covid
Buscar en
Farmacia Profesional
Toda la web
Inicio Farmacia Profesional Bucofaríngeos
Información de la revista
Vol. 22. Núm. 9.
Páginas 30-33 (Octubre 2008)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 22. Núm. 9.
Páginas 30-33 (Octubre 2008)
Acceso a texto completo
Bucofaríngeos
Visitas
15814
Maria-Josep Divisa
a Farmacéutica
Este artículo ha recibido
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (1)
Tabla. I. Bucofaríngeos: cuotas de mercado por laboratorios
Figuras (5)
Mostrar másMostrar menos
Texto completo

Con la mirada puesta ya en los fríos invernales, en este trabajo se revisa la situación actual del segmento de mercado de los bucofaríngeos, medicamentos clásicos de indicación farmacéutica que permiten aliviar afecciones muy comunes como la faringitis o las disfonías transitorias.

El dolor de garganta es un problema frecuente durante todo el año, pero sobre todo en los meses más fríos del invierno. En la mayoría de los casos se trata de afecciones leves causadas por infecciones virales comunes. Si, en efecto, su origen es viral, no están indicados los antibióticos; el tratamiento es sintomático y consiste en analgésicos (paracetamol, ibuprofeno, ácido acetilsalicílico...) complementados con un antiséptico bucofaríngeo. Estos preparados bucofaríngeos pueden encontrarse en las farmacias en formas variadas (comprimidos, tabletas y pastillas para chupar, sprays, soluciones para gargarismos), opciones diversas que se adaptan a las necesidades y gustos personales de cada usuario.

Mercado de Bucofaríngeos

En el período analizado (mayo 2007-abril 2008), las ventas totales de bucofaríngeos supusieron unos 28,54 millones de euros, importe correspondiente a las 10.063.000 unidades vendidas. (Los datos aportados en este artículo sólo reflejan las ventas intermediadas por la distribución farmacéutica mayorista.)

Cuotas de mercado por laboratorios

El laboratorio con un mayor porcentaje de ventas fue Boehringer Ingelheim. Concretamente, vendió 3.165.000 unidades (31,5%) y 8,01 millones de euros (28,1%). En segundo lugar se sitúa Reckitt & Benckisser, con 1.950.000 unidades (19,4%) y 5,52 millones de euros (19,3%), seguido de Sigma Tau, con 1.119.000 unidades (11,1%) y 3,97 millones de euros (13,9%). En cuarta posición encontramos a Solvay Pharma, con 1.163.000 unidades (11,6%) y 3,57 millones de euros (12,5%).

El quinto puesto corresponde a Ferrer Internacional, con 476.000 unidades (4,7%) y 1,50 millones de euros (5,3%). A continuación, y todavía por encima del 2%: Farma Lepori, con 1,09 millones de euros (3,8%); Diafarm, con 924.000 euros (3,2%); Meda, con 865.000 euros (3,0%), y Pierre Fabre, con 558.000 euros (2,0%). Estos datos se han consignado en la tabla I.

Cuotas de mercado por formas farmacéuticas

Compiten en este segmento 24 laboratorios con 29 productos distintos, entre pastillas, sprays y soluciones. En la figura 1 se observa el reparto del total del mercado entre las tres formas: el 86,8% de las unidades son pastillas para chupar y comprimidos, el 7,1% son soluciones y el 6,1%, sprays.

Figura 1. Bucofaríngeos: cuotas de mercado por formas farmacéuticas. Fuente: CEAH.

Las cifras son parecidas si repasamos porcentajes en valor: 85% para las pastillas/comprimidos; 8% para las soluciones y el 7% restante para los sprays.

Cuotas de mercado por marcas

Las primeras posiciones del ranking de ventas están ocupadas por productos en forma de pastillas. En cabeza de todas ellas encontramos a Lizipaina (Boehringer Ingelheim), con 3.165.000 unidades vendidas, por un valor de 8,01 millones de euros (28,1%).

En segundo lugar figura Strepsils (Reckitt & Benckiser), con 1.950.000 unidades y 5,52 millones de euros (19,3%). En tercer lugar está Angileptol (Sigma Tau), con 1.119.000 unidades y 3,97 millones de euros (13,9%). Estas tres marcas cuentan con varias presentaciones cada una, correspondiendo estas cifras al total de todas ellas.

Bucometasana de Solvay Pharma figura a continuación, con 1.163.000 unidades y 3,57 millones de euros (12,5%).

El spray Anginovag (Ferrer Internacional), con 446.000 unidades y 1,41 millones de euros (4,9%), ocupa la quinta posición, seguido de Tantum Verde (Farma Lepori), con 1,05 millones de euros (3,7%); Betadine Bucal (Meda), con 865.000 euros (3,0%); Faringesic (Diafarm), con 625.000 euros (2,2%); Phonal (Reig Jofre), con 531.000 euros (1,9%), y Garydol (Cinfa), con 486.000 euros (1,7%) (fig. 2).

Figura 2. Bucofaríngeos: cuotas de mercado por marcas (valores). Fuente: CEAH.

Mercado de bucofaríngeos para chupar

Si nos centramos únicamente en los preparados para chupar, podemos observar que hay un producto claramente destacado, Lizipaina, con 3.165.000 unidades. Le sigue a cierta distancia Streptsils, con cerca de 2.000.000 de unidades. Angileptol y Bucometasana vendieron 1.119.000 y 1.163.000 unidades, respectivamente. El orden se invierte en este caso: Bucometasana es, en cuanto a unidades se refiere, la tercera mejor clasificada.

Tantum Verde (pastillas), con 126.000, ocupa la octava posición. Faringesic vendió 254.000 unidades; Phonal (table-tas), 173.000, y Garydol, 192.000.

El ranking acaba con Faringenilo, del que se vendieron 125.000 unidades, e Hibitane, con 110.000. Este último producto, que en años anteriores se encontraba en cabeza, ha sufrido un espectacular descenso en el ranking anual debido a una larga falta de suministro de esta marca en los últimos meses que aún no ha sido resuelta, a pesar de que las diferentes variedades siguen en la lista de autorizadas en el sitio web de la Agencia del Medicamento en el momento de redactar este artículo (fig. 3).

Figura 3. Bucofaríngeos para chupar: cuotas de mercado por marcas (miles de unidades). Fuente: CEAH.

En la figura 4 podemos observar cómo el PVP medio varía en función de la forma farmacéutica, siendo de 5,03 euros para las soluciones y de 4,89 para los sprays, ambos por encima de la media, que se sitúa en 4,43 euros. Por debajo de este importe están las pastillas, con 4,35 euros de media.

Fig. 4. Bucofaríngeos para chupar: precios medios por formas farmacéuticas€. Fuente: CEAH.

Si examinamos ahora los PVP medios por marcas en el segmento de las pastillas, veremos que la media se sitúa en 4,35 euros. Por encima de esta cifra están Angileptol (5,53 euros), Bucometasana (4,8 euros) y Strepsils con 4,42 euros. Por debajo figuran Hibitane (4,14 euros), Tantum Verde (pastillas, 4,1 euros), Garydol (3,95 euros), Lizipaina (también a 3,95 euros), Faringesic (3,84 euros), Faringenilo (3,75 euros) y Phonal (tabletas), con 3,15 euros (fig. 5).

Fig. 5. Bucofaríngeos para chupar: precios medios por marcas

Dolor de garganta

La faringe o garganta es la cavidad corporal que se extiende desde la parte posterior de la nariz y la boca hasta la tráquea y el esófago. Esta cavidad tiene distintas funciones, entre las cuales destacan la conducción del aire hasta la laringe, y la de los alimentos y bebidas a través del esófago hacia el estómago.

Otra función de la garganta es el habla, ya que en ella se ubica el órgano de la fonación, la laringe, en la que se encuentran las cuerdas vocales. El aire procedente de la tráquea choca con dichas cuerdas y las hace vibrar, produciendo sonidos que la boca modula en palabras.

La garganta sirve asimismo como conductor de salida al exterior de cualquier material expulsado desde los pulmones, los bronquios o el estómago. La faringe está revestida por una membrana mucosa cuyas células son capaces de secretar moco. El moco tiene como misión atrapar las partículas de polvo o cualquier otro tipo de cuerpo extraño que haya podido penetrar en la garganta.

Al ser una zona de paso casi constante, los tejidos que constituyen y rodean la garganta se hallan muy expuestos a infecciones e inflamaciones. Las amígdalas se encuentran en la parte posterior de la boca, y junto con las adenoides (situadas en la parte posterior de la cavidad nasal), ayudan a combatir las infecciones. Amígdalas y adenoides están formadas por tejido linfático, su tamaño es mayor durante la niñez y se atrofian progresivamente con los años.

Faringitis

Es la inflamación aguda de la faringe. Suelen tener un origen viral, pero las causadas por infecciones bacterianas son también frecuentes.

Al encontrarse en permanente contacto con el exterior, la faringe no es un medio estéril. Una gran cantidad de microorganismos viven de forma permanente en ella. El sistema inmunitario trabaja para que estos microorganismos se mantengan controlados, pero la disminución de las defensas del organismo puede favorecer la proliferación de alguno de estos gérmenes que se comportan como patógenos oportunistas.

Los síntomas son similares en las faringitis víricas y en las bacterianas, aunque suelen ser más acusados en las segundas. Incluyen dolor de garganta y molestias al tragar, fiebre ligera e inflamación de los ganglios linfáticos del cuello.

En algunos casos, el dolor de garganta no se debe a una infección, sino que tiene otros orígenes, como lesiones provocadas por la deglución de alimentos o bebidas demasiado calientes o frías, tabaquismo, contaminación o clima muy frío.

Amigdalitis

La amigdalitis es una inflamación de las amígdalas generalmente causada por una infección estreptocócica o, con menos frecuencia, vírica.

Los síntomas más frecuentes son: malestar general acusado, dolor de garganta (que puede irradiar hacia el oído), fiebre (que puede llegar a ser alta sobre todo en niños pequeños), dolor de cabeza, adenopatías e incluso vómitos.

Consejos desde la farmacia

Ante un proceso vírico que cause dolor de garganta, el tratamiento sintomático incluirá, como ya se ha comentado, un analgésico/antitérmico (para aliviar el dolor faríngeo y la fiebre, si la hay) y un antiséptico bucofaríngeo (para prevenir sobreinfecciones bacterianas). A menudo estos últimos se encuentran asociados a anestésicos locales para aliviar el malestar de garganta.

Cabe señalar, llegados a este punto, la pujanza que los preparados fitoterapéuticos y los medicamentos homeopáticos están adquiriendo en esta área terapéutica, aunque sus cifras de venta no se han podido reflejar en este trabajo. Vale la pena estudiar sus características para hacer una buena selección de productos e incorporarla al arsenal de nuestras marcas de confianza. Así ampliaremos nuestro abanico de posibilidades de cara al consejo o la indicación farmacéutica.

Atención personalizada

Ante cualquier consulta formulada en el mostrador de nuestra oficina de farmacia, si se trata de una afección leve y no parece necesaria la visita al médico, es importante recordar que a la hora de aconsejar un determinado producto, debemos tener en cuenta las características personales de nuestro cliente, además de sus propias preferencias. Por ejemplo, si se trata de una persona diabética, recomendaremos gargarismos o pastillas que no contengan azúcar. Si se trata de niños, evitaremos las pastillas con un tamaño que pueda provocar obstrucción laríngea, también las que contengan mentol, ya que pueden inducir espasmo laríngeo, o anestésico local, porque la anestesia de la orofaringe comporta riesgo de aspiración laríngea.

Entre los consejos que podemos hacer llegar a nuestros clientes para que mejoren más rápidamente de su afección destaca la conveniencia de mantener una correcta hidratación bebiendo líquidos con frecuencia durante todo el día y usando humidificadores que eviten una excesiva sequedad ambiental. No hay que olvidar que la sequedad del ambiente (por calefacción o aire acondicionado) es una de las causas frecuentes de faringitis, puesto que además de ser irritante para las mucosas, reduce la capacidad de defensa frente a los microorganismos.

Evidentemente, tanto si las molestias persisten demasiados días como si se observa un empeoramiento de la patología, debe derivarse al paciente a la consulta médica.

www.doymafarma.com

Material complementario para suscriptores FICHAS DE EDUCACIÓN SANITARIA

1 Ficha descargable:

• Cuidado personal para el dolor de garganta.

Personalizables con el logotipo de su farmacia para entregar como cortesía a sus clientes

Opciones de artículo
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos