Buscar en
Farmacia Profesional
Toda la web
Inicio Farmacia Profesional Vacunaciones y desparasitaciones en perros y gatos
Información de la revista
Vol. 20. Núm. 3.
Páginas 58-63 (Marzo 2006)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 20. Núm. 3.
Páginas 58-63 (Marzo 2006)
Acceso a texto completo
Vacunaciones y desparasitaciones en perros y gatos
Visitas
...
JOSÉ DE PEDROa
a Farmac??utico
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (7)
Mostrar másMostrar menos
Texto completo

Calendario

En este artículo se presentan las pautas habituales de vacunación y desparasitación en perros y gatos, y se ofrecen consejos y reflexiones en relación con estos tratamientos, que pretenden mejorar la salud y calidad de vida de nuestros animales de compañía.

Gatos y perros son los animales de compañía que con mayor facilidad se integran en la vida familiar, pero cuando una persona decide tener uno de estos animales asume un compromiso de 10 o 15 años, la duración aproximada de su vida. Pero no todos los dueños cumplen su compromiso. Algunos deciden que no pueden alimentarlos o no pueden pagar las visitas al veterinario; consideran que los animales ya no pueden estar en su casa o que están más felices en libertad. Por una razón o por otra, muchos animales domésticos terminan abandonados en las calles. Esto, más allá de causarles sufrimiento y entrañar una falta de respeto a la dignidad de estos seres vivos, genera un auténtico problema, ya que estos animales pueden transmitir enfermedades, no sólo a otros animales sino también al ser humano, y pueden deteriorar el medio ambiente, contribuyendo al ruido y a la contaminación. Por todo ello, debemos tener en cuenta que la tenencia responsable de un perro o un gato está relacionada con la salud pública, no solamente con la salud animal.

Antes de vacunar a un animal, es imprescindible asegurarse de que su salud es correcta, ya que si del reconocimiento veterinario se desprende que ésta no es buena, es aconsejable recuperar su salud y después vacunarle.

La edad de vacunación de los cachorros está ligada al estado inmunitario de sus madres. La importancia de la transferencia de inmunidad pasiva a través de la placenta y especialmente a través de la absorción del calostro durante las primeras horas de vida es fundamental para la sobrevivencia de la cría.

La vida media de los anticuerpos maternos y el grado de absorción del calostro influyen directamente en la duración de este período de protección pasiva, en el cual, si vacunamos, podemos generar poca respuesta inmune y quizá consumir parte de los anticuerpos protectores.

El programa de vacunación debe adaptarse a la epidemiología que afecte al animal y al grado de exposición a la infección o riesgo de contagio. Del mismo modo, hemos de observar si el animal está libre de parásitos, y si no proceder a la desparasitación, tanto interna como externa.

Habitualmente los calendarios de vacunación para perros y gatos varían según los veterinarios. Las características anatómicas y fisiológicas de perros y gatos no son iguales, por lo que sus enfermedades y su respuesta a los fármacos tampoco son iguales. De ahí que los tratamientos no puedan ser idénticos.

Vacunas para perros

A los perros se les suele vacunar contra las siguientes enfermedades: rabia, moquillo, parvovirosis, hepatitis infecciosa canina, leptospirosis, parainfluenza, infección por coronavirus y borreliosis.

También hay vacunas combinadas de éstas, que dependiendo del número de antígenos que lleven, se llaman tri-tetra-penta-hexa o heptavalentes, etc.

Desparasitaciones

No es exagerado asegurar la presencia de parásitos en el 85% de los perros, de los que una mínima parte son transmisibles al hombre, pero dado el contacto diario del perro con la familia, y sobre todo con los niños, es fundamental su desparasitación (tablas I y II).

Los síntomas más comunes que nos pueden indicar una situación de parasitación en un animal son: adelgazamiento, tristeza, abatimiento, pelo reseco, erizado y opaco, apetito voraz (a veces inapetencia), colitis y, en ocasiones, eccema húmedo en la piel.

Al percibir cualquiera de estos síntomas, lo ideal es una visita al veterinario y si no, efectuar un análisis coprológico de la materia fecal, durante tres días consecutivos, observando así la presencia o no de parásitos.

Para comenzar, lo más importante, es saber si la madre está desparasitada. Si la madre está desparasitada, se comienza la desparasitación del cachorro unos días antes del destete, antes del cambio de alimentación.

Si la madre no está desparasitada o se ha separado de ella al cachorro, se comienza la desparasitación a partir de las dos semanas con fármacos seguros. Se repite al mes, a los dos meses y a los tres meses. Después se debe realizar 4-8 veces al año, en función del riesgo: relación con otros perros, relación con niños, salidas al campo, etc. En las áreas rurales y debido a la gran facilidad de adquirir el Equinoccocus granulosus, que da lugar al quiste hidatídico, es aconsejable la desparasitación con praziquantel cada 45 días.

Los medicamentos antihelmínticos, los más utilizados en desparasitación, pueden tener un principio activo o varios. Se deberían utilizar los que asocien varios compuestos activos, pues el espectro de acción es mayor, por lo que su eficacia también es superior. Con frecuencia se utiliza el mismo medicamento varias veces, pero es bueno y aconsejable cambiar de medicamento.

Si observamos posible infestación por análisis coprológico o de otro tipo, es necesario volver a aplicar el tratamiento más efectivo, sin tener en cuenta el tiempo cuando se le aplicó la última vez.

Hay que advertir que los tratamientos antiparasitarios sólo sirven para eliminar los posibles parásitos existentes en el animal en ese momento, pero no evitan que al poco tiempo puedan volver a infestarse, por lo que tendremos que tener cuidado con nuestros animales en ese sentido. Recordar también, que si se tienen varios animales en el mismo lugar, deben desparasitarse todos, pues el contagio de unos a otros es muy frecuente.

Vacunación en gatos

La vacunación de los gatos es conveniente realizarla a partir de los dos meses de vida. La primera vacunación consta de dos dosis separadas por dos o tres semanas, y posteriormente es aconsejable la revacunación anual.

Las enfermedades más frecuentes en gatos son la leucemia felina, la panleucopenia felina, la rinotraqueítis, la infección por calicivirus, la peritonitis infecciosa, la clamidiosis, la herpesvirosis y la rabia.

Las vacunas tardan en hacer efecto 7-10 días, por lo que habrá que evitar el contacto con otros gatos.

 

Desparasitaciones

Lo primero que hay que hacer es un tratamiento preventivo contra los parásitos internos, que afectan al aparato digestivo. Debe iniciarse a las 2-6 semanas de vida, repetirlo cada 2 semanas hasta los 3 meses y continuar cada 3-6 meses, dependiendo del contagio entre gatos y de éstos al hombre.

Es aconsejable realizar un tratamiento contra los cestodos, que se efectuará cada 45 días en los casos de mayor riesgo y cada 3 meses en los demás casos.

Generalmente es conveniente realizar una desparasitación 15 días antes de la vacunación. También es recomendable realizar un tratamiento previo al parto con productos seguros, 1-2 semanas antes; y lo mismo rige antes de la monta, tanto en el macho como en la hembra.

Los fármacos más utilizados en gatos contra nematodos son: mebendazol, flubendazol, oxibendazol, fenbendazol y pirantel. Los más empleados en gatos contra los cestodos son: praziquantel, niclosamida, mebendazol, fenbendazol y flubendazol.

Pasaporte sanitario

A partir del 1 de octubre de 2004, los perros, gatos y hurones que realicen desplazamientos en el ámbito de la Unión Europea tienen que ir acompañados de un pasaporte que hará las veces de tarjeta sanitaria.

Este documento lo expiden veterinarios facultativos y en él se certifica el cumplimiento de los requisitos de vacunación antirrábica, además de otras vacunaciones, con el objeto de que presente toda la información necesaria en relación con la situación sanitaria del animal, además de incluir una sección sobre análisis clínicos y legalización.

Esta reglamentación está en vigor en las distintas comunidades autónomas. Las consejerías de Agricultura, Pesca y Alimentación de los distintos gobiernos autonómicos son las responsables de la emisión y distribución de los pasaportes, aunque pueden delegar en el Consejo General de Colegios Veterinarios. *

Bibliografía general

Adams R. Farmacología y terapéutica veterinaria. 2.º ed. Zaragoza: Acribia; 2003.

Aiello SE. Manual Merck de Veterinaria. 5.ª ed. Barcelona: Océano; 2000.

San Andrés M, Lázaro R. Medicamentos de Uso Animal. Modulo II. Madrid: Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos; 2003.

 

Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos