Regístrese
¿Aún no está registrado?
Información relevante

Consulte los artículos y contenidos publicados en este medio, además de los e-sumarios de las revistas científicas en el mismo momento de publicación

Máxima actualización

Esté informado en todo momento gracias a las alertas y novedades

Promociones exclusivas

Acceda a promociones exclusivas en suscripciones, lanzamientos y cursos acreditados

Crear Mi cuenta
Buscar en
Medicina de Familia. SEMERGEN
Toda la web
Inicio Medicina de Familia. SEMERGEN Calidad de vida y factores asociados en asmáticos de un centro de Atención Pri...
Información de la revista
Vol. 42. Núm. 8.
Páginas e141-e180 Páginas 509-600 (Noviembre - Diciembre 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
2263
Vol. 42. Núm. 8.
Páginas e141-e180 Páginas 509-600 (Noviembre - Diciembre 2016)
ORIGINAL
DOI: 10.1016/j.semerg.2015.12.014
Acceso a texto completo
Calidad de vida y factores asociados en asmáticos de un centro de Atención Primaria. Aplicación de la versión reducida del Asthma Quality of Life Questionnaire
Quality of life and associated factors in asthma in a Primary Care Center. Application of the reduced version of the Asthma Quality of Life Questionnaire
Visitas
2263
X. Flor-Escriche, J. Méndez-Gómez
Autor para correspondencia
, R. Poblet-Cortés, L. Lamarca-Fornell, S. Álvarez-Álvarez, S.A. Davies-Daunas
Medicina Familiar y Comunitaria, Centro de Salud Chafarinas, Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria de Barcelona Ciudad, Institut Català de la Salut, Barcelona, España
Este artículo ha recibido
2263
Visitas
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (6)
Tabla 1. Características de los pacientes estudiados (n=243)
Tabla 2. Puntuaciones del Mini-Asthma Quality of Life Questionnaire en la dimensión síntomas en pacientes con asma en función de diversas variables
Tabla 3. Puntuaciones del Mini-Asthma Quality of Life Questionnaire en la dimensión limitación de actividades en pacientes con asma en función de diversas variables
Tabla 4. Puntuaciones del Mini-Asthma Quality of Life Questionnaire en la dimensión función emocional en pacientes con asma en función de diversas variables
Tabla 5. Puntuaciones del Mini-Asthma Quality of Life Questionnaire en la dimensión estímulos ambientales en pacientes con asma en función de diversas variables
Tabla 6. Variables asociadas de manera significativa a una peor puntuación de la calidad de vida en el análisis multivariado
Mostrar másMostrar menos
Resumen
Introducción

El asma es una enfermedad de elevada prevalencia y que puede afectar a la calidad de vida (CV). Nuestro objetivo ha sido conocer la CV en pacientes con asma y su relación con diferentes variables en un centro de Atención Primaria.

Material y métodos

Estudio descriptivo transversal, realizado en un centro de salud urbano. Se seleccionaron 243 pacientes de entre 17-70 años en los que constaba el diagnóstico de asma en su historia clínica. La CV se estudió mediante la versión española reducida del Asthma Quality of Life Questionnaire, analizándose como variables asociadas la edad, el sexo, el tabaquismo, la ansiedad, la depresión, la gravedad y el control del asma.

Resultados

La edad media fue de 44,5 años, con un 71,2% de mujeres. El 54,3% tenían asma intermitente y el 45,7% asma persistente. La puntuación global del Mini-Asthma Quality of Life Questionnaire fue de 5,4 sobre 7. Por dimensiones fueron las siguientes: síntomas 5,4; limitación de actividades 5,8; función emocional 5,7; estímulos ambientales 4,7. Las variables con peor puntación de CV que mantuvieron la significación estadística (p<0,05) en el análisis multivariado fueron el peor control del asma (en todas las dimensiones), el antecedente de depresión (en todas excepto estímulos ambientales), los estudios inferiores a secundarios (síntomas y función emocional) y los pacientes con ingresos hospitalarios los últimos 3 años (síntomas) y que utilizaron betaadrenérgicos de larga duración (función emocional).

Conclusiones

Los pacientes con asma intermitente, persistente leve y moderada tenían una buena CV. El peor control del asma y el antecedente de depresión afectaron negativamente sobre la CV.

Palabras clave:
Asma
Calidad de vida
Mini-Asthma Quality of Life Questionnaire
Atención Primaria
Abstract
Introduction

Asthma is a highly prevalent disease that can affect the quality of life (QoL). The objective of this study is to determine the QoL in patients with asthma and its relationship with different factors in a Primary Care centre.

Material and methods

A descriptive, cross-sectional study was conducted in an urban health centre. The study included a total of 243 patients between 17 to 70 years who had a diagnosis of asthma in their medical records. The QoL was measured using the Spanish version of the Mini-Asthma Quality of Life Questionnaire, with age, sex, smoking, anxiety, depression, severity and control of asthma as associated variables.

Results

The mean age was 44.5 years and 71.2% were women. More than half (54.3%) had intermittent asthma, and 45.7% persistent asthma. The overall score in the Mini-Asthma Quality of Life Questionnaire was 5.4 out of 7. The scores by dimensions were: symptoms 5.4; limitation of activities 5.8; emotional function 5.7, and environmental stimuli 4.7. The variables with a worse QoL score that remained statistically significant (P<.05) in the multivariate analysis were poor control of asthma (in all dimensions), history of depression (in all except environmental stimuli), educated to less than secondary level (symptoms and emotional function), and patients admitted to hospital in the past 3 years (symptoms) and who used long-term beta-adrenergics (emotional function).

Conclusions

Patients with intermittent, mild and moderate asthma have a good QoL. Poor control of the asthma and a history of depression negatively affect the QoL.

Keywords:
Asthma
Quality of life
Mini-Asthma Quality of Life Questionnaire
Primary Care
Texto completo
Introducción

El asma es una enfermedad inflamatoria con una elevada prevalencia, con una mortalidad directa anual de 2 millones de personas1. El conocimiento sobre el manejo del asma ha cambiado de forma importante y ha pasado de ser entendida como una enfermedad aguda, con frecuentes crisis, a ser de evolución crónica1,2. El tratamiento con corticosteroides inhalados es una pieza clave para tratar y controlar esta enfermedad1–3. Aunque existe una amplia variabilidad geográfica4,5, en España, por ejemplo, la prevalencia global es de aproximadamente el 4-6%6.

La definición actual de asma es que es una enfermedad heterogénea, caracterizada por una inflamación crónica de la vía aérea. Presenta síntomas respiratorios como sibilancias, disnea, opresión torácica y tos, que varían en tiempo y en intensidad, junto con una variabilidad de la limitación al flujo aéreo espiratorio1.

Determinados factores pueden influir sobre la calidad de vida (CV) en el asma, como, por ejemplo, la edad, el sexo, el tabaquismo, el índice de masa corporal7, las exacerbaciones8, el nivel socioeconómico9 o los programas educacionales10, así como una buena adecuación de su tratamiento, como demuestran estudios como el de García-Ruiz et al., en el que se objetiva que el uso de beclometasona y formoterol en pacientes asmáticos moderados en Atención Primaria producía un aumento en su CV3. Además, parece existir relación con la ansiedad y la depresión11–13, presentando peor CV, peor control, mayor número de exacerbaciones e incluso más disnea funcional aquellos asmáticos con comorbilidad psiquiátrica.

Otro punto importante sería intentar no caer en la inercia terapéutica en nuestra práctica diaria, influida por múltiples factores tanto dependientes de nosotros mismos como profesionales, del propio sistema sanitario o del mismo paciente. Tal y como indica el artículo de Martín-Pérez et al. sobre inercia terapéutica14, en el asma, al igual que en el resto de las enfermedades crónicas, esta inercia sería un mal aliado para su buen control y, por tanto, afectará a la CV de nuestros pacientes.

Existen diferentes métodos validados para explorar la CV de nuestros pacientes, uno de ellos, adaptado y validado en nuestro medio, es un cuestionario breve del Asthma Quality of Life Questionnaire15,16, denominado de manera abreviada Mini-AQLQ17,18.

Los objetivos del presente estudio son, en primer lugar, describir la CV en pacientes adultos con asma intermitente, persistente leve y moderada en Atención Primaria. En segundo lugar, estudiar los factores asociados a dicha CV.

Material y métodosCaracterísticas del estudio

Se realizó un estudio descriptivo transversal en un centro de salud urbano de Atención Primaria de Barcelona que atiende una población asignada de 17.500 personas mayores de 17 años, con un nivel socioeconómico medio-bajo.

Selección de los pacientes

Los pacientes se seleccionaron de manera consecutiva hasta completar el tamaño muestral requerido. Se contactó telefónicamente con ellos y se les citó presencialmente para, previo consentimiento informado, realizar el protocolo (un máximo de 4 llamadas telefónicas en diferentes horarios para su localización).

Se incluyó el total de pacientes asmáticos de nuestro centro basándonos en el diagnóstico de asma registrado en su historia clínica (codificado en nuestra historia clínica informática e-CAP como CIE-10 J45) de entre 17 y 70 años (536 pacientes). Se escogió este rango de edad por ser en el que está validado el Mini-AQLQ15. Si el paciente presentaba una crisis asmática en el momento del contacto se telefoneaba nuevamente un mes después.

Como criterios de exclusión se consideraron: asma grave (según criterios de la GINA1) (la mayoría, controlados a nivel hospitalario); negativa a participar; negación del diagnóstico de asma o no utilizar broncodilatadores nunca (posible error en el registro); dificultad para trasladarse al centro; barrera idiomática; presencia de: demencia, trastornos mentales graves, retraso mental severo, enfermedades con alteraciones neurológicas discapacitantes, neoplasias terminales o enfermedades respiratorias (enfermedad pulmonar obstructiva crónica, bronquiectasias o fibrosis pulmonar).

Variables de estudio

Las variables fueron recogidas mediante un protocolo estandarizado, precedido de una prueba piloto con 20 casos seleccionados aleatoriamente para detectar errores del diseño y entrenar a los encuestadores. Los protocolos fueron realizados por los profesionales participantes en el estudio.

Se recogieron las siguientes variables:

  • 1.

    Variables sociodemográficas: edad, sexo, nivel de estudios (analfabeto, estudios primarios, secundarios, diplomaturas y licenciaturas universitarias).

  • 2.

    Variables antropométricas: índice de masa corporal.

  • 3.

    Comorbilidades psiquiátricas: diagnóstico previo en la historia clínica electrónica de ansiedad, depresión y tratamiento con antidepresivos y/o ansiolíticos.

  • 4.

    Consumo de tabaco: fumadores (consumo diario de cualquier cantidad), exfumadores (si llevaban más de un año sin fumar) y nunca fumadores. En fumadores se recogió, asimismo, el número de paquetes-año.

  • 5.

    Variables relacionadas con el asma: tipo de asma según la gravedad (intermitente, persistente leve y persistente moderada) y según el grado de control basándonos en la clasificación de la GINA1 (bien controlada, parcialmente controlada y mal controlada), rinitis alérgica asociada1, tratamiento del asma (betaadrenérgicos de corta duración, betaadrenérgicos de larga duración, corticosteroides inhalados) y dosis (bajas:<500mcg budesonida o beclometasona o<250 fluticasona; medias: 500-1.000mcg budesonida o beclometasona o 250-500 fluticasona; y altas:>1.000mcg budesonida o beclometasona o>500 fluticasona), número de exacerbaciones en los últimos 3 años (definidas como empeoramiento clínico y de función pulmonar agudo o subagudo del estatus de asma basal1, que llevaría al paciente a consultar en el centro de salud y, por lo tanto, estará registrada en la historia clínica informatizada) y de ingresos hospitalarios en los últimos 3 años por asma.

  • 6.

    Variables del Mini-AQLQ: el cuestionario consta de 15 preguntas, valoradas en una escala del 1 al 7 (donde 1 representa el mayor grado de discapacidad y 7 el mayor grado de autonomía), agrupadas dentro de 4 dimensiones: síntomas, limitación de actividades, función emocional y estímulos ambientales. Se trata de un cuestionario validado en nuestro medio19–21, autoadministrado, procediéndose a la lectura literal del mismo solo en aquellos pacientes analfabetos y en los que no entendieran el texto o parte de él.

Análisis estadístico

El tamaño de la muestra se decidió en función de un error alfa bilateral de 0,05, una precisión mínima de 0,07, asumiendo el peor caso posible (p=0,5), precisándose para ello un mínimo de 196 pacientes. Se adoptó un valor alfa de significación estadística del 5% en todos los casos.

Las variables se almacenaron en una base de datos y se analizaron mediante el paquete estadístico SPSS® versión 12.0. Las medias se compararon mediante la t de Student-Fisher y el análisis de la variancia, utilizándose las pruebas correspondientes si no se cumplían sus condiciones de aplicación. El estudio de los factores asociados a la calidad de vida se llevó a cabo comparando las medias de la puntuación de las dimensiones del Mini-AQLQ. Se realizó además un análisis multivariante mediante modelos de regresión lineal, en el cual la variable dependiente fue el resultado de las dimensiones del test Mini-AQLQ y las variables independientes, la edad, el sexo y aquellas significativas (p<0,05) en el análisis bivariante.

Resultados

A partir de la población asignada mayor de 17 años (17.500 personas) se seleccionó la totalidad de los pacientes con asma (n=536), de los que 243 cumplieron criterios de inclusión. Las características de los pacientes se detallan en la tabla 1, destacando que el 71,2% eran mujeres. La proporción de fumadores fue del 19,3%, siendo la de exfumadores del 14,4%. El 30,5% de los pacientes tenía diagnóstico previo de ansiedad, y el 21%, de depresión. Respecto a las características neumológicas (tabla 1), aproximadamente la mitad (54,3%) presentaban asma de tipo intermitente. Se observó asma bien controlada en el 61,7% de los pacientes. La rinitis alérgica se asoció en el 39,1% de los asmáticos. En relación con el tratamiento para el asma: el 41,6% no realizaba ninguno y el 47,3% utilizaba corticosteroides inhalados. Presentaron más de 4 exacerbaciones en los últimos 3 años el 18,1% de los pacientes, y en el 4,9% de los casos algún ingreso hospitalario por asma en el mismo período de tiempo.

Tabla 1.

Características de los pacientes estudiados (n=243)

Edad en años, media (DE)  44,5 (17,3) 
Sexo femenino  173 (71,2) 
Hábito tabáquico
Fumadores  47 (19,3) 
Exfumadores  35 (14,4) 
No fumadores  161 (66,3) 
Número paquetes-año (en fumadores), media (DE)  13,2 (14,5) 
Ansiedad  74 (30,5) 
Depresión  51 (21,0) 
Tratamiento con antidepresivos  30 (18,6) 
Tratamiento con ansiolíticos  46 (28,6) 
Nivel de estudios
Analfabetos  16 (6,6) 
Estudios primarios  114 (46,9) 
Estudios secundarios  90 (37) 
Diplomaturas universitarias  14 (5,8) 
Licenciaturas universitarias  9 (3,7) 
Índice de masa corporal30  70 (28,8) 
Clasificación del asma según la gravedad
Intermitente  132 (54,3) 
Persistente leve  40 (16,5) 
Persistente moderada  71 (29,2) 
Clasificación del asma según el grado de control
Bien controlada  150 (61,7) 
Parcialmente controlada  55 (22,6) 
Mal controlada  38 (15,7) 
Rinitis alérgica asociada  95 (39,1) 
Exacerbaciones del asma en los últimos 3 años  177 (72,8) 
1 a 3 exacerbaciones  145 (81,9) 
4 o más exacerbaciones  32 (18,1) 
Ingresos hospitalarios en los últimos 3 años  12 (4,9) 
1-2 ingresos  9 (3,7) 
>2 ingresos  3 (1,2) 
Ningún tratamiento del asma  101 (41,6) 
Betaadrenérgicos de corta duración  84 (34,6) 
Betaadrenérgicos de larga duración  72 (29,6) 
Corticosteroides inhalados  115 (47,3) 
Dosis bajas  26 (22,6) 
Dosis medias  62 (53,9) 
Dosis altas  27 (23,5) 
Corticosteroides orales  4 (1,6) 
Antileucotrieno26 (10,7) 
Teofilinas  2 (0,8) 
Anticolinergicos (bromuro de ipratropio)  14 (5,8) 
Cromonas  1 (0,4) 
Otros tratamientos  4 (1,6) 

Variables expresadas como n (%), excepto donde se indica.

Las puntuaciones medias del Mini-AQLQ fueron de 5,4 para el apartado de síntomas, de 5,8 para el de limitaciones de actividades, de 5,7 para el de función emocional, de 4,7 para el de estímulos ambientales y de 5,4 para el resultado global del cuestionario.

Los datos cualitativos detallados en sus diferentes categorías se encuentran resumidos en la tabla 1. De la tabla 2 a la tabla 5 se detallan las variables asociadas a las dimensiones del Mini-AQLQ en el análisis bivariante. En el apartado de síntomas (tabla 2) presentaron una peor CV (definida como menor puntuación del Mini-AQLQ) de manera significativa (p<0,05): los exfumadores y los no fumadores, los pacientes con depresión, los que tenían estudios inferiores a secundarios, los que tenían un asma más grave y peor controlada, los tratados con betaadrenérgicos (tanto de larga como de corta duración) y con corticosteroides inhalados, y los que presentaron más exacerbaciones e ingresos hospitalarios los últimos 3 años. En el apartado de limitación de actividades (tabla 3) presentaron una peor CV los mismos pacientes que los anteriores más las mujeres. En función emocional (tabla 4) presentaron peores puntuaciones de CV los mismos pacientes. En la dimensión estímulos ambientales (tabla 5) tuvieron peor CV los mayores de 44 años, más los mismos que los anteriores.

Tabla 2.

Puntuaciones del Mini-Asthma Quality of Life Questionnaire en la dimensión síntomas en pacientes con asma en función de diversas variables

Variable  Media (DE) 
Edada
17-43años  5,6 (1,5)  0,209 
44-70 años  5,3 (1,6)   
Sexo
Hombres  5,4 (1,6)  0,318 
Mujeres  5,6 (1,4)   
Hábito tabáquico
Fumadores  5,6 (1,5)  0,010 
Exfumadores y no fumadores  4,9 (1,7)   
Ansiedad
No  5,5 (1,6)  0,168 
Sí  5,2 (1,6)   
Depresión
No  5,6 (1,4)  <0,001 
Sí  4,7 (1,9)   
Nivel de estudios
Hasta estudios primarios  5,2 (1,7)  0,019 
Superiores a primarios  5,7 (1,4)   
Índice de masa corporal
<30  5,5 (1,5)  0,220 
30  5,3 (1,7)   
Clasificación del asma según la gravedad
Intermitente  5,9 (1,3)  <0,001 
Persistente leve  5,3 (1,2)   
Persistente moderada  4,7 (1,8)   
Clasificación del asma según el grado de control
Bien controlada  6,2 (0,9)  <0,001 
Parcialmente controlada  4,8 (1,7)   
Mal controlada  3,6 (1,3)   
Betaadrenérgicos de corta duración
No  5,7 (1,4)  0,001 
Sí  5,0 (1,7)   
Betaadrenérgicos de larga duración
No  5,6 (1,5)  0,010 
Sí  5,0 (1,7)   
Corticosteroides inhalados
No  5,8 (1,4)  <0,001 
Sí  5,0 (1,6)   
Exacerbaciones del asma en los últimos 3 años
Ninguna  5,9 (1,2)  0,006 
1 a 3 exacerbaciones  5,4 (1,6)   
4 o más exacerbaciones  4,8 (1,8)   
Ingresos hospitalarios en los últimos 3 años
Sin ingresos  5,6 (1,5)  <0,001 
Con ingresos  3,2 (1,9)   

DE: desviación estándar.

En negrita, p<0,05.

a

Percentil 50.

Tabla 3.

Puntuaciones del Mini-Asthma Quality of Life Questionnaire en la dimensión limitación de actividades en pacientes con asma en función de diversas variables

Variable  Media (DE) 
Edada
17-43 años  6,0 (1,2)  0,089 
44-70 años  5,7 (1,5)   
Sexo
Hombres  6,2 (1,1)  0,005 
Mujeres  5,7 (1,4)   
Hábito tabáquico
Fumadores  5,8 (1,2)  0,590 
Exfumadores y no fumadores  5,9 (1,3)   
Ansiedad
No  5,9 (1,4)  0,156 
Sí  5,7 (1,2)   
Depresión
No  6,1 (1,2)  <0,001 
Sí  5,1 (1,6)   
Nivel de estudios
Hasta estudios primarios  5,6 (1,5)  0,007 
Superiores a primarios  6,1 (1,1)   
Índice de masa corporal
<30  5,9 (1,2)  0,084 
30  5,6 (1,5)   
Clasificación del asma según la gravedad
Intermitente  6,2 (1,2)  <0,001 
Persistente leve  5,9 (1,2)   
Persistente moderada  5,2 (1,4)   
Clasificación del asma según el grado de control
Bien controlada  6,3 (0,9)  <0,001 
Parcialmente controlada  5,5 (1,4)   
Mal controlada  4,5 (1,4)   
Betaadrenérgicos de corta duración
No  6,0 (1,2)  0,005 
Sí  5,5 (1,5)   
Betaadrenérgicos de larga duración
No  6,0 (1,2)  0,003 
Sí  5,4 (1,5)   
Corticosteroides inhalados
No  6,1 (1,2)  0,001 
Sí  5,6 (1,4)   
Exacerbaciones del asma en los últimos 3 años
Ninguna  6,3 (1,0)  0,001 
1 a 3 exacerbaciones  5,7 (1,4)   
4 o más exacerbaciones  5,3 (1,4)   
Ingresos hospitalarios en los últimos 3 años
Sin ingresos  5,9 (1,3)  <0,001 
Con ingresos  4,3 (1,4)   

DE: desviación estándar.

En negrita, p<0,05.

a

Percentil 50.

Tabla 4.

Puntuaciones del Mini-Asthma Quality of Life Questionnaire en la dimensión función emocional en pacientes con asma en función de diversas variables

Variable  Media (DE) 
Edada
17-43 años  5,8 (1,5)  0,301 
44-70 años  5,6 (1,8)   
Sexo
Hombres  5,9 (1,6)  0,178 
Mujeres  5,6 (1,7)   
Hábito tabáquico
Fumadores  5,6 (1,6)  0,815 
Exfumadores y no fumadores  5,7 (1,7)   
Ansiedad
No  5,8 (1,6)  0,056 
Sí  5,4 (1,7)   
Depresión
No  5,8 (1,5)  0,010 
Sí  5,0 (1,9)   
Nivel de estudios
Hasta estudios primarios  5,4 (1,9)  0,011 
Superiores a primarios  5,9 (1,3)   
Índice de masa corporal
<30  5,7 (1,6)  0,569 
30  5,6 (1,8)   
Clasificación del asma según la gravedad
Intermitente  6,2 (1,3)  <0,001 
Persistente leve  5,7 (1,4)   
Persistente moderada  4,7 (2,0)   
Clasificación del asma según el grado de control
Bien controlada  6,3 (1,0)  <0,001 
Parcialmente controlada  5,2 (1,8)   
Mal controlada  3,9 (1,8)   
Betaadrenérgicos de corta duración
No  5,8 (1,6)  0,028 
Sí  5,3 (1,7)   
Betaadrenérgicos de larga duración
No  5,9 (1,4)  <0,001 
Sí  5,0 (1,9)   
Corticosteroides inhalados
No  6,0 (1,5)  0,001 
Sí  5,3 (1,7)   
Exacerbaciones del asma en los últimos 3 años
Ninguna  6,2 (1,2)  0,004 
1 a 3 exacerbaciones  5,6 (1,8)   
4 o más exacerbaciones  5,0 (1,7)   
Ingresos hospitalarios en los últimos 3 años
Sin ingresos  5,7 (1,6)  0,017 
Con ingresos  3,9 (2,2)   

DE: desviación estándar.

En negrita, p<0,05.

a

Percentil 50.

Tabla 5.

Puntuaciones del Mini-Asthma Quality of Life Questionnaire en la dimensión estímulos ambientales en pacientes con asma en función de diversas variables

Variable  Media (DE) 
Edada
17-43 años  4,9 (1,5)  0,019 
44-70 años  4,5 (1,7)   
Sexo
Hombres  5,0 (1,5)  0,065 
Mujeres  4,6 (1,6)   
Hábito tabáquico
Fumadores  5,0 (1,4)  0,104 
Exfumadores y no fumadores  4,6 (1,7)   
Ansiedad
No  4,8 (1,7)  0,304 
Sí  4,5 (1,4)   
Depresión
No  4,9 (1,6)  0,002 
Sí  4,1 (1,7)   
Nivel de estudios
Hasta estudios primarios  4,5 (1,8)  0,011 
Superiores a primarios  5,0 (1,4)   
Índice de masa corporal
<30  4,7 (1,6)  0,341 
30  4,5 (1,8)   
Clasificación del asma según la gravedad
Intermitente  5,0 (1,6)  <0,001 
Persistente leve  4,6 (1,4)   
Persistente moderada  4,1 (1,7)   
Clasificación del asma según el grado de control
Bien controlada  5,2 (1,4)  <0,001 
Parcialmente controlada  4,2 (1,6)   
Mal controlada  3,4 (1,6)   
Betaadrenérgicos de corta duración
No  4,9 (1,6)  0,003 
Sí  4,3 (1,6)   
Betaadrenérgicos de larga duración
No  4,9 (1,5)  0,006 
Sí  4,3 (1,8)   
Corticosteroides inhalados
No  4,9 (1,5)  0,006 
Sí  4,4 (1,7)   
Exacerbaciones del asma en los últimos 3 años
Ninguna  4,9 (1,6)  0,500 
1 a 3 exacerbaciones  4,7 (1,6)   
4 o más exacerbaciones  4,5 (1,8)   
Ingresos hospitalarios en los últimos 3 años
Sin ingresos  4,8 (1,6)  0,001 
Con ingresos  3,1 (1,4)   

DE: desviación estándar.

En negrita, p<0,05.

a

Percentil 50.

Por último, en la tabla 6 se detallan las variables que mantuvieron la significación estadística (p<0,05) en el análisis multivariado. En todas las dimensiones el peor control del asma presentó peores medias de CV. Otras variables que presentaron una peor CV fueron los pacientes con depresión (en las dimensiones de síntomas, limitación de actividades y función emocional), el nivel de estudios inferior a secundarios (síntomas y función emocional) y, por último, los pacientes con ingresos hospitalarios los últimos 3 años y los que consumían betaadrenérgicos de larga duración en la función emocional.

Tabla 6.

Variables asociadas de manera significativa a una peor puntuación de la calidad de vida en el análisis multivariado

Dimensión y variables asociadas 
Síntomas
Depresión  0,004 
Nivel de estudios inferiores a secundarios  0,047 
Clasificación del asma según el grado de control  <0,001 
Ingresos hospitalarios en los últimos 3 años  0,022 
Limitación de actividades
Sexo femenino  0,049 
Depresión  <0,001 
Clasificación del asma según el grado de control  <0,001 
Función emocional
Depresión  0,050 
Nivel de estudios inferiores a secundarios  0,045 
Clasificación del asma según el grado de control  <0,001 
Uso de betaadrenérgicos de larga duración  0,007 
Estímulos ambientales
Clasificación del asma según el grado de control  <0,001 
Discusión

Los pacientes de nuestro estudio con asma intermitente, persistente leve y moderada presentan una buena CV, y un peor control del asma y tener antecedentes de depresión afectan negativamente sobre su CV.

Es conocido que la CV influye en el curso de enfermedades crónicas como el asma. Teniendo en cuenta que cambios de 0,5 puntos en este test se traducen en cambios clínicamente importantes17, podríamos concluir que en nuestro estudio los pacientes con asma tienen una aceptable CV, ya que la puntuación global media del cuestionario fue de 5,4 sobre 7 (equivalente a un 7,7 sobre 10), especialmente en las dimensiones de limitación de las actividades y función emocional.

Destaca la relevancia que dan nuestros pacientes asmáticos a la exposición al humo del tabaco, el polvo y la contaminación atmosférica, obteniendo peores puntuaciones de CV en la dimensión de estímulos ambientales. Esto refuerza las recomendaciones de las diferentes guías internacionales respecto a realizar conductas de evitación1,2. Esto iría en la misma línea que los cambios en la legislación que se han producido en los últimos años con la «ley antitabaco» con el fin de proteger a la población de sus aspectos nocivos, especialmente a los grupos susceptibles. Estos resultados también se verían reforzados por otro estudio19 realizado en diferentes municipios de Barcelona, en el cual se objetivó que el nivel de contaminación (incluyendo humo de tabaco y polvo) suponía un factor de riesgo para crisis asmáticas. Además, también se vio que reduciendo dicha contaminación a los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud habría menos hospitalizaciones por asma y menos crisis asmáticas en adultos y niños, con sus consiguientes ahorros económicos.

En relación con los resultados obtenidos, destaca la elevada proporción de mujeres (71,2%). Analizando la proporción de mujeres asmáticas censadas en nuestro centro en el rango de edad del estudio, se obtuvo que el 64% son mujeres, por lo que la muestra es representativa de la población asmática de nuestro centro. Asimismo, y coincidiendo con estudios realizados en nuestro ámbito, vemos que la proporción de mujeres es similar20.

En cuanto al grado de control, cabe destacar el alto porcentaje de pacientes con buen control y con cifras incluso algo superiores a las descritas en la literatura21–23. También destacamos el alto porcentaje de asma intermitente. Todos los asmáticos fueron clasificados al inicio del estudio según criterios GINA1.

Otro factor que se relacionó con una peor CV fue el mal control del asma. Tal como han demostrado otros estudios realizados con población de nuestro entorno, serían importantes los programas de educación para el asma con el fin de lograr un buen control y, por tanto, una buena CV24. Por este motivo es importante seguir las directrices de la GINA1 enfocadas a conseguir un buen control de la enfermedad y así poder mejorar también la CV de estos pacientes. La utilización periódica de cuestionarios validados de control en las visitas de seguimiento, como, por ejemplo, el Asthma Control Test23, ofrece una herramienta válida en las consultas para poder realizar un abordaje más amplio del paciente por parte del profesional. The CHAS study25, realizado en nuestro país en el ámbito de la Atención Primaria, concluye que el asma estaría mal controlada en España, y algunos de los factores relacionados con esta situación podrían ser modificables desde el sistema sanitario. Es curioso que en este mismo estudio se hable de factores de riesgo relacionados con el mal control, entre ellos el tratamiento con corticosteroides orales, el asma grave, la presencia de un evento estresante reciente, una menor importancia otorgada en el cumplimiento y vivir en un medio rural. Por el contrario, el sexo, la edad, la obesidad, el tabaquismo, el consumo de alcohol y el nivel educacional no mostraron ninguna influencia sobre el control del asma.

La presencia de depresión asociada en los pacientes asmáticos también se ha mostrado como un factor que condicionó una peor CV. Teniendo en cuenta que los trastornos de salud mental se han relacionado con el asma11–13, y siendo ambas enfermedades muy prevalentes en las consultas de Atención Primaria, el médico de familia tiene un lugar privilegiado para poder abordar la esfera afectiva del paciente asmático, cosa que repercutirá positivamente en su CV. Estos datos también coinciden con los obtenidos en otros estudios, donde se objetivan peores puntuaciones en el test aplicado (Mini-AQLQ) en aquellos pacientes que presentaban depresión. En un estudio publicado en 200626, utilizando la versión extendida del AQLQ, los resultados evidencian que tanto la depresión (p<0,001) como la ansiedad (p<0,001) están asociadas a una peor CV, aunque únicamente la depresión estaría asociada a un peor control del asma. Por lo que respecta a la ansiedad, también puntuó peor, cosa que no se objetivó en nuestro estudio, ni analizando la puntuación global ni en el análisis de las diferentes dimensiones por separado. Estudios realizados posteriormente utilizando otros cuestionarios de medida de la CV obtuvieron resultados parecidos27,28.

Los trastornos de salud mental podrían interferir en el autocontrol de la enfermedad, el reconocimiento de la sintomatología y la adherencia al tratamiento. Por todo ello, los hallazgos realizados hasta el momento irían a favor del tratamiento y el abordaje conjunto de estas diferentes enfermedades desde la Atención Primaria y así poder alcanzar una mejor CV para estos pacientes. En un estudio publicado en el 201429 utilizando el AQLQ, esta vez en población hospitalizada, observaron también puntuaciones inferiores en este test en pacientes con ansiedad o depresión, junto con un peor control del asma medido mediante el Asthma Control Test.

La asociación entre rinitis alérgica y asma en nuestro estudio fue inferior a la esperada según la literatura30. Creemos que esto se puede deber a un infrarregistro en la historia clínica. Es importante insistir en la recogida de este dato, ya que la asociación de rinitis alérgica y asma comporta un peor pronóstico de esta.

En las limitaciones de este trabajo destacamos que aunque no se trata de un estudio multicéntrico, tiene la ventaja de haber estudiado a todos los asmáticos asignados, excepto un 5% de asmáticos graves (clasificados en nuestro centro según un estudio anterior31), por lo que el sesgo de selección sería mínimo. No obstante, como línea de futuro, el equipo investigador trabajará ampliando el estudio a otros centros de Atención Primaria de la misma ciudad. Otro aspecto a tener en cuenta es que no existe un consenso para categorizar de manera cualitativa los resultados del cuestionario. A pesar de esto, y teniendo en cuenta que la puntuación global media del cuestionario fue de 5,4 sobre 7 (siendo la puntuación máxima), consideramos como aceptable la CV de nuestros asmáticos.

Responsabilidades éticasProtección de personas y animales

Los autores declaran que para esta investigación no se han realizado experimentos en seres humanos ni en animales.

Confidencialidad de los datos

Los autores declaran que han seguido los protocolos de su centro de trabajo sobre la publicación de datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informado

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Financiación

Este trabajo no ha recibido ninguna financiación.

Conflicto de intereses

No hay conflicto de intereses en relación con este artículo.

Bibliografía
[1]
Global Initiative for Asthma (GINA). Global strategy for asthma management and prevention. [consultado Ago 2014]. Disponible en: http://www.ginasthma.org/
[2]
[GEMA 4.0. Guidelines for asthma management] Spanish.
Arch Bronconeumol., 51 (2015), pp. 2-54
[3]
García-Ruiz AJ, Quintano J.A, García-Agua N, Ginel L, Hidalgo A, Del Moral F. Calidad de vida del paciente asmático con beclometasona/formoterol. Análisis de coste-utilidad. Semergen. En prensa 2015. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.semerg.2015.05.004
[4]
I. Urrutia, U. Aguirre, J. Sunyer, E. Plana, N. Muniozguren, J. Martínez-Moratalla, et al.
Changes in the prevalence of asthma in the Spanish cohort of the European Comunity Respiratory Health Survey (ECRHS-II).
Arch Bronconeumol., 43 (2007), pp. 425-430
[5]
F.D. Martinez.
Trends in asthma prevalence, admission rates, and asthma deaths.
Respir Care, 53 (2008), pp. 561-565
[6]
E. Martínez-Moragón, J. Serra-Batllés, A. de Diego, M. Palop, P. Casan, C. Rubio-Terrés, et al.
Coste económico del paciente asmático en España (estudio AsmaCost).
Arch Bronconeumol, 45 (2009), pp. 481-486
[7]
Bruno A, Pace E, Cibella F, Chanez P. Body mass index and comorbidities in adult severe asthmatics. BioMed Research International. 2014;2014. Article ID607192. Disponible en: htpp://dx.doi.org/10.1155/2014/607192
[8]
M. Filipowski, A. Bozek, R. Kozlowska, D. Czyzewski, J. Jarzab.
The influence of hospitalizations due to exacerbations or spontaneous pheumothoraxes on the quality of life, mental function and symptoms of depression and anxiety in patients with COPD or asthma.
J Asthma., 51 (2014), pp. 294-298
[9]
P.D. Blanc, I.H. Yen, H. Chen, P.P. Katz, G. Earnest, J.R. Balmes, et al.
Area-level socio-economic status and health status among adults with asthma and rhinitis.
Eur Respir J., 27 (2006), pp. 85-94
[10]
S. Zarei, L. Valizadeh, N. Bilan.
The effect of educational and modifying intervention on asthma control among adolescents: A randomized clinical trial.
J Caring Sci., 2 (2013), pp. 73-82
[11]
M. Boudreau, K.L. Lavoie, A. Cartier, B. Trutshnigg, A. Morizio, C. Lemière, et al.
Do asthma patients with panic disorder really have worse asthma? A comparison of physiological and psychological responses to a methacoline challenge.
Respir Med, 109 (2015), pp. 1250-1256
[12]
A.D. Faye, S. Gawande, R. Tadke, V.C. Kirpekar, S.H. Bhave, A.P. Pakhare, et al.
Do panic symptoms affect the quality of life and add to the disability in patients with bronchial asthma?.
Psychiatry J., 2015 (2015), pp. 608351
[13]
G. Ciprandi, I. Schiavetty, E. Rindone, F. Ricciardolo.
The impact of anxiety and depression on outpatients with asthma.
Ann Allergy Asthma Immunol., 115 (2015), pp. 408-414
[14]
P. Martín-Pérez, J. Quintano-Jiménez, A. Hidalgo-Requena, L. Ginel-Mendoza.
Inercia terapéutica en asma.
Semergen, 40 (2014), pp. 291-292
[15]
E.F. Juniper, A.S. Buist, F.M. Cox, P.J. Ferrie, D.R. King.
Validation of a standardized version of the Asthma Quality of Life Questionnaire.
Chest, 115 (1999), pp. 1265-1270
[16]
C. Sanjuàs, J. Alonso, J. Sanchís, P. Casan, J.M. Broquetas, P.J. Ferrie, et al.
[The quality-of-life questionnaire with asthma patients: The Spanish version of the Asthma Quality of Life Questionnaire] Spanish.
Arch Bronconeumol., 31 (1995), pp. 219-226
[17]
E.F. Juniper, G.H. Guyatt, F.M. Cox, P.J. Ferrie, D.R. King.
Development and validation of the Mini Asthma Quality of Life Questionnaire.
Eur Respir J., 14 (1999), pp. 32-38
[18]
C. Sanjuás, J. Alonso, M. Ferrer, V. Curull, J.M. Broquetas, J.M. Antó.
Adaptation of the Asthma Quality of Life Questionnaire to a second language preserves its critical properties: The Spanish version.
J Clin Epidemiol., 54 (2001), pp. 182-189
[19]
L. Perez, J. Sunyer, N. Künzli.
Estimating the health and economic benefits associated with reducing air pollution in the Barcelona metropolitan area (Spain).
Gac Sanit., 23 (2009), pp. 287-294
[20]
X. Flor-Escriche, M. Rodríguez-Mas, M. Espiau, X. Castán-Enseñat, J.M. Vigatà-Reig, C. Poblet-Cortés, et al.
Compliance with guidelines in the treatment of asthma exacerbations in primary care.
Ther Adv Respir Dis, 5 (2011), pp. 369-375
[21]
J.M. Olaquibel, S. Quirce, B. Julia, C. Fernandez, A.M. Fortuna, J. Molina, et al.
Measurement of asthma control according to global initiative for asthma guidelines: A comparison with the Asthma Control Questionnaire.
Respir Res., 13 (2012), pp. 50
[22]
D. Price, M. Fletcher, T. van der Molen.
Asthma control and management in 8,000 European patients: The REcognise Asthma and LInk to Symptoms and Experience (REALISE) survey.
NPJ Prim Care Respir Med, 24 (2014), pp. 14009
[23]
L. García-Giralda, J. Quiralte Enríquez, M. Sánchez Herrero, J.C. López Peral, J. Aracil.
[Impact of administering the Asthma Control Test questionnaire on rating asthma control in primary health care] Spanish.
Aten Primaria, 45 (2013), pp. 522-527
[24]
E. Martínez-Moragón, M. Palop, A. de Diego, J. Serra, P. Pellicer, P. Casán, et al.
Factors affecting quality of life of asthma patients in Spain: The importance of patient education.
Allergol Immunopathol (Madr), 42 (2014), pp. 476-484
[25]
F.J. González Barcala, R. de la Fuente-Cid, R. Álvarez-Gil, M. Tafalla, J. Nuevo, F. Caamaño-Isorna.
[Factors associated with asthma control in primary care patients: The CHAS study] Spanish.
Arch Bronconeumol., 46 (2010), pp. 358-363
[26]
K.L. Lavoie, S.L. Bacon, S. Barone, A. Cartier, B. Ditto, M. Labrecque.
What is worse for asthma control and quality of life: Depressive disorders, anxiety disorders, or boh?.
Chest, 130 (2006), pp. 1039-1047
[27]
H. Trzcinska, G. Przybylski, B. Kozlowski, S. Derdowski.
Analysis of the relation between level of asthma control and depression and anxiety.
Med Sci Monit., 18 (2012), pp. CR190-CR194
[28]
R.D. Goodwin, B. Scheckner, L. Pena, J.M. Feldman, F. Taha, J.D. Lipstiz.
A 10-year prospective study of respiratory disease and depression and anxiety in adulthood.
Ann Allergy Asthma Immunol., 113 (2014), pp. 565-570
[29]
H. Coban, Y. Aydemir.
The relationship between allergy and asthma control, quality of life, and emotional status in patients with asthma: A cross-sectional study.
Allergy Asthma Clin Immunol, 10 (2014), pp. 67
[30]
J.A. Castillo, J. Mullol.
Rinitis y asma en España.
Rev Rinol., 13 (2013), pp. 32-39
[31]
Flor Escriche X. Estudio de la patología asmática en el equipo de atención primaria Chafarinas (1999-2003) (Tesis doctoral). Bellaterra: Universitat Autònoma de Barcelona; 2006. Disponible en: http://hdl.handle.net/10803/4482
Copyright © 2015. Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN)
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.