Buscar en
Offarm
Toda la web
Inicio Offarm Políticamente incorrecto
Información de la revista
Vol. 25. Núm. 4.
Páginas 11 (Abril 2006)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 25. Núm. 4.
Páginas 11 (Abril 2006)
Acceso a texto completo
Políticamente incorrecto
Visitas
...
J. Esteva de Sagrera
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo

Diversos medios de comunicación, novelas y películas transmiten un mensaje que ha pasado a formar parte de los tópicos que configuran el mensaje políticamente correcto, el gran tabú de nuestro tiempo: la industria farmacéutica carece de escrúpulos, comercia con la salud de los ciudadanos, contribuye a incrementar la pobreza de las poblaciones de los países pobres, pone en el mercado productos inseguros o inútiles, se enriquece gracias a los enfermos. Junto con este mensaje, proliferan quienes ofrecen la alternativa: productos naturópatas, diluciones infinitas, flores, aromas y cuarzos, sazonados con indefinibles energías curativas y poderes mentales.

Y sin embargo no existe industria más intervenida que la farmacéutica y ningún producto supera en garantías y controles a los medicamentos, que sólo pueden ponerse en el mercado tras costosos y minuciosos ensayos y que continúan siendo validados mediante la farmacovigilancia una vez obtenida la autorización administrativa. Los medicamentos no son una panacea, pero mejoran de forma sustancial la vida de los ciudadanos, y es obvio que quienes los fabrican y comercializan obtienen beneficios, pero no es menos cierto que una economía sin beneficios es una utopía, que ya fue ensayada sin éxito en el siglo xx. Las sociedades cerradas no han puesto en el mercado ni un solo medicamento, y los países socialistas del siglo pasado no legaron a la farmacia ni una sola novedad farmacéutica.

¿Es nociva la industria farmacéutica, como irresponsablemente sostienen los seudoprogresistas anclados en el pasado? Pues hagamos un experimento mental y suprimámosla, retiremos de las farmacias los medicamentos industriales y llenémoslas de los productos de los herbolarios y de las tiendas naturópatas. Y entreguemos a los diabéticos, cancerosos, epilépticos y a los enfermos con infecciones los saludables productos propugnados por los detractores de la industria farmacéutica. ¿Cuánto tiempo tardarían los enfermos y sus familiares en exigir el retorno de esos fármacos industriales, tan criticados por comerciar con la enfermedad?

La izquierda política, ensimismada, heredera de un marxismo que la ha dejado huérfana y desorientada, es muchas veces, sin saberlo, profundamente autocomplaciente y reaccionaria. Y sus críticas a la industria farmacéutica son uno más de sus clamorosos errores.

Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.