Regístrese
Buscar en
Farmacia Profesional
Toda la web
Inicio Farmacia Profesional Boldo
Información de la revista
Vol. 20. Núm. 4.
Páginas 74-78 (Abril 2006)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 20. Núm. 4.
Páginas 74-78 (Abril 2006)
Acceso a texto completo
Boldo
Visitas
20081
ÁNGEL M VILLAR DEL FRESNOa, PILAR GÓMEZ-SERRANILLOSa
a Departamento de Farmacolog??a. Facultad de Farmacia. Universidad Complutense de Madrid.
Este artículo ha recibido
20081
Visitas
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (3)
Mostrar másMostrar menos
Figuras (1)
Texto completo

Indicaciones terapéuticas

En este artículo se analizan el origen, la composición química, la actividad farmacológica, las indicaciones terapéuticas, la posología, la toxicidad y los efectos adversos del Peumus boldus o boldo, una planta medicinal originaria de América del Sur, pero conocida y usada en Europa desde hace ya varios siglos.

El boldo es una especie medicinal, perteneciente a la familia Monimiaceae, originaria de Chile y descrita por Molina en 1782 con el nombre de Peumus boldus. Unos años más tarde, en 1794, Ruiz y Pavón la denominan Ruizia fragans, tras efectuar también su descripción, y es H. Baillon quien, en 1869, en su Histoire des plantes, presenta un estudio completo del boldo, al que llama Peumus boldus.

La Real Farmacopea Española aporta la siguiente definición: «La hoja de boldo consiste en la hoja desecada, entera o fragmentada de Peumus boldus Molina». Precisa, además, que «la droga entera contiene no menos de 20 ml/kg y no más de 40 ml/kg y la droga fragmentada no menos de 15 ml/kg de aceite esencial. Contiene no menos del 0,1 por ciento de alcaloides totales, expresado como boldina (C19 H21 NO4; Mr327,4), calculado respecto a la droga anhidra».1

También se utiliza la corteza para la extracción de boldina.

Composición química

La droga desecada contiene principalmente aceite esencial, flavonoides y alcaloides.

El aceite esencial está constituido por hidrocarburos monoterpénicos (limoneno, · y ??-pineno, p-cimeno) y monoterpenos oxigenados (ascaridol, alcanfor, cineol, linalol)3,4. Se han identificado hasta 46 componentes del aceite esencial, 22 de los cuales fueron descritos por primera vez en Peumus boldus.5

En cuanto a los flavonoides, contiene heterósidos (glucosa, ramnosa y arabinosa) de flavonoles comunes, derivados del ramnetol, isoramnetol y kaenferol. Los enlaces heterosídicos se establecen entre los hidroxilos de la posición 3 y 7 de las geninas6 .

Los principios activos más destacados son alcaloides isoquinoleínicos (tabla I), derivados de aporfina y noraporfina, de los que se han aislado más de 20, de los cuales el mayoritario es boldina (representa aproximadamente un tercio de los alcaloides totales). Contiene, además, glaucina (forma 0-dimetilada de boldina), isoboldina, isocoridina, laurolitsina, laurotetanina y su derivado N-metilado, etc. La droga contiene también (+) reticulina, precursor de estos compuestos tetracíclicos (tabla I).





Fig. 2. Peumus boldus Molina





Estudios genéticos sobre la influencia en el contenido en alcaloides han demostrado que no existen diferencias significativas en la concentración de boldina en muestras procedentes del norte, centro o sur de Chile. Respecto al aceite esencial, las muestras procedentes del norte presentan mayor contenido en ascaridol, mientras que el p-cimeno es el constituyente mayoritario de aquellas que proceden del sur del país3,7.

La planta también contiene taninos y resina.

Actividad farmacológica

Según diversas farmacopeas y tratados de plantas medicinales, los extractos obtenidos a partir de hoja de boldo se han usado para el tratamiento de muy diversas afecciones, como dolor de cabeza, reumatismo, dispepsia, alteraciones nerviosas, dolores menstruales, inflamaciones del tracto urinario e incluso como sedante e hipnótico suave. No obstante, las propiedades atribuidas tradicionalmente a la hoja de boldo son coleréticas, colagogas, diuréticas y estomáquicas 8.

Estudios in vitro

La investigación realizada in vitro ha permitido atribuir al boldo distintas acciones farmacológicas: desde la antioxidante hasta la relajante de la musculatura lisa, pasando por actividad sobre el sistema musculosquelético, sobre el sistema nervioso central o antimicrobiana.

 

Actividad antioxidante. Estudios recientes, centrados en la búsqueda de antioxidantes naturales procedentes de plantas medicinales tradicionalmente utilizadas en el tratamiento de afecciones relacionadas con el estrés oxidativo, como enfermedades inflamatorias hepáticas, han profundizado en la actividad antioxidante del boldo y su principio activo, la boldina, en sistemas biológicos y no biológicos. Uno de los primeros trabajos que determinó la actividad antioxidante de la boldina, junto con la de otros alcaloides bencilisoquinoleínicos, fue el realizado por Rios el al., mediante el empleo de un sistema inducido por Fe3+-EDTA en presencia de peróxido de hidrógeno9.

Poco después, Bannach et al10 comprobaron, en un estudio realizado en hepatocitos de rata, cómo la boldina inhibía de forma dosisdependiente el daño celular inducido por hidroperóxido de tertbutilo; en el estudio, la preincubación con boldina o la adición simultánea de boldina e hidroperóxido de tertbutilo protegieron completamente la viabilidad celular.

Las mismas propiedades captadoras de radicales libres y antioxidantes de la boldina han sido estudiadas por Jiménez et al usando una metodología basada en la lisis de eritrocitos de rata inducida por radicales libres. Los autores comprobaron sus propiedades protectoras dosisdependientes frente al daño inducido por el iniciador de radicales libres 2, 2'-azo-bis(2amidinopropano) (AAPH); además del efecto antioxidante también se apreció un efecto citoprotector frente al daño hemolítico inducido químicamente 11.

Se ha demostrado que la presencia de boldina disminuye los efectos letales en cultivos de Escherichia coli provocados por productores de especies reactivas de oxígeno. Los autores sugieren que la protección observada con boldina se puede explicar por su mecanismo de acción antioxidante12.

La capacidad de boldina de proteger in vitro los sistemas biológicos frente a la acción peroxidativa de los radicales libres ha sido confirmada por otros autores sobre un homogeneizado de cerebro de rata y otros test con distintos valores de IC50, dependiendo del ensayo realizado13.

Al ser muchos los trabajos que demuestran la actividad antioxidante de la boldina, son también numerosos los estudios existentes dirigidos a dilucidar su mecanismo de acción, y han permitido establecer que actúa como captador de radicales libres, sobre todo del radical hidroxilo. La actividad antioxidante de la boldina ha sido atribuida a la presencia del grupo bifenilo en la estructura aporfinoide. Investigaciones recientes han observado que boldina también inhibe la producción de oxido nítrico en la mitocondria, y otros autores sugieren que, además de su actividad captadora de radicales libres, la boldina podría proteger algunos componentes vitales de la célula, no sólo disminuyendo la activación metabólica de xenobióticos potencialmente tóxicos, sino también aumentando su eliminación. Todo ello contribuye a su actividad antioxidante14, 15.

Por otra parte, Schmeda-Hirschmann et al16, acertadamente, han estudiado la relación entre la composición química y la actividad antioxidante de Peumus boldus e indican que la capacidad captadora de radicales libres de la hoja de boldo puede ser debida no sólo a su contenido en boldina, sino también a la presencia de compuestos fenólicos, basándose en el elevado contenido del extracto en catequinas en relación con boldina (37:1) y en los valores obtenidos para ambos compuestos en ensayos de inhibición de la peroxidación lipídica (75,6 y 12,5 µg/ml, respectivamente).

 

Actividad relajante. Otro de los efectos producidos por la boldina, comprobado experimentalmente, ha sido el relajante sobre musculatura lisa. La boldina actúa, de manera dosisdependiente, en contracciones inducidas por la acetilcolina en íleon aislado de rata. El mecanismo de acción es un antagonismo competitivo17.

 

Actividad sobre músculo esquelético. Se han estudiado los efectos de boldina sobre músculo esquelético en diafragma de ratón. A bajas concentraciones este alcaloide potencia la contracción inducida por rianodina, de forma dosisdependiente. Los resultados obtenidos al administrar concentraciones superiores permitieron a los autores concluir que la boldina podría provocar sensibilización del receptor e inducir la liberación de Ca2+ almacenado17.

 

Actividad sobre el sistema nervioso central. También se ha estudiado el efecto inhibidor sobre sistema nervioso central de la boldina, incluyendo acciones neurolépticas, anticonvulsivantes y antinociceptivas, mediadas por receptores dopaminérgicos D2; no obstante, estas acciones comprobadas in vitro, serían poco relevantes en sistemas in vivo, posiblemente debido al difícil acceso de la molécula a ciertas regiones del sistema nervioso central18.

 

Actividad antimicrobiana. Por otra parte, se ha estudiado la actividad antimicrobiana del aceite esencial obtenido por hidrodestilación a partir de hojas de Peumus boldus. El ensayo se ha realizado determinando la concentración mínima bactericida y fungicida frente a diversos microorganismos, y han resultado ser los más sensibles Streptococcus pyogenes, Micrococcus sp. y Candida sp19 .

