Regístrese
Buscar en
Progresos de Obstetricia y Ginecología
Toda la web
Inicio Progresos de Obstetricia y Ginecología El consejo anticonceptivo utilizando el modelo DISC de patrones conductuales. Re...
Información de la revista
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
150
ORIGINAL
DOI: 10.1016/j.pog.2015.07.013
Acceso a texto completo
Disponible online el 3 de Noviembre de 2015
El consejo anticonceptivo utilizando el modelo DISC de patrones conductuales. Resultados de una experiencia piloto
Use of the DISC system during contraceptive counselling: Results of a pilot study
Visitas
150
Iñaki Letea,b,
Autor para correspondencia
luisignacio.letelasa@osakidetza.net

Autor para correspondencia.
, Oihane Lapuentea, Janire Gonzáleza, Nagore Barbadilloa, Lorea Ugartea, Humberto Rosellóc
a Unidad de Gestión Clínica de Obstetricia y Ginecología, Hospital Universitario Araba, Vitoria, Álava, España
b Facultad de Medicina, Universidad del País Vasco, Vitoria, Álava, España
c Impulso Coaching, Madrid, España
Este artículo ha recibido
150
Visitas
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (1)
Tabla 1. Modelos DISC
Resumen
Objetivo

Analizar la aplicabilidad del modelo DISC de comportamiento en el consejo anticonceptivo

Métodos

Estudio piloto llevado a cabo con 294 profesionales sanitarios en el que, mediante ejercicios de rol play, se evaluó la capacidad de identificación del modelo DISC de pacientes figuradas

Resultados

El 100% de los participantes pudo identificar al menos un perfil comportamental, un 84% fue capaz de identificar 2, el 52,4% identificó 3 y el 41% identificó los 4 modelos de comportamiento presentados durante el ejercicio. El modelo D fue identificado por el 78% de los participantes en el estudio; el modelo I por el 97%; el modelo S por el 81% y el modelo C por el 83%.

Conclusiones

Ser capaces de identificar los modelos de comportamiento DISC y realizar un consejo anticonceptivo más acorde con las necesidades específicas de las personas pueden ayudar a mejorar la elección y tasa de continuidad del método.

Palabras clave:
Consejo anticonceptivo
Modelo DISC
Rol play
Estudio piloto
Abstract
Objective

To assess the validity of the DISC system during contraceptive counselling.

Methods

In this role-play-based pilot study, 294 healthcare providers tried to identify the DISC model in four imaginary patients.

Results

All the participants were able to identify at least one of the DISC models, 84% identified two, 52.4% identified three and 41% identified all four different models. Model D was recognized by 78% of participants, model I by 97%, model S by 81% and model C by 83%.

Conclusions

The ability to identify DISC behavioural models and provide contraceptive counselling according to the specific needs of individuals could help to improve the choice of contraceptive method and its continuity rate.

Keywords:
Contraceptive counselling
DISC system
Role play
Pilot study
Texto completo
Introducción

En el año 1928 William Marston publicó el libro The emotions of normal people1, en el que desarrolló la teoría de los modelos comportamentales humanos que bautizó como DISC y que clasificaba estos patrones como: Dominancia (D), Influencia o Interacción (I), Serenidad (S) y Cumplimiento (C). Además, incluyó 2 dimensiones que, desde su perspectiva, determinan el comportamiento emocional de las personas. La primera dimensión se relaciona con la percepción del individuo sobre si su entorno es favorable o desfavorable, y la segunda con la percepción de su capacidad de controlar su entorno. La premisa del sistema DISC es que las personas tienen estilos de comportamiento diferentes y reconocibles en su modo de relacionarse con el entorno.

De acuerdo con esta clasificación, los individuos pueden ser clasificados como pertenecientes a alguno de estos grupos, si bien las personas no tienen nunca una sola dimensión de comportamiento, sino que son una combinación de las 4, aunque en proporciones diferentes.

Con posterioridad, en el año 1972, se desarrolló un instrumento que permitía realizar esta clasificación de forma sencilla, mediante la cumplimentación de un sencillo cuestionario autoadministrado. Desde esa fecha se estima que más de 50 millones de personas en todo el mundo han utilizado y experimentado el cuestionario DISC2. Esta herramienta de clasificación ha sido utilizada, fundamentalmente, en el sector industrial y de la selección de recursos humanos y en el ámbito de la Psicología pero no ha sido experimentada, en nuestro conocimiento, en el ámbito de la Medicina.

El proceso de consejo o asesoramiento anticonceptivo forma parte de la práctica clínica habitual de muchos médicos, una de cuyas funciones es la de proveer información sobre métodos anticonceptivos y participar en la prescripción de uno de ellos. Gran parte del consejo anticonceptivo descansa en la detección de patologías que contraindiquen el uso de determinados métodos. Las condiciones médicas se evalúan aplicando los criterios de elegibilidad de la Organización Mundial de la Salud (OMS)3, de manera que en los casos en que los criterios son 3 o 4 el método elegido está restringido para su uso.

Se han descrito numerosos factores que, además de los médicos, influyen en la elección de un método anticonceptivo: edad, paridad, nivel socioeconómico, estilo de vida, etc.4. Aunque reconocidos, estos factores no siempre son considerados durante el consejo anticonceptivo de una manera estructurada, de forma que la prescripción final del método anticonceptivo no contempla, en ocasiones, las características personales, no médicas, de las mujeres.

Debido a que el modelo DISC contempla tanto las características generales de cada grupo, como los recursos para establecer un modelo de relación, nos pareció interesante analizar la aplicabilidad de este modelo al procedimiento de consejo anticonceptivo.

Material y métodos

Hemos realizado un estudio piloto experimental sobre la utilidad del modelo DISC durante el proceso de asesoramiento anticonceptivo.

Sujetos

En nuestro estudio participaron profesionales sanitarios que fueron seleccionados porque en su práctica clínica diaria realizan consejo anticonceptivo.

La experiencia fue tutorizada por 2 personas expertas en el modelo DISC que coordinaron las sesiones de trabajo y obtuvieron las conclusiones de las reuniones de trabajo.

Material

El sistema DISC de clasificación de los patrones conductuales analiza las 4 dimensiones de comportamiento existentes y cómo las utiliza cada persona (tabla 1):

  • 1.

    Patrón D, Dominancia: una persona con el patrón D es definida como motivada para ganar, competitiva, que acepta desafíos y busca resultados inmediatos y valora la competencia, los resultados concretos y la libertad individual. Para aconsejarle se recomienda ser concretos, focalizados en el tema que le interesa, sin dar demasiados detalles ni entrar en generalidades y ser sistemáticos.

  • 2.

    Patrón I, Influencia o Interacción: una persona con el patrón I se caracteriza por intentar modelar su entorno mediante su capacidad de influencia y persuasión, es impulsiva y puede ser desorganizada, convincente, magnética, entusiasta y busca reconocimiento social, relaciones sociales y actividades grupales. Para comunicarse con ellos, hay que emplear un estilo cálido y cercano, compartir experiencias y, sobre todo, dejarle hablar sin interrumpirle.

  • 3.

    Patrón S, Serenidad: una persona con el patrón S se define por poner énfasis en cooperar con los demás, priorizar la colaboración y el apoyo a los demás, ser tranquila, predecible, estable y consistente, y puede estar limitada por sus indecisiones y tendencia a evitar los cambios. Valora fundamentalmente la lealtad. Para comunicarse con ella, hay que hacerlo de manera lenta y clara, ofreciendo estadísticas o datos de aceptación por otras personas y animarle a probar algo nuevo.

  • 4.

    Patrón C, Cumplimiento: una persona con el patrón C se caracteriza por adaptarse a los patrones marcados y ser poco tendente a los cambios. Es cuidadosa, cautelosa, sistemática, diplomática y con mucho tacto. Sus limitaciones se asocian a su necesidad de analizar todos los datos y alternativas posibles ante una elección o cambio de patrón. Para comunicarse con ella hay que centrarse en datos y pruebas concretos y no utilizar generalidades.

Tabla 1.

Modelos DISC

Patrón DISC  Dominancia  Influencia  Serenidad  Cumplimiento 
Característica  Orientación a los retos y consecución de resultados  Orientación al trato, interacción e influencia con otras personas  Orientación a mantener la situación actual  Orientación al seguimiento de normas, procesos y procedimientos 
¿Cómo toma decisiones?  Muy rápidaNo se lo piensa. Se mueve en blanco y negro  RápidaBasa su decisión en la confianza en quien se lo propone  Lenta.InseguraHay que ayudarle a tomar la decisión  Muy lenta para decidirPedirá pruebas, datos y detalles 
¿Qué preguntas hace?  ¿Cuánto cuesta? ¿Cuál es su eficacia?  ¿Cómo se usa?¿Tiene problemas de uso?¿Es complicado usarlo?  ¿Es seguro? ¿Tengo que dejar lo que uso?¿Es mucho cambio?  ¿Está probado? ¿Dónde puedo encontrar detalles sobre el método? 
¿Cómo aconsejar?  Ir al granoNo dar demasiados detallesSiendo muy sistemático  Preguntarle y dejarle hablarNo dar detalles. Siendo cálido y cercano  De manera lenta y claraOfrecer estadísticas. Animarle a probar  No socializar. Centrarse en el producto, datos y pruebas 
Diseño y desarrollo del estudio

El estudio se diseñó como un estudio piloto experimental, transversal, realizado en una sesión única. Los médicos participantes en el estudio respondieron, con anterioridad al día de la sesión presencial, al cuestionario DISC y recibieron información sobre su perfil de comportamiento. Además los 2 expertos externos seleccionaron, de entre los encuestados, a 4 ginecólogas de cada uno de los perfiles (D, I, S y C). Estas ginecólogas fueron contactadas con anterioridad a la celebración de la reunión y se les propuso participar, voluntariamente, como pacientes en un ejercicio de rol play. Todas aceptaron. Además, entre los asistentes a la reunión, se solicitaron voluntarios para participar en este ejercicio en el papel del médico que realiza el consejo anticonceptivo. El objetivo de dicho ejercicio era el de confrontar a la audiencia con los diferentes modelos de comportamiento y evaluar la capacidad de detección de la audiencia, así como la manera mejor de abordar la entrevista o diálogo en función del perfil de cada «paciente».

Durante la reunión presencial, los médicos asistentes recibieron información básica sobre los modelos de comportamiento humano y el modelo DISC de clasificación, por parte de los asesores externos. Posteriormente, se realizaron 4 ejercicios de rol play en los que se incluyó a las 4 voluntarias con los 4 perfiles de comportamiento. La audiencia debía de adivinar el modelo de comportamiento predominante en cada «paciente» y realizar anotaciones y sugerencias sobre la mejor manera de abordar la entrevista en función de dicho modelo.

Durante este proceso, los expertos externos cuantificaron el grado de acierto de la audiencia respecto al modelo de comportamiento representado, así como guiaron las recomendaciones sobre la forma de abordaje del proceso de asesoría.

Análisis estadístico

En una tabla Excel se recogieron datos sobre la edad de los participantes, su profesión y el número de perfiles acertados y fallados. Los datos se presentan en porcentajes.

Resultados

En el periodo comprendido entre el 21 de febrero y el 13 de junio del 2015 se realizaron 7 talleres piloto sobre el consejo anticonceptivo basado en los modelos de comportamiento en las ciudades de Madrid, Barcelona, Bilbao, Zaragoza, Valencia, Ponferrada y Las Palmas de Gran Canaria. En los talleres participaron 294 profesionales de los que 178 (60,5%) fueron ginecólogos y 116 (39,5%) matronas. La edad media de los participantes fue de 48 años.

El 100% de los participantes pudo identificar al menos un perfil comportamental durante el ejercicio de rol play. Un 84% fue capaz de identificar 2 modelos de comportamiento, mientras que el 52,4% identificó 3 y el 41% identificó los 4 modelos de comportamiento presentados durante el ejercicio.

El modelo D fue identificado por el 78% de los participantes en el estudio; el modelo I por el 97%; el modelo S por el 81% y el modelo C por el 83%.

Discusión

En nuestro conocimiento, este es el primer estudio que aborda el consejo anticonceptivo desde la perspectiva de los modelos de comportamiento de las personas. Este tipo de metodología es ampliamente utilizado en los procesos de selección de las personas que optan a puestos de trabajo de cierta responsabilidad y se utiliza, básicamente, en el sector empresarial y del coaching5. De acuerdo con nuestros resultados, los modelos de comportamiento de las personas son, relativamente, fáciles de identificar y su conocimiento puede ayudarnos a manejar, de mejor manera, el proceso interactivo del consejo anticonceptivo.

En el terreno de la anticoncepción y del consejo anticonceptivo, una herramienta clásicamente utilizada es la de los criterios de elegibilidad de la OMS, que discrimina a las pacientes y los métodos anticonceptivos en función de las condiciones médicas6. Nosotros ya exploramos, mediante metodología Delphi, la necesidad de realizar el consejo anticonceptivo considerando, además de las condiciones médicas, el estilo de vida de las mujeres y concluimos en la necesidad de utilizar este criterio durante la prescripción de un método anticonceptivo7. Este nuevo estudio piloto, facilita información preliminar sobre la importancia de considerar el patrón de comportamiento de las personas durante el proceso de asesoramiento anticonceptivo y, por lo tanto, de personalizar la información que se facilita. Nos pareció importante realizar este estudio porque diferentes trabajos y revisiones han concluido que el asesoramiento anticonceptivo intenso y específico no parece modificar el patrón de uso anticonceptivo de las mujeres que lo reciben. De hecho, en el año 1996, la US Preventive Services Task Force recomendó implementar el consejo anticonceptivo pero, en el año 2000, eliminó esta recomendación debido a la insuficiente evidencia que la soportaba8.

Una reciente revisión Cochrane concluyó que existe muy poca evidencia de calidad que soporte la hipótesis de que el consejo anticonceptivo incrementa el uso de anticoncepción9 y una revisión sistemática de la literatura sobre el impacto del consejo en la prevención de embarazos no deseados obtuvo las mismas conclusiones10. Un ensayo clínico aleatorizado realizado en EE: UU. entre mujeres que iniciaban el uso de un método anticonceptivo también obtuvo resultados pesimistas sobre el papel que el consejo anticonceptivo desempeña en la elección final de métodos eficaces y en la tasa de continuidad de uso11.

Parece, por tanto, que para algunos autores e instituciones diseñar programas específicos e intensivos de asesoramiento anticonceptivo no tiene un verdadero impacto en la elección del método anticonceptivo y, como consecuencia, no ayuda a las mujeres en su proceso de decisión.

Existen otros estudios que encuentran resultados diferentes y que concluyen que el consejo anticonceptivo más intensivo ayuda en la elección de métodos más eficaces. Así, el ensayo clínico de Nobili et al., en el que se incluyó a 41 mujeres que fueron aleatorizadas a recibir información estándar (n=21) o información más exhaustiva centrada en las necesidades de las pacientes (n=20), concluyó que facilitar información exhaustiva facilita la elección de métodos anticonceptivos más eficaces12.

Utilizando un módulo autoadministrado, computarizado, de consejo anticonceptivo, un ensayo clínico aleatorizado en el que se incluyó a 1.983 mujeres encontró que las mujeres que utilizaron esta herramienta eligieron significativamente más un método efectivo y, al cabo de 4 meses, presentaban tasas de continuidad de uso más elevadas (81% vs. 72%; p=0,003)13.

A pesar de todo, no parece estar claramente definido, desde el punto de vista de la evidencia científica, el papel que la interacción cliente-proveedor puede desempeñar en el consejo anticonceptivo y, especialmente, en las tasas de continuidad de uso de los diferentes métodos anticonceptivos14.

Parece demostrado, de acuerdo con los resultados de un metaanálisis que incluyó a 106 estudios observacionales y 21 estudios experimentales, que el riesgo de mal cumplimiento terapéutico es superior entre los pacientes cuyo médico no se ha comunicado adecuadamente con ellos15. Otro metaanálisis que recogió 153 estudios que evaluaron la efectividad del consejo médico intensivo en las tasas de cumplimento de diferentes tratamientos farmacológicos, también concluyó que este tipo de estrategia resulta efectiva16.

Las dudas se plantean respecto al impacto que este consejo intensivo pueda tener en las tasas de continuidad de uso del tratamiento prescrito y, en especial, del anticonceptivo utilizado, habiéndose demostrado, en diferentes estudios, que las tasas de abandono son similares entre las mujeres que reciben información completa y específica que entre las que reciben información estándar17,18. Una revisión sistemática reciente, que analizó las intervenciones basadas en teorías de comportamiento similares a las utilizadas por nosotros en nuestro estudio, no pudo encontrar una asociación positiva entre la utilización de diferentes modelos de asesoramiento y mejores resultados en cumplimiento y tasas de continuidad de uso de los diferentes métodos anticonceptivos19.

La mayor limitación de nuestro estudio es que se trata de una experiencia piloto dirigida a los profesionales sanitarios y, por lo tanto, no se pueden obtener conclusiones relacionadas con las pacientes. A pesar de ello, consideramos que ser capaces de identificar los modelos de comportamiento y, con ello, realizar un consejo anticonceptivo y acercamiento personal más acorde con las necesidades específicas de las personas, puede ayudar a mejorar tanto la calidad de la información, como la elección y la tasa de continuidad del método. En la misma línea, un grupo de dentistas estadounidenses ya propugnaba en el año 2007 la idoneidad de recurrir al uso del sistema DISC para motivar a sus pacientes a aceptar los tratamientos propuestos20.

Responsabilidades éticasProtección de personas y animales

Los autores declaran que para esta investigación no se han realizado experimentos en seres humanos ni en animales

Confidencialidad de los datos

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informado

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Conflicto de intereses

IL forma parte de Advisory Boards de MSD España, TEVA, HRA Pharma y Nordic y ha recibido honorarios por ponencias en simposios esponsorizados por MSD y TEVA. OL, JG, NB, LU y HR no presentan conflicto de intereses en este estudio.

Bibliografía
[1]
Marston W.M. Emotions of normal people. New York: K. Paul, Trench, Trubner & Co. Ltd Eds.; 1928.
[2]
G. Beamish.
How chief executives learn and what behaviour factors distinguish them from other people.
Ind Commer Train, 37 (2005), pp. 138-144
[3]
Criterios médicos de elegibilidad para el uso de anticonceptivos. 4.a ed. Ginebra: OMS; 2009.
[4]
I. Lete, J.L. Doval, E. Pérez-Campos, R. Sánchez-Borrego, M. Correa, E. de la Viuda, et al.
Factors affecting women's selection of a combined hormonal contraceptive method: The TEAM-06 Spanish cross-sectional study.
[5]
Coper E..
D.I.S.C. Drives.
Financial Planning, 30 (2000), pp. 107-115
[6]
Organización Mundial de la Salud..
Criterios médicos de elegibilidad para el uso de anticonceptivos.
4.ª ed., Ginebra, (2009),
[7]
I. Lete, E. de la Viuda, M.A. Gómez, S. Haimovich, M. Martínez.
Nuevas recomendaciones para el consejo anticonceptivo basadas en el estilo de vida. Resultados de un estudio Delphi.
Prog Obstet Ginecol., 58 (2015), pp. 4-13
[8]
US Preventive Services Task Force (USPSTF). Guide to clinical preventive services., 2nd ed. Baltimore: Williams and Wilkins; 1996.
[9]
V. Halpern, D.A. Grimes, L. Lopez, M.F. Gallo.
Strategies to improve adherence and acceptability of hormonal methods for contraception.
Cochrane Database Syst Rev, (2006),
[10]
M.K. Moos, N.E. Bartholomew, K.N. Lohr.
Counseling in the clinical setting to prevent unintended pregnancy: An evidence-based research agenda.
Contraception, 67 (2003), pp. 115-132
[11]
A.M. Langston, L. Rosario, C.L. Westhoff.
Structured contraceptive counseling —A randomized controlled trial.
Patient Educ Couns, 81 (2010), pp. 362-367
[12]
M.P. Nobili, S. Piergrossi, V. Brusati, E.A. Moja.
The effect of patient-centered contraceptive counseling in women who undergo a voluntary termination of pregnancy.
Patient Educ Couns, 65 (2007), pp. 361-368
[13]
S. Garbers, A. Meserve, R. Hatcher, M. Kottke, M.A. Chiasson.
Tailored health messaging improves contraceptive continuation and adherence: Results from a randomized controlled trial.
Contraception, 85 (2012), pp. 316-330
[14]
N. Abdel Tawab, A. RamaRao.
Do improvements in client-provider interaction increase contraceptive continuation? Unraveling the puzzle.
Patient Educ Couns, 81 (2010), pp. 381-387
[15]
K.B. Zolnierek, M.R. Dimatteo.
Physician communication and patient adherence to treatment: A meta-analysis.
Med Care., 47 (2009), pp. 826-834
[16]
D.L. Roter, J.A. Hall, R. Merisca, B. Nordstrom, D. Cretin, B. Svarstad.
Effectiveness of interventions to improve patient compliance: A meta-analysis.
Med Care, 36 (1998), pp. 1138-1161
[17]
D.S. Chin-Quee, B. Janowitz, C. Otterness.
Counseling tools alone do not improve method continuation: Further evidence from the decision-making tool for family planning clients and providers in Nicaragua.
Contraception, 76 (2007), pp. 377-382
[18]
Y.M. Kim, F. Putjuk, E. Basuki, A. Kols.
Increasing patient participation in reproductive health consultations: An evaluation of Smart Patient coaching in Indonesia.
Patient Educ Couns, 50 (2003), pp. 113-122
[19]
L.M. Lopez, E.E. Tolley, D.A. Grimes, M. Chen-Mok.
Theory-based strategies for improving contraceptive use: A systematic review.
Contraception, 79 (2009), pp. 411-417
[20]
M. Scarbecz.
Using the DISC system to motivate dental patients.
J Am Dental Assoc, 138 (2007), pp. 381-385
Copyright © 2015. SEGO
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.