Buscar en
Farmacia Profesional
Toda la web
Inicio Farmacia Profesional Batalla campal
Información de la revista
Vol. 23. Núm. 2.
Páginas 5 (Marzo 2009)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 23. Núm. 2.
Páginas 5 (Marzo 2009)
Acceso a texto completo
Batalla campal
Visitas
...
Mercè Pratsa
a Directora
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo

Desde primeros de año estoy batallando para minimizar el efecto negativo que van a tener en la economía de mi oficina de farmacia la bajada gradual de precios de los medicamentos, que acaba de entrar en vigor el pasado 1 de marzo, y la bajada de precios de los nuevos conjuntos homogéneos (orden SCO 3802 DE 2008) aprobada el año pasado y que comenzará a aplicarse a partir del 1 de mayo. Tengo la percepción de estar inmersa en una batalla campal en la que recibo palos por todas partes y no encuentro una salida.

En demasiadas ocasiones me siento incomprendida, infravalorada y exprimida. Incomprendida, porque, si oso quejarme, la respuesta es, sistemáticamente: «Y tú de qué te quejas, si las farmacias siguen siendo rentables...». Y la administración piensa lo mismo.

Infravalorada, porque los médicos (la mayoría) me consideran todavía una tendera, que no tiene ni idea de farmacología y que cuando sugiero un cambio de dosis, de fármaco, o de forma farmacéutica lo hago para fastidiarles. Si cometo algún error al dispensar una receta (un tamaño de envase incorrecto, el olvido de un CIP, etc.) suenan todas las alarmas y me siento como si hubiera cometido el mayor delito en que un profesional de la salud pueda incurrir («¡a por ella, se olvidó el CIP, hay que castigarla!»).

Y exprimida, porque yo, una simple mortal, tengo que poder hacer de todo para, entre otras cosas, facilitar la labor a todos aquellos que no me valoran ni me comprenden, haciendo por ellos cada día más, a cambio de cada día menos. La receta electrónica, por ejemplo, tiene cosas buenas para el sistema y para los ciudadanos, pero siento que el peso de todo el trabajo que entraña también recaerá en mis espaladas y empiezo a estar cansada.

Menos mal que mis clientes me apoyan y día a día recibo muestras que dan fe de ello. Por otro lado, de vez en cuando también consigo que un médico me escuche y me entienda, hablo con él de tú a tú, y esos momentos me reconfortan. Por eso admiro enormemente a todos los compañeros anónimos que llevan mucho tiempo batallando para que la profesión farmacéutica ocupe el lugar que merece junto al resto de las vinculadas al mundo de la salud.

Espero poder compartir con ellos estas y otras cavilaciones, aprovechando la novena edición de Infarma, Congreso Europeo de Oficina de Farmacia y Salón de Especialidades Farmacéuticas y Parafarmacia, que se celebrará en Barcelona del 11 al 13 de marzo.

Nos vemos.

Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos