Buscar en
Nursing
Toda la web
Inicio Nursing De la Declaración de Alma-Ata a Astaná: 40 años después
Información de la revista
Vol. 36. Núm. 1.
Páginas 6 (Enero - Febrero 2019)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 36. Núm. 1.
Páginas 6 (Enero - Febrero 2019)
Editorial
DOI: 10.1016/j.nursi.2019.01.001
Acceso a texto completo
De la Declaración de Alma-Ata a Astaná: 40 años después
Visitas
...
Adelaida Zabalegui
Miembro de la Junta de la Campaña Nursing Now!
Subdirectora de Enfermería del Hospital Clínic de Barcelona
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo

LA CONFERENCIA INTERNACIONAL sobre Atención Primaria de Salud (AP), llevada a cabo en Alma-Ata (1978), consideró la necesidad de implementar una acción urgente por parte de todos los gobiernos y personal sanitario para proteger y promover la salud, declarando que la salud (el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades) es un derecho humano fundamental. Además, definió la AP de salud como la asistencia sanitaria esencial basada en métodos y tecnologías proactivos, en evidencia científica, aplicada en todas las etapas de desarrollo, con autorresponsabilidad y autodeterminación. Alma-Ata supuso un cambio de paradigma y una fuente de inspiración para desarrollar un modelo sanitario más focalizado en la atención integral, universal, accesible y equitativo.

Hoy en día, 40 años más tarde muchos de sus planteamientos continúan vigentes, pero los contextos de su aplicación han cambiado, por lo que necesitamos un nuevo compromiso y enfoque que se adapte a las necesidades actuales de salud de los ciudadanos. España ya cuenta con el acceso sanitario a toda la población, tenemos excelentes profesionales con alta formación y un sistema sanitario de calidad. No obstante, resulta aún insuficiente. Debemos dar un paso adelante y potenciar la salud comunitaria integrando la atención sanitaria y social para poder abordar adecuadamente el continuo envejecimiento de la población, las enfermedades crónicas, las necesidades de los cuidadores familiares, el empoderamiento del paciente y de su familia, e incorporando las nuevas tecnologías de la comunicación. Todavía continuamos situando el foco de la cultura sanitaria en la enfermedad, sobre todo en su fase aguda, en lugar de situarlo en la salud y su promoción y en la prevención de las enfermedades. Es urgente desarrollar el trabajo en equipos multidisciplinares, potenciando el trabajo en red que sea capaz de incorporar nuevos perfiles profesionales. En este contexto, las enfermeras pueden contribuir de manera decisiva, gracias a su talento y competencias adquiridas. Además, nuestra visión global de la persona, y nuestra cercanía al ciudadano y al entorno local y natural en el que viven los ciudadanos, nos coloca en una posición única para liderar clínicas de atención al ciudadano en la comunidad.

El nuevo compromiso mundial con la AP de salud para todos se concreta actualmente en la Declaración de Astaná (Octubre, 2018). Los países se han comprometido a fortalecer sus sistemas de AP de la salud. Esta sigue siendo una necesidad urgente. Más de la mitad de la población mundial carece de acceso a los servicios sanitarios básicos. Cada año fallecen cerca de 6 millones de niños durante sus primeros cinco años de vida, en su mayoría por causas prevenibles, y más de 150 millones de niños sufren retraso en el crecimiento. Por otra parte, todos los estados miembros de las Naciones Unidas han acordado hacer lo posible por alcanzar la cobertura sanitaria universal como muy tarde en 2030, en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La cobertura sanitaria universal (CSU) implica que todas las personas y comunidades reciban los servicios de salud que necesitan. Abarca toda la gama de servicios de salud de calidad considerados esenciales, desde la promoción de la salud hasta la prevención, el tratamiento, la rehabilitación y los cuidados paliativos. La CSU permite a toda la población acceder a servicios que atienden las causas más importantes de las enfermedades y la muerte, y asegura que la calidad de esos servicios sea suficientemente buena para mejorar la salud de las personas que los reciben.

La Declaración de Astaná incluye compromisos en cuatro dimensiones básicas: 1) la toma de decisiones políticas audaces en pro de la salud en todos los sectores; 2) el establecimiento de una AP de la salud sostenible; 3) el empoderamiento de las personas y las comunidades, y 4) el alineamiento del apoyo de las partes interesadas con las políticas, estrategias y planes nacionales. El éxito de la AP de la salud dependerá de nuestra capacidad de desarrollar conocimientos y capacidades y dotarla con recursos humanos, tecnología y financiación.

La declaración de Alma-Ata fue el punto de partida y ahora coge el testigo Astaná para reimpulsar la AP y la atención comunitaria como elemento clave para la mejora de la salud para todos.

Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos