también se declaró en pro de las elecciones libres en Vietnam, aunque gane el Vietcong. Y 86 por ciento de estos “gavilanes” opina que se debe negociar con el Vietcong (ver Cuadro 16).

4.4Los “verdaderos gavilanes” y las verdaderas palomas”

La mayoría de los norteamericanos tiene sentimientos mixtos con respecto a la guerra de Vietnam. No son ni “verdaderos gavilanes” ni “verdaderas palomas”, puesto que no asumen una posición consistente con respecto al problema de si se ha de intensificar o disminuir la guerra. ¿Pero hay “verdaderos gavilanes” o “verdaderas palomas”?

Solamente un pequeño porcentaje de la población estadunidense no podría considerarse como “verdaderos gavilanes”: 6 por ciento de las personas entrevistadas asumió posiciones consistentes de “gavilanes” en favor de la intensificación del conflicto y en contra de que se suavice. Opinan que se deben aumentar las tropas estadunidenses hasta medio millón de hombres y que se deben bombardear las ciudades de Vietnam del Norte, si esto es necesario, para ganar la guerra. Y se oponen a un gobierno de coalición en que participe el Vietcong, y a las elecciones libres si eso significa que el Vietcong puede ganar.

Las “palomas verdaderas” son doblemente numerosas que los “gavilanes”. 14 por ciento del pueblo estadounidense queda comprendido dentro de este grupo. Son personas que no quieren que se aumente el número de tropas a medio millón de hombres ni tampoco que se bombardee las ciudades de Vietnam del Norte. Están en favor de un gobierno de coalición en que participe el Vietcong, y de las elecciones libres aunque gane el Vietcong.

4.4.1El presidente Johnson recibe mayor apoyo de los “verdaderos gavilanes”.

¿Recibe el presidente Johnson mayor apoyo de “los verdaderos gavilanes” o de las “verdaderas palomas”? La respuesta es clara. Mucho más de los “verdaderos gavilanes”. 72 por ciento de los “verdaderos gavilanes” aprueba la forma en que el Presidente maneja la situación de Vietnam y 23 por ciento la desaprueba. De las “verdaderas palomas” solamente 44 por ciento está de acuerdo con los actos del Presidente en Vietnam y 48 por ciento no está de acuerdo.

Conclusión

La opinión pública no desea pagar el costo que implica esta guerra y rechaza las soluciones que requieren “el abandono irresponsable de sus compromisos”. El público estadounidense está claramente preocupado por la situación en Vietnam: hasta tal punto, que 71 por ciento de los entrevistados declaró que está muy preocupado por Vietnam, y que lo está mucho más que por cualquier otro problema público (ver Cuadro 17). Pero sus opiniones son moderadas y responsables: no desean pagar el costo que implica la participación en Vietnam, pero esta opinión es consistente con su deseo de negociar un arreglo. Y, aunque rechazan las soluciones que requieren el abandono de los compromisos estadounidenses, el arreglo por el que muestran preferencia es el que implica la voluntad de negociar con el Vietcong, cosa que no entra dentro de la política del gobierno actual.

Apéndice 1

Cuadros y preguntas1616

En este apéndice se encuentran todos los datos mencionados en el texto, además de la redacción exacta de las preguntas. Están registradas todas las preguntas sobre la política y gastos. Además, se hicieron preguntas sobre el grado de información que llega al pueblo y sobre la que éste desea, y sobre la actitud respecto del debate en el Congreso, así como sobre las características demográficas de los entrevistados. Estos datos se presentarán en publicaciones subsecuentes.

Cuadro 1.

Actitud respecto de la forma en que el presidente Johnson trata el problema de Vietnam

  Aprueba  Desaprueba  dk 
¿En general, aprueba o desaprueba usted la forma en que el gobierno de Johnson trata la situación de Vietnam? 
61% 

29% 

10% 

Cuadro 2.

Corriente en favor de la aminoración

  En favor o aprueba  Se opone o desaprueba  dk 
a) ¿Aprobaría usted que los estadunidenses entraran en negociaciones con el Vietcong si éste estuviera dispuesto a negociar?  88% 
8% 

4% 
¿Aprobaría o desaprobaría usted las siguientes acciones para terminar la lucha?:
b) ¿Hacer que las Naciones Unidas o algunos países neutrales negociaran una tregua siempre que cada bando conservara el territorio que ocupa? 
70% 

22% 

8% 
c) ¿Formación de un nuevo gobierno en que participe el Vietcong?  52%  36%  12% 
d) ¿Celebración de elecciones libres en Vietnam del Sur aun cuando pueda ganar el Vietcong? 
54% 

34% 

12% 
  ApruebaDesaprueba
  En favor o aprueba  Se opone o desaprueba 
dk 
A favor o aprueba  Se opone o desaprueba 
dk 
b) ¿Formación de un nuevo gobierno con la participación del Vietcong? 

51% 


39% 


20% 


59% 


32% 


9% 
c) ¿Celebración de elecciones libres en Vietnam del Sur aunque gane el Vietcong? 

54% 


36% 


10% 


57% 


33% 


9% 
d) ¿Hacer que las Naciones Unidas o algunos países neutrales negocien una tregua y cada bando conserve el territorio que ocupa ahora? 

71% 


23% 


7% 


71% 


23% 


6% 

Cuadro 3.

Sentimiento en favor de aminorar la guerra por parte de quienes identifican correctamente al Vietcong

  SUR Vietnamitas comunistasNORTE VietnamitasIncorrectos
  Ap.  Desap.  dk  Ap.  Desap.  dk  Ap.  Desap.  dk 
a) ¿Aprobaría usted que los estadunidenses entablaran negociaciones con el Vietcong, si éste estuviera dispuesto a negociar? 

85% 


13% 


2% 


90% 


8% 


2% 


84% 


4% 


11% 
b) ¿Aprobaría o desaprobaría usted la siguiente acción para terminar la lucha: celebración de elecciones libres en Vietnam del Sur, aunque gane el Vietcong? 

61% 


32% 


7% 


53% 


38% 


9% 


43% 


28% 


29% 
c) ¿Aprobaría o desaprobaría usted la siguiente acción para terminar la lucha: formación de un nuevo gobierno con la participación del Vietcong? 

51% 


41% 


7% 


53% 


38% 


10% 


47% 


25% 


27% 

Cuadro 4.

Sentimiento en favor de aminorar la guerra por parte de quienes aprueban o desaprueban la forma en que el gobierno de Johnson maneja la situación en Vietnam

  En favor aprueba  Se opone desaprueba  dk  En favor aprueba  Se opone desaprueba  dk 
a) Estaría usted a favor de que los norteamericanos entablaran negociaciones con el Vietcong si éste quisiera negociar? 

88% 


9% 


3% 


92% 


7% 


1% 
¿Aprobaría o desaprobaría usted las siguientes acciones para terminar la guerra?:
b) ¿Formación de un nuevo gobierno con la participación del Vietcong? 
51% 

39% 

10% 

59% 

32% 

9% 
c) ¿Celebración de elecciones libres en Vietnam del Sur aunque gane el Vietcong? 
54% 

36% 

10% 

57% 

33% 

9% 
d) ¿Hacer que las Naciones Unidas o algunos países neutrales negocien una tregua y cada bando conserve el territorio que ocupa ahora? 

71% 


23% 


7% 


71% 


23% 


6% 

Cuadro 5.

Sentimiento en favor de intensificar la guerra por parte de quienes aprueban o desaprueban la forma en que el gobierno de Johnson maneja la situación de Vietnam

  ApruebaDesaprueba
  Aprueba  Desaprueba  dk  Aprueba  Desaprueba  dk 
¿Aprobaría o desaprobaría usted lo siguiente a fin de continuar la lucha?:
a) ¿Llevar medio millón de soldados a Vietnam del Sur? 
56% 

36% 

8% 

31% 

63% 

6% 
b) ¿Bombardear ciudades de Vietnam del Norte?  40%  54%  6%  37%  59%  4% 

Cuadro 6.

Actitud con respecto al aumento en el costo de la guerra

  Aprueba  Desaprueba  dk 
¿Aprueba o desaprueba las siguientes medidas para continuar la lucha?:
a) ¿Reducir la ayuda a la educación?  19%  78%  2% 
b)¿Aumentar los impuestos?  31%  67%  3% 
c) ¿Establecer un control gubernamental sobre salarios y precios?  41%  53%  6% 
d) ¿Gastar menos dinero en la lucha contra la miseria?  46%  50%  4% 
e) ¿Reducir el programa de asistencia médica?  28%  66%  6% 

Cuadro 7.

Actitud respecto del aumento en el costo de la guerra, de quienes aprueban la forma en que el gobierno de Johnson maneja la situación de Vietnam

  ApruebaDesaprueba
  Aprueba  Desaprueba  dk  Aprueba  Desap.  dk 
¿Aprueba o desaprueba usted las siguientes medidas para continuar la lucha?:
a) ¿Reducir la ayuda a la educación?  20%  78%  2%  16%  82%  2% 
b) ¿Aumentar los impuestos?  39%  59%  2%  18%  81%  2% 

Cuadro 8.

Actitud respecto del aumento en el costo de la guerra, de quienes aprueban que se mande medio millón de hombres a Vietnam del Sur

  ApruebaDesaprueba
  Aprueba  Desaprueba  dk  Aprueba  Desap.  dk 
¿Aprueba o desaprueba usted lo siguiente a fin de continuar la lucha?:
a) ¿Reducir la ayuda a la educación?  26%  72%  1%  13%  85%  2% 
b) ¿Aumentar los impuestos?  48%  50%  2%  17%  82%  1% 

Cuadro 9.

Actitud respecto del aumento en el costo de la guerra, de quienes están a favor de que se continúe la lucha aunque haya que pelear con los chinos en territorio de Vietnam

  ApruebaDesaprueba
  Aprueba  Desaprueba  dk  Aprueba  Desap.  dk 
¿Aprueba o desaprueba usted lo siguiente a fin de continuar la guerra?:
a) ¿Aumentar los impuestos?  41%  56%  3%  18%  80%  2% 
b) ¿Reducir la ayuda a la educación?  22%  76%  2%  14%  84%  2% 

Cuadro 10.

Actitud respecto del aumento de tropas movilizadas para la guerra de Vietnam

  Aprueba  Desaprueba  dk 
¿Aprueba o desaprueba usted las siguientes medidas a fin de continuar la lucha?
a) ¿Llamar a la Guardia Nacional y a las Reservas?  60%  32%  8% 
b) ¿Movilización general de todos los hombres norteamericanos para las fuerzas armadas?  40%  51%  9% 

Cuadro 11.

El pueblo norteamericano está dividido con respecto a la intensificación de la guerra

  Aprueba  Desaprueba  dk 
¿Aprueba o desaprueba usted las siguientes medidas a fin de continuar la lucha?
a) ¿Tener medio millón de hombres en Vietnam del Sur?  45%  46%  9% 
b) ¿Bombardear las ciudades de Vietnam del Norte?  38%  55%  7% 
c) ¿Luchar en tierra dentro de la propia China?  32%  60%  8% 
d) ¿Entablar una lucha atómica con China?  30%  64%  7% 
e) ¿Entablar una guerra atómica con Rusia?  22%  71%  7% 

Cuadro 12.

Alternativas razonables

  A favor o aprueba  Se opone o desaprueba  dk 
a) Si el presidente Johnson anunciara mañana que nos retirábamos de Vietnam y dejábamos la situación en manos de los comunistas, ¿lo aprobaría usted o lo desaprobaría? 

15% 


81% 


4% 
¿Aprobaría usted o desaprobaría la siguiente acción para terminar la guerra?
b) ¿Retirar gradualmente nuestras tropas y dejar que los sudvienamitas resolvieran sus problemas? 
39% 

56% 

5% 
c) ¿Aprobaría usted o desaprobaría que se terminara la lucha en Vietnam del Sur aunque eso significara el peligro de que perdieran su independencia otros países como Laos y Tailandia? 

13% 


77% 


10% 
  Situación actual  Gran guerra  Retiro  ns 
d) Suponiendo que hubiera que elegir entre continuar la actual situación indefinidamente, luchar en una gran guerra con miles de bajas o el retiro de las fuerzas americanas que llevaría a los comunistas al poder, ¿qué elegiría usted? 

49% 


23% 


19% 


9% 
e) Suponiendo que no pudiéramos continuar con nuestra política actual, qué elegiría usted entre una gran guerra o el retiro de las tropas norteamericanas?   
29% 

15% 

5% 

Cuadro 13.

Los que están en favor de que se entablen negociaciones

  En favorEn contra
  Demasiado duro  Más o menos acertado  Demasiado suave  ns  Demasiado duro  Más o menos acertado  Demasiado suave  ns 
a) ¿Qué opina usted de nuestra política respecto de Castro en Cuba, ha sido muy dura, más o menos acertada o demasiado suave? 

3% 


30% 


64% 


3% 


2% 


18% 


78% 


2% 
b) ¿Qué opina usted respecto de China, hemos sido demasiado duros, más o enos acertados o demasiado suaves? 

3% 


38% 


49% 


10% 


3% 


25% 


68% 


4% 
c) ¿Opina usted que nuestra política hacia Rusia ha sido demasiado dura, acertada o demasiado suave? 

2% 


48% 


46% 


4% 


3% 


44% 


51% 


2% 

Cuadro 14.

Los que aprueban que se forme un nuevo gobierno en que participe el Vietcong

  En favorEn contra
  Demasiado duro  Más o menos acertado  Demasiado suave  ns  Demasiado duro  Más o menos acertado  Demasiado suave  ns 
a) ¿Qué opina usted de nuestra política respecto de Castro en Cuba, ha sido muy dura, más o menos acertada o demasiado suave? 

3% 


33% 


61% 


3% 


2% 


26% 


71% 


2% 
b) ¿Qué opina usted de China comunista: hemos sido demasiado duros, justos, o demasiado suaves? 

5% 


39% 


48% 


2% 


2% 


35% 


56% 


7% 
c) ¿Opina usted que nuestra política hacia Rusia ha sido demasiado dura, más o menos acertada o demasiado suave? 

3% 


54% 


42% 


2% 


2% 


42% 


53% 


3% 

Cuadro 15.

Los que aprueban que se celebren elecciones libres en Vietnam del Sur aunque el Vietcong pueda ganar

  En favorEn contra
  Demasiado duro 
Más o menos acertado 
Demasiado suave 

ns 
Demasiado duro  Más o menos acertado  Demasiado suave 

ns 
a) ¿Qué opina usted de nuestra política respecto de Castro en Cuba, ha sido demasiado dura, más o menos acertada demasiado suave? 

3% 


30% 


64% 


3% 


1% 


29% 


67% 


3% 
b) ¿Qué opina usted de China comunista: hemos sido demasiado duros con ella, justos o demasiado suaves? 

5% 


41% 


46% 


8% 


1% 


33% 


59% 


7% 
c) ¿Opina usted que nuestra política hacia Rusia ha sido demasiado dura, más o menos acertada o demasiado suave? 

3% 


54% 


42% 


2% 


2% 


45% 


49% 


4% 

Cuadro 16.

Los que aprueban que se mande medio millón de hombres a Vietnam del Sur

  ApruebaDesaprueba
  Aprueba  Desaprueba  ns  Aprueba  Desaprueba  ns 
¿Aprobaría usted o desaprobaría las siguientes acciones para terminar la guerra?
a) ¿Formación de un nuevo gobierno en el que participara el Vietcong? 
49% 

42% 

9% 

59% 

32% 

9% 
b) ¿Celebración de elecciones libres en Vietnam del Sur, aun cuando pudiera ganar el Vietcong? 

53% 


37% 


10% 


57% 


33% 


10% 
c) Estaría usted en favor de que se entablaran negociaciones entre los norteamericanos y el Vietcong si éste quisiera negociar? 

85% 


12% 


3% 


92% 


6% 


2% 

Cuadro 17.

Grado de preocupación del pueblo respecto de diferentes problemas

  Muy preocupado  Poco preocupado  No le preocupa  No sabe 
a) Relaciones entre negros y blancos  31%  42%  26%  1% 
b) Inflación y el costo de la vida  46%  41%  14%  0% 
c) Contaminación del aire y del agua  27%  44%  28%  1% 
d) Crimen y delincuencia juvenil  49%  41%  10%  0% 
e) Guerra en Vietnam  62%  32%  7%  0% 

Cuadro 18.

Aprobaría usted que continuara la lucha aun cuando esto significara que cayeran varios cientos de soldados norteamericanos por semana

Aprueba  Desaprueba  ns 
38%  54%  7% 
Apéndice 2

Lo que indican otras encuestas

Varias de las preguntas contenidas en esta investigación también fueron incluidas en las encuestas realizadas por las organizaciones Gallup y Harris.

Ambas encuestas determinan la reacción del público respecto de la forma en que el gobierno maneja la situación en Vietnam. Así, por ejemplo, en ocho muestras de la encuesta Gallup, tomadas en los últimos trece meses, se encontró que el promedio de apoyo al gobierno era de 55 por ciento, con una diferencia de 14 por ciento entre el mayor porcentaje de aprobación (62 por ciento) correspondiente a febrero de 1965, y el punto más bajo (48 por ciento) que correspondió a junio del mismo año. La fluctuación fue un poco menor en el porcentaje de quienes desaprueban la política del Presidente en Vietnam. El promedio de desaprobación fue de 27 por ciento, habiendo alcanzado el nivel más bajo en febrero de 1965 (22 por ciento) y el nivel más alto (33 por ciento) en la encuesta más reciente, realizada en febrero de 1966.

Desde enero de 1965, el pueblo estadunidense manifestó cierto entusiasmo porque se negociara un arreglo. La encuesta Gallup, celebrada en ese mes, encontró que 81 por ciento aprobaba y 11 por ciento se oponía a la sugerencia de que el Presidente “tratara de organizar una conferencia con los dirigentes del sureste de Asia, y de China para ver si era posible llegar a un arreglo pacífico”.Al mes siguiente, la Investigación Harris informó que “75 por ciento del pueblo estadunidense estaba a favor de negociar un arreglo sobre todo el problema de Vietnam. “Pero, en el informe se agregaba que el público no consideraba “que fuera el momento oportuno para iniciar dichas negociaciones”.

Tanto la encuesta de Gallup como la de Harris informaron que durante 1965 el pueblo estadounidense apoyaba el que la Organización de las Naciones Unidas participara más activamente en el conflicto de Vietnam. En febrero, 60 por ciento de los entrevistados aprobó y 20 por ciento se opuso a que se mandara un ejército de la onu a Vietnam; en septiembre, la Investigación Harris indicó que 42 por ciento del público pensaba que el Presidente “estaba más equivocado que acertado” al no pedir a la onu que se hiciera cargo de la defensa de Vietnam; 29 por ciento juzgó que el Presidente “estaba más acertado que equivocado” y 29 por ciento respondió que “no estaban seguros”.

Joseph Alsop, en un artículo publicado por el Saturday Evening Post predijo lo que nosotros encontramos respecto de “los verdaderos gavilanes” y las “verdaderas palomas”. Basándose en los resultados obtenidos en la encuesta Quayle, calculó que la población de los “super-gavilanes” constituía 7 por ciento del público estadounidense y que la de las “palomas” formaba 11 por ciento del total.

A pesar de que ya se tenían los resultados de estas encuestas, la mayor parte del material que figura en la nuestra ofrece una nueva visión de la opinión del público estadounidense sobre este punto. Incluimos preguntas sobre el costo, tanto en material humano, como doméstico, que no formaron parte de otras investigaciones. Además de las preguntas sobre costos (a diferencia de otras encuestas) incluimos también una serie de acciones selectivas, para intensificar o aminorar la guerra.

¿Va perdiendo Johnson el apoyo de las “palomas” o de los “gavilanes”?

Los rubros más precisos de nuestro estudio permiten que se discuta la interpretación de otras encuestas recientes que indican que quienes desaprueban la política del Presidente aprueban, en cambio, medidas más agresivas. Estas interpretaciones parece que se basan en el hecho de que quienes desaprueban la acción del Presidente se oponen a una retirada precipitada del conflicto. Peroesta opinión no los convierte en “gavilanes”; las preguntas sobre medidas graduales de aminoración permiten descubrir que quienes desaprueban la política del Presidente en realidad son “palomas” que rechazan las medidas extremas, pero que aceptan la negociación junto con otras medidas razonables.

Suponemos que si se incluyen alternativas razonables en otras encuestas nacionales, se obtendrán resultados semejantes a los nuestros.

Sobre la investigación

El costo de la investigación se pagó con las contribuciones de más de doscientas personas de la zona de la Bahía de San Francisco, la mayoría de las cuales pertenecía a las universidades de esta región y contó con el apoyo del Centro de Investigación de la Opinión Nacional de la Universidad de Chicago, cuyo director es Peter Rossi.

El Centro de Investigación de la Opinión Nacional es una organización no lucrativa que está afiliada a la Universidad de Chicago y fue fundado en 1941 para realizar investigaciones de interés público, lo mismo que para dedicarse a la investigación social básica. Su Comité Directivo está formado por investigadores sociales y por ciudadanos estadounidenses eminentes (aunque no sean especialistas en este campo). El personal del Centro contribuyó a esta investigación con el tiempo que dedicó a ella.

Doctor emérito por la Universidad de Harvard en donde también se desempeñó como profesor investigador y director de la biblioteca desde 1984 hasta 2007, fecha de su retiro.

Agradecemos a la Revista Mexicana de Sociología (rms) por permitir la publicación de este artículo. La transcripción fue realizada por María Fernanda Garfias Aznar, vol. 28, núm. 2, abril-junio de 1966, pp. 357-376.

Se graduó de la Universidad de Washington en 1964 y recibió su doctorado en ciencia política por la Universidad de Stanford. Fue profesor en la Universidad de Rochester durante casi 20 años, en donde también se desempeñó como investigador.

Profesor emérito en ciencia política por la Universidad de Stanford, donde a lo largo de su vida se encargó, asimismo, de impartir clases.

Doctor en psicología clínica por la Universidad Adelphi, es igualmente profesor emérito en psicología por la Universidad de California en San Francisco.

Doctor en ciencia política por la Universidad de Standford. Junto con dos jóvenes científicos de la computación, C. Hadlai Hull y Dale Bent, Nie inventó un software llamado Statistical Package for the Social Sciences, un programa estadístico para las ciencias sociales (spss).

Fue profesor de comunicación en Stanford; coautor de varios libros, entre los que destacan Television in the Lives of our Children, American Public y The Kennedy Assassination.

Fue un científico político que se especializó en el estudio de la Presidencia de Estados Unidos. También fue profesor de la Universidad de California, Berkeley, y editor de la American Political Science Review.

Fue un sociólogo que se encargó de investigar el origen de la falta de vivienda en los Estados Unidos de América. Fungió como director del Centro de Investigación de la Opinión Nacional y se desempeñó como profesor de sociología en la Universidad de Chicago.

Fue director del Centro de Investigación de la Opinión Nacional. Se dedicó toda su vida a la investigación de la opinión pública; de 1942 a 1986 formó parte del Centro Nacional de Opinión de la Universidad de Chicago.

Para obtener una muestra representativa de los adultos estadounidenses, el Centro de Investigación de la Opinión Pública tomó muestras probabilísticas de manzanas comprendidas en los setenta y cinco puntos de muestreo que tiene en todo el país, y envió a sus entrevistadores a seleccionar hombres y mujeres dentro de dichas manzanas (o dentro de unidades zonales comparables) para obtener la muestra representativa de toda la nación, tomando en cuenta edad, sexo y status de trabajo.

Para un informe completo sobre todos los datos, y para la redacción exacta de las preguntas, véase el Apéndice 1. Para una comparación de nuestro estudio con otras encuestas, véase el Apéndice 2.

Los términos doves (palomas) y hawks (gavilanes) fueron empleados por primera vez por la prensa durante la crisis cubana de los proyectiles teledirigidos para referirse a las diferencias existentes entre los miembros del cuerpo de consejeros del presidente Kennedy. Se suponía que las “palomas” aconsejaban precaución y conciliación. Los “gavilanes”, se suponía que habían aconsejado firmeza, y el uso de medidas militares, en caso necesario.Estos términos han sido empleados recientemente en la prensa popular para identificar posiciones parecidas en la guerra de Vietnam. Las “palomas” son quienes abogan por la conciliación, las negociaciones y la reducción de los compromisos militares. Los “gavilanes” son quienes abogan por un compromise military mayor y por que se ejerza presión. Como sucede siempre con términos taquigráficos como éstos, estas dos denominaciones son (como lo indica nuestro informe) algo un tanto simplificado y equívoco. Nota de la rmop.- En este caso, se respetó la traducción original y no se sustituyó el término “gavilanes” por el término “halcones”, más común entre los estudiosos de los temas bélicos.

New York Times, marzo 10 de 1966, p. 10. Ver también C.Z. Sulzberger, New York Times, marzo 7 de 1966, sección IV, y Newsweek, marzo 7 de 1966.

Para una discusión de otras encuestas sobre este tema y de los puntos de divergencia con la nuestra, véase el Apéndice 2.

En otras épocas de emergencia nacional –con todo– el pueblo estadunidense ha expresado su conformidad para que se eleven los impuestos. “Una encuesta Gallup, hecha en enero de 1958, poco después de que Rusia lanzó el Sputnik demostró que el 63 por ciento de los entrevistados estaban dispuestos a pagar más impuestos a fin de “fortalecer nuestro poderío militar aquí y en el extranjero…”

En otro punto, se preguntaba si Estados Unidos de América podría conserver el alto nivel de vida a que estaban acostumbrados o si “habría necesidad de apretarse el cinturón y hacer sacrificios para tener una defense más fuerte”, a lo que el 61 por ciento respondió que aceptaban la necesidad de hacer sacrificios. Véase Gabriel A. Almond, “Public Opinion and the Development of Space Technology”, Public Opinion Quarterly, invierno de 1960, pp. 553-72.

En este apéndice se encuentran todos los datos mencionados en el texto, además de la redacción exacta de las preguntas. Están registradas todas las preguntas sobre la política y gastos. Además, se hicieron preguntas sobre el grado de información que llega al pueblo y sobre la que éste desea, y sobre la actitud respecto del debate en el Congreso, así como sobre las características demográficas de los entrevistados. Estos datos se presentarán en publicaciones subsecuentes.

Copyright © 2017. Universidad Nacional Autónoma de México, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.