Buscar en
Farmacia Profesional
Toda la web
Inicio Farmacia Profesional Cuidado de los labios
Información de la revista
Vol. 19. Núm. 1.
Páginas 60-63 (Enero 2005)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 19. Núm. 1.
Páginas 60-63 (Enero 2005)
Acceso a texto completo
Cuidado de los labios
Visitas
...
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo

Hidratación y protección

Junto a los ojos, los labios son los principales protagonistas de la expresión del rostro, transmitiendo nuestras sensaciones y estados emocionales. Unos labios sanos y cuidados, es decir hidratados y protegidos, proporcionan un aspecto envidiable. En este artículo describiremos la fisiología de los labios, analizaremos cómo protegerlos de las agresiones externas y estudiaremos cómo aportarles más volumen.

Formulación de un cosmético labial

Por la fisiología particular de los labios, éstos requieren de cosméticos específicos para su cuidado. A continuación, describiremos las características de un protector labial, sus componentes y la función que éstos realizan.

La función de un protector labial es formar una película adherente al epitelio labial, que sea resistente y que mantenga la hidratación con el fin de proteger los labios del exterior y así evitar que se agrieten.

La formulación de un cosmético labial suele incluir los siguientes componentes:

 

Base emoliente

La base emoliente podría considerarse la fase principal del producto. Puede estar elaborada sólo por manteca de cacao. Este es el protector labial más conocido y por esta razón, en numerosas ocasiones en la farmacia nos preguntan por un protector labial utilizando el término manteca de cacao. También encontramos fórmulas más complejas, con grasas hidrogenadas, aceites, colesterina, lecitina y ceras (de abeja, de carnauba, de candelilla o de jojoba). La proporción de fase grasa en estos cosméticos es aproximadamente de un 70%.

 

Aceite de ricino

Es un ingrediente tradicional en la formulación de protectores labiales. Se caracteriza por proporcionar brillo y emoliencia a los labios. Además, actúa como un buen solvente de las ceras que componen los labiales.

 

Aceites hidrogenados

Presentan una gran afinidad por las ceras y se enrancian menos que los aceites vegetales. Uno de los más empleados en formulación es el aceite de ricino hidrogenado.

Las ceras se incluyen en la composición de los cosméticos labiales para proporcionar mayor solidez al producto y evitar que se derrita con las altas temperaturas:

 

Cera de abejas. Se incorpora a la formulación junto con otras ceras, para evitar las roturas del cosmético. Si se mezcla con el aceite de ricino, hacen una combinación cuyas propiedades son difíciles de superar.

 

Cera de carnauba. Tiene un alto punto de fusión pero es muy quebradiza. Por ello se utiliza, generalmente, mezclada con otro tipo de ceras, para así aumentar la resistencia del stick labial.

Cera de candelilla. Se utiliza para endurecer la fase grasa. Esta cera es más plástica y menos quebradiza que la de carnauba.

 

Además incluyen activos hidrofílicos, que absorben fácilmente la humedad, para mejorar la adherencia a los labios.

 

Lanolina y aceite de lanolina

Mejoran la emoliencia del protector labial aumentando la adherencia y el brillo.

También se incorporan extractos de plantas como aloe, caléndula, avena, menta piperita, equinácea, hammamelis, centella, etc., por sus diferentes acciones hidratantes, calmantes y cicatrizantes.

Vitaminas

En los cosméticos labiales se incluyen pantenol, tocoferol y ácido ascórbico para mejorar la regeneración del epitelio de los labios.

 

Sucralfato

En la farmacia encontramos labiales con sucralfato en su composición, porque este activo mejora la cicatrización de los labios dañados.

 

Filtros solares

Buena parte de los protectores labiales incorpora activos fotoprotectores, con el fin de potenciar su acción protectora y evitar los daños de la radiación solar.

 

Otras sustancias

Es frecuente, en este tipo de productos, encontrar coadyuvantes que se incorporan a la fórmula para mejorar la apariencia, el gusto y el olor del cosmético.

En un principio, la función de los protectores labiales no era la de colorear los labios, pero en la actualidad, en el mercado farmacéutico encontramos protectores labiales con diversas coloraciones. Asimismo, están de moda los protectores labiales de diversos sabores, que incluyen aromas de fresa, menta, limón, manzana, etc. para dar un gusto agradable al producto.

Los conservantes que se incluyen en los protectores labiales tienen que ser de tipo alimentario y su principal función es evitar el enranciamiento de la grasa que los compone.

LEIRE AZCONA

Farmacéutica. Master en Cosmética y Dermofarmacia.

Fisiología de los labios

Los labios tienen un papel fundamental en nuestra fisonomía, ya que ayudan a realizar las funciones digestivas, fonéticas y de expresión de la cavidad oral.

La estructura anatómica de los labios es muy diferente de la de la piel. La masa de los labios está formada por fibras musculares estriadas y tejido conectivo fibroelástico. El borde libre de los labios, llamado limbo labial, presenta una coloración rojiza más o menos intensa según cada persona. Están constituidos por una piel diferente, transición entre piel y mucosa.

El epitelio labial está formado por una superposición de células muertas semejantes a las de la capa córnea cutánea, con la diferencia de que contienen un elevado porcentaje de eleidina, cuya principal característica es la transparencia. Debajo de esta capa encontramos el tejido conectivo de la dermis, con abundancia de papilas ricas en vasos sanguíneos. De esta manera, la sangre contenida en los capilares dérmicos es fácilmente observable, porque la epidermis es transparente, y ello proporciona el color rojo a los labios.

El tejido cutáneo de los bordes libres de los labios no contiene ni folículos pilosos ni glándulas sudoríparas. Además, este epitelio ni está queratinizado ni dispone de contenido graso suficiente para mantenerse hidratado, por lo que debe ser humedecido con la saliva. En condiciones ambientales que favorecen la evaporación de la saliva, los labios se resecan, agrietándose.

En algunos individuos se han observado acúmulos de sebo en la mucosa labial de aspecto amarillento y con un diámetro aproximado de 1 mm. Se denominan gránulos de Fordyce.

Los labios contienen muy poca melanina, lo que impide que tengan protección frente a la radiación solar y, por tanto, se queman fácilmente. Además, tampoco presentan la capacidad de aumentar el grosor del estrato córneo como la piel y, en consecuencia, están más expuestos a las agresiones.

Voluminizadores

Según la moda actual, los labios carnosos y voluminosos son los más sensuales y atractivos. Por ello, la industria cosmética y dermofarmacéutica ha puesto a disposición de las oficinas de farmacia y de sus clientas cosméticos labiales que no sólo hidratan y protegen los labios, sino que también les aportan mayor volumen.

Actualmente existen tratamientos voluminizadores combinados de día y noche que incorporan varios activos:

 

­ PAL-GHK, péptido que estimula la síntesis de colágeno y reduce las líneas de expresión.

­ Ácido hialurónico, que hidrata y favorece la estimulación de los fibroblastos. Se ha demostrado que su acción principal es la hidratación, pero que además disminuye las arrugas de expresión, produciendo un efecto de mayor volumen. Este tratamiento consta de un stick de día, que tiene un factor de protección solar aproximado de 35 y se puede utilizar como un protector labial normal, y una crema reparadora de noche.

 

Además, encontramos barras de labios con color, que también aportan mayor volumen labial. Estos cosméticos están formulados principalmente con ácido hialurónico.

Alternativas no cosméticas para la voluminización labial

Como ya se ha señalado, con el paso del tiempo, los labios también envejecen. El epitelio labial se vuelve más fino, por lo que los labios se resecan más fácilmente. Pierden tersura y, además, aparecen en ellos las arrugas.

Para corregir la línea labial o conseguir un aumento de volumen de los labios se utilizan técnicas no cosméticas que consisten en implantar productos de relleno:

 

­ Implantes permanentes cuyos resultados son casi definitivos. Se suelen utilizar materiales sintéticos:

 

a) Softform y Goretex están constituidos por politetrafluoretileno. Se insertan bajo la superficie de la piel mediante dos pequeñas incisiones.

b) Artecoll está formado por polimetilmetacrilato. Es una solución de colágeno inyectable donde se encuentran suspendidas microesferas homogéneas. Una vez se introduce la solución en el tejido subdérmico, el cuerpo elimina el colágeno en un período de uno a tres meses, mientras que las microesferas se quedan encapsuladas en una formación de tejido fibroso, proporcionando así un resultado duradero.

 

­ Implantes biodegradables que no son permanentes en el tiempo. El organismo los reabsorbe, por lo que requiere de nuevas inyecciones cada cierto tiempo:

 

a) Implantes autólogos o procedentes del propio paciente: grasa propia. Se extrae la grasa del abdomen o de las nalgas del paciente. Esta grasa se centrifuga, purifica y concentra, y se reinyecta en los labios. El efecto voluminizador dura hasta 10 meses y al proceder la grasa del propio organismo no tiene problemas de rechazo. El único problema que existe en esta técnica es que la grasa se reabsorba antes en una zona que en otra, y con ello se pierda la simetría de los labios.

b) Implantes heterólogos o ajenos al propio paciente: colágeno y ácido hialurónico.

El colágeno que se utiliza suele ser de origen animal y, por tanto, requiere una prueba de tolerancia un mes antes de la implantación.

El ácido hialurónico, al no ser de origen animal, es hipoalergénico. Posee la capacidad de reafirmar el tejido cutáneo y sus implantaciones tienen efecto acumulativo.

El uso de silicona líquida para infiltración está prohibido, ya que puede producir fibrosis excesiva, aparición de granulomas o reacciones a cuerpo extraño. *

 

Bibliografía general

Bajona DA. Cosmética de color: pigmentos y técnicas de formulación. Máster en Dermofarmacia y Cosmetología. 1997. Módulo VI:54-101.

Benaiges A. Cosmética decorativa. Offarm 2004;23(3):94-102.

Fox C. A kiss of nature. Cosmetics & Toiletries 2003;118(11):10.

González N. Los labios: protección labial. Acofar 2003;(416):34-5.

Parra JL, Pons L. Ciencia cosmética. Madrid: Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, 1995.

CLAVES

* Los labios están constituidos por un epitelio diferente, transición entre piel y mucosa.

* El epitelio labial no presenta protección frente a la radiación solar debido su escaso contenido en melanina.

* La función de un protector labial es formar una película adherente al epitelio labial, que sea resistente y que mantenga la hidratación, con el fin de proteger los labios del exterior y así evitar que se agrieten.

* La formulación de un protector labial incluye: base emoliente (manteca de cacao, grasas hidrogenadas, aceites, colesterina, lecitina y ceras como de abeja, carnauba, candelilla o jojoba) y coadyuvantes (conservantes alimentarios, aromas y saborizantes).

* Los voluminizadores son cosméticos labiales que no sólo hidratan y protegen los labios, sino que también les aportan mayor volumen. Están formados principalmente por péptidos que estimulan la síntesis de colágeno y reducen las líneas de expresión, y ácido hialurónico, que hidrata y favorece la estimulación de los fibroblastos.

* Para conseguir un aumento de volumen labial se pueden emplear implantes de productos sintéticos o biodegradables.

Uso de los protectores labiales

En el mercado farmacéutico encontramos protectores labiales en forma de barra o stick, en forma de crema contenida en tarros o en forma de gel en tubos.

 

Protección labial permanente

La utilización del protector labial resulta fundamental durante todo el año: en otoño e invierno, para cuidar los labios de las agresiones ambientales de viento y frío; y en primavera y verano, para protegerlos de la radiación solar, además de hidratarlos y mantenerlos en buen estado. Estos cosméticos están indicados para todas las edades y para ambos sexos.

 

Protección labial infantil

En la farmacia encontramos, además, protectores labiales específicos para niños, que se caracterizan por tener un sabor agradable y llevar en su composición extractos de plantas. También encontramos barras protectoras, formuladas para el cuidado, la hidratación y la protección solar tanto de los labios como del resto de la cara. Su uso resulta muy práctico, ya que en cualquier momento, ante condiciones adversas (sol, viento o frío) puede protegerse la totalidad del rostro de los pequeños.

 

Protección labial en personas mayores

En las personas mayores el uso de un protector labial se hace indispensable, ya que con el paso del tiempo los labios tienden a secarse con más facilidad, apareciendo en ellos pequeñas arrugas que los afean. Además, experimentan una tendencia natural al afinamiento gradual.

 

Protección labial y cosmética decorativa

Algunos de los cosméticos decorativos destinados a proporcionar color a los labios tienden a resecarlos, principalmente los que tienen efecto mate y permanecen durante tiempo. Estos productos suelen tener en su composición siliconas volátiles, que son las que confieren estas características al cosmético. Para evitar que se sequen los labios y que aparezcan las antiestéticas «pieles», aconsejaremos aplicar un protector labial unos minutos antes que el cosmético decorativo.

 

Protección labial masculina

Los hombres también necesitan proteger los labios de las agresiones externas, especialmente los que practican deportes al aire libre: montañismo, ciclismo, esquí, etc. Ellos generalmente prefieren cosméticos labiales que tengan efecto mate, es decir, que no dejen brillo en los labios.





Consejos para el cuidado de los labios

En relación con el cuidado de los labios, son varios los consejos clave que el farmacéutico comunitario puede trasladar a sus clientes, y a la hora de seleccionar para ellos un protector labial también hay diversos factores que debe tener en cuenta.

 

* El uso diario de un protector labial es primordial para mantener los labios en buen estado. Hoy día, existe en la farmacia una gran variedad de estos productos, que se adaptan a las características personales del cliente y al entorno en el que los vaya a utilizar. Fundamentalmente, actúan como barrera frente a las agresiones externas de frío y calor. Además, gran parte de ellos incluye en su composición activos que protegen de la radiación solar.

* Se tendrá en cuenta, a la hora de elegir el cosmético, si la persona suele desarrollar herpes labial con frecuencia, ya que para prevenir la manifestación herpética se recomiendan labiales con alta protección solar y con sustancias desinfectantes.

* Si los labios están maquillados, se aconseja desmaquillarlos por separado. Para retirar los restos de rojo de labios, se recomienda un algodón o disco con desmaquillante de ojos. En cambio, si únicamente se utiliza el protector labial, no será necesario eliminarlo, puesto que éste actúa favoreciendo la hidratación de la zona.

* El protector labial se puede aplicar tantas veces como sea necesario y tiene la ventaja de poder aplicarse en cualquier momento y en cualquier lugar.

* Conviene evitar quitarse las pieles que aparecen en los labios, ya que forman parte de la capa superficial que los protege y se puede producir irritación e incluso heridas. Para eliminarlas, hay que recurrir a una crema exfoliante suave, que elimine las células muertas, y posteriormente aplicar una crema de efecto hidratante y regenerador para mantener el epitelio labial en estado óptimo.

* No hay que morderse los labios ni pasarse a menudo la lengua para humedecerlos, ya que la saliva los reseca notablemente. Para hidratarlos, recurriremos fundamentalmente a productos cosméticos especialmente elaborados para proteger el epitelio labial.

* El humo del tabaco y los filtros de los cigarrillos provocan sequedad en los labios, por lo que las personas fumadoras deben aportar mucha hidratación a esta zona.

* Los restos de pasta de dientes sobre los labios también son perjudiciales, ya que resecan mucho el epitelio. Por eso, debemos enjuagar bien la boca después del cepillado, ya que esta tarea nos evitará molestias e irritaciones de la zona labial.

Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.