Regístrese
Buscar en
Farmacia Profesional
Toda la web
Inicio Farmacia Profesional Medicamentos y alimentos. Interacciones
Información de la revista
Vol. 15. Núm. 7.
Páginas 71-75 (Julio 2001)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 15. Núm. 7.
Páginas 71-75 (Julio 2001)
Acceso a texto completo
Medicamentos y alimentos. Interacciones
Visitas
66928
PURIFICACIÓN GÓMEZ-ÁLVAREZ SALINASa
a Farmac??utica.
Este artículo ha recibido
66928
Visitas
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (3)
Mostrar másMostrar menos
En este trabajo se analizan los diferentes tipos de interacciones entre medicamentos y alimentos, una cuestión que no suele merecer la atención que debería. Se trata, precisamente, de incidencias para cuyo manejo el farmacéutico es el profesional más adecuadamente preparado.
Texto completo

 

La tendencia demográfica de nuestra sociedad es que desde ahora exista un alto porcentaje de ella que vaya envejeciendo a la vez que conserve una larga expectativa de vida. Y en consecuencia, es previsible que estos individuos utilicen gran cantidad de fármacos durante prolongados períodos de tiempo. Si tenemos en cuenta que cada vez aparecen fármacos más potentes y con mayor especificidad, podremos pensar en la posibilidad de que sus interacciones con alimentos puedan ser frecuentes y necesitaremos estudiar su importancia. Por eso actualmente estas interacciones deben contemplarse dentro de las actividades de farmacovigilancia (tabla I).

 

 

INTERACCIONES ENTRE FÁRMACOS Y NUTRICIÓN

La influencia de la alimentación sobre el efecto de los fármacos y, en especial, la influencia de los fármacos sobre la nutrición han sido clásicamente poco estudiados y no se les ha dado la importancia que realmente merecen.

Aunque las interacciones con consecuencias fatales documentadas son muy pocas, otras sí constituyen un problema significativo en la práctica clínica, ya que son una frecuente causa de efectos adversos imprevisibles o de alteraciones en la respuesta farmacológica esperada. Lo habitual es que estos efectos sean sutiles en su manifestación y difíciles de detectar e identificar.

Las interacciones entre los fármacos y la nutrición, en general, pueden agruparse en tres áreas fundamentales:

 

­ Interacciones alimento-medicamento (IAM): influencia de los alimentos y de la dieta sobre los fármacos.

­ Interacciones medicamento-alimento (IMA): influencia de los fármacos sobre el aprovechamiento de los nutrientes y sobre el estado nutricional.

­ Influencia del estado nutricional sobre la disposición de los fármacos.

 

Influencia de los alimentos y de la dieta sobre los fármacos

La importancia y significación clínica de la influencia de los alimentos sobre los fármacos dependen de las características de los medicamentos. Así, aquellos que presentan un margen terapéutico estrecho o requieren una concentración plasmática sostenida son más susceptibles de evidenciar una interacción de este tipo.

Las IAM pueden tener lugar tanto sobre la farmacocinética (con alteración de la absorción, distribución, metabolismo o excreción del fármaco) como sobre la farmacodinamia. En cualquiera de los casos, el resultado es la alteración de su acción. La interacción farmacocinética más frecuente es la que se produce por alteración del proceso de absorción. Los cambios en la magnitud del fármaco absorbido, consecuencia de su administración junto a alimentos, pueden tener importancia clínica, especialmente en aquellos que presentan un margen terapéutico estrecho. Los cambios en la velocidad de absorción sólo son relativamente importantes, siempre que no se pretenda un inicio de acción rápido.

Las interacciones farmacodinámicas pueden tener como consecuencia una potenciación excesiva o un antagonismo del efecto del fármaco.

 

Influencia de los fármacos sobre el aprovechamiento de los nutrientes y sobre el estado nutricional

Este tipo de interacciones es especialmente problemático con el empleo de fármacos de uso crónico y en poblaciones especialmente sensibles, como los ancianos.

El mecanismo concreto de la interacción puede explicarse, desde un punto de vista puramente farmacológico, como la consecuencia directa o indirecta del propio efecto del fármaco, de un efecto secundario del mismo o como una interacción en el sentido estricto de la palabra. Veamos a continuación algunos ejemplos:

 

a) Interacción consecuencia del propio efecto del fármaco: el resultado es que se afecta la absorción del nutriente. Se produce en fármacos eméticos, en fármacos que modifican el pH, en los que modifican las secreciones gastrointestinales y en aquéllos que inducen hiperperistaltismo (laxantes).

Las interaccionesfarmacodinámicas pueden tener como consecuencia una potenciación excesiva o un antagonismo del efecto del fármaco

 

b) Interacción consecuencia de un efecto secundario del fármaco:

 

­ Fármacos que alteran el apetito, por acción a nivel central o periférico.

­ Fármacos que estimulan el centro de la emesis.

­ Fármacos que alteran la función gastrointestinal, provocando náuseas, vómitos, diarrea y/o constipación.

­ Fármacos que lesionan la mucosa intestinal.

­ Fármacos antimetabolitos (anticoagulantes o antineoplásicos) que modifican la utilización de nutrientes.

c) Interacción propiamente dicha:

­ Formación de quelatos insolubles en el tracto digestivo.

­ Inducción enzimática del recambio de un nutriente.

­ Inhibición competitiva del mecanismo de absorción.

­ Depleción (consumo) de un nutriente.

HISTORIA Y GRUPOS DE TRABAJO

La primera referencia de las interacciones entre fármacos y nutriente aparecen en 1927, cuando Burrows y Farr evidenciaron que los aceites minerales reducían la absorción de vitaminas liposolubles. Pero los estudios empiezan verdaderamente en el año 1963 a propósito de la observación y descripción de crisis hipertensivas graves debidas a la interacción entre medicamentos inhibidores de la enzima monoaminooxidasa y las aminas biógenas (tiramina e histamina en especial), que se encuentran en diversos alimentos y bebidas como derivados cárnicos, conservas de pescado, vinos, quesos y cervezas. Se trataba de alimentos en buen estado de conservación y los medicamentos estaban bien prescritos.

Todos los estudiosos coinciden en afirmar que para lograr la predicción, prevención (tabla II) y solución de otras interacciones hemos de disponer de conocimientos acerca tanto de la naturaleza y mecanismos de acción de fármacos como de la composición de los alimentos

 

Dentro de la práctica clínica, hoy se acepta que para prevenir este tipo de interacciones se necesita un ejercicio de responsabilidad conjunta por parte de ciertos profesionales, trabajando en conjunto:

­ Médico: debe conocer el riesgo y predecir los efectos adversos del fármaco y de sus combinaciones con alimentos. Además, ha de evaluar el estado nutricional del enfermo.

­ Personal de enfermería: debe conocer cuándo han de administrarse los fármacos en relación a la ingesta de alimentos.

­ Dietistas u otros profesionales de la nutrición: deben conocer la posibilidad de que existan interacciones y que los cambios dietéticos puedan conducir a pérdidas en la efectividad del tratamiento terapéutico. Tienen la responsabilidad específica de suministrar al resto del equipo sanitario las pautas dietéticas recomendables.

­ Farmacéutico: su misión es instruir al paciente, asesorar al médico y elaborar la pauta de administración de fármacos en relación con la pauta dietética recomendada. Especialmente importante puede ser su consejo sobre suplementos nutricionales y sus posibles interferencias con la terapéutica medicamentosa.

 

La importancia real de estas interacciones, entendida como incidencia y significación clínica, no puede darse por conocida, a pesar de haber sido publicadas revisiones intensivas sobre el tema. Por otra parte, poco se sabe de la aplicación de métodos prácticos y eficientes para su prevención en las distintas estructuras sanitarias, a pesar de tener conciencia referente a los profesionales que deben intervenir. Por lo tanto y como resumen podemos afirmar que conocer las interacciones potenciales de los fármacos con alimentos y establecer programas adecuados para evitarlos permitirá optimizar el uso del medicamento aumentando la seguridad y efectividad del mismo. *

Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.