Regístrese
Buscar en
Imagen Diagnóstica
Toda la web
Inicio Imagen Diagnóstica Reporte de caso. Rabdomiosarcoma botrioides de la vía biliar
Información de la revista
Vol. 7. Núm. 1.
Páginas 25-28 (Enero - Junio 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
1328
Vol. 7. Núm. 1.
Páginas 25-28 (Enero - Junio 2016)
Caso clínico
DOI: 10.1016/j.imadi.2015.05.010
Acceso a texto completo
Reporte de caso. Rabdomiosarcoma botrioides de la vía biliar
Case report: Tract biliary rhabdomyosarcoma botroydes
Visitas
1328
Víctor Antonio Sevilla Lizcanoa,
Autor para correspondencia
ask72slp@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, José Manuel Rentería Navarroa, Vanessa Pérez Avelinoa, Jorge Ignacio Tapia Garibayb
a Departamento de Cirugía General, Dr. Miguel Silva, Morelia, México
b Cirugía pediátrica, Urología, Hospital Infantil «Eva Sámano de López Mateos», Morelia, México
Este artículo ha recibido
1328
Visitas
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (4)
Mostrar másMostrar menos
Resumen

El rabdomiosarcoma de la vía biliar es un tumor raro en niños. Tiene un pobre pronóstico, y representa alrededor del 8% de todos los cánceres en niños menores de 15 años. El sitio más comúnmente involucrado incluye cabeza y cuello (36%). Raramente se encuentra en víscera hueca: laringe, bronquios, intestino delgado y tracto biliar, y de manera frecuente se confunde con quiste de colédoco. A su vez, es el tumor más frecuente de la vía biliar: representa el 1% de todos los rabdomiosarcomas y aproximadamente el 0,04% de todos los tumores en niños. La apariencia radiológica es similar al quiste de colédoco cuando no existe extensión a órganos vecinos. En la tomografía axial computarizada la densidad de este tumor es menor que la del hígado y semeja un tumor quístico. El objetivo es reportar el caso del Hospital Infantil de Morelia «Eva Sámano de López Mateos».

Palabras clave:
Quiste de colédoco
Rabdomiosarcoma de la vía biliar
Abstract

Rhabdomyosarcoma (RMS) of the biliary tract is a rare tumour in children. It has a poor prognosis, and represents about 8% of all cancers in children younger than 15 years. The most commonly involved site includes head and neck, with 36%. Rarely found in viscera larynx, bronchi, small intestine and biliary tract, frequently confused with choledochal cysts, and in turn is the most common tumour of the bile duct, and represents 1% of all rhabdomyosarcomas, and about 0.04% of all tumours in children. The radiological appearance is similar to choledochal cyst when there is no extension to adjacent organs. In computed tomography, the density of this tumour is less than the liver and resembles a cystic tumour. The aim of the article is to report the cases in the ‘Eva Samano Lopez Mateos’ Children's Hospital.

Keywords:
Choledochal cyst
Rhabdomyosarcoma of the biliary tract
Texto completo
Introducción

La primera descripción del sarcoma de vías biliares fue hecha por Wilks y Moxon en 1875. El tumor de la vía extrahepática es más frecuente en mujeres y se caracteriza por un inicio temprano y una sobreviva corta1. Rabdomiosarcoma se presenta en el 0,4% de todos los tumores en niños. La presentación clínica típica es ictericia obstructiva. El cuadro clínico se caracteriza por ictericia intermitente que se presenta en el 60-80% de los casos; se acompaña de colemia, acolia y hepatoesplenomegalia, lo que ocasiona que frecuentemente se confunda con hepatitis infecciosa2,3. En la tomografía contrastada se caracteriza por presentarse macroscópicamente como racimo de uvas; es una masa polipoide de aspecto gelatinoso de coloración gris pálido que involucra la luz de las vías biliares extrahepáticas y obstruye el flujo biliar4. El interés del rabdomiosarcoma de vías biliares radica en el hecho de que es poco conocido. La variabilidad clínica, la diversidad histopatológica y la variedad de los sitios primarios hacen que este tumor sea uno de los más complejos de la infancia. Este tipo de tumor se origina principalmente en el conducto hepático común. Rara vez se diagnostica prequirúrgicamente4-6.

Presentación de caso

Producto de la tercer gesta, con control prenatal a partir del 2.?? mes, embarazo con IVU los 5 meses de gestación, nace en medio hospitalario por parto vaginal sin complicaciones perinatales, llora y respira al nacer, PN: 3,250 g, PC: 51cm, se egresa. Inmunizaciones: completas para su edad; a su ingreso se le transfundieron 2 plasmas frescos congelados. Paciente previamente sano, que inicia 3 semanas previas a su ingreso con ataque al estado general con hiporexia, astenia y adinamia, además de tinte ictérico en conjuntivas, coluria, sin acolia; una semana después se agrega melena y fiebre, razón por la que acuden al servicio de urgencias de Hospital Infantil de Morelia «Eva Sámano de López Mateos».

A la exploración física del abdomen se encuentra hepatomegalia, con 4cm por debajo del reborde subcostal derecho, línea media clavicular, y esplenomegalia con 3cm por debajo del borde costal. Se realiza tomografía contrastada de abdomen (figs. 1-4). Datos de laboratorio al ingreso: hb 7,57; leucos: 8.100; plaq: 511; Na: 127; k: 3,78; BT: 8,5; BD: 5; TGO: 175; TGP: 150; FA: 1.750; TP: 16; TPT: 54. Perfil viral negativo. Ac anti-AG de sup. hepatitis B. Ac anti hepatitis C negativos, para hepatitis.

Figura 1.

Tomografía contrastada de abdomen. Se observa tríada portal, páncreas con ligero aumento de tamaño.

(0,07MB).
Figura 2.

TAC contrastada con dilatación de la vía biliar extrahepática.

(0,07MB).
Figura 3.

Reconstrucción en corte coronal con dilatación de 16,6 mm en corte transverso.

(0,07MB).
Figura 4.

Reconstrucción con lesión en forma de racimo de uvas de 48,2mm.

(0,08MB).

Durante su evaluación se diagnosticó probable quiste de colédoco tipo1b. Se realiza abordaje, donde se encuentra dilatación de colédoco fusiforme, se diseca y se procede a realizar hepatoduodenoanastomosis terminolateral con monocryl 2-0.

El reporte de histopatología reportó un sarcoma botrioides (rabdomiosarcoma embrionario) en colédoco. Hiperplasia linforreticular en ganglios linfáticos abdominales. Se egresa a la paciente tolerando la vía oral, sin drenaje, se refiere a la paciente a oncología para continuar con manejo.

Discusión

El rabdomiosarcoma de la vía biliar es un tumor raro en niños. De pobre pronóstico, representa alrededor del 8% de todos los cánceres en niños menores de 15 años7. El sitio más comúnmente involucrado incluye cabeza y cuello (36%) y el tracto genitourinario (vejiga, próstata, vagina y útero) (23%)4-8. Menos frecuentemente se puede originar en los miembros superiores e inferiores (17%) o en el tronco (8%). Muchas veces se confunde con quiste de colédoco1,9, y a su vez es el tumor más frecuente de la vía biliar, representando el 1% de todos los rabdomiosarcomas y aproximadamente el 0,04% de todos los tumores en niños10-12. La apariencia radiológica es similar al quiste de colédoco cuando no existe extensión a órganos vecinos. Presenta 2 etapas cronológicas de mayor incidencia: la primera entre el primero y el séptimo año de vida, y la segunda durante la adolescencia. Su incidencia en las vías biliares extrahepáticas es muy rara14-16.

El tumor relacionado con el quiste de colédoco es el colangiocarcinoma, y es extremadamente raro un quiste de colédoco con histología de rabdomiosarcoma; solo existen unos pocos pacientes reportados en la literatura5,10. La presentación clínica típica es ictericia obstructiva con o sin distensión abdominal, fiebre y anorexia; puede existir extensión al hígado y al retroperitoneo o pulmones. El cuadro clínico se caracteriza por ictericia intermitente que se presenta en el 60-80% de los casos, se acompaña de colemia, acolia y hepatoesplenomegalia, lo que ocasiona que frecuentemente se confunda con hepatitis infecciosa. Otros síntomas incluyen fiebre, náuseas, anorexia y vómitos. Generalmente la ictericia se refleja con elevación moderada de bilirrubinas directas e indirectas. Puede estar elevada la fosfatasa alcalina y TGO10,16.

En la tomografía axial computarizada la densidad de este tumor es menor que la del hígado y semeja un tumor quístico. Las calcificaciones son raras. La mayoría de los rabdomiosarcomas del área hepatobiliar son del tipo botrioide o embrionario. Se caracteriza por presentarse macroscópicamente como racimo de uvas: una masa polipoide de aspecto gelatinoso de coloración gris pálido que involucra la luz de las vías biliares extrahepáticas y obstruye el flujo biliar10. A pesar de que el sarcoma botrioide se asocia en un 95% a 5 años de sobrevida, hay ciertas localizaciones que se asocian a un pronóstico reservado o pobre, como es el de localización del árbol biliar. El tipo histológico más frecuente en esta localización es el embrionario, y a veces una variante de este, que es el subtipo botrioide16. Morfológicamente, la distinción entre el sarcoma embrionario indiferenciado del hígado y un rabdomiosarcoma de la vía biliar puede ser incierta debido a algunas similitudes patológicas compartidas. El estándar del manejo es la resección quirúrgica con quimioterapia adyuvante10-14. Hay diseminación local o a los ganglios linfáticos regionales, peritoneo y omento en hasta el 30% de los casos. Las metástasis a distancia incluyen hígado, retroperitoneo y pulmones. A pesar de los avances en la tumorogénesis, la estatificación de riesgo y el tratamiento multimodal, el pronóstico a corto y a largo plazo continúa siendo pobre. La tasa de supervivencia a un año es del 36%16.

Conclusión

El rabdomiosarcoma es un tumor raro, y por lo tanto el diagnóstico preoperatorio es sumamente difícil. El tratamiento se enfoca a la resección, estatificación y tratamiento con radioterapia y quimioterapia en estadios tempranos para la sobrevida. Sin embargo, la mayoría de los casos se encuentra fuera de manejo quirúrgico curativo, por lo que es importante el reporte de casos como este.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

Agradecimientos

Al personal médico que día a día realiza una labor invaluable para los pacientes.

Bibliografía
[1]
N. Sanz, L. de Mingo.
Rhabdomyosarcoma of the biliary tree.
Pediatr Surg Int., 12 (1997), pp. 200-201
[2]
A. Mandelia, A.K. Gupta.
Value of magnetic resonance cholangio-pancreatography (MRCP) in the detection of choledocholithiasis.
J Clin Diagn Res., 7 (2013), pp. 1941-1945
[3]
N. Zampieri, F. Camoglio.
Botryoid rhabdomyosarcoma of the biliary tract in children: A unique case report.
Eur J Cancer Care (Engl)., 15 (2006), pp. 463-466
[4]
G.A. Tireli, S. Sander.
Embryonal rhabdomyosarcoma of the common bile duct mimicking choledochal cyst.
J Hepatobiliary Pancreat Surg., 12 (2005), pp. 263-265
[5]
M. Tufail, M.M. Rizwan.
Pleomorphic rhabdomyosarcoma within a choledochal cyst: A rare cause of obstructive jaundice.
Ann Pathol., 28 (2008), pp. 45-48
[6]
S.H. Sassi, L. Charfi.
Cholestasis caused by a choledochal botryoid rhabdomyosarcoma in a 22-month-old boy.
Eur J Pediatr Surg., 1 (1991), pp. 242-243
[7]
M. Kalra, D. Sahani.
The role of magnetic resonance cholangiopancreatography in patients with suspected biliary obstruction.
Curr Gastroenterol Rep., 4 (2002), pp. 160-166
[8]
V.N. Perisic, E.R. Howard.
Cholestasis caused by biliary botryoid sarcoma.
Eur J Pediatr Surg., 1 (1991), pp. 242-243
[9]
S. Diaconescu, M. Burlea.
Childhood rhabdomyosarcoma. Anatomo-clinical and therapeutic study on 25 cases. Surgical implications.
Rom J Morphol Embryol., 54 (2013), pp. 531-537
[10]
M.T. Perera, P.J. McKiernan.
Embryonal rhabdomyosarcoma of the ampulla of Vater in early childhood: Report of a case and review of literature.
Pediatr Dev Pathol., 10 (2007), pp. 89-97
[11]
K. Nicol, V. Savell.
Distinguishing undifferentiated embryonal sarcoma of the liver from biliary tract rhabdomyosarcoma: A Children's Oncology Group study.
Clin Liver Dis., 5 (2001), pp. 259-281
[12]
J.T. Stocker.
Hepatic tumors in children.
Med Pediatr Oncol., 30 (1998), pp. 290-293
[13]
D.G. Pollono, S. Tomarchio.
Rhabdomyosarcoma of extrahepatic biliary tree: Initial treatment with chemotherapy and conservative surgery.
Pediatr Radiol., 28 (1998), pp. 101-108
[14]
D.J. Roebuck, W.T. Yang.
Hepatobiliary rhabdomyosarcoma in children: Diagnostic radiology.
J Pediatr Surg., 17 (1982), pp. 508-511
[15]
C Márquez Vega, GL Ramírez Villar. Rabdomiosarcoma de vías biliares como causa de ictericia obstructiva. Unidad de Oncología Pediátrica. Hospital Universitario Infantil Virgen del Rocío. Sevilla. España. 2004:403–10.
[16]
M. Mathew, M.K. Narula, R. Chadha.
Case report: Sarcoma botryoides of the common bile duct.
Ind J Radiol Imag, 11 (2000), pp. 101-102
Copyright © 2015. ACTEDI
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.