Estudios in vivo

La propiedades coleréticas, colagogas, diuréticas y estomáquicas atribuidas tradicionalmente al boldo ha sido comprobadas mediante experimentación animal en estudios realizados principalmente en los años 70 y 80. La acción colerética del boldo ha sido demostrada en diversos estudios de experimentación animal.

 

Actividad colerética. En rata se ha demostrado una actividad colerética importante, medida por la secreción de bilis, tras administración intraduodenal del extracto etanólico purificado (250 y 500 mg/ml), del extracto etanólico bruto y de una infusión de hojas de boldo. Esta actividad del extracto ha sido comprobada también con la boldina pura, que provocó un aumento en la secreción de bilis en ratas a dosis comprendidas entre 5 y 20 mg/kg, si bien diversos autores apuntan la posibilidad de que el efecto colerético sea debido a un sinergismo de acción entre los alcaloides y los flavonoides (no sólo a los alcaloides), teoría basada en el hecho de que el extracto de la hoja mostró más actividad que el alcaloide aislado20; si bien existen algunos ensayos que ponen en duda esta actividad colerética

 

Actividad hepatoprotectora. También se ha establecido experimentalmente la actividad hepatoprotectora del extracto hidroalcohólico de hojas de boldo (con un contenido en boldina de 0,06-0,115%) frente a la toxicidad inducida por tetracloruro de carbono. La actividad del extracto resultó superior (70% de protección) a la de la boldina (49% de protección)21.

 

Actividad antiinflamatoria. Tanto el extracto purificado de hojas de boldo como la boldina, administrados a animales de experimentación, han manifestado una importante actividad antiinflamatoria, evaluada mediante el test de reducción del edema plantar inducido por carragenina. Se observó también una prevención en el aumento de temperatura rectal en conejos tratados con pirógenos. Se ha observado que boldina inhibe la síntesis de prostaglandinas. Estas propiedades antiinflamatorias, junto con la actividad citoprotectora de boldina, se han confirmado en un modelo experimental de colitis aguda21, 22.

 

Actividad antiaterosclerótica. Se ha demostrado que la boldina disminuye el desarrollo de aterosclerosis (reduce las lesiones hasta en un 40% en relación con el control23).

Indicaciones terapéuticas y posología

La Comisión E alemana recoge únicamente los empleos de la hoja de boldo (fig. 3) derivados de su actividad espasmolítica, colerética y estimulante de la secreción gástrica: «dispepsia suave y espasmos gastrointestinales». Recomienda la dosis, salvo modificación por prescripción, de 3 g de droga al día e indica que no debe ser usada en enfermedades hepáticas graves ni cuando existe obstrucción de conductos biliares24.

Fig. 3. Hojas de boldo





Por otra parte, ESCOP (European Scientific Cooperative on Phytoterapy) incluye las siguientes indicaciones: tratamiento de alteraciones hepatobiliares menores y tratatamiento sintomático de alteraciones digestivas suaves. Se administran diversas formas farmacéuticas orales. La dosis que recomienda para adultos es de 2 a 5 g de la droga en infusión; 0,2-0,6 g de droga o el equivalente del extracto hidroalcohólico; 1 a 3 ml de tintura (1:5, 80% etanol) o entre 0,5 y 1 ml de extracto fluido (1:1, 80% etanol). Indica que no debe ser usada de forma continua durante más de 4 semanas y añade que está contraindicada en situaciones de obstrucción biliar.

Otras indicaciones recogidas en bibliografía son: colagogo, estimulante hepático, diurético, antiséptico urinario suave y en el tratamiento de cálculos biliares, reumatismo, dolores hepáticos o de vejiga, trastornos gastrointestinales como el estreñimiento y específicamente en colelitiasis dolorosas4.

Toxicidad y efectos adversos

A las dosis recomendadas en terapéutica, se considera que la hoja de boldo carece de efectos tóxicos. Las dosis necesarias para inducir toxicidad, letalidad o efectos secundarios en animales son relativamente altas. La DL50 de boldina en ratón y cobayo es, respectivamente, de 500 y 1.000 mg/kg, tras administración oral. La administración a ratas de extracto hidroalcohólico a dosis de 3 g/kg no puso de manifiesto efectos tóxicos20.

Dosis muy elevadas del extracto etanólico (800 mg/kg/día), administradas a animales de experimentación en los primeros días de gestación, dieron como resultado abortos y efectos teratogénicos, por lo que no debe ser usado en embarazo y lactancia sin control médico25.

El aceite esencial, como ocurre con otros muchos, es tóxico, habiéndose establecido la DL50 en 0,13 g/kg en rata y provocando convulsiones con dosis de 0,07 g/kg.4

Dosis excesivas de boldo pueden causar irritación renal, debido al aceite esencial; asimismo, el ascaridol, uno de los principales constituyentes del aceite esencial, es tóxico y su uso no está recomendado4, 24. *

Biblografía y notas

1. Real Farmacopea Española, 3.ª ed. 2005.

2. Instituto de Historia de la Ciencia y Documentación López Piñero. Facultad de Medicina. Universidad de Valencia (www.uv.es/IHCD).

3. Bruneton J. Farmacognosia. Fitoquímica. Plantas medicinales. Barcelona: Acribia; 2001.

4. Newall CA, Anverson LA, Phillipson JD. Herbal medicines. A guide for health-care professionals. London: The Pharmaceutical Press; 1996.

5. Miraldi E, Ferri S. Peumus boldus essential oil: New constituents and comparison of oils from leaves of different origin. Fitoterapia. 1996;67(3):227-30.

6. Bombardelli E, Martinelli EM, Musticha G. New flavonol glycoside from Peumus boldus. Fitoterapia. 1976; 47:3-5.

7. Arzúa A, Torres R. 7-dehydroboldine from the bark of Peumus boldus. J Nat Prod. 1984; 47:525-6.

8. Speisky H, Cassels BK. Boldo and boldine: an emerging case of natural drug development. Pharmacol Res. 1994;29:1-12.

9. Ríos JL, Cholbi R, Huguet A, et al. Effects of benzylisoquinolines on lipid peroxidation and superoxide scavenging. Planta Med. 1990;56:645-6.

10. Bannach R, Valenzuela A, Cassels BK, et al. Cytoprotective and antioxidant effects of boldine in tert-butyl hydroperoxide-induced damage to isolated hepatocytes. Cell Biol Toxicol 1996;12:89-100.

11. Jiménez I, Garrido A, Bannach R, et al. Protective effects of boldine against free radical-induced erythrocyte lisis. Phytother Res. 2000;14(5):339-43.

12. Reiniger IW, Ribeirto da Silva C, Felzenszwalb I, et al. Boldine actions against the stannous chloride effect. J Ethnoparmacol. 1999;68(1-3):345-8.

13. O'Brien P, Carrasco-Pozo C, Speisky H. Boldine and its antioxidant health-promoting properties. Chemico-Biological Interactions. 2006;159(1):1-17.

14. Kubinova P, Machala M, Minksova K, et al. Chemoprotective activity of boldine: modulation of drug metabolizing enzymes. Pharmazie. 2001;56:242-3.

15. Cassels BK, Asencio M, Conget P, Speisky H, Videla LA, Lissi EA. Structure-antioxidative activity relationship in benzylisoquinoline alkaloids. Pharmacol Res. 1995;31:103-7.

16. Scheda-Hirschmann G, Rodríguez JA, Theoduloz C, et al. Free-radical scavengers and antioxidants from Peumus boldus Mol. («Boldo»). Free Radical Res. 2003; 37(4): 447-52.

17. Kang JJ, Cheng YW, Fu WM. Studies on neuromuscular blockage by boldine in the mouse phrenic nerve-diaphragm. Jpn J Pharmacol. 1998;76:207-12.

18. Zetler G. Neuroleptic-like, anticonvulsant and antinociceptive effects of aporphine alkaloids: bulbocapnine, corytuberine, boldine and glaucine. Arch Int Pharmacodyn Ther. 1988;296:255281.

19. Vila R, Valenzuela L, Bello H, et al. Composition and antimicrobial activity of the esencial oil of Peumus boldus leaves. Planta Med. 1999;65:178-9.

20. Lévy-Appert-Collin MC, Lévy J. Sur quelques preparations galéniques du feuilles de boldo (Peumus boldus, Monimiacées). J Pharm Belg. 1977;32:13-22.

21. Lanhers MC, Joyeux M, Soulimani R, et al. Hepatoprotective and antiinflammatory effects of a traditional medicinal plant of Chile, Peumus boldus. Planta Med. 1991; 57: 110-5.

22. Gotteland M, Jiménez I, Brunser O. Protective effect of boldine in experimental colitis. Planta Med. 1997;63(4):311-5.

23. Santanam N, Penumetcha M, Spaisky H, et al. A novel alkaloid antioxidant, boldine and synthetic antioxidant, reduced form of RU486, inhibit the oxidation of LDL in-vitro and atherosclerosis in vivo in LDLR-/- mice. Atherosclerosis. 2004;173:202-10.

24. Blumenthal M, Goldberg A, Brinckmann J. Herbal medicine. Expanded Commission E Monograph. American Botanical Council. Integrative Medicine Communications; 2000.

25. De Almeida DR, Melo AM, Xavier H. Toxicological evaluation of the hydro-alcohol extract of the dry leaves of Peumus boldus and boldine in rats. Phytother Res. 2000; 14:99-102.

Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.