Buscar en
Neurología Argentina
Toda la web
Inicio Neurología Argentina Síndrome COVID prolongado asociado a «niebla cerebral»
Información de la revista
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Carta al Editor
DOI: 10.1016/j.neuarg.2021.06.002
Acceso a texto completo
Disponible online el 20 de Julio de 2021
Síndrome COVID prolongado asociado a «niebla cerebral»
Long COVID syndrome associated brain fog
Visitas
...
Paulina Elizabeth Bombón-Albán
,
Departamento de Neurología, Neuromedicenter, Quito, Ecuador
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo
Sr. Editor:

Las alteraciones en el funcionamiento del cerebro, especialmente en las regiones asociadas con la cognición, pueden resultar de la infección por el síndrome respiratorio agudo severo coronavirus (SARS-CoV-2). Estudios han demostrado que la infección por el SARS-CoV-2 y la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) pueden afectar directa o indirectamente al sistema nervioso central (SNC)1 (fig. 1). En el contexto del SARS-CoV-2, se sugieren tres posibles mecanismos de neuropatogenia directa: (1) entrada al SNC a través de la ruta transcripcional, que implica infección del epitelio olfatorio, (2) transporte axonal y transferencia trans-sináptica, incluida la infección de varias terminales nerviosas periféricas y la diseminación a lo largo de los nervios, y (3) propagación viral a través del torrente sanguíneo o del sistema linfático2. En particular, no todos los síntomas o complicaciones neurológicas requieren de una infección directa de células o estructuras del sistema nervioso. La neuropatogenia indirecta puede resultar secundaria a patogénesis inmunomediada, disfunción de la coagulación, comorbilidades cardiovasculares (hipertensión o diabetes), alteración del metabolismo de glucosa y lípidos, alteraciones en el pulmón, interferencias cerebrales como la encefalopatía hipóxica, o como consecuencia de un eje intestino-cerebro alterado a través de modificaciones del microbioma intestinal durante la infección gastrointestinal por el SARS-CoV-23.

Figura 1.

Neuropatogenia del SARS-CoV-2

Fuente: Adaptado de Chen et al.2.

(0,59MB).

Además, la infección cerebral con el SARS-CoV-2 produce cambios patológicos agudos y crónicos4,5. Debido a que esta nueva infección pandémica se ha estudiado clínicamente durante un poco más de un año, los efectos a largo plazo en el SNC, incluido si el SARS-CoV-2 causa o acelera el curso clínico de enfermedades neurodegenerativas, como la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Alzheimer, permanecen desconocidos4. No obstante, se han realizado estudios que demuestran que la infección por el SARS-CoV-2 está asociada con enfermedades mentales, como la depresión, y cambios funcionales o del desarrollo del SNC, incluido el autismo5–7. La disfunción neurológica puede persistir en la fase postaguda y constituir un síndrome de COVID prolongado8,9, que también se ha denominado síndrome de secuelas postaguda del SARS-CoV-210, síndrome post-COVID-19, síndrome COVID crónico y COVID-19 de larga duración11. En esta carta, emplearé el término de síndrome de COVID prolongado. Enfermedades asociadas al síndrome de COVID prolongado incluyen síntomas como cognición alterada, falta de concentración, cambios de comportamiento y confusión; colectivamente denominada «niebla cerebral»1,12. Un estudio reportó que los pacientes presentaron síntomas neurológicos relacionados con la COVID-19. Los 10 síntomas neurológicos más frecuentes en los pacientes fueron «niebla cerebral» (81%), dolor de cabeza (68%), entumecimiento/hormigueo (60%), disgeusia (59%), anosmia (55%), mialgia (55%), mareos (47%), dolor (43%), visión borrosa (30%) y tinnitus (29%)13.

Históricamente, el síntoma de cognición alterada se ha informado durante pandemias anteriores, que incluyen las pandemias de influenza de 1889 y 1892 (gripe rusa), la pandemia de gripe española de 1918-1919, encefalitis letárgica, difteria y encefalomielitis miálgica (síndrome de fatiga crónica o síndrome de fatiga post-viral). Existen similitudes entre el síndrome de fatiga crónica y la «niebla cerebral».

El mecanismo por el cual se produce la cognición alterada e induce la «niebla cerebral» se debe a una carga viral alta en pacientes con COVID-19 que involucra el SNC, lo que provoca el compromiso de neuronas con metabolismo energético de alto nivel, originando el direccionamiento neuronal mitocondrial selectivo en la infección por el SARS-CoV-2. Si el metabolismo energético está comprometido, el deterioro resultante de la respuesta inmune sirve para aumentar la propagación del virus dentro de un individuo y entre individuos. Por lo tanto, el desarrollo de la «niebla cerebral» puede considerarse como un mecanismo estratégico y evolutivamente conservado por parte del virus que ayuda a su propagación y supervivencia11.

En la «niebla cerebral» los síntomas son diversos y pueden incluir empeoramiento de la memoria a corto y largo plazo, falta de la capacidad para la concentración, alteración del lenguaje receptivo, dificultad con la función ejecutiva, insomnio, migraña, síntomas neuropáticos, entre otros12,14. De esta manera, se debe considerar una evaluación neuropsicológica adicional en el abordaje de un síndrome de COVID prolongado en pacientes con deterioro cognitivo. Finalmente, con millones de sobrevivientes a nivel mundial de la infección por el SARS-CoV-2, identificar las características clínicas y el espectro de la «niebla cerebral» asociado al síndrome de COVID prolongado es un primer paso necesario e importante para definir su epidemiología, fisiopatología, diagnóstico y posibles tratamientos.

Financiación

Este artículo no recibió ninguna subvención específica de agencias de financiamiento en los sectores público, comercial o sin fines de lucro.

Bibliografía
[1]
G.B. Stefano, R. Ptacek, H. Ptackova, A. Martin, R.M. Kream.
Selective Neuronal Mitochondrial Targeting in SARS-CoV-2 Infection Affects Cognitive Processes to Induce’Brain Fog’ and Results in Behavioral Changes that Favor Viral Survival.
Med Sci Monit., 27 (2021), pp. e930886
[2]
X. Chen, S. Laurent, O. Onur, N. Kleineberg, G. Fink, F. Schweitzer, et al.
A systematic review of neurological symptoms and complications of COVID-19.
J Neurol., 268 (2021), pp. 392-402
[3]
S.H. Wong, R.N. Lui, J.J. Sung.
Covid-19 and the digestive system.
J Gastroenterol Hepatol., 35 (2020), pp. 744-748
[4]
F. Wang, R.M. Kream, G.B. Stefano.
Long-Term Respiratory and Neurological Sequelae of COVID-19.
Med Sci Monit., 26 (2020), pp. e928996
[5]
A.F. Correa-Palacio, D. Hernandez-Huerta, J. Gomez-Arnau, C. Loeck, I. Caballero.
Affective psychosis after COVID-19 infection in a previously healthy patient: A case report.
Psychiatry Res., 290 (2020), pp. 113115
[6]
K.K. Lau, W.C. Yu, C.M. Chu, S.T. Lau, B. Sheng, K.Y. Yuen.
Possible central nervous system infection by SARS coronavirus.
Emerg Infect Dis., 10 (2004), pp. 342-344
[7]
R. Ptacek, H. Ptackova, A. Martin, G.B. Stefano.
Psychiatric Manifestations of COVID-19 and Their Social Significance.
Med Sci Monit., 26 (2020), pp. e930340
[8]
E. Ladds, A. Rushforth, S. Wieringa, S. Taylor, C. Rayner, L. Husain, et al.
Persistent symptoms after Covid-19: qualitative study of 114 “long Covid” patients and draft quality principles for services.
BMC Health Serv Res., 20 (2020), pp. 1144
[9]
The Lancet.
Facing up to long COVID.
[10]
National Institutes of Health. NIH announces research opportunities to study “Long COVID”. 2021 [consultado 05 Abr 2021). Disponible en: www.ninr.nih.gov/newsandinformation/newsandnotes/pasc-initiative.
[11]
G.B. Stefano.
Historical Insight into Infections and Disorders Associated with Neurological and Psychiatric Sequelae Similar to Long COVID.
Med Sci Monit., 27 (2021), pp. e931447
[12]
M.T. Heneka, D. Golenbock, E. Latz, D. Morgan, R. Brown.
Immediate and long-term consequences of COVID-19 infections for the development of neurological disease.
Alzheimers Res Ther., 12 (2020), pp. 69
[13]
E. Graham, J. Clark, Z. Orban, P. Lim, A. Szymanski, C. Taylor, et al.
Persistent neurologic symptoms and cognitive dysfunction in non-hospitalized Covid-19 “long haulers”.
Ann Clin Transl Neurol., 8 (2021), pp. 1073-1085
[14]
A. Nordvig, J. Noble.
Post-COVID Brain Fog: A Patient Registry and Cross-disciplinary Approach to Characterization. Treatment, and Etiology.
Neurology., 96 (2021), pp. 4288

Neurología, Alta Especialidad en Medicina Geriatría Neurológica, Máster en Salud Pública, Especialidad en Proyectos de Gestión de Salud, Diplomado en Promoción y Prevención de la Salud, Médico.

Copyright © 2021. Sociedad Neurológica Argentina
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos