Buscar en
Offarm
Toda la web
Inicio Offarm Panorama
Información de la revista
Vol. 20. Núm. 3.
Páginas 14-23 (Marzo 2001)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 20. Núm. 3.
Páginas 14-23 (Marzo 2001)
Acceso a texto completo
Panorama
Visitas
...
F.. FERNANDEZ
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (10)
Mostrar másMostrar menos
Texto completo

Se celebró el Barcelona la quinta edición de Infarma,

el congreso-muestra de EFP y parafarmacia La farmacia y la industria, juntas en la defensa del mantenimiento de las EFP en el canal farmacéutico

Más de 15.000 visitantes, 288 expositores y en torno a 1.000 congresistas son las excelentes credenciales de Infarma'01, el congreso-muestra sobre el mercado de EFP y parafarmacia que se celebró en la Fira de Barcelona del 15 al 17 del pasado mes de febrero. En el plano estrictamente profesional, el impulso del mercado de las EFP, la influencia de las nuevas tecnologías en la dispensación y la necesidad de un pacto de Estado sobre el gasto público en medicamentos fueron los ejes temáticos de esta quinta edición.

El Congreso se abrió el día 15 con una mesa redonda sobre los protocolos de actuación farmacéutica en fitoterapia. En ella intervinieron Pedro A. Sánchez Soto, jefe de Formación de Laboratorios Diafarm, y Josep Allué, farmacéutico comunitario. Ambos ponentes estuvieron de acuerdo en que un producto fitoterapéutico ha de ser eficaz, seguro y de calidad. «La información que necesitamos nos la proporcionan el tipo de registro del producto, el laboratorio responsable, el diseño y la información que podemos obtener por distintas vías», señaló Sánchez Soto. Por su parte, Josep Allué reclamó la creación de unos protocolos de actuación que sirvan para regir la actuación del farmacéutico ante las patologías más habituales. «Los protocolos --afirmó-- se tienen que aplicar a cada tipo de planta medicinal, a cada tipo de tratamiento y a cada paciente.» Ambos ponentes también coincidieron en que los laboratorios dedicados a la fitoterapia han de regirse por una normativa de calidad GMP.

Impulso de las EFP

La sesión matinal del día 15 se prolongó con una mesa redonda que abordó el presente y futuro de las especialidades farmacéuticas publicitarias (EFP) en la oficina de farmacia. El primer ponente fue José Carlos Montilla, vocal de Industria del Consejo General de COF, quien quiso resaltar las implicaciones que supondrá para la oficina de farmacia el creciente protagonismo del paciente. «Cada vez más, los pacientes tomarán un mayor número de decisiones y demandarán una atención farmacéutica personalizada», advirtió. Según el ponente, para cumplir con ese compromiso, deberán darse determinadas circunstancias: monitorizar el tratamiento, crear valor añadido a la dispensación, informatizar el conocimiento y un mayor acercamiento de los laboratorios a la farmacia. Asimismo, Montilla señaló que la publicidad debe abrirse a las necesidades de los pacientes y los laboratorios.

A continuación, Jorge Hinojosa, representante de la Unión de Consumidores de España (UCE), habló de la incertidumbre del futuro de las EFP y los derechos de los usuarios de la farmacia. En este sentido, advirtió sobre los cambios en los hábitos de consumo de la población española, las nuevas formas de distribución y la nueva actitud del consumidor ante la información. El ponente defendió «el derecho del usuario a buscar el mínimo coste del medicamento y a recibir una información adecuada por parte del farmacéutico». Para afrontar estos retos, Hinojosa lanzó las siguientes propuestas: convergencia con Europa pero atendiendo a nuestra realidad, redefinición de la cartera de servicios profesionales de la farmacia, medidas liberalizadoras idóneas para los intereses de los consumidores, participación activa de éstos, acuerdo social el alcance de la información de las EFP y garantía de mantenimiento del sistema sanitario público.

El vicepresidente de Cofares, Carlos González Bosch, apuntó la necesidad de que los consumidores se conviertan en «aliados» de la oficina de farmacia en el tema de las EFP, porque «no se puede segmentar el mercado según criterios meramente económicos». González Bosch se refirió también a las debilidades y fortalezas del sector de cara a mantener las EFP en el canal farmacéutico. Entre las primeras, citó el precario desarrollo del márketing y el merchandising en la farmacia, la globalización de los mercados, la incomprensión por parte de la población de la virtualidad sanitaria de las EFP y, por supuesto, la apetencia de las grandes superficies comerciales por este segmento del mercado farmacéutico. En cuanto a las fortalezas, el ponente nombró el apoyo de la industria al canal farmacéutico, las potentes redes de ventas especializadas en oficina de farmacia, la eficacia de la distribución mayorista española y el hecho de que a los grandes canales sólo les interesan los productos de mayor rotación. También advirtió del peligro de que las grandes superficies crearan sus propias «marcas blancas». El vicepresidente de Cofares afirmó que, si el sector está unido, «no debe caer en el fatalismo» en la polémica sobre las EFP, aconsejando que los farmacéuticos vayan de la mano de las organizaciones de consumidores.

Finalizó la mesa redonda con la intervención de Joan Bachs, vicepresidente de ANEFP, quien defendió que «la oficina de farmacia es el espacio natural para las EFP». Después de informar de que el mercado de estas especialidades es del 5% en España, Bachs hizo un repaso de la situación de este mercado en los países de la Unión Europea, donde la situación es similar a nuestro país excepto en el Reino Unido y Holanda. Citó a Alemania como ejemplo de país donde las EFP, con una legislación similar a la española, se han desarrollado hasta un 15% de cuota de mercado.

Una vez finalizada la segunda mesa redonda, tuvo lugar el acto de inauguración del Congreso-Muestra Infarma'01, encabezado por el conseller de Sanitat i Seguretat Social de la Generalitat de Catalunya, Eduard Rius, quien señaló que «la red de farmacias garantiza la facilidad de acceso, un horario amplio y una presencia en todo el territorio». En el mismo acto, Joan Duran, presidente del COF de Barcelona, afirmó que «los farmacéuticos se van a mantener firmes para que las EFP permanezcan en la farmacia». Por su parte, Pedro Capilla, presidente del Consejo General de COF, apunto una paradoja que se da en nuestra sociedad: «La farmacia española se encuentra entre las tres mejores del mundo, pero a la vez se plantea el hecho de que los medicamentos se puedan dispensar en otro lugar.» En este sentido, Capilla alabó el modelo catalán de salud, que «fomenta el diálogo entre los distintos agentes vinculados al mundo de la sanidad».

El factor Internet

Como viene siendo habitual en las últimas citas farmacéuticas, el análisis de Internet como herramienta profesional y de consumo tuvo su plasmación en la mesa redonda titulada «Internet ¿oportunidad o amenaza?». El primer ponente en tomar la palabra fue Martin Schulz, jefe del Centro de Información del Medicamento de la Unión Federal de Asociaciones de Farmacéuticos de Alemania. Schulz evaluó las fuentes de información del medicamento a través de Internet, haciendo hincapié en las «trampas» que hay que sortear durante la navegación. Uno de los aspectos más interesantes de la ponencia fue el examen de la información sobre productos farmacéuticos, para lo cual revisó la información básica veraz que tiene que incluir dicho web. Además, ofreció algunos con sejos para evaluar la literatura farmacéutica en Internet.

A continuación intervino Carlos Albajar, experienced-manager de Accenture, quien abordó los aspectos económicos de Internet. Para el ponente, la red potencia el papel del farmacéutico como agente sanitario, le ayuda en la gestión del gasto farmacéutico, disminuye los costes de compras, añade valor a la atención farmacéutica y mejora la gestión de las oficinas de farmacia. Según Albajar, el aprovechamiento de Internet supone un ahorro en el sector de «100.000 millones de pesetas al año».

Ramón Sarrias, director del proyecto Médicos On-Line del Colegio de Médicos de Barcelona, explicó a los presentes las características técnicas y los contenidos del web de este colectivo sanitario en dicha provincia.

Finalmente, Montserrat Ponsa, responsable de la biblioteca-internet del COF de Barcelona, presentó oficialmente el nuevo web del Colegio (véase información destacada en página anterior).

Mejor servicio

La última mesa redonda de la jornada abordó la implantación de los sistemas individualizados de dosificación (SIDD) como un nuevo servicio que puede ofrecer la farmacia. En España, el COF de Barcelona ha sido pionero en este campo, haciendo que cada vez sean más las farmacias que ofrecen dicho servicio. Rafael Borrás, responsable del programa de implantación del SIDD en la provincia de Barcelona, señaló que «bien utilizado, el SIDD es una herramienta que puede ayudar mucho a la organización, almacenaje y administración de la medicación, disminuyendo el incumplimiento terapéutico y el gasto sanitario, además de potenciar el papel del farmacéutico como profesional de referencia a nivel asistencial».

Alfonso del Villar, jefe del Servicio de Farmacia del Hospital de Mar, abundó en esta idea: «El SIDD es una forma de incrementar el control sanitario de la medicación por parte del farmacéutico.» «La experiencia de las dosis unitarias en el hospital --añadió-- nos confirma que el SIDD puede ser de gran ayuda en el cumplimiento de los tratamientos terapéuticos.»

Concluyó la mesa redonda con la intervención de Joan Serra, subdirector general de Farmacia y Productos Sanitarios del Departamento de Sanidad de Cataluña. Se refirió este ponente a los aspectos legislativos y deontológicos relacionados con el desarrollo del SIDD, afirmando que este sistema «garantiza una atención personalizada y supone un mejor servicio para los pacientes, especialmente los polimedicados».

Complementos nutricionales

Durante la jornada del día 16 se celebró una mesa redonda que trató de delimitar si los complementos nutricionales son alimentos o medicamentos. Inició la rueda de ponencias Rosa Ortega, profesora de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid, quien reconoció que «la dieta española es buena, pero no perfecta, por lo que admite mejoras». Según la ponente, que afirmo que nuestra dieta es pobre en hidratos de carbono, vitaminas y minerales, «las últimas investigaciones han detectado carencias de vitaminas y minerales muy frecuentes entre escolares, ancianos, mujeres en edad fértil y embarazadas». «Los complementos nutricionales utilizados racionalmente en personas con riesgo de carencias --señaló-- pueden resultar beneficiosos, pues es preferible un ligero exceso de nutrientes que un ligero déficit.»

Pere López Alegret, profesor de Ciencia y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Barcelona, defendió el uso de complementos nutricionales de calidad, pero advirtió que los complementos actualmente comercializados son sólo una primera generación de productos. Alegret señaló que el punto de venta idóneo del complemento nutricional es la oficina de farmacia, «porque la función asesora del farmacéutico es imprescindible, sobre todo si tenemos en cuenta los riesgos de sobredosificación».

Finalizó el turno de intervenciones José M.ª Martín del Castillo, jefe de servicio de la Agencia Española del Medicamento, quien advirtió que para los organismos sanitarios de la Unión Europea los complementos nutricionales son alimentos, por lo que «pueden venderse fuera de la farmacia». Para este ponente, el futuro de estos productos dependerá de la aceptación, por parte de la Administración, de que incorporen nuevos nutrientes, hagan alegaciones de salud y se dosifiquen en cantidades superiores a las IDR.

En el debate posterior, fue evidente el malestar de los profesionales de la farmacia por la falta de información disponible sobre los complementos nutricionales.

La segunda jornada del Congreso contó con otras tres mesas redondas. En la primera se abordó el futuro de la relación entre la oficina de farmacia, la industria y la distribución; en la segunda se analizó el impacto en la farmacia de las nuevas directrices sobre productos sanitarios, y la tercera contó con la participación de los representantes de los partidos políticos mayoritarios en el Parlamento español, que debían debatir sobre la influencia del medicamento en el sistema sanitario y la viabilidad de un pacto de Estado sobre el gasto farmacéutico (véase información destacada en página anterior). *

El COF de Barcelona presentó su nuevo portal de salud

Durante la celebración de Infa rma'01, el COF de Barcelona presentó su portal de salud en Internet (www.farmaceuticonline.com).El web incorpora una lista actualizada de las farmacias de guardia que operan en Barcelona, con un plano de la ciudad, e incluye noticias de actualidad y consejos sobre salud, higiene e informaciones del sector farmacéutico destinadas a los colectivos de mujeres, personas mayores, familias y niños. Precisamente, en el caso del colectivo infantil, el web incorpora un apartado con juegos lúdicos sobre hábitos de salud. Los niños, por ejemplo, pueden jugar a ordenar el proceso de cepillado de los dientes o conocer el consumo de golosinas que no deben sobrepasar para prevenir las caries.

A través del nuevo web, los profesionales de la farmacia podrán conocer las iniciativas que actualmente desarrollan las principales asociaciones de enfermos de Cataluña. El portal se completa con un archivo de artículos seleccionados de todas las secciones y un diccionario específico que se irá ampliando progresivamente.

Este portal de salud abierto completa el web interno que en 1996 puso en marcha el COF de Barcelona para uso exclusivo de sus colegiados, con acceso a las bases de datos de los medicamentos, protocolos de actuación, tablas de alimentación e información sobre las nuevas especialidades farmacéuticas que aparecen en el mercado. *

 

Joan Duran, presidente del COF de Barcelona, afirmó que «los farmacéuticos se van a mantener firmes para que las EFP permanezcan en la farmacia»

 

Joan Duran se esforzó, en la presentación de la mesa redonda «Influencia del medicamento en el sistema sanitario: ¿es posible un pacto?», por encauzar el debate hacia lo que verdaderamente le importa al colectivo farmacéutico: sentar las bases para alcanzar un pacto de Estado sobre el medicamento y su repercusión económica en el gasto sanitario público, cuestión que mantiene en vilo a la oficina de farmacia en los últimos años. Esa fue la intención del presidente del COF de Barcelona, pero los representantes políticos invitados, todos ellos portavoces de sus partidos en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, no estuvieron por la labor.

La primera intervención, a cargo de María del Mar Julios, de Coalición Canaria, a quien le cabe el honor de haber presentado en el Parlamento la moción sobre un Plan Integral de Medidas de Control del Gasto Farmacéutico y de Uso Racional del Medicamento, estuvo en la línea de lo esperado, es decir, la exposición aséptica y educada de los propósitos --todos loables-- de su grupo parlamentario en este tema: primacía de lo sanitario sobre lo económico, necesidad de arrumbar las medidas coyunturales y una apuesta por la sostenibilidad del sistema. «Hay que buscar horizontes de estabilidad en el gasto farmacéutico», fue su frase más repetida.

 

La cosa empeoró con las intervenciones (sería más correcto decir «mítines») de Zoila Riera y Matilde Valentín, representantes de CiU y PSOE, respectivamente. Con profusión de aparato tonal y gestual la primera (¡qué pena que sus epígonos no estén a la altura del honorable!) y enfado atronador la segunda, dejaron de lado la razón por la que habían sido invitadas a la mesa redonda y se lanzaron a un ataque furibundo de la política sanitaria del Gobierno del PP mientras guardaban la ropa de su responsabilidad pretérita en políticas tan ineficaces como las de la Administración actual. Tras hacer presa en la yugular del Gobierno, las ponentes realizaron un torpe ejercicio de adulación del colectivo farmacéutico y de su papel sanitario. En cuanto al alcance de las medidas tomadas por Sanidad, cada ponente apuntó a una diana distinta: mientras Riera defendió con fiereza el derecho de las comunidades autónomas a ejercer sus competencias sanitarias, anatemizando las leyes básicas, Valentín achacó la escasa repercusión del sistema de precios de referencia a los intereses de la industria farmacéutica.

En un extremo de la mesa, casi en penumbra, con una levísima mueca risueña dibujada en su rostro, el representante del PP, Mario Mingo, aguantaba hierático el chaparrón. Llegado su turno, ni se dio por aludido ni entró al trapo de las críticas de la oposición. Con un tono preciso y sosegado, describió ante el auditorio un escenario de creciente complejidad por lo que se refiere a la financiación de la prestación sanitaria. Tras preguntarse si los consejeros autonómicos de Economía pensaban lo mismo que los de Sanidad, lanzó otros dos dardos envenenados: «¿Cuánto está dispuesto el ciudadano a sufragar la sanidad, ya sea de manera directa o vía fiscal? ¿Hacen faltan más o menos oficinas de farmacia?» De paso, destacó la voluntad dialogante de la ministra Villalobos para con los colectivos afectados [risas generalizadas entre los presentes]. El Dr. Mingo ni se inmutó («me encanta la carcajada espontánea», ironizó), así que concluyó su breve parlamento y volvió a su hieratismo risueño.

 

Al prevalecer los intereses partidistas de propaganda sobre el derecho de los farmacéuticos a conocer de primera mano los planes de los políticos en el campo del medicamento (si es que los tienen), no sólo se favoreció una salida airosa del representante del PP, sino que se escamoteó a los asistentes un debate que aportara propuestas concretas sobre la financiación del gasto público en medicamentos. Al final, seguro que muchos se fueron con la amarga sensación de que la tenue sonrisa de Mario Mingo estaba más justificada que la sonora carcajada que surgió de la oscuridad del patio de butacas. *F.F.

Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos