Buscar en
Piel. Formación continuada en dermatología
Toda la web
Inicio Piel. Formación continuada en dermatología Lesiones acroisquémicas tras la vacunación contra la COVID-19
Información de la revista
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Carta clínica
Acceso a texto completo
Disponible online el 5 de Mayo de 2022
Lesiones acroisquémicas tras la vacunación contra la COVID-19
Acroischemic injuries after COVID-19 vaccination
Visitas
...
Blanca Sánchez Galindo
Servicio de Salud de Castilla La Mancha, Centro de Salud Zona VIII,Albacete, España
Recibido 03 diciembre 2021. Aceptado 09 diciembre 2021
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo

Debido a la pandemia de la COVID-19, se generó la necesidad de diseñar estrategias para ayudar a mitigar la morbimortalidad causada por el virus y una de las más prometedoras es la vacunación masiva. Sin embargo, la vacunación puede asociarse con reacciones adversas, entre ellas, las reacciones de hipersensibilidad a los componentes de la vacuna, por lo que es importante conocer dichos componentes y la población que requiere una valoración previa por las posibles reacciones alérgicas1.

Las diferentes vacunas contra la COVID-19 pueden causar reacciones locales y sistémicas. Entre las primeras observamos: dolor local, astenia, mialgias, fiebre y cefalea. Entre las sistémicas encontramos: síndrome de Guillain-Barré, mielitis transversa y fenómenos trombóticos a diversos niveles2.

Muchos de los efectos adversos asociados a las vacunas son cutáneos. Algunas de estas reacciones se deben a una inflamación e irritación en el lugar de la inyección, mientras que otras reacciones de hipersensibilidad son generalizadas, como el eritema multiforme, el síndrome de Stevens-Johnson, la urticaria y la pustulosis exantemática generalizada aguda3. Entre las reacciones dermatológicas producidas por la vacuna del COVID-19, encontramos los cuadros de urticaria aguda y crónica con o sin anafilaxia, el «brazo COVID» (placa de eritema en el sitio de la aplicación que aparece de 2 a 7 días después de la inoculación), púrpura por vasculitis leucocitoclástica, placas de eccema o granulomas, entre otras2.

Por lo general, la mayoría de las manifestaciones cutáneas adversas esperadas tras la vacunación contra la COVID-19 son de tipo leve y guardan relación con la presencia de signos agudos, como eritema y edema local en la zona circundante de inoculación, estos últimos no suelen ser preocupantes desde el punto de vista clínico, ya que son comunes al resto de vacunaciones y suelen persistir un máximo de 3 días hasta su completa resolución sin requerir intervención sanitaria4.

Entre las reacciones dermatológicas asociadas a estas vacunas encontramos: hinchazón, urticaria, enrojecimiento, hiperhidrosis o herpes zóster, entre otras5.

Por otro lado, encontramos reacciones más graves que surgen a los 15-30 min tras la vacunación, como reacciones anafilácticas. Además, dentro de las 4 h desde la inyección de la vacuna, observamos reacciones de hipersensibilidad inmediata como prurito, urticaria, rubor y angioedema4.

Otras manifestaciones posvacunales pueden aparecer pasadas las 72 h como la eritromelalgia en los dedos de las manos y los pies, erupciones urticariformes y morbiliformes locales o extensas. Por otro lado, observamos reacciones posvacunación más tardías como brotes de herpes zóster, herpes simple o exantemas similares a la pitiriasis rosada4. También observamos efectos adversos neurológicos varios días después de la administración de la vacuna, como la parálisis de Bell6.

Presentamos el caso de una mujer de 18 años, de raza blanca, que acudió al Servicio de Urgencias en 2 ocasiones en menos de 24 h, refiriendo dolor, prurito intenso y sensación urente en las manos (fig. 1A) y los pies (fig. 1B). No tiene alergias conocidas, enfermedades crónicas ni ingesta de fármacos. Tras una anamnesis detallada en ambas visitas, el único antecedente de interés es la vacunación reciente de la primera dosis frente a la COVID-19 con la vacuna de ARNm de Pfizer-BioNTech.

Figura 1.

A) Lesiones acroisquémicas en las manos. B) Lesiones en los pies.

(0,09MB).

Durante su primera visita a urgencias, se trató con metilprednisolona y dexcloreferniramina vía intravenosa, con mejoría parcial de la sintomatología. A continuación, se derivó a la paciente a su domicilio pautándose tratamiento con corticoides tópicos y antihistamínicos vía oral. La paciente empeoró en las horas posteriores a dicho tratamiento y acudió por segunda ocasión a urgencias con los mismos síntomas. Durante esta segunda visita, se realizó un análisis de sangre, en el que no se mostraban alteraciones significativas y se administró de nuevo metilprednisolona y dexcloreferniramina vía intravenosa, obteniendo mejoría casi total de los síntomas. Tras consultar con el Servicio de Dermatología, la paciente fue diagnosticada de lesiones acroisquémicas provocadas por la vacuna contra la COVID-19.

Dada la persistencia del cuadro y la ausencia de remisión tras el tratamiento inicial, se decidió administrar una pauta descendente de corticoides y antihistamínicos vía oral durante 2 semanas. Al finalizar el tratamiento, se obtuvo la remisión completa de las lesiones y de la sintomatología.

En resumen, se han descrito hasta la fecha varios efectos adversos relacionados con la vacuna de la COVID-19 ARNm de Pfizer-BioNTech, sobre todo de tipo dermatológico. La mayoría de estas reacciones son consideradas leves y no requieren de asistencia médica ni precisan de tratamiento médico para su remisión, ya que suelen ser autolimitadas. Sin embargo, debemos tener presente la posibilidad de efectos adversos más graves que sí requieren de dicha asistencia, así como de un tratamiento específico para su remisión. Por lo que consideramos de interés tener presentes estos efectos adversos provocados por estas vacunas, así como su tratamiento.

Conflicto de intereses

Ninguno.

Bibliografía
[1]
N. Aguirre, C. Gómez, A.M. Calle, et al.
Reacciones adversas asociadas a vacunas contra la COVID-19.
Rev CES Med., 35 (2021), pp. 230-243
[2]
M.G. Guzmán, M. Saeb.
Reacciones cutáneas inmediatas tardías a las vacunas para COVID-19: serie de cinco casos.
Acta Med Grupo Angeles., 19 (2021), pp. 84-90
[3]
D. Pacheco, L.L. Félix, G.A. Olivas, A.P. Amarillas, L. Díaz.
Síndrome de Stevens-Johnson asociado con la administración de vacuna Janssen Ad26.COV2.S COVID-19 en Tijuana, Baja California, México.
Dermatol Rev Mex., 65 (2021), pp. 804-808
[4]
J.M. Rumbo.
Reacciones cutáneas asociadas a la vacuna covid, ¿qué sabemos?.
Enferm Dermatol., 15 (2020),
[5]
S.R. Desai, C. Kovarik, B. Brod, et al.
COVID-19 and personal protective equipment: treatment and prevention of skin conditions related to the occupational use of personal protective equipment.
J Am Acad Dermatol., 83 (2020), pp. 675-677
[6]
G. Gómez de Terreros, S. Gil, M. Pérez, M.L. Martínez.
Parálisis de Bell tras vacunación COVID-19: a propósito de un caso.
Neurología., 36 (2021), pp. 567-568
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos