Buscar en
Farmacia Profesional
Toda la web
Inicio Farmacia Profesional Migraña
Información de la revista
Vol. 21. Núm. 4.
Páginas 50-55 (Abril 2007)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 21. Núm. 4.
Páginas 50-55 (Abril 2007)
Acceso a texto completo
Migraña
Visitas
...
Jesús Núñez Babarroa, Juan del Arcob
a Farmac??utico comunitario
b Director t??cnico del COF de Bizkaia
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (6)
Figura 1. Dispensación informada de triptanes
Figura 2. Dispensación informada de ergotamínicos
Tabla. I Principales características de los ergotamínicos
Tabla. II Principales características de los triptanes
Tabla. II Principales características de los triptanes
Tabla. III Interacciones de ergotamínicos y triptanes
Mostrar másMostrar menos
Texto completo

Continuando con la serie de protocolos de tratamiento de problemas de salud sobre los que habitualmente se consulta en la farmacia, abordamos en esta ocasión la migraña o jaqueca.

La migraña o jaqueca es un trastorno episódico, caracterizado por la aparición de ataques recurrentes de cefalea, variables en intensidad, duración y frecuencia, generalmente hemicraneales, a menudo acompañados de síntomas neurológicos (fotofobia, fonofobia) y gastrointestinales (náuseas, vómitos).

Básicamente se distinguen dos tipos de migraña:

­ Migraña clásica o con aura, que se caracteriza por la aparición de síntomas neurológicos reversibles, entre 15-60 min antes de la cefalea.

­ Migraña común, o sin aura, que no presenta síntomas neurológicos previos.

En la oficina de farmacia es frecuente la demanda de medicamentos para aliviar la migraña. A veces el paciente solicita antiinflamatorios no esteroideos (AINE) o paracetamol, pero también es frecuente la demanda de antimigrañosos. Aunque no existe ningún antimigrañoso que pueda dispensarse sin receta y estas consultas deben derivarse al médico, en este trastorno es especialmente importante realizar una dispensación informada.

El objetivo de este artículo es facilitar unos recursos básicos para realizar adecuadamente el proceso de dispensación informada en la farmacia. Ante la solicitud de un antimigrañoso con receta, debemos recabar una serie de datos del paciente para prevenir posibles problemas relacionados con medicamentos. Además, en las dispensaciones de estos fármacos debemos trasmitir una serie de informaciones que hagan posible su uso adecuado. No en vano las características de este trastorno multiplican las probabilidades de que se asocie a fenómenos como el abuso, la sobredosificación, las combinaciones inadecuadas de medicamentos y otras circunstancias que el farmacéutico debe contribuir a evitar con su adecuada actuación profesional. También es un trastorno en el que conviene estar vigilantes ante posibles diagnósticos inadecuados, el uso de formas de administración inapropiadas o dosis demasiado bajas.

Dada la reiteración de los ataques de migraña, lo habitual es que el paciente acuda con frecuencia a la farmacia, por lo que el farmacéutico tiene la posibilidad de detectar posibles PRM y contribuir a resolverlos. Estar pendiente de la aparición de fenómenos como el edema facial, las reacciones exantemáticas o las crisis hipertensivas es relativamente sencillo si realizamos una actuación profesional adecuada, cumpliendo las obligaciones que nos impone la legislación: llevar a cabo la dispensación informada y el seguimiento de los tratamientos.

Para facilitar el desarrollo de estos procesos en la farmacia en este artículo vamos a incidir en los siguientes aspectos:

­ Recomendaciones para minimizar la frecuencia de los ataques.

­ Algoritmos de dispensación de los antimigrañosos.

­ Tablas con las principales características de los medicamentos utilizados en el tratamiento de la migraña para la consulta rápida en caso de duda.

Recomendaciones para minimizar la frecuencia de los ataques

Aunque cada persona reacciona de una forma distinta a los estímulos del entorno, podemos hacer unas recomendaciones que luego adaptaremos a cada paciente:

­ Reducir en lo posible las situaciones de estrés.

­ Aprender técnicas de relajación y a concentrarse en pensamientos agradables.

­ Realizar ejercicio físico con regularidad.

­ Dormir un número de horas adecuado. Tanto la falta de sueño como el exceso pueden desencadenar una crisis.

­ Evitar los humos, en especial el del tabaco, y olores fuertes, así como las luces potentes, brillantes o intermitentes y el ruido.

­ Reducir el consumo de los alimentos que cada paciente relaciona con la aparición de crisis. Aunque es difícil dar recomendaciones generales, podemos ayudar a los pacientes a identificar si hay algunos alimentos cuyo consumo podría estar relacionado con anteriores crisis migrañosas. Entre ellos es probable que figuren las bebidas alcohólicas, los quesos curados, el chocolate, los embutidos y carnes curadas, los cítricos, los plátanos o la cebolla. También algunos componentes de los alimentos se relacionan con la migraña en sentido inverso: por ejemplo, la retirada brusca de la cafeína en algunas personas acostumbradas a consumir regularmente bebidas con cafeína puede desencadenar ataques.

­ Evitar el abuso de los medicamentos que se utilizan para el tratamiento de la migraña.

Por otra parte, desde la farmacia podemos informar al paciente de que en la actualidad hay tratamientos para abordar de forma efectiva la migraña, pero que debe evitar automedicarse. Es importante remitirle al médico para que realice un adecuado diagnóstico y tratamiento, pero a la vez debemos hacerle ver que su problema puede mejorar manteniendo una postura activa: por ejemplo, llevar un diario de las crisis puede ayudar a determinar el patrón temporal que siguen y a identificar los fenómenos relacionados con su aparición, así como los factores que las favorecen en cada paciente concreto.

Dispensación de antimigrañosos

Para el tratamiento de la migraña se utilizan varios grupos de medicamentos, entre los que destacan los AINE, ergotamínicos y triptanes. Además, hay otros fármacos que se emplean para la profilaxis: bloqueadores beta, antagonistas del calcio, antidepresivos tricíclicos, antagonistas serotoninérgicos, valproato, etc. Con el fin de no alargar en exceso este artículo, nos hemos centrado en aquellos medicamentos cuya indicación principal es el tratamiento de la migraña: ergotamínicos y triptanes.

De cada uno de estos grupos facilitamos un algoritmo de dispensación (figs. 1 y 2). Como en todos los grupos de medicamentos, hay una serie de datos que el farmacéutico debe conocer respecto a ellos antes de dispensarlos, a fin de evitar PRM debidos a contraindicaciones o interacciones. Esta información se presenta con los títulos genéricos ¿Para quién es? ¿Es alérgico? ¿Tiene otros problemas de salud? ¿Toma otros medicamentos?, recogiendo en cada una de las casillas las circunstancias que son relevantes para ese grupo de medicamentos concretos. A continuación debe trasmitirse a los pacientes la información correspondiente a las pautas de administración y a la forma de tomarlo, es decir, los datos que debe conocer el paciente para minimizar el riesgo de aparición de PRM.

Figura 1. Dispensación informada de triptanes

Figura 2. Dispensación informada de ergotamínicos

Además, incluimos dos tablas resumen con las principales características de cada grupo de medicamentos (tablas I y II), así como una general de interacciones1 (tabla III), que pueden ser consultadas si surge alguna duda en la dispensación o el seguimiento del tratamiento.

Finalmente, aunque en este aspecto es especialmente complicado ofrecer recomendaciones aplicables a todos los pacientes, podemos recordar que, en general, las siguientes medidas no farmacológicas pueden aliviar los ataques de migraña:

­ Acostarse y relajarse todo lo posible.

­ Permanecer a oscuras en un ambiente silencioso, fresco y bien ventilado.

­ Colocar una bolsa de hielo en la zona afectada.


Bibliografía general

Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Fichas técnicas de las especialidades farmacéuticas. Disponible en URL: https://sinaem4.agemed.es/consaem/fichasTecnicas.do?metodo=detalleForm 

Briggs GG, Freeman RK, Jaffe SJ. Drugs in Pregnancy and Lactation. 7th ed. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins; 2005.

CGCOF.Catálogo de Especialidades Farmacéuticas. Madrid: Publicaciones del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos; 2006.

Hansten PD. Horn JR. Drug Interactions. Analisis and management. St Louis: Facts and Comparisons; 2005.

Muruzábal L. Tratamiento de la Migraña. Boletín de Información Farmacoterapéutica de Navarra. 2000;2:2-9. Disponible en URL: http://www.cfnavarra.es/WebGN/SOU/publicac/bj/textos/v8n2.htm 

Tatro DS ed. Drug Interaction Facts. St Louis: Facts and Comparisons; 2005.

Notas

1. En la tabla de interacciones únicamente se reflejan las que se clasifican en los grupos 1 y 2 en el Hansten's Drug Interactions y/o en el Drug Interaction Facts.

Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos