Buscar en
Angiología
Toda la web
Inicio Angiología Causas de mortalidad por enfermedades del aparato circulatorio en Jerez de los C...
Información de la revista
Vol. 67. Núm. 6.
Páginas 521-522 (Noviembre - Diciembre 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
821
Vol. 67. Núm. 6.
Páginas 521-522 (Noviembre - Diciembre 2015)
Nota histórica
DOI: 10.1016/j.angio.2014.12.004
Acceso a texto completo
Causas de mortalidad por enfermedades del aparato circulatorio en Jerez de los Caballeros (Badajoz) en el siglo xix
Causes of death due to circulatory system diseases in horsemen of Jerez (Badajoz) in the 19th century
Visitas
...
D. Peral Pachecoa,
Autor para correspondencia
fcojsuarez@telefonica.net

Autor para correspondencia.
, F.J. Suárez-Guzmánb
a Facultad de Medicina, Universidad de Extremadura, Badajoz, España
b Centro Penitenciario de Badajoz, Badajoz, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (1)
Tabla 1. Enfermedades del aparato circulatorio
Texto completo
Introducción

Basándonos en la Tercera Clasificación Internacional de Enfermedades de Jacques Bertillon de 1899, hemos agrupado las diferentes causas de defunción halladas en Jerez de los Caballeros (Badajoz) durante el siglo xix. El describió las reglas que se deben seguir, para resolver las dudas que surgen a la hora de clasificar los diagnósticos. Bertillon se basa en modelos etiológicos y anatómicos, y sirve como patrón para las siguientes y sucesivas revisiones promulgadas por la CIE. Esta clasificación es «…la más utilizada por los historiadores de la medicina […]. Su uso tiene innumerables ventajas. Una de ellas, es su universalidad geográfica que permite hacer comparaciones entre los diversos países»1.

Material y métodos

Mediante el análisis del Archivo Parroquial de Jerez de los Caballeros (APJC) que reúne los Libros de Defunción, y de los legajos del Archivo Histórico Municipal, hemos recopilado un total de 26.203 defunciones de las cuales en 7.665 no consta la causa del fallecimiento, y sí en 18.538 que son las utilizadas para trabajar.

Resultados

Las enfermedades del aparato circulatorio suponen la novena causa de defunción con 416 casos y un 2,2% del total. Los registros son muy escasos durante la primera mitad de siglo, haciéndose más frecuentes en la segunda mitad. En la tabla 1 exponemos los diagnósticos hallados relacionados exclusivamente con el aparato circulatorio.

Tabla 1.

Enfermedades del aparato circulatorio

Grupo  Subgrupo  N.° casos 
Afecciones de las arterias, ateroma, aneurisma, etc.: 83     
  Arteritis embólica 
  Arteria crónica 
  Aneurisma  17 
  Aorta 
  de la aorta ascendente en el último periodo 
  Aorta descendente 
  en el corazón  46 
  en tercer grado 
  y catarro pulmonar 
  Complicado con ascitis 
  Seroso 
  Arterioesclerosis 
Embolia: 7     
  Embolia de las arterias pulmonares en el curso de fiebre puerperal 
  Embolia cerebral 
Flebitis y otras afecciones de las venas: 6     
  Flebitis 
  Supurativa 
  Umbilical 
  Vasculitis aguda 
  Flegmatia alba con síntomas pútridos 
Otras afecciones del sistema linfático: 1     
  Accidente linfático 
Hemorragia: 30     
  Hemorragia  19 
  Aguda 
  Interna 
  Hematuria 
  Hematitis 
  Hemólisis crónica 
  Hemólisis fulminante 
  Epistaxis pasivas 
Otras afecciones del aparato circulatorio: 6     
  Inflamación del bazo 
  Mal del bazo 

Fuente: APJC. Libros de Difuntos; 1800-1900.

Como se aprecia, los aneurismas son la causa más frecuente con 74 casos, el 17,85% del total.

Con relación a la distribución por edades, en la figura 1 se aprecia que el segmento entre los 45 a los 74 años es el más numeroso, con 228 difuntos suponiendo un 54,8%.

Figura 1.

Distribución por edades de los fallecidos por enfermedades del aparato circulatorio.

(0,06MB).

En los meses fríos encontramos la mayor mortalidad, aunque destaca también agosto con 42 defunciones que corresponde a un 10,1%. Los meses más afectados son diciembre y marzo con 45 fallecidos, representando un 10,8% ambos.

Aunque hubo avances científicos en el siglo xix, «…el médico continuaba como en plena Edad Media»2, sobre todo en las zonas rurales el diagnóstico era clínico, basado en la experiencia, sin poder confirmarse por la carencia de pruebas diagnósticas.

Las carencias diagnósticas inherentes a la época, dificultaban sobremanera las posibilidades de realizar técnicas terapéuticas efectivas, así como de hallar ya no la causa de la enfermedad, sino de la muerte. Téngase en cuenta que una técnica tan básica hoy en día como los rayos X, no es descubierta y por serendipia, hasta diciembre del 1895.

Discusión

Aunque las expresiones recogidas en las partidas de defunción eran consignadas tras certificación facultativa, muchas de estas papeletas eran entregadas por personas con muy escasa formación. Igual sucede con la anotación de los diagnósticos, es el sacristán, coadjutor, etc., los que las realizan, firmando el cura, carentes de conocimientos médicos, por lo cual la transcripción puede dar lugar a errores.

Los aneurismas se entendían como una «…dilatación o rotura de las túnicas de una arteria…»3, su tratamiento, al igual que el de otras lesiones arteriales, era muy limitado por las carencias técnicas, por la falta de asepsia y el riesgo de hemorragia. No sería hasta finales de siglo cuando estas enfermedades, así como las trombosis y embolias comienzan a ser mejor entendidas y tratadas. En el último tercio del siglo xix se conoce la relación entre ictus y enfermedad arterial, sobre todo a partir de las primeras descripciones hechas por el médico de Florencia Antonio Beniviene. Aunque es la tríada de Virchow sobre los factores etiopatogénicos existentes en la trombosis: estasis, estados hipercoagulables y lesión endotelial, la que da el impulso definitivo.

Bibliografía
[1]
M. Arbaiza Vilallonga.
Asclepio, (1997), pp. 245-283
[2]
J. Oriol Anguera.
Historia de la Tuberculosis.
Salvat Editores, (1944), pp. 202
[3]
M. Hurtado de Mendoza.
Vocabulario Médico-Quirúrgico o Diccionario de Medicina y Cirugía.
Boix editor, (1840), pp. 64
Copyright © 2014. SEACV
Opciones de artículo
Herramientas
es en pt

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

Você é um profissional de saúde habilitado a prescrever ou dispensar medicamentos

es en pt
Política de cookies Cookies policy Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here. Utilizamos cookies próprios e de terceiros para melhorar nossos serviços e mostrar publicidade relacionada às suas preferências, analisando seus hábitos de navegação. Se continuar a navegar, consideramos que aceita o seu uso. Você pode alterar a configuração ou obter mais informações aqui.