Regístrese
¿Aún no está registrado?
Información relevante

Consulte los artículos y contenidos publicados en este medio, además de los e-sumarios de las revistas científicas en el mismo momento de publicación

Máxima actualización

Esté informado en todo momento gracias a las alertas y novedades

Promociones exclusivas

Acceda a promociones exclusivas en suscripciones, lanzamientos y cursos acreditados

Crear Mi cuenta
Buscar en
Piel. Formación continuada en dermatología
Toda la web
Inicio Piel. Formación continuada en dermatología Asociación de eritema nudoso y tuberculosis: un estudio prospectivo
Información de la revista
Vol. 22. Núm. 7.
Páginas 317-365 (Agosto 2007)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 22. Núm. 7.
Páginas 317-365 (Agosto 2007)
Acceso a texto completo
Asociación de eritema nudoso y tuberculosis: un estudio prospectivo
The association of erythema nodosum and tuberculosis: a prospective study
Visitas
1264
Benigno Monteagudoa, José Francisco García-Rodríguezb
a Servicio de Dermatolog??a. Servicio de Medicina Interna. Complejo Hospitalario Arquitecto Marcide-Novoa Santos. Ferrol (A Coru??a). Espa??a.
b Unidad de Enfermedades Infecciosas. Servicio de Medicina Interna. Complejo Hospitalario Arquitecto Marcide-Novoa Santos. Ferrol (A Coru??a). Espa??a.
Este artículo ha recibido
1264
Visitas
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (2)
Mostrar másMostrar menos
Introducción: El eritema nudoso es el tipo más frecuente de paniculitis. Puede estar asociado a una gran variedad de enfermedades y se debe investigar siempre su etiología. La tuberculosis es ahora un agente etiológico inusual del eritema nudoso en nuestro país y se ha asociado sobre todo con la tuberculosis primaria. Pacientes y método: Analizamos prospectivamente todos los pacientes con el diagnóstico de eritema nudoso y tuberculosis vistos en el área sanitaria de Ferrol (población actual, 220.000) en un período de 15 años. Se han analizado las siguientes variables: edad, sexo, duración de los nódulos, contacto tuberculoso, radiografía de tórax, prueba de Mantoux, la forma clínica tuberculosa, el tratamiento y su evolución. Resultados: Encontramos 27 casos de la asociación de eritema nudoso y tuberculosis. Esta serie incluye a 22 mujeres y 5 varones de entre 2 y 84 años de edad. Se encontró tuberculosis activa en 15 (55,5%): 9 casos de tuberculosis pulmonar y 5 de adenitis tuberculosa. En todos los pacientes dejaron de aparecer lesiones tras 8 semanas de tratamiento. Conclusiones: Según nuestros resultados, está bien establecida la asociación de eritema nudoso y tuberculosis primaria; sin embargo, existen casos con tuberculosis secundaria o reactivación extrapulmonar. Aún se debe considerar a Mycobacterium tuberculosis como causa de eritema nudoso.
Palabras clave:
Eritema nudoso
Tubercúlide
Tuberculosis cutánea
Tuberculosis primaria
Introduction: Erythema nodosum is the most common type of panniculitis. The process may be associated with a wide variety of diseases and its diagnosis must always be followed by a search for the underlying etiology. Tuberculosis is now an uncommon etiologic factor for erythema nodosum in Spain, which has been associated mostly with primary tuberculosis. Patients and method: We prospectively analyzed all patients with a diagnosis of erythema nodosum and tuberculous in the Ferrol health district (current population 220,000) over a 15-year period. The following variables were analyzed: age, sex, duration of skin nodules, chest x-ray, Mantoux test, tuberculosis contacts, clinical forms of tuberculosis, therapy and course. Results: There were 27 cases of erythema nodosum associated with tuberculosis. This series comprised 22 women and five men, aged two to 84 years old. Evidence of active tuberculosis was found in 15 patients (55.5%): nine cases of pulmonary tuberculosis and five cases of tuberculous adenitis. In all patients, new lesions stopped appearing within 8 weeks from the start of treatment. Conclusions: According to our results, the association of primary tuberculosis and erythema nodosum is well established. However, erythema nodosum can also be associated with secondary or reactivation extrapulmonary tuberculosis. Mycobacterium tuberculosis should still be considered as a cause of erythema nodosum.
Keywords:
Erythema nodosum
Tuberculid
Cutaneous tuberculosis
Primary tuberculosis
Texto completo

El eritema nudoso es el tipo más frecuente de paniculitis. Es una reacción de hipersensibilidad causada por una gran variedad de enfermedades1. Su importancia radica en que su observación debe seguirse de la búsqueda de dicha etiología. En Europa predominan como agentes causales en niños la infección estreptocócica y la gastrointestinal2-4, mientras procesos infecciosos, fármacos, sarcoidosis, enfermedades autoinmunitarias y la enfermedad inflamatoria intestinal predominan en la edad adulta5-8. La tuberculosis es ahora un factor etiológico inusual en España1,4; sin embargo, la aparición de cepas resistentes, los pacientes con sida, el mayor uso de fármacos inmunosupresores y el aumento de la inmigración desde países con una incidencia elevada podrían generar un aumento de la tuberculosis en nuestro medio y, por lo tanto, podría aumentar dicha asociación9.

La finalidad de este estudio prospectivo es evaluar los casos de asociación de eritema nudoso y tuberculosis de nuestra área sanitaria entre los años 1991 y 2005, haciendo hincapié en la prueba de Mantoux, la radiología de tórax, la forma clínica tuberculosa asociada, el tratamiento pautado y la respuesta terapéutica. Pretendemos averiguar si se da la asociación con la tuberculosis pulmonar primaria, como se menciona en la literatura, casi exclusivamente en niños coincidiendo con el viraje tuberculínico8,10.

PACIENTES Y MÉTODO

Se estudió prospectivamente a un total de 1.139 casos nuevos de tuberculosis seguidos entre los meses de enero de 1991 y diciembre de 2005, en una consulta monográfica de tuberculosis de la Unidad de Enfermedades Infecciosas. A dicha consulta se remitía a la mayoría de los casos nuevos de tuberculosis (1.139 sobre un total de 1.782 casos declarados) diagnosticados en el hospital o en atención primaria en el área sanitaria de Ferrol, actualmente de 220.000 habitantes. Se recogieron datos sobre fecha de diagnóstico, edad, sexo, antecedentes personales, antecedente de contacto tuberculoso, Mantoux previo, duración del eritema nudoso, forma clínica tuberculosa asociada, Mantoux, hallazgos radiológicos y microbiológicos, el tratamiento pautado y la respuesta terapéutica.

El diagnóstico de eritema nudoso se basó en los hallazgos clínicos: nódulos y placas eritematosas sin ulceración en zona pretibial, y sólo en casos con una clínica dudosa se realizó biopsia para estudio histopatológico. Previamente se realizó una serie de exámenes complementarios, como hemograma, frotis faríngeo, antiestreptolisina O (ASLO), coprocultivo, serología para Mycoplasma pneumoniae y Yersinia enterocolitica, para excluir otras posibles asociaciones.

RESULTADOS

Durante estos 15 años se realizaron controles en la consulta monográfica de tuberculosis a 1.139 nuevos casos. De ellos, 27 (2,3%) tenían eritema nudoso.

En la tabla I se muestran los datos de los pacientes con eritema nudoso y tuberculosis: edad, sexo, fecha de diagnóstico, antecedentes personales, historia de contacto tuberculoso, Mantoux previo y tiempo de evolución del eritema nudoso. En cuanto al sexo, destaca un predominio de mujeres, 22 (81,4%) casos, frente a 5 varones, con edades entre 2 y 84 años (la totalidad de los varones eran menores de 30 años). No se apreciaron diferencias en el número de casos diagnosticados entre los primeros y los últimos años del estudio. Los antecedentes personales de los pacientes eran muy variados, destacaba un único caso de adicción a drogas por vía parenteral y VIH+ (caso 9). Se detectó un contacto tuberculoso previo en 9 (33,3%) de los pacientes; 10 casos se habían realizado tiempo antes la prueba de Mantoux, y 4 de ellos eran ya positivos. El período de evolución del eritema nudoso comprendía entre 2 días y 1 año, en 14 de ellos # 1 mes.

En la tabla II se exponen los datos referentes a las pruebas diagnósticas (estudio histopatológico del eritema nudoso, Mantoux, hallazgos radiológicos, confirmación microbiológica y afección tuberculosa), tratamiento pautado y respuesta terapéutica tanto de las lesiones cutáneas como de la tuberculosis asociada. Se realizó biopsia cutánea en 6 casos, y confirmó los datos típicos de paniculitis septal sin vasculitis propios del eritema nudoso. Se realizó Mantoux en 24 pacientes, que fue positivo en 23 (95,8%); había prueba de tuberculina positiva previa en los 3 casos en que no se hizo (casos 3, 9 y 20). La radiografía de tórax mostró anomalías en 9 de 26 pacientes, sobre todo afección del lóbulo superior izquierdo (4 casos) y adenopatías hiliares asociadas (5 casos). En 10 casos se consiguió la confirmación microbiológica, y de 4 muestras de esputo, en 4 se observó adenopatía y en 2, contenido gástrico y crecimiento en medio de Löwenstein-Jensen de colonias de Mycobacterium tuberculosis.

Presentaron afección tuberculosa pulmonar 9 pacientes; linfadenitis principalmente cervical, 5 y afección pulmonar y ganglionar concomitantes, sólo 1 caso. En 12 (44,4%) no se encontró foco tuberculoso.

En 14 pacientes se realizó tratamiento tuberculostático específico con isoniacida, rifampicina y pirazinamida durante 2 meses, que se continuó en 13 casos con isoniacida y rifampicina durante 4 meses y en 1 caso, 7 meses más. En 9 casos se utilizó isoniacida y rifampicina durante 6 meses y en 4 se estableció una pauta terapéutica sólo con isoniacida (en 2, 9 meses; en 1, 6 meses, y en el otro, 1 año). Tras el tratamiento se resolvió el cuadro tuberculoso en todos los casos, y dejaron de aparecer nuevos nódulos de eritema nudoso en los primeros 2 meses de tratamiento, sin recidivas posteriores.

COMENTARIO

El término tubercúlide se aplica a las erupciones cutáneas reactivas que se desarrollan ante un foco tuberculoso intenso y desaparecen cuando se establece tratamiento antituberculoso11. La asociación de eritema nudoso y tuberculosis es bien conocida, pero su frecuencia varía de un país a otro9,12. En Europa clásicamente la infección tuberculosa se ha descrito como el agente causal implicado con más frecuencia en este proceso, sobre todo en niños, aunque en la actualidad es bastante inusual1,3-5. El eritema nudoso es considerado por algunos autores una tubercúlide facultativa, ya que no sólo la produce la tuberculosis11,13.

El eritema nudoso se ha asociado con la tuberculosis primaria; para algunos autores sólo en las formas primarias el proceso infeccioso sería causa de las lesiones cutáneas8,10. Su aparición coincide con el viraje tuberculínico, entre 3 y 8 semanas tras el contacto con un caso de tuberculosis activa. Se consideró un hallazgo favorable para el diagnóstico y tratamiento precoz de la tuberculosis9,14. En nuestra serie tenemos 2 casos prototipo (casos 17 y 18) en los que el viraje tuberculínico, tras un contacto tuberculoso, coincidió con la aparición del eritema nudoso y las imágenes radiológicas típicas de una tuberculosis primaria. Esto indica que esta paniculitis es la expresión morfológica de la hipersensibilidad a antígenos tuberculosos hematógenos. Sin embargo, el eritema nudoso no se observa en todos los casos de tuberculosis primaria, ni su presencia se sigue siempre de infección activa9,15.

Hay pocos casos descritos de su asociación tanto con tuberculosis secundarias como con una reactivación extrapulmonar15,16. Tres de nuestros casos (los casos 3, 9 y 20) son claramente formas secundarias, son pacientes con linfadenitis tuberculosa cervical y con un Mantoux positivo años antes.

Otro punto que resaltar es el elevado número de pacientes de nuestra serie (12, el 33,3% del total) con eritema nudoso, en los que, tras descartar otras causas etiológicas, no se detectó más que una fuerte positividad del Mantoux, pero no un foco tuberculoso activo. Sin embargo, el tratamiento antituberculoso llevó a la curación en todos los casos. Recientemente, Kumar et al9 describen a 47 pacientes con esta asociación que también respondieron al tratamiento, y consideran que, en ausencia de otra causa identificable, la respuesta al tratamiento señala el papel causal de M. tuberculosis y que la fuerte positividad de la prueba tuberculínica indica que hay un pequeño foco infeccioso no detectado con las técnicas diagnósticas habituales.

Aportamos 27 casos de la asociación de eritema nudoso y tuberculosis, con la intención de señalar que no es infrecuente en nuestro medio y que en todo paciente con un eritema nudoso debe investigarse esta etiología infecciosa, y no sólo formas primarias. Además en los pacientes con Mantoux muy positivo, incluso sin que se detecte un foco infeccioso activo, una vez descartado otro agente causal, estaría indicado el tratamiento antituberculoso.

Bibliografía
[1]
Requena L, Requena C..
Erythema nodosum..
Dermatol Online J, 8 (2002), pp. 4
[2]
Moraes AJ, Soares PM, Zapata AL, Lotito AP, Sallum AM, Silva CA..
Panniculitis in childhood and adolescence..
[3]
Kakourou T, Drosatou P, Psychou F, Aroni K, Nicolaidou P..
Erythema nodosum in children: a prospective study..
J Am Acad Dermatol, 44 (2001), pp. 17-21
[4]
Sota Busselo I, Oñate Vergara E, Pérez Yarza EG, López Palma F, Ruiz Benito A, Albisu Andrade Y..
Eritema nudoso: modificación etiológica en las dos últimas décadas..
An Pediatr (Barc), 61 (2004), pp. 403-7
[5]
Cribier B, Caille A, Heid E, Grosshans E..
Erythema nodosum and associated diseases. A study of 129 cases..
Int J Dermatol, 37 (1998), pp. 667-72
[6]
Garcia Porrua C, Gonzalez Gay MA, Vazquez Caruncho M, Lopez Lazaro L, Lueiro M, Fernandez ML, et al..
Erythema nodosum: etiologic and predictive factors in a defined population..
[7]
Tay YK..
Erythema nodosum in Singapore..
Clin Exp Dermatol, 25 (2000), pp. 377-80
[8]
Mert A, Ozaras R, Tabak F, Pekmezci S, Demirkesen C, Ozturk R..
Erythema nodosum: an experience of 10 years..
Scand J Infect Dis, 36 (2004), pp. 424-7
[9]
Kumar B, Sandhu K..
Erythema nodosum and antitubercular therapy..
J Dermatol Treat, 15 (2004), pp. 218-21
[10]
Mert A, Ozaras R, Tabak F, Ozturk R..
Primary tuberculosis cases presenting with erythema nodosum..
J Dermatol, 31 (2004), pp. 66-8
[11]
Tuberculosis cut??nea. En: Drobnic L, Gim??nez Camarasa JM, editores. Infecciones en dermatolog??a. Badalona: Baetulo; 2002. p. 313-26.
[12]
Yates VM, Ormerod LP..
Cutaneous tuberculosis in Blackburn district (U.K.): a 15-year prospective series, 1981-95..
Br J Dermatol, 136 (1997), pp. 483-9
[13]
Boonchai W, Suthipinittharm P, Mahaisavariya P..
Panniculitis in tuberculosis: a clinicopathologic study of nodular panniculitis associated with tuberculosis..
Int J Dermatol, 37 (1998), pp. 361-3
[14]
Wallgren A..
Erythema nodosum and pulmonary tuberculosis..
Lancet, i (1938), pp. 359-63
[15]
Gupta SN, Flaherty JP, Shaw JC..
Erythema nodosum associated with reactivation tuberculous lymphadenitis (scrofula)..
Int J Dermatol, 41 (2002), pp. 173-5
[16]
Thiffault CA, Smith SR..
Extrapulmonary tuberculosis with erythema nodosum and occlusive arterial disease..
CMAJ, 95 (1966), pp. 273-6
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.