Buscar en
Offarm
Toda la web
Inicio Offarm María Esther Fernández Cabré
Información de la revista
Vol. 25. Núm. 4.
Páginas 32-36 (Abril 2006)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 25. Núm. 4.
Páginas 32-36 (Abril 2006)
Acceso a texto completo
María Esther Fernández Cabré
Visitas
...
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (5)
Mostrar másMostrar menos
Texto completo

ENTREVISTA REALIZADA POR:

EUGENIA GARRIDO

Fotografías: Gonzalo Cáceres

Actualmente, el 70% de las oficinas de farmacia catalanas están representadas en la Federación Empresarial de Farmacias de Cataluña (FEFAC). Tras su salida en diciembre de 2003 de la FEFE por diferencias en la negociación del convenio colectivo, la FEFAC ha defendido en solitario los intereses de sus asociados. Su presidenta, M. Esther Fernández ha explicado para Offarm los objetivos de la patronal catalana, su posicionamiento ante la futura Ley del Medicamento y la nueva bajada de precios de medicamentos. También nos comenta M. Esther Fernández su alianza con la asociación madrileña ADEFARMA y la creación de una nueva plataforma empresarial de farmacéuticos de oficina de farmacia de ámbito nacional paralela a la FEFE.

BIOGRAFÍA PROFESIONAL

María Esther Fernández Cabré es licenciada en Farmacia por la Universidad de Navarra (1980), especialista en Análisis Clínicos (1989) y máster en Atención Farmacéutica Comunitaria por la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valencia (2000). Desde 2004, está al frente de la presidencia de la FEFAC, una responsabilidad que compagina con el desarrollo de sus funciones como máxima representante de la Asociación de Farmacéuticos con Oficina de Farmacia de Tarragona, cargo al que accedió en 2001. Anteriormente, M. Esther Fernández estuvo al frente de la Secretaría de la FEFAC (2001-2004) y fue vocal de Dermofarmacia del COF de Tarragona (2000-2004).

En los últimos años, la presidenta de la patronal farmacéutica catalana, titular de oficina de farmacia desde 1981, ha completado su formación profesional con un posgrado en Dietética y Nutrición por la Universidad de Navarra, la diplomatura de Especialización en Alimentación y Nutrición Aplicada de la Escuela Nacional de Sanidad y un posgrado en Técnicas Ortopédicas por la Universidad de Barcelona.

María Esther Fernández Cabré

Presidenta de la Federación Empresarial de Farmacias de Cataluña (FEFAC)

Que existan voces discrepantes en la farmacia es bueno y enriquecedor

OFFARM

Para situar a nuestros lectores, ¿qué objetivos persigue la FEFAC?

La defensa de los intereses y la reivindicación de los derechos de los titulares de oficinas de farmacia catalanes, la formación y la información de nuestros asociados y, evidentemente, la representación de nuestro colectivo ante las instituciones y administraciones, así como ante los distintos agentes del sector. En definitiva, la defensa del modelo actual de farmacia.

¿Cuáles son sus líneas de actuación para conseguirlos?

FEFAC participa en diferentes comisiones de la administración catalana. Entre otras, la de la implantación y seguimiento de la receta electrónica y la de formación continuada. Además, somos interlocutores directos con el Ministerio de Sanidad y Consumo, con el que hemos podido compartir opiniones y perspectivas en las iniciativas legislativas y reglamentarias de competencia estatal. Actualmente, lideramos junto a ADEFARMA una nueva plataforma empresarial de farmacéuticos con oficina de farmacia. Desde esta nueva alianza, que está generando importantes expectativas, confiamos aunar fuerzas para hacer valer la voz del farmacéutico ante los distintos agentes y la Administración.

A corto plazo, ¿qué nuevos proyectos pondrán en marcha?

Lo que ahora nos ocupa es la Ley de Garantías y Uso Racional del Medicamento, que creemos que pone en juego el actual modelo de farmacia mediterránea. No tenemos una postura de enfrentamiento infundado ante el texto, sino una postura crítica ante lo que consideramos inaceptable y una postura constructiva que sin duda enriquecerá el texto definitivo.

¿Cómo valora estos años de defensa de la oficina de farmacia desde la FEFAC?

La valoración es muy positiva. La FEFAC tiene suficiente entidad propia al representar a un número importante de farmacias y se ha convertido en estos 2 años en interlocutor propio ante la Administración central y autonómica. Además, nos hemos sentido respaldados por el resto de las empresariales, ya que hemos mantenido el contacto con muchas de ellas.

Nuestra salida de la FEFE no fue una decisión adoptada de forma apresurada. Existían y existen en la actualidad discrepancias de fondo y forma respecto de la dirección de la FEFE. En su momento, la escisión de la asociación empresarial nacional en dos pudiera ser interpretada como una pérdida de cohesión y fuerza de las asociaciones empresariales de farmacia. Sin embargo, el tiempo está poniendo a cada cual en su sitio. ADEFARMA también ha salido de la FEFE y no tardaremos en ver otros movimientos similares.

Si bien todas las asociaciones empresariales defendemos en el fondo objetivos similares, el hecho de que existan voces discrepantes en la farmacia es bueno y enriquecedor. En cualquier caso, será el farmacéutico de a pie quien decida qué modelo de representación quiere para la defensa de sus intereses. Nosotros nunca vamos a estar cerrados a alianzas si son buenas para los farmacéuticos.

Su postura y la de ADEFARMA frente a la Ley del Medicamento es muy similar a la de la FEFE. ¿No cree que la desunión entre las distintas fuerzas puede ser negativa para el sector?

Cuando se trata de la defensa de la viabilidad de la oficina de farmacia como empresa es lógico que tengamos una postura similar y hagamos un frente común, a pesar de diferencias de criterios en diversos aspectos. Siempre hemos estado abiertos al diálogo y a la unión de fuerzas para la consecución del bien de las oficinas de farmacia. Hemos tenido diversos contactos y acercamiento de posturas con corporaciones colegiales, aunque esto no significa perder nuestra identidad.

La oficina de farmacia es la que asume el coste real de todas las actuaciones de la Administración

¿Cuáles son los aspectos más lesivos para la oficina de farmacia recogidos en el anteproyecto de la nueva ley?

No permite que el farmacéutico ejercite su función como especialista del medicamento, al impedir que pueda sustituir medicamentos de diferentes laboratorios, con el perjuicio que eso provoca en el servicio al paciente; no soluciona el problema del desabastecimiento ni la farmacovigilancia, e impide de manera inconstitucional que nuestras empresas privadas gestionen sus recursos en el marco de la economía de mercado.

Deberíamos tender a un solo modelo de receta electrónica para toda España y consensuar entre todas la comunidades autónomas un proyecto unificado

No podemos consentir que se apruebe una ley que no valora la profesionalidad del farmacéutico como especialista del medicamento y que pone en peligro la salud de la población

Asimismo, tenemos nuestras objeciones respecto a la venta de medicamentos por internet. Ésta no supone una mejora en la calidad asistencial, sino todo lo contrario, ya que pone en serio peligro la salud de la población, al tener que asumir unos riesgos para los que creemos que en la situación actual no está preparada. ¿Por qué no aprendemos de las experiencias negativas de otros países? Por ejemplo, Canadá, que fue un país pionero en la venta de medicamentos a través de internet, hoy día quiere dar marcha atrás por los abusos y riesgos que esa dispensación supone para la población.

También reivindicamos la revisión de los «medicamentos éticos» que requieran la presentación obligatoria por parte del usuario de la receta médica y que se cree una lista de principios activos que permita dispensarlos con la valoración y responsabilidad del profesional farmacéutico. Igualmente, pedimos que la prescripción se realice por principio activo (DCI) para poder gestionar correctamente nuestros stocks, y que los datos de nuestra gestión empresarial no se faciliten a la industria, tal y como prevé el nuevo decreto de trazabilidad; así como un mayor margen de tranquilidad en el retoque de los precios con el fin dar un mínimo de estabilidad a nuestras empresas.

¿Cree que las alegaciones de la FEFAC serán tenidas en cuenta en la redacción final del texto?

En las diferentes entrevistas que hemos mantenido con los portavoces de sanidad de diferentes partidos políticos hemos captado su buena disposición a entender que nuestros argumentos estaban siempre dirigidos al beneficio del usuario, el verdadero perjudicado en alguno de los puntos en que más hemos insistido. El proyecto está lleno de incongruencias y lagunas, por lo que estamos informando y alertando a los políticos sobre puntos en los que coincidimos con el resto de las empresariales de farmacia y buena parte de los colegios farmacéuticos. Tenemos la experiencia y sabemos de nuestra profesión. Sin duda que la opinión de la FEFAC se está teniendo muy en cuenta.

Y si finalmente la ley hace oídos sordos a sus reivindicaciones...

No podemos consentir que se apruebe una ley que no valora la profesionalidad del farmacéutico como especialista del medicamento y que pone en peligro la salud de la población. Nuestras actuaciones estarán consensuadas con nuestros asociados.

El pasado día 1 de marzo entró en vigor una nueva bajada de precios de medicamentos. ¿Qué impacto tendrá esta medida para la oficina de farmacia?

Una vez más, es la oficina de farmacia la que asume el coste real de todas las actuaciones de la Administración, que sólo pretende contener el gasto en medicamentos con medidas puramente economicistas de recorte de precios que sólo tienen efectividad a muy corto plazo.

En estos momentos, ¿en qué situación se encuentra el sector en Cataluña? ¿Es muy distinta a la que se vive en el resto de España?

Si bien en Cataluña nos regimos por un concierto entre el Consell Català de Col·legis de Farmacéutics y la Generalitat, que tiene atribuida la gestión de las competencias, estamos sometidos a la misma legislación nacional que las 22.000 farmacias existentes en España. A principios de año, en Cataluña se puso en marcha la prueba piloto de receta electrónica en las provincias de Tarragona y Gerona. Creemos que deberíamos tender a un único modelo de receta electrónica para toda España y consensuar entre todas la comunidades autónomas un proyecto unificado, en beneficio del usuario que tiene que poder recibir la misma atención farmacéutica independientemente de donde se encuentre.

En este sentido, ¿cuáles son los principales retos a los que se enfrenta la oficina de farmacia de cara a los próximos años?

Nuestro reto principal, común en todas las comunidades autónomas, es el mantenimiento del actual modelo de farmacia mediterránea, con una atención farmacéutica personalizada próxima al usuario, que funciona y que ha de seguir dando el mejor servicio al ciudadano. No existen motivos objetivos para modificar un sistema que satisface a un alto porcentaje de la población.

Recientemente, la FEFAC participó en la I Conferencia del Sector de Oficina de Farmacia organizada por el COF de Madrid. ¿Cómo valora esta iniciativa?

Todas las medidas que tengan como objetivo defender los intereses de las oficinas de farmacia son apoyadas por nuestra federación. Dar lugar a que el farmacéutico de oficina pueda exponer públicamente su opinión, y que estas declaraciones se resuman en un manifiesto con el fin de hacerlo llegar a la Administración, puede llegar a ser tan eficaz como la presentación de alegaciones y el diálogo que hemos mantenido con los diferentes portavoces de sanidad de los partidos políticos.

Respuestas sobre...

La nueva plataforma empresarial

A principios de año, anunciaron la creación, junto a ADEFARMA, de una federación paralela a la FEFE. ¿En qué punto se encuentra este proyecto?

Durante el mes de marzo será formalizada legalmente la nueva federación de ámbito nacional. Queremos una estructura ágil y dinámica, participativa y funcional. Tenemos ganas de trabajar por y para el farmacéutico. Nos preocupa la oficina de farmacia en la actualidad, pero también el proceso que pueda experimentar en el futuro. Huimos de estructuras cerradas y anquilosadas. Estamos abiertos a la participación de todos los que tengan propuestas y ganas de participar. El protagonismo y nuestra fuerza ha de estar en los asociados y no en la dirección de la federación.

¿Cuáles son sus expectativas de futuro a este respecto?

Hace unos meses, la FEFAC y la FEFE eran las dos únicas asociaciones empresariales con peso específico ante la Administración y los agentes sociales. A partir de nuestra unión con ADEFARMA contraemos una responsabilidad mayor. Nuestro ámbito de actuación va a tener más peso en todos los sentidos. No tardaremos en ver movimientos en otras asociaciones empresariales de ámbito autonómico que van a posicionarse próximos al proyecto que ahora cristaliza.

¿Cómo son actualmente las relaciones con FEFE?

Estamos dispuestos al diálogo. Los problemas de los farmacéuticos son muy similares, con independencia del lugar en donde se ejerza nuestra profesión. En este sentido, sería bueno un gesto por parte de la FEFE para aunar esfuerzos en beneficio de todos.

Por último, ¿qué opina de la creación, por parte de la FEFE, de dos nuevas asociaciones en Madrid y Cataluña?

Es lícito que la FEFE pretenda posicionarse en Cataluña y Madrid al entender que ha perdido una parcela de poder, pero es un mal ejemplo de duplicidad de esfuerzos y de enfrentamiento. La FEFE sabe que ha de negociar y aunar esfuerzos, pero no sólo en estas dos comunidades autónomas, sino en todas y cada una de ellas. Cada asociación empresarial se debe a sus asociados y no al revés. Confío en que la postura adoptada hasta el momento por los responsables de la FEFE sea revisada y podamos llegar al entendimiento.

Cada empresarial se debe a sus asociados y no al revés

Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.