Buscar en
Offarm
Toda la web
Inicio Offarm Intervención del farmacéutico ante la solicitud de un AINE sin receta
Información de la revista
Vol. 25. Núm. 4.
Páginas 113-114 (Abril 2006)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 25. Núm. 4.
Páginas 113-114 (Abril 2006)
Acceso a texto completo
Intervención del farmacéutico ante la solicitud de un AINE sin receta
Visitas
...
Pilar Gascón
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (1)
Diagrama de intervención farmacéutica ante la solicitud de un nuevo medicamento
Texto completo

Descripción de la situación

La paciente es una mujer de 72 años, presenta dolores crónicos en la pierna y se encuentra en lista de espera para una intervención quirúrgica de la cadera. La medicación que actualmente está tomando es la siguiente:

• Diclofenaco retard 100 mg, 2 comprimidos al día.

• Omeprazol 20 mg, 1 cápsula al día.

• Almagato forte, 2 sobres al día.

• Clorazepato dipotásico 5 mg, 1 cápsula por la noche.

La paciente viene utilizando esta medicación desde hace más de 6 meses, a la espera de la intervención, y no ha presentado nunca valores elevados de tensión, glucosa o colesterol.

El farmacéutico tiene esta información porque la paciente es clienta habitual y se le mantiene el registro de medicación en la farmacia desde hace más de 5 años.

Acude a la farmacia y solicita que se le dispense sin receta una caja de ibuprofeno 600 mg en sobres, ya que se lo ha recomendado una vecina al comentarle que hoy tiene mucho dolor de cabeza y se encuentra bastante mareada.

Actuación inicial del farmacéutico y primera intervención

El farmacéutico debe, ante todo, analizar la solicitud de ese nuevo medicamento por parte de la paciente. En el aspecto legislativo, el farmacéutico debe cuestionar la demanda de un medicamento que a la dosis solicitada requiere la presentación de la prescripción farmacéutica. Pero, teniendo en cuenta el aspecto puramente profesional, el farmacéutico deberá hacerle algunas preguntas a la paciente:

• ¿Desde cuándo presenta el dolor de cabeza?

• ¿Presenta con frecuencia dolor de cabeza?

• ¿Tiene otros síntomas como náuseas o vómitos?

• Últimamente, ¿le duele más la cadera?

• ¿Qué dosis de diclofenaco está tomando actualmente?

• ¿Cuándo se miró la tensión por última vez y qué cifras tuvo?

Es básico que el farmacéutico valore la situación actual de la paciente y no se limite a dispensar el medicamento solicitado sin más. Debe preguntarse si el hecho de añadir un nuevo antiinflamatorio en el tratamiento de una paciente con estas características es necesario, efectivo y seguro.

Una dispensación activa o informada implica siempre la necesidad de diálogo con el paciente para hacer una valoración del nuevo estado de salud. En este caso, la clienta contesta que el dolor de cabeza le produce mucha opresión en la zona frontal y occipital, se encuentra mareada, pero no tiene náuseas ni ha vomitado y está preocupada porque normalmente no presenta dolor de cabeza.

Del dolor de cadera explica que va a peor y que en las últimas semanas se ha visto obligada a aumentar la dosis de diclofenaco; actualmente está tomando 3 comprimidos diarios (300 mg). La paciente también explica que como siempre está bien de la tensión, hace más de tres meses que no se ha controlado. La clienta comenta al farmacéutico que como está esperando que le comuniquen la fecha para la intervención de la cadera, está muy nerviosa. Para dormir continúa tomando la pastilla de clorazepato, que le va muy bien, pero durante el día se encuentra muy agitada y nerviosa.

Ante esta situación, el farmacéutico debe valorar la posible aparición de los siguientes problemas relacionados con la medicación (PRM):

La paciente está tomando una dosis demasiado elevada de diclofenaco

• Al parecer, no es efectiva, porque la paciente continúa presentando dolores.

• No parece segura, pues supera las dosis diarias recomendadas.

La paciente tiene un problema de salud (PS1) para el que no recibe tratamiento

• Nerviosismo y ansiedad.

La paciente presenta un problema de salud (PS2) para el que desea tratamiento

• Dolor de cabeza.

La paciente puede tener otro problema de salud (PS3) que desconoce

• Tensión arterial elevada.

Ante este análisis de la situación, la intervención inmediata del farmacéutico es proponer la medición de la tensión arterial. La paciente acepta y se obtienen unos valores de tensión arterial de 150/95 mmHg.

Nueva intervención del farmacéutico

La cifra de tensión arterial obtenida en la paciente parece indicar al farmacéutico que ciertamente existe el PS3 (tensión arterial elevada), que puede estar causado, en parte, por el PS1 (el estado de ansiedad y nervios puede originar la tensión arterial elevada) o por un problema de seguridad del diclofenaco (una dosis elevada puede causar hipertensión).

Respecto al PS2, el dolor de cabeza puede estar originado por el PS1 (nerviosismo) y el PS3 (tensión arterial elevada).

La solución de algunos de estos problemas deberá pasar, sin duda, por un diagnóstico preciso por parte del médico, pero si no se observa una urgencia inmediata, el farmacéutico debe plantearse diversas intervenciones a realizar:

Explicar a la paciente el análisis de situación obtenido

El dolor de cabeza puede deberse a la tensión elevada o al estado de ansiedad que presenta.

No debe continuar tomando dosis tan elevadas de diclofenaco, puesto que pueden ser la causa de la tensión arterial alta y además podrían ocasionarle otros problemas (gástricos, hemorragias, etc.) y, como ella misma observa, tampoco le sirven para calmar totalmente sus dolores de cadera.

Diagrama de intervención farmacéutica ante la solicitud de un nuevo medicamento

Derivará la paciente al médico

Para que valore un posible cambio de medicación antiinflamatoria y si el estado de nerviosismo necesita tratamiento con ansiolíticos.

En este caso, sería recomendable la utilización de una hoja de interconsulta para remitir al médico a través de la paciente.

Indicaciones a la paciente mientras no acuda al médico

• Un analgésico (paracetamol) para solucionar el dolor de cabeza.

• Medidas higienicodietéticas para tratar de normalizar los valores de tensión arterial: reducir el consumo de sal y alimentos salados, aumentar el consumo de agua e incrementar el ejercicio.

• Nueva toma de tensión en una semana como máximo para valorar la posible hipertensión que requiere diagnóstico médico y, en su caso, tratamiento farmacológico.

Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.