Buscar en
Offarm
Toda la web
Inicio Offarm Del cúter al... cúter
Información de la revista
Vol. 29. Núm. 2.
Páginas 9 (Marzo 2010)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 29. Núm. 2.
Páginas 9 (Marzo 2010)
Acceso a texto completo
Del cúter al... cúter
Visitas
...
Mercè Pratsa
a Directora
Información del artículo
Texto completo

En el transcurso de las Jornadas Profesionales de Medicamentos para el Autocuidado de la Salud y Parafarmacia, celebradas en Madrid a finales de febrero, me di cuenta de cuánto y cuán poco a la vez ha cambiado nuestro quehacer diario en los últimos años. Me refiero al ejercicio en oficina de farmacia, porque seguramente en otras modalidades profesionales habrá experimentado otras transformaciones.

Las «estrellas» del área de exposición de estas Jornadas, igual que en su día lo fueron el mobiliario y el equipamiento informático (indispensables para el progreso de las farmacias) han sido, a mi juicio, los robots.

Al menos cinco empresas exponían sus propuestas en esta materia. Sinceramente, no pude menos que maravillarme ante el avance tecnológico y funcional que implican estos aparatos, que colocan, distribuyen y trasladan envases, leen códigos, etc. y, en las farmacias que dispongan de espacio para albergarlos, facilitan sustancialmente la labor de los colaboradores.

Sin embargo, eché de menos al más importante de los expositores: el fabricante de ese elemento imprescindible en cualquier oficina de farmacia de nuestro país. Desde la más pequeña a la de 400 m2, desde la ubicada en el núcleo rural más diminuto, hasta la más cosmopolita. Me refiero, como todos habréis adivinado a estas alturas, a ese utensilio que es casi la clave de nuestra imagen corporativa: el cúter.

Es absurdo que, con el nivel de desarrollo tecnológico que caracteriza a nuestra sociedad, aún no hayamos podido prescindir de una herramienta cuya función es, en definitiva, demostrar la honradez del farmacéutico. Con la receta electrónica, los médicos y los farmacéuticos podemos prescindir del bolígrafo para firmar prescripciones y dispensaciones, respectivamente, pero nosotros aún seguimos siendo considerados potenciales estafadores del Sistema Nacional de Salud y, por tanto, condenados a continuar haciendo uso del cúter. Una vergüenza.

Es urgente que se zanjen las polémicas sobre la trazabilidad y los expertos se pongan de acuerdo en qué tecnología es la más adecuada para implementarla (Datamatrix, radiofrecuencia...), primero y sobre todo, por la seguridad de nuestros pacientes, pero también, por qué no decirlo, para que los farmacéuticos podamos liberarnos de este engorroso y desfasado cuchillito.

Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos