Buscar en
Offarm
Toda la web
Inicio Offarm Sustancias funcionales (IV). Productos antiarrugas
Información de la revista
Vol. 20. Núm. 5.
Páginas 185-188 (Mayo 2001)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 20. Núm. 5.
Páginas 185-188 (Mayo 2001)
Acceso a texto completo
Sustancias funcionales (IV). Productos antiarrugas
Visitas
...
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (3)
Mostrar másMostrar menos
Texto completo

 

La investigación de sustancias capaces de prevenir o atenuar las arrugas, reafirmar y, en general, disminuir los procesos del envejecimiento de la piel ha evolucionado considerablemente en los últimos años. Las de origen vegetal son las que mayor incidencia tiene en este campo, aunque también las hay de origen biotecnológico y, en menor proporción, de origen animal.

Es difícil indicar qué ingredientes están realmente dotados de propiedades antiarrugas y los que simplemente cumplen unas expectativas de comerciales.

Envejecimiento

Todo organismo llega a una fase regresiva de su ciclo vital que se manifiesta por cambios anatómicos, fisiológicos y anímicos. Esta fase se conoce genéricamente como envejecimiento. Este comporta un conjunto de modificaciones que tienen lugar en el organismo como consecuencia del tiempo vivido y del modo cómo se ha vivido. En su sentido más amplio, envejecimiento significa «cambio», «crecimiento» y no exclusivamente «senilidad», acepción que conlleva una visión desagradable de deterioro físico.

Las condiciones ambientales, junto con el debilitamiento del sistema inmunológico y causas genéticas, constituyen un factor importante en el envejecimiento. Entre ellas cabe destacar como fundamental a los radicales libres, que provocan la oxidación de moléculas vitales. Cosméticamente es difícil parar estos procesos, pero sí es posible ralentizarlos.

Arrugas

Las arrugas son trastornos que se consideran como signo característico de la transición de la edad joven a la senil. Al gran interés público por este tema, se contrapone el escaso interés de la clase médica, que considera las arrugas como un proceso fisiológico y no patológico.

Las principales causas de la formación de arrugas son:

­ Envejecimiento cutáneo cronológico.

­ Degradación de las fibras elásticas: colágeno y elastina.

­ Fotoexposición (sol y factores ambientales, contaminación, tabaco).

­ Movimiento muscular y articular.

­ La fuerza de la gravedad.

El sol, el tabaco, el oxígeno de la atmósfera, es decir, cualquier proceso oxidativo puede dar lugar a la formación de radicales libres, moléculas que necesitan captar un electrón para estabilizarse electroquímicamente, proceso que inicia un ciclo destructivo para las células: atacan las fibras de sostén (colágeno, elastina y ácido hialurónico) y desestabilizan los lípidos de membrana.

En la figura 1 se resumen las consecuencias derivadas de la exposición solar prolongada a nivel cutáneo.

Las arrugas se pueden clasificar tipológicamente en varias clases. Un diagnóstico adecuado es necesario para poder establecer un tratamiento tanto cosmetológico como clínico (tabla 1).

 

En la figura 2 se observa gráficamente la diferencia entre la trama de una piel joven y de una piel senil; la piel joven posee una trama marcada de forma romboidal, mientras que en la piel senil la trama casi ha desaparecido.

Tratamiento contra las arrugas

Las únicas arrugas susceptibles de tratamiento cosmético (no se consideran aquí ni peeling ni cirugía plástica) son las de trama y las de expresión. Es obvio que rehidratando la piel, protegiéndola frente a la radiación solar y estimulándola con sustancias aptas, se puede obtener una reducción en la profundidad de estas arrugas.

Sustancias antiarrugas

En la tabla 2 se enumeran las sustancias funcionales antiarrugas descritas en el Inventario Europeo de Ingredientes Cosméticos.

 

En la relación de la tabla 2 no se incluyen las sustancias de origen animal, muy empleadas en cosmética como antiarrugas --con frecuencia, incorrectamente--; la mayoría de estas sustancias poseen actividad hidratante, suavizante, etc., pero no propiamente antiarrugas, como el colágeno o el ácido hialurónico. En la tabla 3 se describen las sustancias de origen vegetal, sintético y biotecnológico empleadas con este fin.

 

Por último, se pueden incluir también como sustancias antiarrugas las siguientes:

­ Alfahidroxiácidos: glicólico, málico, láctico y tartárico, tanto de origen vegetal (ácidos de frutas) como de síntesis.

­ Betahidroxiácidos: salicílico y lactilserina.

­ Ácidos poliinsaturados esenciales: linoleico y linolénico.

­ Nanosomas y liposomas.

­ Proteínas vegetales con efecto reafirmante, tales como proteínas de lúpulo, frumento, etc.

Este apartado se está ampliando cada día más con las sustancias funcionales de origen biotecnológico, aunque todo ello debe ir siempre acompañado de la correspondiente documentación acreditativa. *

Nota

La información y las figuras han sido cedidas por Medestea Internazionale (Turín, Italia), concretamente de su línea ReviFace (Sant'Angelica).

Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.