Buscar en
Farmacia Profesional
Toda la web
Inicio Farmacia Profesional Reafirmantes faciales y corporales
Información de la revista
Vol. 20. Núm. 1.
Páginas 54-57 (Enero 2006)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 20. Núm. 1.
Páginas 54-57 (Enero 2006)
Acceso a texto completo
Reafirmantes faciales y corporales
Visitas
...
LEIRE AZCONAa
a Farmac??utica comunitaria de Bizkaia. Master en Cosm??tica y Dermofarmacia.
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (2)
Mostrar másMostrar menos
Texto completo

Flacidez

La flacidez es una alteración de la piel que se desarrolla tanto por su propio envejecimiento debido al paso del tiempo o envejecimiento intrínseco, como por el envejecimiento provocado por factores externos, especialmente la radiación solar. Es fácil observar cómo las zonas del cuerpo más expuestas a la luz solar son las que presentan mayor grado de flacidez. Esta disfunción cutánea también puede agravarse en personas que han sufrido adelgazamientos bruscos, al margen de la edad.

En una piel joven, las fibras de colágeno y de elastina forman una estructura de red en la dermis, de manera que sostienen la epidermis. Para que se formen estas uniones se necesitan mucopolisacáridos tanto dentro como fuera de las cadenas. De esta manera se forma un tejido de sostén que a la vez sirve como reservorio de agua para la piel. Estas estructuras hacen que la piel tenga turgencia y elasticidad.

Con el paso del tiempo, en la piel se producen alteraciones fisiológicas que se manifiestan en forma de flacidez cutánea. A continuación, destacamos los cambios morfológicos más importantes que se observan en una piel con flacidez:

 

­ Las fibras de colágeno han disminuido en cantidad y en calidad. Se reduce el colágeno soluble y se engrosa el colágeno insoluble. Además, los fibroblastos sintetizan menor cantidad de colágeno.

­ Los glucosaminoglicanos o mucopolisacáridos se han reducido en número. De ahí que la capacidad higroscópica de la piel --la principal función de los mucopolisacáridos es retener el agua de la dermis-- se reduzca y se observe menor contenido hídrico en la dermis.

­ Las fibras de elastina han disminuido. Además estas fibras han perdido su estructura helicoidal e incluso las uniones laterales entre ellas.

 

Estos tres factores sumados dan lugar a lo que se conoce como triple defecto dérmico: la disminución de las fibras de colágeno y elastina, así como de los mucopolisacáridos hace que la dermis quede parcialmente descolgada. En su interior ha disminuido la sustancia fundamental, hecho que provoca una pérdida importante de conexiones entre dermis y epidermis. Estos cambios tanto morfológicos como fisiológicos se manifiestan en la flacidez o descolgamiento del tejido cutáneo.

La flacidez no sólo se presenta en la zona facial, también la encontramos en el abdomen de la mujer después del parto o en el pecho después del período de lactancia.

Activos reafirmantes

Las formulaciones de los cosméticos reafirmantes, además de los activos hidratantes, suelen aportar activos que regeneran el tejido conjuntivo y activos tensores:

Ácido ursólico. El ácido ursólico es un compuesto triterpénico pentacíclico que está presente en numerosas especies vegetales, generalmente junto a su isómero, el ácido oleanólico. Este ácido y sus derivados se encuentran presentes en numerosas especies botánicas, fundamentalmente de la familia de las labiadas. También se ha aislado a partir de la cera protectora de diferentes frutas, como manzanas, peras, arándanos y ciruelas, así como de algas marinas. En cosmética se emplea el principio activo obtenido por síntesis química. Es un potente inhibidor de la elastasa, enzima que degrada la elastina. Además, refuerza la producción natural de colágeno, y mejora la cohesión entre la dermis y la epidermis, por tanto es un activo reafirmante muy completo. También presenta amplias propiedades antiinflamatorias, por lo que se aconseja su uso en pieles sensibles y con rojeces. El ácido ursólico y sus derivados mejoran y refuerzan la elasticidad de la piel consiguiendo un aspecto cutáneo más saludable.

En este mismo apartado cabe citar el extracto de orégano (Origanum vulgare L.). Tiene como componente activo el ácido ursólico, que hemos descrito anteriormente. Además presenta una elevada capacidad antioxidante, con más de 30 compuestos, entre los que destacan el timol, el ácido rosmarínico y el carvacrol.

 

Sepitonic. Se trata de un complejo constituido por Magnesium aspartate, Zinc gluconate y Cooper gluconate. Este complejo multimineral es capaz de aumentar el trifosfato de adenosina (más conocido como ATP en sus siglas inglesas) en el metabolismo celular de las proteínas. Estimula la producción de colágeno en la dermis.

Magnesium aspartate aumenta la síntesis de proteínas y mejora el transporte de fosfatos. Cooper gluconate promueve la síntesis de colágeno, elastina y ATP y además favorece la producción de glucosaminoglicanos (estudios científicos avalan que estos péptidos reducen el daño en las fibras de colágeno y elastina). Finalmente, Zinc gluconate aumenta la síntesis de ADN y las reservas de colágeno matricial.

Dimethylaminoethanol (DMAE). Es el precursor de la acetilcolina, un neurotransmisor que regula los procesos celulares. Esta capacidad moduladora se observa en los procesos cutáneos. En un estudio clínico aleatorizado, demostró que la aplicación diaria de un gel facial con 3% de DMAE durante 16 semanas mejoró la firmeza cutánea facial y redujo las líneas de expresión. Se cree que el mecanismo de acción se basa en la unión del DMAE con los receptores muscarínicos de los fibroblastos, los queratinocitos y los melanocitos. En definitiva, el DMAE mejora la tonicidad y la firmeza de la piel.

Ácido ascórbico o vitamina C y derivados. Favorecen la síntesis de colágeno mejorando el tejido de sostén y protegen a las membranas celulares de la peroxidación.

Vitamina E y derivados. Protegen las fibras de colágeno y elastina de la formación de enlaces cruzados y por tanto, protegen al tejido conjuntivo de la elastosis. También presentan capacidad antioxidante, ya que reducen la oxidación de los ácidos grasos insaturados. La vitamina E posee, además, un efecto hidratante sobre la piel. En los cosméticos faciales y corporales reafirmantes la encontramos pura, liposomada o en aceites que la contienen, como el aceite de germen de trigo o el aceite de semilla de albaricoque.

El extracto de germen de trigo es rico en vitamina E y presenta propiedades tensoras, mejorando el aspecto de la piel flácida. Como ya hemos comentado anteriormente, la vitamina E previene a la piel de la elastosis. Se utiliza principalmente en cosméticos de efecto inmediato.

Alfahidroxiácidos (AHA). Los AHA producen un aumento de la síntesis de glicosaminoglicanos dérmicos y de la sustancia fundamental mediante la estimulación de citocinas. La estimulación de la síntesis del colágeno conduce al relleno de las arrugas, al tiempo que reafirma y flexibiliza la piel, reparando los daños dérmicos de la piel envejecida. Los AHA reducen la hiperqueratosis cutánea y folicular. El agente tensor produce un efecto de belleza inmediata, al atenuar instantáneamente las arrugas. Es normal que las primeras aplicaciones produzcan escozor, pero hay que suspender el uso si aparece irritación. No se deben aplicar sobre ojos ni mucosas.

Retinol o derivado de la vitamina A. Favorece la diferenciación, maduración y descamación de los queratinocitos, de manera que mantiene la estructura de la matriz extracelular en buen estado.

Proteodermin. Es un complejo de proteoglicanos solubilizados. Los proteoglicanos, por su naturaleza polianiónica, estimulan las células epidérmicas y mejoran la estructura del tejido conectivo. En la actualidad, no obstante, este activo apenas se emplea debido a su origen animal.

Colágeno. Es una proteína fibrosa de alto peso molecular, que posee propiedades humectantes. Se compone de un alto porcentaje de glicina, prolina e hidroxiprolina. Al aplicar colágeno en la piel, se induce la formación de nuevas fibras, por estimulación de los fibroblastos.

Elastina. Esta proteína está formada por una red de cadenas polipeptídicas entrelazadas, que le aportan una gran elasticidad. La aplicación tópica de elastina induce la formación de fibras elásticas jóvenes.

Ácido hialurónico. Es el componente principal de los glucosaminoglicanos o mucopolisacáridos. Actualmente, se utilizan los hidrolizados de este ácido. Se caracteriza por ser higroscópico, es decir, que tiene capacidad para absorber agua, y rellena los espacios entre células y fibras. De esta manera, la matriz extracelular se mantiene invariable e hidratada y, en consecuencia, la piel se muestra turgente. Este activo no sólo se encuentra en cremas faciales, sino también en cosméticos de efecto tensor inmediato.

Galactomanano. Este activo se extrae de la Cassia angustifolia. Presenta una estructura molecular similar a la del ácido hialurónico y, por tanto, sus propiedades son equiparables a la del ácido hialurónico. Su acción principal es mantener la matriz extracelular hidratada.

Silicio. El silicio actúa como puente entre los glucosaminoglicanos y las fibras proteicas, mejorando las uniones entre las fibras de elastina y colágeno. Además, se cree que estimula los fibroblastos, favoreciendo, así, la síntesis de proteínas. El silicio, como otros oligoelementos, actúa como coenzima en las reacciones enzimáticas.

El extracto de Hedera helix o yedra es rico en este mineral. En la farmacia encontramos lociones corporales reafirmantes del busto con este activo. También el extracto de Timus vulgaris es rico en silicio, por lo que a menudo se incluye en la formulación de cosméticos de acción reafirmante.

Extracto de Echinacea angustifolia. Tiene actividad antihialuronidasa. Por tanto, impide la despolimerización de las moléculas de glucosaminoglicanos.

Extracto de Mimosa tenuiflora o tepezcouite. Contiene taninos, bioflavonoides y oligoelementos. Estos activos le confieren la capacidad de aumentar las mitosis celulares y de proteger al ácido hialurónico de la acción de la hialuronidasa.

Insaponificables de aceite de aguacate y manteca de karité. Contienen esteroles y terpenos. Tienen propiedades hidratantes y emolientes. Estimulan los fibroblastos y favorecen la síntesis de colágeno.

Extracto de lúpulo (Humulus lupulus). Se caracteriza porque entre sus componentes encontramos taninos, aminoácidos, flavonoides y fitosteroles. La presencia de fitosteroles puede hacer suponer una actividad próxima a la de los estrógenos, aunque evidentemente no tienen acción hormonal. Por esta razón, el extracto de lúpulo se emplea para formular cremas reafirmantes, que disminuyen la flacidez tanto de la zona facial como del busto.

Extracto de Centella asiatica. Estimula los fibroblastos, de manera que favorece la formación de colágeno. Además, tiene propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes.

Ginkgo biloba. Activa la circulación sanguínea, favorece la síntesis de colágeno y contrarresta la acción de los radicales libres.

Cosméticos de efecto flash

Los cosméticos de efecto «belleza inmediata» están formulados con altas concentraciones de activos hidratantes, antiarrugas y, sobre todo, tensores. También se denominan cosméticos de efecto flash, ya que en unos minutos hacen que la piel resplandezca y tensan las arrugas. Se pueden utilizar en cualquier parte de cuerpo, aunque principalmente se emplean en cara y cuello.

Componentes cosméticos. Estos cosméticos suelen ser de textura suave, ligera y no grasa. Por tanto, se pueden aconsejar para todo tipo de piel, aunque en la actualidad hay productos específicos para pieles secas que requieren hidratación adicional.

Se formulan con los activos cosméticos anteriormente descritos.

Aplicación. En primer lugar, hay que limpiar la piel e hidratarla con la crema habitual.

Después, se aplica el producto y se extiende mediante masajes circulares con la yema de los dedos sobre la zona a tratar: cara, cuello, dorso de las manos, muslos, etc. Estos cosméticos se absorben fácilmente, ya que su textura suele ser muy ligera.

En pieles muy sensibles, el efecto tensor no es nada agradable, por lo que recomendaremos aplicar posteriormente crema hidratante de nuevo o utilizar el cosmético indicado para pieles secas.

Al efecto tensor se une la propiedad que tienen estos cosméticos de mantener el maquillaje inalterado durante 6-8 h, por lo que resultan adecuados para ocasiones especiales, pero esto no significa que no se puedan utilizar diariamente.

Conclusión

En la sociedad actual, contar con medios para mejorar la estética corporal es importante para muchas personas. Los cosméticos reafirmantes se caracterizan por reducir la flacidez que se produce con el paso del tiempo o con adelgazamientos bruscos. Estos cosméticos incluyen en sus fórmulas elastina y colágeno, además de extractos vegetales con diversas funcione: regeneradoras, tensoras y estimulantes de la proteosíntesis. El farmacéutico puede recomendar el cosmético más adecuado para cada tipo de piel en sus consultas dermocosméticas.

Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos