Buscar en
Revista Médica de Homeopatía
Toda la web
Inicio Revista Médica de Homeopatía Eficacia y tolerabilidad a largo plazo de la profilaxis homeopática. Parte 2, i...
Información de la revista
Vol. 5. Núm. 1.
Páginas 34-36 (Enero 2012)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 5. Núm. 1.
Páginas 34-36 (Enero 2012)
Acceso a texto completo
Eficacia y tolerabilidad a largo plazo de la profilaxis homeopática. Parte 2, investigación más reciente
The effectiveness and safety of longterm homeoprophylaxis. Part 2, the latest research
Visitas
...
Isaac Goldena
a Australian College of Hahnemannian Homeopathy, Gisborne, Victoria, Australia
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo

Introducción

En la parte 1 de este artículo, publicada en la edición anterior de la Revista1, se analizaron 3 tipos de evidencia que apoyan el uso de la profilaxis homeopática (PH):

— Evidencia histórica. Desde 1978 hasta la actualidad, la PH se ha venido usando por el fundador y el mayor maestro de la homeopatía, que logró excelentes resultados.

— Evidencia epidémica a corto plazo. La intervención de Mroninski et al es una de las estadísticamente más completas y exitosas2.

— Uso a largo plazo en situaciones endémicas. Donde la investigación de Golden desde 1986 hasta 2004 obtuvo un elevado nivel de eficacia3.

La evidencia colectiva ha demostrado una consistencia en los resultados de alrededor del 90% de eficacia. La PH no supone una garantía de protección frente a las enfermedades infecciosas identificadas, pero tampoco la vacunación, cuya eficacia registrada comprende entre el 60 y el 99%, ni siquiera en el contagio de la enfermedad. Sin embargo hay pruebas de que la eficacia de la PH es comparable a la de la vacunación. Existe un consenso general de que, gracias al método de preparación de los remedios homeopáticos, no hay riesgo de daño tóxico procedente de la PH. Por tanto, la PH ofrece a los padres, médicos y ministerios de sanidad oportunidades únicas para prevenir enfermedades infecciosas identificadas.

En los últimos 5 años ha surgido una nueva investigación procedente de Cuba en la que el Instituto Finlay ha realizado intervenciones de PH masivas. Esta nueva evidencia, cuando se combina con los datos existentes, representa un caso convincente de la tolerabilidad y la eficacia de la PH. A continuación revisaremos las intervenciones cubanas.

Resultados de las intervenciones cubanas

El Instituto Finlay en La Habana, Cuba, es un productor de vacunas acreditado por la Organización Mundial de la Salud, y produce vacunas que se usan por toda Sudamérica y África. Además, asume la responsabilidad de gestionar los brotes de las enfermedades infecciosas del país.

La leptospirosis es una enfermedad zoonótica que se transmite por el agua y que es endémica en Cuba. Normalmente es más violenta durante la temporada de huracanes y de altas precipitaciones, que comprenden desde octubre a diciembre de cada año, cuando la infección se propaga mediante agua contaminada, aunque también es transmisible por la orina de roedores.

Tres regiones orientales de Cuba, Las Tunas, Holguín y Granma (regiones intervenidas [RI]) normalmente presentan una incidencia mayor de la enfermedad por miembro de la población que el resto del país (RP), como puede verse en la figura 1, que demuestra la incidencia semanal media de la leptospirosis de los años 2003-2006 en las RI (2,4 millones de personas) y el RP (8,8 millones de personas), ponderadas por miembro de la población para ambas regiones (media × población en Cuba/población en la región).

Figura 1 Leptospirosis según regiones intervenidas (RI) y resto del país (RP), media semanal del período 2003-2006 ponderada por miembro de la población.

Tanto en 2007 como en 2008 Cuba sufrió graves huracanes. En 2007 el gobierno cubano, a través del Instituto Finlay, decidió inmunizar homeopáticamente el grueso de la población en las RI (más de 2,2 millones de personas) debido al grave pico en la incidencia de la enfermedad en estas 3 regiones. Los resultados de las intervenciones se publicaron internacionalmente por primera vez en 20104 y, desde entonces, vienen aportando información complementaria5.

En la figura 2 se presenta un examen de los datos sobre la leptospirosis de 2004 a 2008, en el que puede observarse la incidencia de la enfermedad, tanto para las RI como para el RP, en esta ocasión representado en forma de datos mensuales ponderados por miembro de la población. El período de las intervenciones, 2007 y 2008, está indicado por las flechas. La línea discontinua muestra los casos previstos en las RI en 2007 usando un modelo pronóstico desarrollado en el Instituto Finlay y asumiendo que la intervención de PH no ocurrió.

Figura 2 Casos de leptospirosis en las regiones intervenidas (RI) y el resto del país (RP) desde 2004 a 2008. PH: profilaxis homeopática.

El impacto del programa de PH de 2 dosis en las RI que se realizó en la semana 45 de 2007 tuvo como resultado una interrupción evidente del avance de la epidemia en únicamente las 3 provincias intervenidas. Una segunda ronda de 2 dosis de PH se administró en 2008 a los residentes de las RI, en esta ocasión utilizando una potencia mayor del remedio (200 c en 2007 y 10.000 c en 2008, en 2 dosis con 1 semana de diferencia).

La figura 2 revela claramente los picos y valles estacionales producidos con los años, con una interrupción de la tendencia estacional en las RI a finales de 2007, 2 semanas después de la intervención de PH, y una reducción de la incidencia de la enfermedad en las RI en 2008, a pesar de que éstas eran las más susceptibles, pero continuando según lo previsto en el RP, que no fue sometido a la intervención de PH.

El efecto de las intervenciones de PH en 2007 y 2008 fue claramente positivo, como se observa en la respuesta directa ante las intervenciones de las tasas de enfermedad en las RI. Como consecuencia de esto, el gobierno cubano pidió al Instituto Finlay que inmunizara con PH a todos los ciudadanos con una edad mayor de 12 años frente a la gripe porcina en 2009/2010, lo que supuso más de 9,8 millones de personas.

Durante 2012 se realizará un análisis de la última intervención y se publicarán los resultados. Pero si los indicios iniciales quedan confirmados, el estudio supondrá entonces otra confirmación significativa de que la PH es una alternativa directa a la vacunación, ofreciendo una protección con una eficacia similar pero con el mínimo riesgo a corto o largo plazo.

Discusión

Ya contamos con indicios sustanciales que demuestran que la PH tiene una eficacia comparable a la de la vacunación, y las recientes intervenciones cubanas en epidemias mundiales confirman esta idea. Sabemos que los remedios de la PH no son tóxicos y que no suponen ningún peligro a corto o largo plazo para los destinatarios.

Así, podemos afirmar con la confianza suficiente que, aunque la PH no es efectiva al 100%, ofrece a los padres, médicos y ministerios de sanidad de todo el mundo una alternativa válida a la vacunación. Estos hallazgos pueden resultar controvertidos para otros sistemas médicos ortodoxos y recibir críticas, por este motivo se recomienda que la PH no sustituya inmediatamente a la vacunación sino que los ministerios de sanidad implanten un sistema dual que utilice las 2 alternativas.

Es probable que se den 4 consecuencias con este sistema dual de inmunización:

— Un aumento de las tasas de inmunización nacionales y, por tanto, una inmunidad más generalizada debido a que los padres que mantienen la preocupación sobre la seguridad de la vacunación estén dispuestos a aceptar una opción no tóxica que, sin embargo, sigue ofreciendo protección.

— Una reducción de los efectos secundarios a corto plazo, ya que los padres que actualmente vacunan recurran a la opción de la PH por tener ésta menos toxinas físicas que las vacunas convencionales.

— Una reducción de las tasas nacionales de enfermedades crónicas, ya que algunos padres que actualmente vacunan recurran a la alternativa de la PH debido a la ausencia de efectos secundarios adversos en el uso de la opción homeopática.

— Un ahorro importante en los presupuestos sanitarios nacionales porque muchos de los padres que actualmente vacunan recurran a la opción de la PH, ya que la experiencia demuestra que esta alternativa puede administrarse por un menor coste que las vacunas. Por ejemplo, en 2007 el gobierno cubano dedicó unos 400.000 dólares a la inmunización homeopática de 2,2 millones de personas (2 dosis de 20 c/persona). En 2009, el gobierno australiano dedicó 200 millones de dólares a la compra de vacunas contra la gripe porcina para 20 millones de habitantes (10 dólares/persona, un negocio muy rentable para las vacunas).

Conclusiones

Las políticas nacionales deben basarse en una serie de experiencias adecuadas recopiladas de los ensayos e intervenciones del mundo real. Los datos objetivos han confirmado que la PH supone un nivel de protección comparable al de las vacunas y que no resulta tóxica y, por tanto, es una opción válida a la vacunación en la prevención de enfermedades infecciosas identificadas.

El Dr. Gustavo Bracho es consejero del Presidente, Director General del Instituto Finlay en La Habana, Cuba, y responsable de los proyectos de homeopatía y bioterapia en el Instituto. Es un investigador con experiencia en biología molecular y celular, y ha dirigido el grupo de adyuvantes dentro del Departamento de Inmunología de Finlay. En 2005 y 2006 realizó tareas de investigación en un proyecto de colaboración con el Centro Médico Flinders, Adelaida, Australia, analizando los métodos de producción de vacunas. Ha sido pionero en el uso de la profilaxis homeopática en Cuba, como complemento y alternativa a la vacunación ortodoxa, y cuenta con diversas publicaciones en esta área.


Correo electrónico: admin@homstudy.net

Bibliografía
[1]
Golden I..
Investigación sobre la eficacia y tolerabilidad a largo plazo de la profilaxis homeopática. Parte I..
Rev Med Homeopat. , 4 (2 011), pp. 120-4
[2]
Mroninski C, Adriano E, Mattos G..
Meningococcinum: its protective effect against meningococcal disease. Homoeopathic Links..
Winter. , 14 (2001), pp. 230-4
[3]
Golden I..
Vaccination and homoeoprophylaxis? A review of risks and alternatives..
7th ed. , Isaac Golden Publications (Cherokee, Victoria, Australia), pp. 2010
[4]
Bracho G, Varela E, Fernández R, Ordaz B, Marzoa N, Menéndez J, et al..
Massive application of highly diluted bacteria as homeoprophylactic formulation for leptospirosis epidemic control..
Homeopathy. , 99 (2010), pp. 156-66
[5]
Golden I, Bracho G..
The homoeopathic prevention of leptospirosis in Cuba..
J Am Institute of Homeopathy. , (2010),
Opciones de artículo
Herramientas