Buscar en
Offarm
Toda la web
Inicio Offarm Humanitarismo, una inversión inteligente
Información de la revista
Vol. 26. Núm. 5.
Páginas 11 (Mayo 2007)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 26. Núm. 5.
Páginas 11 (Mayo 2007)
Acceso a texto completo
Humanitarismo, una inversión inteligente
Visitas
...
J. Esteva de Sagreraa
a Director
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo

El acceso a los medicamentos por parte de la población enferma de los países pobres ha encontrado hasta ahora un obstáculo insuperable: el enfrentamiento entre los partidarios de tomar medidas para facilitar ese acceso a personas sin medios económicos y los intereses de los grandes laboratorios farmacéuticos. Amparados en el derecho de protección de la patente, las grandes compañías farmacéuticas se han opuesto a que los gobiernos o las organizaciones no gubernamentales (ONG) comercialicen los medicamentos fruto de su investigación. En ausencia de la colaboración de los laboratorios, las medidas de apoyo a la accesibilidad de los medicamentos por parte de enfermos sin recursos han sido tomadas por la Unión Europea o la Fundación Gates.

Por fin, las cosas están cambiando. Desde 2001, Novartis vende muy barato a la OMS un medicamento, Coartem, que combina artemisina con lumefantrina. En 2007 se ha dado un paso de gigante en la buena dirección: un laboratorio no sólo colabora en un proyecto de este tipo, sino que se pone al frente de él. Es un cambio sustancial, y el único que puede conseguir que los enfermos de los países pobres tengan acceso a los medicamentos. Los responsables de Sanofi-Aventis han sido conscientes de que la imagen de los laboratorios se resiente cuando se oponen a que los enfermos sean medicados por motivos económicos, y que colaborar en proyectos humanitarios puede ser la mejor publicidad y la mejor inversión para el laboratorio. Una de las ventajas de nuestra actual sociedad es que resulta casi imposible mantener medidas impopulares o que hieran la sensibilidad de los ciudadanos. Sanofi-Aventis se implica en un nuevo modelo de lucha contra la enfermedad, renunciando a la obtención de beneficios inmediatos, pero publicitándose como una empresa comprometida con la promoción de la salud.

El avance consiste en un nuevo producto antimalárico, Asaq, registrado en Marruecos, eficaz, de fácil administración y muy barato, dirigido especialmente a la población infantil, que se comercializará en África gracias al acuerdo entre Sanofi-Aventis y la Iniciativa de Fármacos para las Enfermedades Olvidadas. Asaq combina en una sola pastilla un derivado de la artemisina con la amodiaquina, combinación recomendada por la Organización Mundial de la Salud. Sanofi-Aventis ha prescindido de las patentes, abriendo la puerta a que los laboratorios de medicamentos genéricos comercialicen sus propias versiones. El precio es muy reducido: 0,50 dólares para los niños, a los que se administra una sola pastilla, y 1 dólar para los adultos, que deben tomar 2 pastillas diarias durante 3 días. Este precio se aplicará a las organizaciones públicas, instituciones internacionales, ONG y programas que promueven el acceso a los medicamentos en los países donde la malaria es endémica. Para el sector privado, Sanofi-Aventis comercializará un medicamento con otro nombre y a un precio más elevado.

Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos