Regístrese
Buscar en
Farmacia Profesional
Toda la web
Inicio Farmacia Profesional ¿Hay exceso de farmacias?
Información de la revista
Vol. 25. Núm. 3.
Páginas 6-11 (Mayo 2011)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 25. Núm. 3.
Páginas 6-11 (Mayo 2011)
Acceso a texto completo
¿Hay exceso de farmacias?
Visitas
2052
Enrique Grandaa
a Doctor en Farmacia.
Este artículo ha recibido
2052
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (3)
Tabla. I. Ventas y descuentos mensuales a la Seguridad Social (SS) en enero de 1977
Tabla. II. Rentabilidad de las farmacias en función de su localización en 1978
Tabla. III. Impacto de los reales decretos-ley sobre el margen neto de las oficinas de farmacia en 2010
Mostrar másMostrar menos
Figuras (3)
Mostrar másMostrar menos
Texto completo

El abordaje de la viabilidad de las farmacias tiene que pasar necesariamente por la eliminación de los descuentos y un refuerzo de las libertades del farmacéutico, aunque haya que sacrificar por una vez, y para siempre, algunos puntos del margen

Un reciente estudio promovido por el Consejo General1 concluye que hay 3.750 farmacias en situación de máximo riesgo, debido principalmente a las deducciones derivadas de los reales decretos-ley del año 2010 y a la pérdida de margen que se produce en los medicamentos de precio superior a 143 euros. Sin embargo, la realidad es que se cierran pocas farmacias excepto en casos de evidente despoblación, mientras que las que han entrado en concurso de acreedores -la antigua suspensión de pagos- son farmacias con un alto nivel de endeudamiento o con una gestión económica desastrosa, y en la mayor parte de los casos sobreviven en manos de otro propietario. Sobre el exceso de farmacias, hay estudios promovidos por el Instituto Nacional de Previsión en la década de los años 70 del pasado siglo2, en los que se calculaba el número de farmacias inviables, lo que demuestra que siempre ha existido un porcentaje de farmacias con una viabilidad muy comprometida.

En este artículo se analizan las medidas que se están proponiendo para la sostenibilidad del dispositivo asistencial farmacéutico, que en la mayor parte de los casos parten de premisas falsas, como aceptar la irreversibilidad de las medidas económicas, buscar subvenciones, o la conversión de algunas farmacias en botiquines3. Este no es el camino a nuestro entender, sino acabar con el injusto sistema de deducciones, mantener el margen en la cuantía que se estime necesaria para la calidad del servicio que se desee y hacer valer la competencia y el mercado para que se produzca una selección más natural de las farmacias.

Visión histórica

Con motivo de la firma del Concierto entre el Instituto Nacional de Previsión y el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos en el año 1977 se llevó a cabo una encuesta sobre el desenvolvimiento económico de las farmacias; un trabajo muy semejante al llevado a cabo ahora por la consultora Mensor. El resultado de la encuesta de 1977 se conoció con el altisonante nombre de Planificación del Dispositivo de Farmacias para asegurar una estructura racional rentable y este estudio contenía incluso datos de localización a nivel provincial de las farmacias consideradas inviables.

El examen de la estructura de los descuentos de aquel año resulta muy elocuente ya que 2.549 farmacias habían facturado más de 700.000 pesetas mensuales, mientras que se encontraban por debajo de 400.000 pesetas 7.878 farmacias, consideradas bajo mínimos en aquel estudio. La principal conclusión era que lo que entonces se llamaba la «habitabilidad» económica de una farmacia, exigía la demanda de 5.000 habitantes y que no parecía justificada ni sanitaria ni económicamente la existencia de no menos de 6.000 establecimientos, una cantidad parecida a la actual.

La tabla I recoge la distribución de las oficinas de farmacia por el volumen mensual de ventas a la Seguridad Social en enero de 1977 y, aparte del interés histórico que pueda tener comprobar su volumen de ventas, hay que destacar el importante nivel de descuentos al que estaban sometidas todas en aquella época y que, aunque el estudio no lo indica, era sin duda la principal causa de inviabilidad.

Un resumen de aquel trabajo aparece en la tabla II, donde se recogen las categorías de inviables, viables y rentables en aquella época. Ahora la historia se repite y aunque el nivel de descuentos parece menor si atendemos a los porcentajes, ya que tras los Reales Decretos-Ley 4 y 8/2010 las farmacias estarían perdiendo un 6,3% de su margen legal, la situación es mucho peor ahora, ya que en el año 1978 no se había producido la universalización de la asistencia y la población protegida no alcanzaba el 80%, ni habían aparecido cadenas y grandes superficies de venta de productos de parafarmacia. Esta circunstancia condicionaba una mayor venta libre y la existencia de líneas de productos en las farmacias ahora casi inexistentes4.

El Informe Mensor

Aunque el informe promovido por el Consejo General trata diversos aspectos de la actividad de las farmacias, particularmente el valor añadido que aportan a la sanidad, «busca sobre todo poner de manifiesto la pérdida de rentabilidad y la situación comprometida en que se encuentran muchas farmacias, afirmando que la farmacia Española no es un ente homogéneo, sino que más bien al contrario, existe una importante dispersión en sus niveles de facturación. Sobre las 7.000 farmacias de menor facturación, todas estas medidas pueden poner en peligro su continuidad. Sobre el conjunto general, la disminución de márgenes puede llegar a ir acompañada de un reajuste de sus plantillas que sitúe en las listas de paro entre 9.000 y 13.000 trabajadores cualificados».

La imagen de las farmacias que ofrece el informe Mensor a finales del año 2010 indica que en el primer tramo de descuentos se encuentran 7.579 farmacias que hasta hace poco no experimentaban otras pérdidas que en los medicamentos de margen fijo, mientras que ahora también se ven afectadas por la deducción del 7,5% establecida en el Real Decreto-Ley 8/2010, por lo que la reducción de beneficio neto llega en ellas al 40,61%. En el segundo tramo, el de las farmacias que facturan hasta 58.465,61 euros mensuales, se encontrarían 7.118 farmacias, en las que la reducción del beneficio alcanza un 28,07%; y en el tercer tramo -a partir de los 58.345,61 euros de venta mensual- se encontrarían 6.468 farmacias en las que la reducción del beneficio neto es comparativamente menor: un 26,57%. Los resultados aparecen en la tabla III, que indica el número de farmacias que se encuentra en cada tramo de ventas.

Desde el año 2000 y hasta el año 2010 la reducción de márgenes respecto al 27,9% ha llegado a ser de 5,5 puntos del margen medio de las farmacias por la facturación de medicamentos5, que se desglosaba en 1,22 puntos por la modificación de los márgenes de los medicamentos (margen fijo) y 4,24 puntos por la aplicación de la escala de deducciones. A partir del año 2010 hay que tener en cuenta también la deducción del 7,5% establecida en el RDL 8/2010, que afecta a todas las farmacias, por lo que estaríamos hablado actualmente de una reducción del margen legal de 6,3 puntos porcentuales, una cantidad que supera los 760 millones de euros y que resulta inexplicable desde cualquier punto de vista, ya que no hay ningún sector que tenga que pagar por ofrecer un servicio a la Administración.

Las soluciones propuestas por unos y otros

En 1978 la Seguridad Social no dudaba de la necesidad de amortizar farmacias, para que las que quedaran pudieran pagar los cuantiosos descuentos establecidos en aquella época. Con esta finalidad se hizo el estudio anteriormente citado, en el que aparecen como inviables 5.239 farmacias, lo que representaba entonces el 36,1% de todas las boticas existentes en aquel momento. El Informe Mensor habla de 3.179 farmacias en situación comprometida, lo que representa un 15,0% de las farmacias existentes. Para la selección de estas farmacias se han tenido en cuenta tres criterios:

?? Farmacias que no alcanzan la cantidad a partir de la cual se establecen las deducciones económicas fijadas por el RDL 5/2000 (actualmente 37.500 euros mensuales).

?? Sobre el grupo resultante de farmacias, se han tenido en cuenta aquellas que tuvieran uno o ningún empleado.

?? Sobre los criterios anteriores, se ha estimado su rendimiento neto. En primer lugar, se ha deducido del volumen de dispensación el coste de adquisición de los medicamentos y de la cantidad resultante, se han deducido los gastos necesarios para el funcionamiento de la farmacia, incluida la remuneración que le corresponde al farmacéutico titular, según el importe establecido para un farmacéutico adjunto por convenio colectivo, y así se ha llegado a las 3.179 farmacias que estima el informe en situación comprometida.

La apertura de farmacias que se produjo en Navarra en el año 2000 ha sido desfavorable para todos, incluida la Administración Sanitaria, que recauda menores descuentos que en cualquier otra Comunidad Autónoma

En cualquiera de los dos estudios -tanto en el del INP de 1978 como en el actual de Mensor-, se constata un alto porcentaje de farmacias inviables, para las que habría que encontrar una solución, y aquí es donde nadie apunta a donde debe, que es hacer desaparecer los descuentos, aunque haya que ajustar el margen a una cifra diferente al actual 27,9% sobre el PVP.

Medidas propuestas por el Informe Mensor

El Informe Mensor desgrana diversas medidas, algunas de ellas generadoras de mayores costes, pero inspiradas por la esperanza de avanzar en el cobro de servicios, y otras que parten de la base falsa de que los descuentos tienen que continuar vigentes, como la definición de cláusulas de actualización anual que impidan que el mero paso del tiempo aumente su impacto. Así, afirma que «las deducciones a las oficinas de farmacia establecidas en el RDL 5/2000 y modificadas posteriormente no son la solución al problema del incremento del gasto en medicamentos y, además, atacan el eslabón más débil de la cadena de valor en el sector, que es precisamente el que mayor valor aporta de cara al usuario, al Sistema Nacional de Salud (SNS) y a la economía en general.

Desde el año 2000 hasta el año 2009 las oficinas de farmacia han aportado en forma de deducciones al SNS más de 3.300 millones de euros; sólo en el año 2009 la deducción que se le hizo a las oficinas de farmacia supuso el 0,05% del PIB, el 0,82% del gasto sanitario, el 3,12% del gasto farmacéutico total y el 4,04% del gasto en recetas del SNS. Desde que se estableció la escala en el año 2000, las deducciones realizadas sobre el gasto total en medicamentos y productos farmacéuticos se han incrementado un 338%, pasando de representar el 0,92% en el año 2000 a representar el 4,05% en el año 2009. El planteamiento es, por tanto, la actualización anual de escala al menos en el IPC en todos sus tramos, para evitar que cada año se incorporen a la escala de deducciones las oficinas de farmacia más vulnerables dentro del SNS. Desde el año 2000 han entrado a los tramos de deducciones un total de 3.607 oficinas de farmacia».

Otra de las medidas que propone el Informe Mensor y que al autor de este artículo se le antojan absolutamente rechazables es el establecimiento de subvenciones. El informe afirma que la farmacia española no es un ente homogéneo, sino que existe una importante dispersión en sus niveles de facturación. En relación con las 7.000 farmacias de menor facturación, las medidas de control del gasto adoptadas en estos diez años pueden poner en peligro la continuidad de unas y reducir la escasa rentabilidad de otras. Muchas de estas farmacias mantienen ubicaciones de interés para el Sistema Nacional de Salud, por ser el recurso sanitario disponible más cercano para poblaciones rurales o urbanas en situación de riesgo de exclusión social. Está constatado que el volumen de facturación al Sistema Nacional de Salud no es el único elemento de evaluación de la viabilidad de estas farmacias, ya que sus elementos de facturación privada son difíciles de estimar. Por ello la medida propuesta es solicitar la apertura de líneas de ayuda y subvención a la explotación de las farmacias con niveles de facturación al SNS que dificulten su viabilidad.

También fuera ya del informe Mensor se ha apuntado la posibilidad de convertir determinadas farmacias en botiquines en los que permanecería el actual propietario como empleado si lo desea; otra medida en la dirección equivocada y que podría ser distinta si se eliminaran los descuentos.

El número de farmacias también influye

El aumento en el número de farmacias también tiene una influencia considerable en la rentabilidad. Aunque la ordenación farmacéutica establecida a partir del año 1987 está condicionando una incorporación más racional del número de farmacias, se han producido algunos desmanes como es el caso de Navarra6 y, en menor medida, en otras comunidades que no dudan en promover farmacias en pequeños municipios. No obstante, el número de farmacias tiene menos influencia en la rentabilidad que el número de habitantes por farmacia, que presenta una ligera recuperación en los últimos años. El crecimiento en el número de farmacias y el número de habitantes por farmacia aparece en las figuras 1 y 2. El número de farmacias en función del municipio en que se encuentran aparece en la figura 3.

Fig. 1. Evolución del número de farmacias desde 1943 Fuente: Elaboración propia.

Fig. 2. Número de habitantes por farmacia Fuente: Consejo General de Colegios de Farmacéuticos.

Fig. 3. Farmacias en función de la población del municipio en que se encuentran Fuente: Informe Mensor.

Dado que actualmente la capilaridad del servicio que prestan las farmacias alcanza a más del 98% de la población española, la apertura de nuevas farmacias debería limitarse exclusivamente a las zonas en que se produzca un crecimiento notable de la población.

Hay que partir de la base de que la actual capilaridad en el servicio farmacéutico es de las más altas del mundo, por lo que no sería malo retardar en la medida de lo posible la apertura de nuevas farmacias, para permitir un aumento de los habitantes por farmacia. Esto choca con las aspiraciones de quienes pretenden conseguir una nueva farmacia por concurso, que en la mayor parte de los casos no se trata de los más jóvenes sino de quienes han planificado cuidadosamente el concurso en una determinada comunidad autónoma, normalmente con una planificación de méritos y ejercicio de más de una década.

La apertura de farmacias que se produjo en Navarra en el año 2000 ha sido desfavorable para todos, incluida la Administración Sanitaria, que recauda menores descuentos que en cualquier otra comunidad autónoma, por lo que es de esperar que no se vuelva a producir en el futuro.

Conclusión

Hay farmacias que sobran, eso es indudable y ha ocurrido siempre, aunque todo el mundo tiene derecho a equivocarse y más en una actividad que es profesional pero también con un gran componente empresarial. La libertad estriba también en ello. Pero quienes no se pueden equivocar son los poderes públicos o nuestras propias corporaciones, ellos están obligados a no equivocarse si quieren ser nuevamente elegidos, algo que por ahora parece no afectarles demasiado.

El abordaje de la viabilidad de las farmacias tiene que pasar necesariamente por la eliminación de los descuentos y un refuerzo de las libertades del farmacéutico, aunque haya que sacrificar por una vez, y para siempre, algunos puntos del margen.

La política de cesiones, no enfrentamientos y no recursos ante los Tribunales de Justicia con la que se ha pastoreado la grey farmacéutica durante tantos años, ya no vale. Ni mucho menos vale aceptar cualquier medida y luego pedir subvenciones para los más necesitados, o buscar artificios como la conversión de farmacias en botiquines. Sorprende que ante lo que está pasado nadie cuestione más que al Gobierno de turno, sin pensar que tiene que tener cómplices para hacer lo que hace.

La selección de las farmacias tiene que venir del propio mercado, y como casi siempre, las farmacias no se cierran más que por despoblación, el resto de las farmacias con problemas cambia de manos una y otra vez, como la moneda falsa, bien sea para traslado o para una nueva andadura de sacrificios y penurias que puede romper ilusiones y proyectos de algunos profesionales. Pero esa es la esencia de la vida y de los negocios. Lo que no se puede admitir es que las farmacias sean el único sector que, sin protestas, se preste a colaborar con la Administración con su dinero, con todo su saber profesional y con un excelente servicio a los ciudadanos.

Bibliografía
[1]
Informe del Grupo Mensor..
Servicios de Salud..
[2]
Planificación del Dispositivo de Farmacias para asegurar una estructura racional rentable..
INP. Publicado en La utopía farmacéutica. Una experiencia de gobernabilidad por Leopoldo Arranz Álvarez. Instituto Nacional de la Salud. Secretaría General..
Madrid. , (1988),
[3]
Correo Farmacéutico, 30 de diciembre de 2010..
En una encuesta se preguntaba si el encuestado estaba a favor de convertir botiquines en farmacias en pueblos muy pequeños..
[4]
Edulcorantes sintéticos, compresas, alimentación infantil, etc..
[5]
Ahora sabemos que esta reducción se ha acentuado hasta los 6, 3 puntos de reducción sobre el margen legal del 27, 9%..
[6]
La Ley de Ordenación Farmacéutica de Navarra ha tenido que ser modificada por la Ley Foral 20/2008, de 20 de noviembre, por la que se modifica la Ley Foral 12/2000, de 16 de noviembre, de Atención Farmacéutica, que fija en 700 habitantes el mínimo para apertura de farmacias..
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.