Buscar en
Offarm
Toda la web
Inicio Offarm Intervención en prescripción de tratamiento de la angina de pecho
Información de la revista
Vol. 27. Núm. 1.
Páginas 95-96 (Enero 2008)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 27. Núm. 1.
Páginas 95-96 (Enero 2008)
Acceso a texto completo
Intervención en prescripción de tratamiento de la angina de pecho
Visitas
...
Ángel Sanz Grandaa
a Consultor cient??fico (asanzgranda@jazzfree.com)
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (3)
Tabla 1. Objetivos del tratamiento en la angina de pecho
Tabla 2. Control posterior del episodio de angina
Tabla 3. Ficha del estudio
Mostrar másMostrar menos
Texto completo

El análisis de la prescripción repetida es un tema del que se ha manifestado reiteradamente que el farmacéutico puede llevar a cabo una labor esencial, colaborando decisivamente en el uso racional del medicamento. Sin embargo, no hay un apropiado conjunto de evidencias que soporten con firmeza esta hipótesis. Se ha repetido frecuentemente el argumento de que es preciso demostrar la adecuada efectividad de las intervenciones efectuadas. Por otra parte, la seguridad y eficiencia son dos temas complementarios que hay que evaluar en este tipo de estudios. No obstante, a pesar de publicarse un gran número de estudios, su metodología, así como la heterogeneidad de los pacientes incluidos, dificulta notablemente la generalización de los resultados hallados.

Introducción

La angina de pecho (AP) se manifiesta habitualmente con un dolor retroesternal, originado por isquemia en alguna zona del miocardio, como consecuencia de un déficit del riego sanguíneo. Se denomina estable cuando se debe habitualmente a un ateroma en las arterias coronarias, e inestable, al producirse la rotura de la placa, lo que presenta una gravedad muy superior. En este último caso, el objetivo fundamental del tratamiento es asegurar un riego arterial suficiente, así como evitar la formación de coágulos (tabla 1); con ello se previene la mortalidad asociada a la patología. Cuando el paciente está ya en su domicilio, es preciso continuar administrando antiagregantes para prevenir nuevos episodios, además de otras importantes medidas de control1 (tabla 2).

A partir de lo expuesto, los autores2 investigan la efectividad de una intervención en la prescripción de fármacos para la AP e hipertensión arterial (HTA). En la tabla 3 se muestra la ficha del estudio realizado por los investigadores.

Análisis del estudio

Se trata de un estudio muy bien planificado que analiza el resultado de la intervención analizada, según la influencia que el conocimiento del farmacéutico presenta hacia el médico general en el uso racional de los fármacos. En el análisis se distinguen 3 períodos: antes, durante y después de la intervención, con el fin de evaluar con detalle el resultado asociado con ésta. Además, se estratificaron los pacientes por procedencia de tipo de farmacia y de clínica médica.

La idoneidad de la prescripción se basó en el uso o no de ciertos fármacos en ciertas enfermedades: antiagregantes e inhibidores de la enzima conversora de angiotensina (IECA) después del infarto de miocardio (IM); IECA en diabéticos o con historia de hipertrofia ventricular izquierda, hipolipemiantes en hiperlipidemia, y no utilización de bloqueadores beta en caso de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), así como en ciertos indicadores de prescripción (ratio de bendrofluazida 2,5/5 mg, los 4 bloqueadores beta más prescritos y diuréticos simples respecto a asociados). Los indicadores de proceso contemplaron la utilización de recursos médicos (que permitió hacer un análisis de costes posterior), los clínicos se centraron en diversos parámetros fisiológicos y los farmacéuticos en efectos adversos o interacciones.

Se observó un cambio estadísticamente significativo en la prescripción inducida de antiagregantes en el grupo de intervención (GI). También fueron significativas las reducciones en la utilización de recursos sanitarios directos (consultas a especialista, cirujano y visitas a domicilio). No obstante, no se hallaron diferencias significativas en la calidad de vida relacionada con la salud (CVRS).

El análisis de costes asociados, sin incluir el tiempo dedicado por el farmacéutico, mostró un ligero incremento no significativo de éstos, con diferencias sensibles entre las dos enfermedades analizadas; se observó una reducción del coste medio en AP. Un aspecto interesante es que el coste farmacológico fue superior en ambos grupos, debido principalmente a la prescripción de fármacos más costosos y dosis mayores de aquellos.

La heterogeneidad de los pacientes incluidos en otros estudios publicados imposibilita elaborar conclusiones adecuadas acerca de la efectividad de una intervención. No es posible estudiar adecuadamente una muestra si ésta no presenta, o apenas, ningún criterio de inclusión, puesto que la falta de homogeneidad hace inviable cualquier análisis. El presente estudio salva este obstáculo mediante una correcta metodología, que debería servir de referente para futuros estudios. Hubiera sido muy útil, sin embargo, haber cuantificado la tasa de recomendaciones aceptadas en los diferentes subgrupos y estratos evaluados.

Conclusiones

• La intervención farmacéutica produjo unas ligeras mejorías en la prescripción de antiagregantes y otros elementos del proceso del cuidado de los pacientes.

• Se observó, no obstante, un incremento de los costes al sistema de salud.

• La CVRS no presentó variación alguna.

Bibliografía
[1]
López L, Arós F, Lidón R, Cequier A, Bueno H, Alonso J, et al..
Actualización (2002) de las guías de práctica clínica de la Sociedad Española de Cardiología en angina inestable/infarto sin elevación del segmento ST..
Rev Esp Cardiol, 55 (2002), pp. 631-42
[2]
Bond C, Fish A, Porteous T, Reid J, Scott A, Antonazzo E..
A randomized controlled trial of the effects of note-based medication review by community pharmacists on prescribing of cardiovascular drugs in general practice..
IJPP, 15 (2007), pp. 39-46
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos