Buscar en
Farmacia Profesional
Toda la web
Inicio Farmacia Profesional ... y los números siguen bailando
Información de la revista
Vol. 23. Núm. 1.
Páginas 7 (Enero 2009)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 23. Núm. 1.
Páginas 7 (Enero 2009)
Acceso a texto completo
... y los números siguen bailando
Visitas
...
Mercè Pratsa
a Directora
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Texto completo

Comenzamos el año con un nuevo baile de números. Precios de referencia, precios menores, ausencia de precios, precios en los productos expuestos...

El próximo 1 de marzo entrará en vigor una nueva tanda de cambios en el precio de los medicamentos. Más de 5.000 se verán afectados por esta enésima bajada de precios. Paradójicamente, la misma Administración que permite que los medicamentos no lleven el precio marcado en el envase nos obliga a los farmacéuticos a etiquetar todos los productos que queremos dispensar en nuestras boticas. Es un derecho del ciudadano saber cuánto cuesta lo que va a comprar, afirma. ¿Y quién había dicho lo contrario?

La cuestión es que día a día, en la farmacia, me veo en la necesidad de utilizar a todas horas la palabra precio, cuando lo que me gustaría utilizar mayoritariamente son palabras como salud, bienestar, mejora, prevención, etc. Pero la realidad es terca y persistente.

Además, durante estas fiestas navideñas en las que he tenido la ocasión de hablar con familiares y amigos a los que no veo habitualmente, me he dado cuenta de que cuando me preguntan por el trabajo, hace años que contesto lo mismo: «El trabajo es mi profesión, la escogí y es mi vida; me gusta el trato con los clientes, que son estupendos y valoran mucho la atención y la ayuda que les presto, pero la burocracia y el intervencionismo constante de la Administración me matan».

A veces tengo la sensación de que no me escuchan. Como siempre les cuento lo mismo, han dejado de prestar atención a mis palabras. No entienden de bajadas de precios, de precios de referencia, de precios menores. No dominan esta jerga que ni los profesionales acaban de controlar. Sólo sé que este año mi stock volverá a menguar no en cantidad pero sí en valor. Sé que este año obtendré menos dinero para reinvertirlo en mi empresa, mejorando su espacio, equipamientos, prestaciones... Dudo que pueda mejorar, como quisiera, la calidad y la cantidad de algunos servicios, porque para ello es imprescindible contar con recursos humanos suficientes y no hay fondos para ampliarlos (el reto será no recortarlos).

Mis clientes tampoco entienden mis circunstancias -lógicamente, tienen otras preocupaciones- y a la Administración no le interesa oír mi discurso.

A veces me dan ganas de tirar la toalla, pero como mi trabajo es mi profesión, la escogí y es mi vida, me gusta el trato con los clientes..., sigo adelante.

¡Feliz 2009, pese a todo!

Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos